epespad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

a festejar el carnaval

En Humahuaca, el diablo se pasa la semana entera bailando


a festejar el carnaval


El "colectivo carnavalero" partirá el jueves a las 8 de la plaza Independencia. El destino será Jujuy. Cada pasajero llevará como acompañante especial al diablo aquel que los agarró en su primer carnaval y que nunca más los soltó. Al menos esto es lo que se está promocionando en Facebook.

Es que el carnaval de Humahuaca atrae cada año a más tucumanos (y a personas de todo el país). Se trata de una fiesta que no tiene comparación. En primer lugar, comenzará el jueves por la noche, cuando se festeje el "jueves de comadres" y terminará el domingo 13 de marzo; en consecuencia, durará más de una semana (el momento más importante es el "desentierro del carnaval", que se realizará este sábado).

El talco, la harina y los ramos de albahaca adornarán a los carnavaleros, y el vino, el fernet, la cerveza y la chicha alegrará los espíritus. El sábado al mediodía, los hombres se reunirán en la "casa encantada" (una casa abandonada en las afueras de la ciudad) y, por la tarde, regresarán por las vías del tren a toparse con las mujeres.

El marco de esta fiesta es incomparable: los imponentes cerros de la Quebrada de Humahuaca serán los testigos mudos de la alegría.


Ramitos de albahaca en flor perfuman las calles riojanas


el


La música folclórica, el harina, el agua y el ocre adornan los festejos de la Chaya riojana y del carnaval de Jujuy. En la Rioja las celebraciones se vinculan con tradiciones diaguitas; en Jujuy corre el vino y la chicha que alegra los corazones y dispone a todos a festejar por las calles mientras vuela el talco y la pintura.

Música, harina, albahaca, agua y alcohol son los ingredientes de los febreros en las calles de La Rioja. El última día de enero empezó en Chilecito la Chaya, un festejo que se extiende hasta los feriados de Carnaval y que se vive en todos los rincones del interior y de la capital riojana.

La Chaya tiene su origen en una tradición diaguita y se inicia con el desentierro del Pujllay o diablo carnavalero, un muñeco que simboliza el espíritu festivo de la época, y su posterior quema y entierro hasta el próximo año. Durante todo febrero, varios festivales se mezclan con las chayas organizadas en casas de reconocidos músicos del medio local, como Pancho Cabral o Camilo Matta, y familias chayeras que transmiten la costumbre de generación en generación.

Esta celebración resalta los valores folklóricos tradicionales del Carnaval traducido en la chaya riojana. Se festeja cantando vidalas y bebiendo aloja espumante. Los chayeros recorren las calles y le ponen término a la fiesta arrojándose almidón y danzando bailes populares. Además de los espectáculos folklóricos, se hacen presentes la poesía, la artesanía, la danza y la gastronomía típicas.



Las tres caras del caranaval


a


En los Valles Calchaquíes resuenan las coplas y la música folclórica; en el centro las comparsas desfilan al ritmo de la música brasileña y en los clubes hay miles de tucumanos dispuestos a bailar cumbia.

En la provincia confluyen tres tipos de festejos en una misma geografía: en la zona de los Valles Calchaquíes resuena la tradición aborigen, las coplas y la música folclórica; en el centro hacen eco las comparsas que desfilan al ritmo de la pegadiza música brasileña y al este los clubes convocan a miles de tucumanos dispuestos a bailar una seguidilla de cumbias hasta no dar más. En Famaillá habrá corsos internacionales y la visita de Luciana Salazar; en Ranchillos la "Mona" Jiménez promete hacer transpirar hasta las paredes; y el Chaqueño Palavecino, en el club social Lastenia, hará temblar el piso con su voz potente y los acordes de la guitarra, a puro folclore típico.




El abc del Carnaval


Pujllay o Diablo carnavalero.- Es el espíritu pícaro y juguetón que reina y domina durante los días de carnaval. Siempre asociado al color rojo, es un símbolo antropomórfico del "rojo sol", que según la creencia es quien fecunda a la Pachamama (Madre Tierra), dando origen a las semillas, las raíces, los troncos, los follajes y los frutos de toda la región.

La Pachamama.- Generalmente se dice que es la Madre Tierra, pero es mucho más que eso. Su presencia está en todo lo que nos rodea y se encarna en cada una de las cosas que brinda la naturaleza; es la energía que hace crecer las plantas y los animales. Algunos estudiosos sostienen que, quizás, una traducción más apropiada sería la de Cosmos.

La Ñusta.- Es una joven virgen, una doncella que simboliza a la tierra aún no fecundada, es decir, no sembrada. Es parte del séquito de la Pachamama.

Yastay.- Es el hijo de la Pachamama y por encargo de ella debe cuidar los animales silvestres. Se lo representa como un hombre viejito de barba larga y cuernos como los de un carnero. Junto a la Ñusta y el Pujllay, forma parte del séquito de la Pachamama en los festejos que se realizan para el Carnaval.

Topamiento.- Es el encuentro entre las comadres y los compadres en un lugar determinado del pueblo, generalmente una plaza. Las mujeres solteras invitan a los hombres solteros a compartir la celebración.

Ramos de albahaca.- Mujeres y hombres solteros adornan sus rostros con los ramos de albahaca en flor para mostrar su "disponibilidad". Además, la albahaca que perfuma el aire del carnaval, sobre todo en la Chaya riojana.

Harina y talco.- En los carnavales, principalmente en los de Jujuy y La Rioja, se juega con harina, talco y serpentinas. Es una parte fundamental del ritual que deja a todos los participantes con el rostro oculto. Todos son iguales en Carnaval.

Yerbiao.- Es un mate caliente con hierbas del cerro, como la muña muña, y se le agrega alcohol fino.

Rey Momo.- es considerado el rey de los carnavales, sobre todo en Brasil y Colombia. Al aparecer, comienza el Carnaval y cada celebración tiene su propio Rey Momo, a quien se le suele dar la llave de la ciudad. Tradicionalmente, se elige un hombre alto y gordo para interpretar este papel.

Antifaz.- la permisividad toma las riendas durante los días de Carnaval. Por eso, desde sus orígenes, las máscaras y los antifaces son utilizados para ocultar los rostros y hacer anónimo el desenfreno.

Corso.- es el desfile de comparsas y toda la fiesta que se arma entorno a él. Por lo general se hace en las calles de una ciudad o también en los corsódromos, que son espacios construidos con ese fin específico. Aguilares es la única localidad tucumana que tiene uno.

Comparsa.
- son las agrupaciones que desfilan. Según de la región que se trate, puede estar compuesta por una o más carrozas, la batucada, los pasistas y, por lo general, una reina.

Batucada.- es la parte de la comparsa que marca el ritmo con sus instrumentos de percusión. Sus integrantes también acompañan bailando. Además, se le llama con el mismo nombre de batucada al ritmo musical que suena en las comparsas.

Pasista.- son los bailarines principales de cada comparsa y los que lideran las coreografías.


http://www.lagaceta.com.ar


1 comentario - a festejar el carnaval

Zalrond +2
yo yo aca laburando como perro