La problemática de la sociedad mundial actual.

La mayoría de los problemas que la “humanidad” aqueja hoy en día, tanto en lo micro y en lo macro, son producto de una pérdida de valores humanos, el miedo a la acción -el cual conlleva al conformismo, el cual no permite el trabajo para mejorar-, la falta de conocimiento de sí mismo y del significado de las cosas, y la falta de discernimiento en los diferentes aspectos de la sociedad.
Esta deshumanización contribuye a que se den problemas en la sociedad tales como: maras, guerras, abusos de poder, contaminación ambiental y un muy acelerado crecimiento demográfico, delincuencia etc... La causa de todos estos problemas se resume en que la sociedad en la que vivimos es una sociedad egoísta la cual proyecta que solo lo material es necesario, brindando así a la persona un errado concepto de felicidad basado solo en la satisfacción de las necesidades personales-materialistas, dando lugar a otro fenómeno, que es el dolor, el cual se produce por el apego a lo material (las cosas del mundo).
En realidad el dolor es un vehículo de conciencia cuyo objetivo es enseñar que se ha fallado. Pero en la sociedad actual es visto puramente como una frustración, frustración a la cual no se le saca enseñanza alguna volviendo a cometer el error una y otra vez volviendo a sentir el mismo dolor hasta que la persona se harta y actúa (en ciertos casos), actúa muchas veces errada mente teniendo como meta el alcance de una falsa felicidad, la felicidad basada en lo material. La acción tomada por estas persona poco orientadas no está basada en un conocimiento puro, sino que es guiada por el afán de conseguir lo que se quiere nada mas, siendo solamente una manifestación más del egoísmo y la ignorancia.
Absolutamente todos los problemas que la sociedad aqueja pueden ser mejorados teniendo como arquetipo la construcción de un mundo mejor, el reino de Dios en la tierra, teniendo como guía, las virtudes y el conocimiento verdadero, es decir su palabra y creyendo firmemente en ella, en realidad no solo creer si no que cumplirla y actuar conforme a ella, trabajar arduamente para que se vea el cambio y recordar siempre que para cambiar a los demás primero hay que cambiarse asimismo, para alcanzar un bien colectivo primero hay que alcanzarlo de forma individual, el cambio debe llevarse acabo de uno en uno sapiente del poder del ejemplo y de que la verdadera felicidad es aquella atemporal, la que se obtiene al practicar los valores atemporales q se nos enseñan, como los son: amor, respeto, solidaridad, justicia…
Seamos preservadores y guardias del conocimiento, guardémoslo y practiquémoslo:
“No esperemos que el mundo a nuestro alrededor cambie por sí solo, cambiemos nosotros y mejorémoslo”

Elí Saúl Alvarado quintana. Santa Ana 11 de Marzo del 2010

3 comentarios - La problemática de la sociedad mundial actual.

@HANSOLO1975 +1
La persona actúa según los impulsos que recibe del exterior, por lo que intentará a toda costa evitar los impulsos que le resulten desagradables y conseguir todos los agradables posibles.

El problema surge cuando estas fuentes de placer hay que compartirlas con otros humanos o interfieren con sus deseos. Ello determina que cada ser humano esté en continua guerra con los demás. Esta situación en la que vive el hombre en su estado natural encontró su mejor definición en dos de sus sentencias más universalmente conocidas:“Bellum omnium contra omnes” (“Guerra de todos contra todos”) y “Homo homini lupus est” (“El hombre es un lobo para el hombre”).