Abuso Sexual Infantil - Lo que hay que saber

Abuso Sexual Infantil - Lo que hay que saber

¿Qué es el Abuso Sexual Infantil?

La palabra abuso siempre alude a un exceso, a un uso indebido, o hacer objeto de un maltrato a una persona débil y/o inexperta.

El abuso sexual es la forma más grave de maltrato de la que puede ser objeto una persona.


Faltan palabras para calificarlo cuando se trata de un niño o una niña o de un adolescente.

Cuando decimos abuso sexual infantil nos referimos a cualquier conducta con claro sentido sexual en la que haya contacto físico o sin él (tocar o ser tocado, por medio de palabras, exhibición de los órganos genitales y/o fotos o películas pornográficas) hacia un menor de alguien que detenta poder y/o autoridad ante ese menor, que lo hace su víctima y a partir de la cual el ofensor obtiene gratificación sexual.

Resulta muy importante comprender que no siempre se encuentra presente la violencia física para perpetrarlo, generalmente sólo es suficiente una relación de autoridad y/o de confianza entre el adulto y la víctima para que el abuso sexual ocurra.

Niños

El abuso sexual es una situación que se va dando paulatinamente a través de la seducción, y el poder que ejerce el adulto sobre la niña/o, donde la criatura se encuentra entrampada entre el temor de ser castigada y la vergüenza de convertirse en cómplice. Comienza como un juego secreto, donde se intercambian contactos físicos y el adulto va ganando la confianza hasta desarmar toda resistencia del menor y el pacto del silencio lo deja sin escapatoria y con la responsabilidad y la culpa de haber sido vencida/o.
En algunos casos el/la víctima acepta el abuso para proteger a sus hermanos del mismo destino, y por temor a las consecuencias familiares en caso de denunciar al ofensor.

psicologia

Estadísticas: Una de cada cinco niñas y uno de cada nueve varones sufren algún tipo de abuso sexual infantil antes de los 18 años. El primer contacto suele comenzar a los 6 años y extenderse hasta los 15.
El abuso sexual es en un 85% intrafamiliar. De los agresores sexuales al interior de la familia se destaca la figura del padre en el 18.1% de los casos, el conviviente de la madre 13.2%, tío 9.1%, hermano 3.9%, abuelo 3.4%, ambos padres 0.6%. Por lo tanto el 48.3% de los agresores intrafamiliares son figuras altamente cercanas a los niños y niñas víctimas de delitos sexuales, y el resto de los agresores sexuales al interior de la familia se configura por otros parientes. Solo el 3% de los abusos se denuncian.

maltrato

¿Cómo detectar el abuso sexual infantil?

Indicadores físicos

Lesiones físicas en la zona genital.
Dificultad para caminar y/o sentarse.
Secreción vaginal.
Quejas por dolor anal y/o vaginal.
Enfermedad de transmisión sexual.
Enrojecimiento en la zona genital.
Ropa interior manchada y/o ensangrentada.
Contusiones o sangrado en los genitales externos, zona vaginal y/o anal.
Ropa interior rasgada.
Lesiones, hematomas o erosiones en la zona genital y/o en los pechos.
Presencia de semen en la boca, en los genitales o en la ropa.

Indicadores emocionales y conductuales

Lenguaje que no corresponde a su edad.
Relato de actos sexuales que dan cuenta de una vivencia.
Conductas sexuales inesperadas para su edad.
Conocimientos sexuales inapropiados para su etapa evolutiva.
Conductas masturbatorias excesivas o inadecuadas.
Reproducción de actos sexuales con uso de objetos, muñecos y/o animales.
Comportamiento sexualizado.
Cambios repentinos de comportamiento
Baja inesperada del rendimiento escolar.
Evitar el regreso al hogar.

abuso sexual infantil

Los cómplices del abuso: El miedo y el Silencio

Los grandes conspiradores suelen ser el silencio, el temor a la reacción del entorno , la culpa - creyendo que "algo tuvimos que ver" para que esto ocurriera- y la vergüenza. Esto hace que suelan ocurrir lapsos prolongados entre la comisión del delito y su exteriorización pues en gran porcentaje de casos recién ocurre cuando existen múltiples reiteraciones o reacciones que no pueden ocultarse como lesiones visibles o embarazo.

Si el abuso sexual es intrafamiliar el descreimiento del resto de la familia se suma a los aspectos ya mencionados. Decimos esto para demostrar que la primera respuesta al interrogante que nos propusimos es, sin duda EDUCAR. Sólo mediante la EDUCACIÓN venceremos el primer obstáculo y esto es, que la víctima comunique a su núcleo más confiable- que no siempre coincide con los familiares más próximos- lo ocurrido.

Abuso Sexual Infantil - Lo que hay que saber


En la Republica Argentina el 48 % de los Abusadores que se encuentran en Prisión tenían menos de 25 años cuando cometieron el delito,, el 32 % tenia entre los 25 y 35 años, y el resto 20 % tenia entre los 35 a 70 años, "la mayoría de los agresores empezaron a actuar en la adolescencia".
La mayoría de los abusadores pertenecen a grupos sociales con carencia en el ámbito familiar, no han tenido unos padres que les hayan apoyado, valorado o dado afecto; y éstos tampoco controlaban sus vidas, por lo que faltaban a la escuela, tenían amigos con conflictos, etc.. Además, en sus relaciones intrafamiliares han observado Violencia, falta de respeto, humillaciones y vejaciones -especialmente hacia la madre- arbitrariedades y sobre todo ausencias. Es habitual la carencia de una figura Paterna y, cuando existe, suelen ser un modelo negativo para los hijos.

"Cuando empiezan a crecer" estos niños cambian el papel de su vida, de ser victimas de abusos se convierten en abusadores, la mayoría no lo reconoce como delito, sino como algo normal de la vida, ya que indican falta de conciencia del daño que han cometido. Hablan más de si mismos y es frecuente que al relatar los hechos el agresor comente "yo cuando era chico la pase muy mal" y no se refiere al daño que hizo a su victima, sino al riesgo que corrió durante la agresión.

Niños

Prevención

El abuso se puede prevenir, educando a las familias y especialmente a los niños para que puedan "autoprotegerse". El diálogo abierto, franco y responsable al interior del hogar es la principal herramienta de prevención. Se debe enseñar a los niños a conocer su propio cuerpo, educarlos para que se sientan con el derecho para rechazar enérgicamente e impedir que cualquier persona adulta o niño, conocido o desconocido, toque sus partes íntimas. Por otra parte, es aconsejable entregarles la confianza necesaria, para que sepan que no deben guardar "secretos", sobre todo en el caso de que alguien trate de realizar algo indebido con sus órganos íntimos, aún cuando ese alguien sea cercano y querido.

Si sos padre o madre y te enteras o sospechas del abuso sexual de tu hijo(a): Cree lo que el niño dice y haceselo saber, trata de conservar la calma y conversa con el niño en un lugar privado, muostra control de tus emociones, no te desbordes ya que agrava el hecho, no lo culpabilices de lo que pasó, al contrario manifestale lo valiente que es al contar lo sucedido, expresale que lo sigues queriendo igual y que la relación entre ustedes no ha cambiado, hacele saber lo importante que es no guardar el secreto y que necesita de otras personas para ayudarlo, busca ayuda profesional, el abuso sexual requiere un abordaje multimodal (médico, psicológico y legal).

psicologia

DENUNCIAR

Todos debemos denunciar situaciones de abuso sexual infantil de las que tomemos conocimiento, inclusive la sospecha del mismo. Es muy importante saber que podemos realizar la denuncia anónimamente a los siguientes lugares:


Juzgado de Paz

Comisaría más cercana

Juzgado de Familia

Fiscalía


Para pedir asesoramiento en relación a la temática y realizar tratamiento propiamente dicho, se pueden comunicar con:

Grupo de alto riesgo del hospital de niños. " Doctor Humberto Notti" Mendoza.

Programa de Asistencia a Víctimas de Delitos .Tel: 0261 - 4391591.

maltrato


A NUESTROS CHICOS:

Tu cuerpo es tuyo ahora y para siempre y de nadie más.

Nadie lo toca sin tu permiso.


Nadie tiene que pegarte.

Los buenos mimos, los buenos abrazos, los buenos besos y las buenas caricias son muy lindos y siempre nos hacen sentir muy bien, nos hacen felices, nos ponen contentos.

Los malos mimos, los malos abrazos, los malos besos y las malas caricias son muy feos, nos hacen sentir muy mal, no nos hacen felices y nos ponen muy tristes.

Son distintos, unos buenos y otros malos.

Nadie puede hacerte mimos que te molesten, que te hagan sentir mal o que te pongan triste.

Seguramente quien te hace esos mimos malos te dijo que está jugando, que es un secreto, que no se lo cuentes a nadie.

Los secretos son siempre de cosas lindas, nunca de cosas feas.

Por ejemplo, guardamos en secreto el regalo que compramos o una linda sorpresa para alguien que queremos.

Por eso si alguien te dice que guardes un secreto de una cosa fea, no le hagas caso y contáselo a todo el mundo.

Si un amigo o una amiga te cuentan que les pasa algo parecido, que le pegan, o que alguien le hace caricias que le hacen mal y que eso es un secreto. Explicale que ese secreto le hace mal y que tiene que contarlo.

Como este es un secreto feo y sabemos que los secretos feos no se guardan, vos se lo contás enseguida a una persona grande en quien confíes para poder ayudar a tu amiga o a tu amigo para que no le siga pasando algo tan feo.

La persona que hace esos mimos malos, que te hacen sentir tan mal, dice muchas mentiras para que tengas miedo y vergüenza.

No le creas absolutamente nada de lo que te dice.

A lo mejor te dice que te quiere mucho. Esa persona, miente.

A lo mejor te dice que nadie te va a creer cuando lo cuentes. Miente.

A lo mejor te dice que si contás van a pasar cosas muy feas. Miente.

A lo mejor te dice que lo que pasa es tu culpa. Miente.

Si alguien te hace mimos malos, que te hacen sentir mal, nunca es tu culpa.

Nadie puede decirte que no cuentes lo que te pasa o lo que sentís.

Nadie te puede tocar, mimar, abrazar, besar o acariciar de un modo que no te guste o que te haga sentir mal y triste.

Tu cuerpo es tuyo solamente, respirá hondo y si podés, gritale bien pero bien fuerte NO a cualquiera que te haga sentir mal y salí corriendo y pedí ayuda a otra persona.

Decile bien fuerte: “No” me quiero quedar con vos.

Decile bien fuerte : “No” quiero estar con vos.

Del mismo modo que no está bien pegar o lastimar a otro tampoco está bien que alguien te toque de un modo que no te gusta o que te haga sentir mal.

Hay personas buenas y hay personas malas y quienes les hacen estas cosas a lxs chicxs son personas malas, muy malas.

Por suerte hay muchas personas buenas que te quieren, te cuidan y te ayudan.

Vos no tengas miedo ni vergüenza y contale a todo el mundo lo que te está pasando.

Decilo bien fuerte, porque lo que estás contando vos sabés que es verdad.


abuso sexual infantil

El material fue recopilado y adaptado de las siguientes fuentes:
http://www.centrosexologico.com.ar/abuso.htm#
http://www.fmmeducacion.com.ar/Recursos/abusosexual.htm
http://www.abusosexualinfantil.com.ar/
http://www.fundacionamparo.org.ar/Abuso_Sexual.htm
http://www.abusosexualinfantilno.org/base/spip.php?rubrique9
http://www.sexologia.relacionarse.com/index.php/147794