El Graf Zeppelin: El Mayor Portaviones Nazi

El Graf Zeppelin: El Mayor Portaviones Nazi


El Graf Zeppelin fue un portaviones de la Kriegsmarine, nombrado en honor al Conde Ferdinand von Zeppelin. Este fue el único portaviones de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial que estuvo cerca de ser completado. Su construcción fue ordenada el 16 de noviembre de 1935, y su quilla se colocó el 28 diciembre de 1936 por Deutsche Werke, de Kiel. Fue botado el 8 de diciembre de 1938, pero nunca fue terminado y no fue comisionado, por lo que no entró en acción.

hitler

(Graf Zeppelin)


En 1935, Adolf Hitler anunció que Alemania estaría construyendo una flota de portaviones para reforzar la Kriegsmarine. Las quillas de dos navíos adicionales fueron colocadas el año siguiente. Dos años más tarde, el Gran Almirante Erich Raeder presentó un ambicioso programa de construcción naval llamado Plan Z, mediante el cual cuatro portaviones iban a ser construidos para el 1945. En 1939, se revisó el plan y consecuentemente se redujo la meta a dos.

La Armada Naval Alemana siempre mantuvo una política de no asignar un nombre a un barco hasta que estuviera completado. Por ello, el primer portaviones alemán inicialmente fue denominado como el “portaviones A” y luego fue nombrado Graf Zeppelin en 1938. El segundo portaviones fue llamado “portaviones B", ya que nunca fue lanzado. Varios nombres, incluyendo Peter Strasser y Deutschland fueron considerados, pero la decisión oficial nunca se tomó.

alemania

(Graf Zeppelin)


Una revisión de las conferencias del Führer sobre cuestiones relacionadas con la Armada Naval Alemana, según se desprende de las actas capturadas por los aliados tras la caída del Tercer Reich, revela el interés vacilante de Hitler en los portaviones. El Marshall Hermann Göring, Comandante en Jefe de la Luftwaffe, estaba resentido de cualquier incursión en su autoridad como jefe de la fuerza aérea del país y se deleitaba en frustrar los planes de Raeder. Inclusive, dentro de su propio servicio, Raeder encontró oposición en el almirante Karl Dönitz, quien era un submarinista.

Segunda Guerra Mundial

(Graf Zeppelin)


En mayo de 1941, la presión sobre los suministros de materiales, mano de obra y materias primas se comenzaba a sentir en Alemania. Raeder, quien mantuvo su optimismo, informó a Hitler que el Graf Zeppelin estaba alrededor de 85 por ciento completo, que se completaría en aproximadamente un año y que se necesitaba otro año para efectuar las pruebas necesarias y el entrenamiento de vuelo.

Aunque Hitler aseguró a Raeder que los portaviones se construirían, la guerra entre el Almirante y Göring no tuvo tregua y se convirtió en una más amarga e intensa. Göring mostró su desprecio por la Armada Naval, informando a Hitler y Raeder que los aviones encargados para el Graf Zeppelin no podían estar disponibles hasta finales de 1944. Así, las tácticas dilatorias de Göring comenzaron a dar frutos, ya que sin los aviones navales el Graf Zeppelin estaba inutilizado.

aviones

(Graf Zeppelin)


La construcción de los portaviones fue irregular desde el principio. De hecho, el portaviones B fue abandonado en 1940 y se desarmó para utilizar el metal. La escasez de mano de obra y materiales tuvo tremendo impacto sobre el Graf Zeppelin.

Motivado por Raeder, Hitler ordenó a Göring producir aviones para el Zeppelin y bajo esta presión, el Mariscal del Aire ofreció versiones rediseñadas de los Junkers Ju 87B y el Messerschmitt Bf 109E-3, que se encontraban en ese momento siendo remplazados y eliminados de la Luftwaffe. Raeder no estaba conforme con esos modelos obsoletos, pero tuvo que aceptarlos o resignarse a no tener ninguno en absoluto. Esto obligó a un nuevo retraso en la construcción del portaviones ya que la pista de vuelo tuvo que ser modificada.

portaviones

(Graf Zeppelin)


En 1943, Hitler se había desencantado con su Armada Naval. Raeder fue relevado a petición propia y Dönitz, el almirante submarino, ocupó el puesto naval de mayor importancia en Alemania. El trabajo en el Graf Zeppelin se detuvo por completo.

Graf Zeppelin

(Graf Zeppelin)


A medida que el final de la Segunda Guerra Mundial se acercaba, el Graf Zeppelin fue hundido en aguas poco profundas, en Szczecin (conocido por los alemanes como Stettin), el 25 de abril de 1945, justo antes de que el Ejército Rojo tomara la ciudad. Después de la rendición de Alemania, sin embargo, el destino de este navío no estuvo claro. De acuerdo con los términos de la Comisión Tripartita de los Aliados, un barco de categoría C (averiado o dañado) debía haber sido destruido o hundido en aguas profundas antes del 15 de agosto de 1946. En cambio, los rusos decidieron reparar la nave dañada. Fue reflotado en marzo de 1946. La última foto conocida del portaviones lo muestra dejando Swinemunde el 7 de abril de 1947. La foto parece mostrar la cubierta del portaviones cargada con varios contenedores, cajas y elementos de construcción, por lo que pudiera pensarse que probablemente fue usado para llevar equipo saqueado de las fábricas de Polonia y Alemania hasta la Unión Soviética.

raeder

(Junkers JU 87 C Stuka)


Durante muchos años, ninguna otra información sobre el destino de la nave estuvo disponible. Hubo cierta especulación de que era muy poco probable que el casco llegara a Leningrado, ya que la llegada de un buque grande e inusual hubiera sido notado y reportado por los servicios de inteligencia occidentales. Este supuesto parece dar a entender que el casco se perdió en el mar durante la transferencia entre Świnoujście y Leningrado. Una versión relata que el navío golpeó una mina al norte de Rügen el 15 de agosto de 1947. Sin embargo, Rügen, al oeste de Świnoujście, no está en la ruta de navegación hacia Leningrado. Más al norte, en el Golfo de Finlandia, un área fuertemente minada inaccesible para los observadores occidentales parecía más probable como destino final del buque.

El Graf Zeppelin: El Mayor Portaviones Nazi

(Hundimiento del Graf Zeppelin)


Después de la apertura de los archivos soviéticos, nueva luz fue derramada en el misterio. Parece que el portaviones fue remolcado a Leningrado finalmente. Allí, después de descargado, fue designado como "PO-101" (Base Flotante Número 101). Los rusos esperaban que el barco fuera reparado en los astilleros de Leningrado, ya que los de Szczecin fueron destruidos. Cuando esto resultó poco práctico, el buque fue remolcado hacia mar abierto, de vuelta a la zona de Świnoujście. Allí, el 16 de agosto de 1947, fue utilizado como blanco de práctica para los buques y aviones soviéticos. Al parecer, los soviéticos instalaron bombas aéreas en la cabina de vuelo, en los hangares e incluso dentro de los embudos (para simular una carga de municiones de combate), y luego le lanzaron bombas desde aviones y le dispararon proyectiles. Este ataque cumplió con el mandato tripartita (aunque con retraso) y proporcionó a los soviéticos con experiencia en el hundimiento de un portaviones. Después de ser golpeado por 24 bombas y proyectiles, el buque no se hundió y tuvo que ser rematado por torpedos.


El 12 de julio de 2006, un buque perteneciente a la compañía petrolera polaca Petrobaltic examinaba el fondo del Báltico como parte de un proyecto para construir una tubería. El sonar del R/V Santa Bárbara confirmó el hallazgo de un barco desconocido de aproximadamente 850 pies de largo, cuya forma era la de un portaviones. Dos semanas más tarde, la nave polaca ORP Arctowski inició una exploración de los restos del naufragio, y confirmó que era sin duda el Graf Zeppelin.

hitler

(Junkers JU 87 C Stuka)


El Graf Zeppelin, en general, no compara bien con los portaviones contemporáneos de otras naciones, producto de su tardanza en desarrollarse y la falta de experiencia alemana con este tipo de buque. No obstante, este navío fue sin duda mejor que los primeros portaviones de otras naciones, ya que era más grande y rápido que los portaviones de primera generación, como el USS Langley. Otras naciones desarrollaron portaviones para exploración y apoyo a sus líneas de batalla. No teniendo Alemania una línea de batalla que defender hizo que el proyecto se tornara irrelevante. Las fuertes baterías del Graf Zeppelin (especialmente diseñadas con cañones de 8 pulgadas) y su esquema de blindaje indican que en un principio fue considerado como un crucero que operaba aviones, siendo sus cañones el armamento principal.

alemania

(Graf Zeppelin)


En la medida en que los diseños de los nuevos aviones fueron desarrollándose se hizo evidente que las aeronaves serían su principal arma, pero para entonces ya era demasiado tarde para cambiar radicalmente el diseño. Hubiera sido interesante ver las modificaciones del barco después de entrar en servicio, en la medida en que los cañones ya no hubieran sido su arma principal.

Si bien el diseño y la construcción del Graf Zeppelin en última instancia resultó ser un esfuerzo perdido, y el buque resultante no es en sí muy impresionante, lo notable es que al menos pudo ser construido a pesar de todos los impedimentos que enfrentó. En un momento en que Alemania no tenía una armada naval significativa debido a que la construcción de buques de guerra y el desarrollo de aviones había sido paralizado por el Tratado de Versalles, los alemanes fueron capaces de crear, diseñar, y en última instancia construir un portaviones de la nada, con muchas soluciones únicas. Esta es una hazaña que muchas naciones todavía no han logrado. De hecho, la lista de naciones que han diseñado y construido sus propios portaviones para aviones convencionales es extremadamente corta.



Fuentes de Información - El Graf Zeppelin: El Mayor Portaviones Nazi

Dar puntos
33 Puntos
Votos: 6 - T!score: 5.5/10
  • 2 Seguidores
  • 3.309 Visitas
  • 3 Favoritos

5 comentarios - El Graf Zeppelin: El Mayor Portaviones Nazi

@gardenofeden Hace más de 3 años
muy bueno te dejo mis 10
@cheloco2 Hace más de 3 años
buen post!
@Grisom_es Hace más de 3 años
:buen post: aquí van mis 10.
Saludacos.