AVERIAS MAS FRECUENTES DE LA PLACA Y SUS POSIBLES SOLUCIONES:

Una placa base no suele tener muchas averías, pero dada su composición, estas averías no suelen tener posibilidad de reparación, siendo en casi todos los casos la única solución recurrir a la sustitución de la placa base por otra nueva o en los casos el lo que esto sea posible reemplazar las funciones de la parte estropeada por una tarjeta PCI.

Hay que tener en cuenta que una placa base está formada por una serie de conectores, cientos de transistores, chips con diferentes cometidos, slot soldados mediante soldadura por inmersión y una serie de circuitos electrónicos de gran precisión, normalmente distribuidos en varias capas (hasta 4 capas), por lo que una reparación electrónica de la misma es sumamente complicada (aun en el supuesto de que encontrásemos los materiales necesarios).

Las averías más frecuentes en una placa base están motivadas por una sobrecarga eléctrica, un exceso de temperatura o una mala manipulación.

Las averías que ya hemos visto en otros tutoriales de los conectores PS/2 y USB, causadas por una mala manipulación (vamos, el conector arrancado de la placa) suelen poder repararse (al menos una vez y si no se ha roto el circuito) volviendo a soldar el elemento dañado.

Un elemento que es muy frágil y que puede romperse si no lo manipulamos con cuidado son los slot donde se insertan los módulos de memoria. Estos slot son unos bancos de plástico, sumamente fino en sus extremos, por lo que si no insertamos correctamente el módulo nos arriesgamos a que este se nos doble al ejercer presión hacia abajo y rompa el slot.

En este caso podemos recurrir a pegar los extremos rotos con un poco de pegamento, eso si, con muchísimo cuidado para no manchar ningún contacto.

Otro de los pocos casos en los que es posible la reparación es cuando se va un condensador.
Los condensadores suelen irse por dos motivos: Mala calidad de estos (sobre todo en placas económicas) y exceso de temperatura.

Los condensadores se encuentran muy próximos al disipador del procesador, por lo que una excesiva temperatura en este disipador provoca un exceso de temperatura en los condensadores, terminando estos por estropearse. Esta avería se detecta porque el condensador se hincha y empieza a notarse una decoloración en su parte superior (manchitas marrones).

En este caso lo más dificil suele ser encontrar condensadores iguales a los dañados, pero si los encontramos son relativamente fáciles de sustituir.

Otra parte de la placa base que puede romperse es el soporte del disipador del procesador.

Aquí nos encontramos con que la gravedad del problema depende del tipo de socket empleado. Los soportes empleados por placas para Pentium 4 478 (que por cierto suelen ser bastante frágiles) se pueden sustituir recurriendo a buscar una placa base con ese tipo de soporte de desecho para el disipador (que vayan a tirar) y cambiando o bien buscando un disipador que incluya dicho soporte. Con las placas base para AMD 939 y AM2 estamos en la misma situación, aunque estos soportes son bastante más robustos. Con las placas base para Pentium 4 775 no existe este problema, ya que la placa base no tiene un soporte para el disipador (solo tiene 4 orificios para sujetarlo), por lo que si se rompe alguno de los 4 soportes cambiamos el disipador y solucionado.

Pero la cosa se complica bastante más en placas antiguas (socket A para atrás), ya que el soporte del disipador consiste en unas pestañas que en casi todos los casos forman parte del mismo socket, y que si se rompen (cosa que puede ocurrir con una cierta facilidad) no se pueden reparar, pudiendo vernos obligados a cambiar la placa base por la rotura de una simple pestañita de plástico, por lo que siempre que manipulemos una placa de este tipo debemos tener muchísimo cuidado en como lo hacemos, no forzando jamás estos elementos.

Otra parte de la placa base que se suele estropear con bastante frecuencia es el ventilador del chipset (northbridge). Afortunadamente existe en el mercado una amplia variedad de ventiladores y disipadores diseñados para este elemento, por lo que es muy fácil de solucionar (y económico, ya que los hay desde poco más de 4 euros).

A partir de aquí, cualquier avería en un componente de la placa base supone el tener que cambiarla por otra, salvo los que a continuación voy a relacionar, en los que podemos recurrir a sustituirlos por una tarjeta PCI.

- Tarjeta gráfica (si es integrada).- La practica totalidad de las placas base con tarjeta gráfica integrada cuentan además con un puerto para gráfica, ya sea AGP o PCIe.

- Tarjeta de sonido integrada.- Aunque la gama disponible (sobre todo en tarjetas económicas) no es demasiado amplia, podemos sustituir esta tarjeta por una tarjeta de sonido PCI.

- Tarjeta de red.- Ponemos en nuestro ordenador una tarjeta de red PCI y solucionado.

- Puertos USB y Firewire.- Igualmente, ponemos una tarjeta PCI-USB o PCI-Firewire (incluso las hay mixtas) y listo.

- Puertos PS/2.- En el mercado no hay tarjetas PCI-PS/2, pero si que hay tanto ratones como teclados que funcionan por USB. El único problema lo podemos tener con algunas placas y los teclados USB al intentar acceder al SETUP, sobre todo en placas algo antiguas.

- Puertos serie y paralelos.- También disponemos de tarjetas PCI con puertos serie y paralelos.

- Conectores SATA e IDE.- Pues también hay una buena variedad de placa PCI SATA e IDE, tanto normales como RAID.

Hay que señalar que estas tarjetas PCI no suelen ser muy caras, siendo las más caras las PCI-USB-IEEE1394, las PCI-SATA/IDE y la tarjeta de sonido (aunque esto depende de la que queramos poner, ya que las hay desde poco más de 15 euros).

El resto de elementos (Chipset, BIOS, el propio socket o bien otro elemento electrónico) tienen muy pocas posibilidades de reparación, salvo que enviemos la placa al fabricante y este na repare o bien nos la sustituya por otra reparada. Esto es factible en garantía, pero pasada esta es bastante más dificil, siendo además en la mayoría de los casos, y en el supuesto de que sea posible de reparar, bastante caro.

Hay una pieza en concreto que, mas que una avería, se trata de un mantenimiento. Estamos hablando de la pila. La pila tienen como misión mantener alimentada la BIOS cuando nuestro ordenador está desconectado de la corriente y suele tener una vida útil bastante larga, pero se puede gastar y en ese caso hay que sustituirla. Se trata de una pila del tipo CR-2032 de 3 voltios, que podemos comprar en tiendas de informático o en relojerías y cambiar nosotros mismos.

Ahora bien, una pila de estas suele tener una vida útil de cuando menos 2 años (y esto en el caso de que tengamos mucho tiempo el ordenador desconectado de la red eléctrica (OJO, desconectado, NO apagado el ordenador, en cuyo caso no hay consumo de esta pila). Una duración inferior de esta puede ser un claro síntoma de una avería en el circuito eléctrico de la placa base.

Las Rupturas mas Frecuentes en la placa madre

fuente:

http://www.configurarequipos.com/doc533.html