Este post lo hago para la gente que no sabían que son hermanos


Caballeros del Zodiaco:
Fin de la Orfandad


--------------------------------------------------------------------------------

Es difícil de creer, y más cuando solamente hemos visto la serie animada de los Caballeros del Zodiaco, que los cien niños que reclutó la Fundación Graude de Mitsumasa Kiddo, los cuales fueron mandados a diferentes partes del mundo para terminar su entrenamiento de seis años, y de los cuales sólo una docena sobrevivió, sean hijos de la misma persona: Mitsumasa Kiddo.

Esta no te la sabías, ¿verdad?. Bueno, si tu ya la sabias, la verdad es que yo no. Pues Mitsumasa Kiddo es el papá de TODOS los Caballeros de Bronce (Pegaso Seiya, Dragón Shiryu, Andrómeda Shun, Cisne Hyoga, Fénix Ikki, Unicornio Jabú, León Ban, Oso Geki, Hidra Ichi y Lobo Nachi) y padre adoptivo de Saori, la diosa Atena.

Esto ha permanecido oculto por la serie animada, donde no se menciona nada de esto, pero está claramente especificado en el manga de Saint Seiya. Por lo tanto, para comodidad de los visitantes, en esta parte pongo las imágenes y traducciones de los puntos claves del manga donde se menciona esto.


La primera mención de que todos son hijos de la misma persona es en el Volumen 5, páginas 21 y 22; donde el Maestro Guilty de Ikki le cuenta sobre esto.
Pag. 21

Guilty: Ahora que tu odio es total, aún tengo algo que decirte... tu padre... el padre de todos los huérfanos tomados por la Fundación Graude...
Ikki: Es imposible... él, mi padre... o peor, el padre de todos nosotros... Pero entonces... si eso es verdad... él habría usado a sus propios hijos... Prometo hacerlo pagar con su vida...
Guilty: Desafortunadamente, nunca podrás hacer eso. Él ha estado muerto desde hace cinco años...
Pag. 22

Ikki: No...!!
Guilty: Ha ha... ¡Ahora eres prisionero de tu odio!. ¡Crecerá en ti y nunca de dejará!. Pero gracias a ese odio, tu Cosmo crecerá infinitamente ¡¡y te dará el poder extremo del Fénix!!.
Ikki: Si es así, usaré toda esta fuerza para tomar mi venganza. Y como este hombre ya está muerto, castigaré a todos aquellos que estén relacionados con él. La Fundación, los huérfanos, e incluso tú, Shun, porque su sangre corre en tus venas... ¡¡Para que no quede rastro de él en esta Tierra!!


Después, es Ikki quien se lo menciona a Seiya, cuando lo ha vencido en el Valle de la Muerte; Volumen 5, páginas 94 y 95, y de la 98 a la 102.

Pag. 94

Seiya: Ikki... tu brazo... ¿peleaste con un brazo en tal estado...?.
Ikki: Oh... no habría cambiando nada. Tu hubieras ganado incluso si Hyoga no hubiera congelado mi brazo derecho...
Seiya: No fue sólo poder, fue también amistad.
Ikki: No es amistad lo que los une, sino amor entre hermanos.
Seiya: ¿Qué?.

Pag. 95

Ikki: Ahora te lo puedo decir, Seiya, ¡¡mi hermano!!.

Pag. 98

Seiya: ¿Su... hermano...?

Pag. 99

Seiya: ¿¿En verdad dijiste que yo soy tu hermano??.
Ikki: No sólo tu... también Shiryu y Hyoga... La misma sangre corre por nuestras venas!!.
Seiya: ¡¡Es imposible!!...

Pag. 100

Seiya: ¡Eso no tiene sentido, Ikki! ¿Cómo puedes decir una cosa así?.
Ikki: ¡Si tiene sentido! ¡La elección de 100 niños no fue hecha al azar!.
Seiya: ¡No! Pero entonces... Los 100 niños escogidos para volverse Caballeros... Eso significa que nosotros, nacimos de diferentes madres ¡pero del mismo padre!.

Pag. 101

Seiya: No es posible... Ikki... Shiryu... Hyoga... y todos aquellos que fueron reclutados hace seis años... ¡somos hermanos! Es demasiado pronto... No puedo creerlo... ¿Por qué?... ¿Por qué hacer algo así? ¿Qué padre haría eso?... Pero ¿quién es él...? Si supiéramos, podríamos entender...

Pag. 102

Seiya: ¿¡Quién es nuestro padre!? ¡¿Lo sabes, Ikki?!.
Ikki: Si... Pero si te lo digo, ¡esta sangre que fluye en ti te molestará por siempre! Porque para nosotros huérfanos... Este hombre representa lo pero en la tierra...
Seiya: ¿Qué...? pero entonces... No... Nuestro padre debe ser...


La siguiente vez que los Caballeros hablan sobre este tema es después de que Seiya ha vencido a Misty y Moses en la playa; Volumen 6, páginas 87 a 89.

Pag. 87

Seiya: Todo esto por culpa de la Fundación Graude de Saori Kiddo. O mejor dicho, por culpa de su abuelo. ¿Qué se creía Mitsumasa Kiddo? ¡De hecho él fue sólo un hombre que usó dinero y poder para satisfacer sus deseos! Incluso el Torneo Galáctico: él fue el que pidió que se organizara. ¿Sabrá cuántas lágrimas se han derramado por culpa de él?.
Shun: Seiya... Shiryu: Seiya...
Seiya: ¡¿Están listos para creer que este hombre fue nuestro padre?!

Pag. 88

Shun: ¿Qué?.
Shiryu: ¿Qué dijiste?.
Shun: ¿Nuestro padre...? Estás diciendo que Mitsumasa Kiddo fue nuestro padre?.
Shiryu: ¡Es imposible! No puede ser verdad.
Hyoga: Sin embargo, ¡¡es verdad!!.
Shun: ¡¡Hyoga!!

Pag. 89

Shiryu: ¿Tu lo sabías...?.
Hyoga: Si, me lo dijeron cuando vine a Japón la primera vez, hace 7 años.
Shun: Pero...
Hyoga: Mitsumasa Kiddo embarazó a docenas de mujeres alrededor del mundo. ¡Y mi madre fue una de ellas! Yo tenía siete años cuando, por primera vez, mi madre y yo nos preparábamos para llegar a Japón. Desafortunadamente, el barco se hundió y mi madre murió. Yo era un huérfano, y el padre que me esperaba en Japón era Mitsumasa Kiddo. Pero él no me dijo ni una palabra digna de un padre. Él apenas me miró, como si yo fuera un niño que encontraron en las calles...


Finalmente, Saori explica cómo Mitsumasa Kiddo decidió sacrificar a sus 100 hijos. Esto es en el Volumen 7, páginas 168 y 169.

Pag. 168

Mitsumasa: Dios mío, ¿por qué me encomiendas este bebe y este Ropaje? Yo soy desafortunadamente sólo un hombre viejo que tiene poco tiempo de vida. No puedo hacer mucho por ella, dejándola sola a defender la justicia. ¡Oh Dios! ¿Me diste a Atena porque sabías que yo ya tengo 100 niños? A menos que... a menos que... Tu realmente no me quieres a mí, como Abraham en el Viejo Testamento... ¿para ofrecerte mis hijos como un sacrificio?.

Pag. 169

Mitsumasa: Es horrible... Si hiciera eso, mis hijos jamás lo entenderían y me odiarían... ¡¡¡Y a pesar que lo sabes, quieres que lo haga!!! ¡Dios mío!.
Saori: Mi abuelo aceptó su destino y el hecho de ser visto como un hombre horrible. Si él puso a sus hijos en orfanatos, fue para evitar lazos afectivos, que le hubieran hecho sufrir más. En verdad no fue por egoísmo, como tu piensas, que haya actuado así. No te pido que lo ames... Simplemente que no pienses que fue un completo malvado. Esa es mi última voluntad.

fuente: http://***/foros/showthread.php?t=1195