Campos de exterminio



Los campos de exterminio, también llamados campos de la muerte o fábricas de la muerte, eran un tipo de campo de concentración construidos durante la Segunda Guerra Mundial por la Alemania nazi para asesinar judíos y otros grupos considerados indeseables por el gobierno nazi, como comunistas, gitanos, homosexuales y Testigos de Jehová.
Los Nazis denominaron la "solución final" (Endlösung en alemán) al asesinato sistemático de todos los judíos como parte del Holocausto.
A diferencia de los campos de concentración como Dachau y de los campos de trabajo de esclavos, donde las espantosas tasas de mortalidad eran consecuencia de la inanición y de los maltratos, los campos de exterminio fueron diseñados específicamente para la eliminación de personas. Seis de los siete campos de exterminio alemanes se construyeron en Polonia ocupada con cámaras de gas y otros medios:
• Auschwitz II (Auschwitz-Birkenau)
• Belzec
• Chelmno (Kulmhof)
• Majdanek
• Sobibor
• Treblinka
De estos, Auschwitz y Chelmno se encontraban en zonas de Polonia occidental anexadas por Alemania y los otros cuatro en la zona del Gobierno General.
Los nazis también establecieron un séptimo campo de concentración en lo que es la actual Bielorrusia:
• Maly Trostenets, menos conocido que los existentes en Polonia.
El régimen croata Ustaše, títere del gobierno nazi, también puso en marcha un campo de exterminio en Jasenovac.
Treblinka, Belzec y Sobibór se construyeron durante la Operación Reinhard. Estos campos, junto con Chelmno eran campos de exterminio puros, construidos con el único fin de matar una gran candidad de judíos a las pocas horas de su llegada. No sólo judíos fueron enviados a estos campo,tambien gitanos como lo narran numerosos testigos sobrevivientes de estos campos.
La existencia de los campos de exterminio es aceptada por la mayoría de los historiadores, sin embargo y aunque parezca increible, existen presuntos investigadores que afirman la ausencia de pruebas irrefutables de su existencia, salvo los testimonios, a veces contradictorios, de sus supervivientes. Quienes niegan el Holocausto son condenados a prision en casi la totalidad de los países europeos y anglosajones. A esta corriente, vinculada con la extrema derecha, se la llama Revisionismo, también bautizada como Negacionismo por sus detractores.

Los alemanes crearon una serie de instalaciones de detención para encarcelar y eliminar a los “enemigos del estado.” La mayoría de los prisioneros en los primeros campos de concentración era comunistas alemanes, socialistas, social demócratas, romas (gitanos), testigos de Jehová, homosexuales, clérigos cristianos, y personas acusadas de comportamiento “asocial” o anormal.
Después de la anexión de Austria en marzo de 1938, los nazis arrestaron judíos alemanes y austriacos y los encarcelaron en los campos de Dachau, Buchenwald, y Sachsenhausen, en Alemania. Después de los pogroms de Kristallnacht en noviembre de 1938, los nazis llevaron a cabo arrestos masivos de hombres judíos y los encarcelaron en campos por periodos breves.



Equipos especiales de las SS llamados “Unidades de la calavera” (Totenkopfverbände) vigilaban los campos, y competían unos con otros en crueldad. Durante la Segunda Guerra Mundial, médicos nazis hacían experimentos sobre los prisioneros de algunos campos. Bajo el impacto de la guerra, el sistema de campos nazis creció rápidamente. Después de la invasión alemana de Polonia en septiembre de 1939, los nazis abrieron campos de trabajos forzados donde miles de prisioneros murieron de agotamiento y hambre.
Después de la invasión alemana de la Unión Soviética en junio 1941, los nazis aumentaron el numero de campos de prisioneros de guerra. Algunos de los campos fueron construidos dentro de campos de concentración ya existentes, como en Auschwitz en la Polonia ocupada. El campo de Lublin, luego conocido como Majdanek, fue creado en el otoño de 1941 como un campo de prisioneros de guerra y fue convertido en campo de concentración en 1943. Miles de prisioneros de guerra soviéticos fueron fusilados o gaseados ahí.


Para facilitar la “Solución Final” (el genocidio de los judíos), los nazis abrieron campos de exterminio en Polonia. Chelmno, el primer campo de exterminio, abrió en diciembre de 1941. Ahí los judíos y romas fueron gaseados en camiones. En 1942, los nazis abrieron Belzec, Sobibor, y Treblinka para asesinar sistemáticamente a los judíos del Gobierno General (el territorio en el interior de la Polonia ocupada).

Los nazis construyeron cámaras de gas para aumentar la eficiencia del proceso y para hacerlo más impersonal para los verdugos. En Auschwitz, el campo de exterminio de Birkenau tenía cuatro cámaras de gas. Al culminar las deportaciones, hasta ocho mil judíos fueron gaseados cada día.
Los judíos en los territorios ocupados por los nazis eran a menudo primero deportados a campos provisionales, como Westerbork en Holanda, o Drancy en Francia. Los campos provisionales eran usualmente la ultima parada antes de un campo de exterminio.
Bajo la dirección de las SS, los alemanes mataron más de tres millones de judíos en los campos de exterminio de la Polonia ocupada.


Sigue siendo incierta la fecha exacta en que los lideres nazis decidieron llevar a cabo la “Solución Final”, el plan de aniquilar los judíos. El genocidio de los judíos fue la culminación de una década de política nazi bajo el gobierno de Hitler.
La persecución y segregación de los judíos fue llevada a cabo en varias etapas. Después que el partido nazi llegó al poder, el racismo impuesto por el estado resultó en legislación antisemita, boicots, “arianización”, y los pogroms de Kristallnacht, que se dirigían a aislar sistemáticamente los judíos de la sociedad alemana y forzarlos a salir de Alemania.

Después de la invasión alemana de Polonia en 1939 (el inicio de la Segunda Guerra Mundial), la política antisemita se desarrolló en un detallado plan para concentrar y eventualmente aniquilar a los judíos europeos. Los nazis primero crearon ghettos en el Gobierno General (un territorio en Polonia central y oriental en la cual los alemanes crearon un gobierno alemán) y el Warthegau (un área de Polonia occidental anexado a Alemania). Los judíos polacos y de Europa occidental fueron deportados a estos ghettos.
Después de la invasión alemana de la Unión Soviética en 1941, Einsatzgruppen (equipos móviles de matanza) empezaron operaciones de matanza dirigidas a comunidades enteras de judíos. Las SS, la guardia exclusiva del estado nazi, pronto vieron los métodos de los equipos móviles -- predominantemente fusilamientos o camiones de gas -- como ineficientes y psicológicamente difíciles para los ejecutantes. El 31 de julio de 1941, Hermann Goering autorizó a Reinhard Heydrich a preparar y ejecutar “una solución completa del problema judío”.



En el otoño de 1941, Heinrich Himmler encargó a SS General Odilio Globocnik (el líder de las SS y la policía para el distrito de Lublin) de la aplicación de un plan para matar sistemáticamente a los judíos del Gobierno General. “Aktion Reinhard” fue el nombre en clave dado a la operación por Heydrich (que había sido el encargado de la preparación de la “Solución Final” y que fue asesinado por partisanos checos en mayo de 1942). Tres campos de exterminio fueron creados en Polonia como parte de la Aktion Reinhard -- Belzec, Sobibor, y Treblinka. Al llegar a los campos, los judíos eran mandados directamente a las cámaras de gas. El asistente de Globocnik, SS Comandante Hermann Hoefle, estaba encargado de organizar las deportaciones a los campos de la Aktion Reinhard.

Los nazis también gasearon judíos en otros campos de exterminio en Polonia: Auschwitz-Birkenau (que era el campo más grande), Majdanek, y Chelmno. En Majdanek, grupos de judíos considerados incapaces de trabajar fueron gaseados. En Chelmno, los judíos fueron gaseados en camiones. Los nazis sistemáticamente asesinaron a más de tres millones de judíos en los campos de exterminio.
En su totalidad, la “Solución Final” exigió el asesinato de los judíos de Europa por gaseamiento, fusilamiento, y otras medidas. Casi seis millones de judíos murieron -- dos tercios de los judíos que vivían en Europa en 1939.


LOS REFUGIADOS




Entre 1933, cuando el partido nazi subió al poder, y 1939, más de 300.000 judíos migraron de Alemania y Austria. Los países occidentales temían un flujo de refugiados, especialmente como consecuencia de los pogroms de Kristallnacht (la “Noche de Vidrios Rotos”, 9-10 de noviembre de 1938). Aunque 85.000 refugiados judíos llegaron a los Estados Unidos entre marzo de 1938 y septiembre de 1939, este nivel de inmigración era mucho más bajo que la cantidad que buscaba asilo. En la Conferencia de Evian en 1938, ningún país excepto la Republica Dominicana estaba preparado a aumentar las cuotas de inmigración. En 1939, tanto Cuba como los Estados Unidos se negaron a admitir más de 900 refugiados judíos que habían viajado por el barco “St. Louis” desde Hamburgo, Alemania. El barco fue forzado a volver a Europa donde últimamente muchos de los pasajeros perecieron en campos de concentración o exterminio.
Más de 50.000 judíos alemanes migraron a Palestina durante los años treinta bajo los términos del Acuerdo de Haavara (de Transferencia). Pero con la promulgación por Parlamento del Libro Blanco de 1939, los británicos pusieron varias limitaciones severas sobre la inmigración judía a Palestina. Mientras la cantidad de destinaciones acogedoras disminuía, decenas de miles de judíos alemanes, austriacos, y polacos migraron a Shangai, uno de los pocos lugares sin requerimientos de visa.


Durante la Segunda Guerra Mundial, mientras los informes del genocidio nazi filtraban al oeste, el Departamento de Estado estadounidense no aflojó sus limites estrictos de inmigración. A pesar de las restricciones de los británicos, una cantidad limitada de judíos pudo entrar a Palestina durante la guerra a través de la inmigración ilegal (Aliyah Bet) u otras medidas. Gran Bretaña mismo limitó su admisión de inmigrantes en 1938-1939, aunque el gobierno británico si permitió la entrada de alrededor de 10.000 niños judíos en un programa especial de transporte de niños, llamado “Kindertransport”. En la Conferencia de los Aliados en Bermuda en 1943, ninguna propuesta concreta para el rescate fue adoptada.
Suiza tomó aproximadamente 30.000 judíos, pero rechazó a miles más en la frontera. España tomó un numero limitado de refugiados y luego los mandó rápidamente al puerto portugués de Lisboa. Desde ahí, miles consiguieron viajar a los Estados Unidos por barco en 1940-1941, aunque miles más no pudieron obtener visas de entrada a los Estados Unidos.


Después de la guerra, cientos de miles de sobrevivientes encontraron asilo en campos administrados por los Aliados. En los Estados Unidos, las restricciones de inmigración seguían en efecto. La inmigración a Palestina (Aliyah) seguía severamente limitada. Los británicos internaron a inmigrantes ilegales a Palestina en campos de detención en Chipre entre 1945 y 1948.

Con la creación del estado de Israel en mayo de 1948, refugiados judíos entraban a raudales a ese estado soberano nuevo. Los EU admitió 400.000 refugiados entre 1945 y 1952, aproximadamente veinte por ciento de ellos sobrevivientes judíos del Holocausto.


LA POSGUERRA




En 1945, cuando las tropas Aliadas entraron a los campos de concentración y de exterminio, descubrieron pilas de huesos y cenizas -- testimonio del genocidio nazi. Los soldados también encontraron miles de sobrevivientes sufriendo hambre y enfermedad.
Después de su liberación, muchos sobrevivientes judíos se negaron volver a sus antiguas casas por el antisemitismo que persistía en Europa. Los que volvieron temían por su vida. En Polonia, por ejemplo, hubo varios pogroms, el peor en Kielce en 1946; 42 judíos murieron.


Muchos sobrevivientes sin hogar emigraron al oeste hacia los territorios liberados por los Aliados, donde fueron puestos en campos de refugiados como Bergen-Belsen en Alemania. Estos campos eran administrados por Administración de las Naciones Unidas para Ayuda y Rehabilitación (UNRRA) y el ejército de los Estados Unidos.
Varias agencias judías ayudaron los refugiados. El Comité Judío Americano para la Distribución Conjunta suministraba los refugiados con comida y ropa. La Organización para la Rehabilitación a través del Entrenamiento (ORT) ofrecía entrenamiento profesional. Los refugiados también formaron organizaciones y muchos trabajaron por la creación de un estado judío en Palestina.


La organización más grande de sobrevivientes, Sh'erit ha-Pletah (“resto sobreviviente”), presionó para lograr más oportunidades de emigración. Pero en los Estados Unidos había restricciones a la inmigración legal. Los ingleses limitaron la inmigración a Palestina, y muchas fronteras en Europa estaban cerradas.

La Brigada Judía (un equipo palestino judío en el ejército inglés) fue formado al fin de 1944. Junto con ex partisanos, la Brigada Judía ayudó a organizar la Brihah, el éxodo de 250.000 refugiados judíos de Europa. Judíos que ya vivían en Palestina organizaron la inmigración “ilegal” por barco (también conocido como Aliyah Bet). Muchos de estos buques fueron interceptados por los ingleses. En 1947, la nave “Éxodos 1947”, yendo con 4.500 sobrevivientes del Holocausto hacia Palestina, fue forzada a volver a Alemania por los ingleses. En la mayoría de los casos, los ingleses detuvieron a los refugiados en campos de detención en Chipre.
Con la creación del estado de Israel en mayo de 1948, refugiados en grandes cantidades empezaron a llegar al nuevo estado soberano. Los Estados Unidos admitieron alrededor de 80.000 refugiados judíos entre 1945 y 1952.




Imágenes:

Campos de Exterminio / Concentracion
campos de exterminio
Campos de Exterminio / Concentracion
campos de exterminio
Campos de Exterminio / Concentracion
campos de exterminio
Campos de Exterminio / Concentracion
campos de exterminio
Campos de Exterminio / Concentracion
campos de exterminio
Campos de Exterminio / Concentracion
campos de exterminio
Campos de Exterminio / Concentracion
campos de exterminio
Campos de Exterminio / Concentracion
campos de exterminio
Campos de Exterminio / Concentracion
campos de exterminio
Campos de Exterminio / Concentracion
campos de exterminio
Campos de Exterminio / Concentracion
campos de exterminio




Propaganda Alemana
El Ejército Rojo inició una ofensiva en Prusia Oriental en octubre de 1944, pero luego de dos semanas se decició retroceder temporalmente. Luego de esto, el Ministerio Nazi de Propaganda informó que las fuerzas soviéticas habían cometido crímenes de guerra en pueblos de Prusia, particularmente en Nemmersdorf (actualmente Mayakovskoye, Kaliningrado) y Goldap. Según el lado alemán, todos los habitantes de esos dos pueblos fueron asesinados.
El Ministerio Nazi de Propaganda dio amplia difusión a su versión con el objetivo de motivar a los soldados alemanes en sus esfuerzos por detener al Ejército Rojo. Sin embargo, el principal resultado fue una ola de pánico entre los civiles de origen alemán. Para escapar de la fuerzas soviéticas los refugiados de origen alemán se encontraron atascados el las vías a través de la nieve a temperaturas inferiores a -25° C, mientras los aviones soviéticos los atacaban. Se ha estimado que cerca de dos millones de habitantes de las provincias al este de Alemania (Prusia Oriental, Prusia Occidental y Pomerania) murieron, muchos de ellos de hambre, mientras que otros a manos de las fuerzas soviéticas.
Propaganda soviética y retribución
Desde los tiempos de la Rusia Imperial, la palabra "Prusia" ha sido asociada con militarismo, En la Unión Soviética se decía que la causa de la Primera Guerra Mundial fue el militarismo prusiano, al que también se citaba como causa de la Segunda Guerra Mundial en la propaganda oficial soviética.
Las fuerzas soviéticas en todos los niveles llegaron a las fronteras de Prusia con sed de venganza por la inmensa pérdida de vidas (cerca de 17 millones de personas, el mayor número de víctimas por país durante la Segunda Guerra Mundial) ocurrida durante la invasión nazi a la Unión Soviética. Se han documentado casos para los tribunales soviéticos en los que soldados dispararon a prisioneros de guerra desarmados y a civiles alemanes. Este sentimiento se profundizó con la liberación al entrar en Prusia de gran cantidad de prisioneros capturados en el Este y explotados como esclavos. En la cultura alemana el nombre de la localidad de Nemmersdorf quedó asociado con crímenes de guerra cometidos por el Ejército Rojo en Alemania, mientras que la Unión Soviética lo califica de ejemplo de propaganda y manipulación de masas de población con el propósito de igualar los crímenes de guerra Nazis con los soviéticos.
La Post-Guerra
Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, las economías de los países de Europa quedaron virtualmente destruidas, lo que dio fin la tradicional hegemonía europea en el mundo. Las dos nuevas superpotencias: tanto Estados Unidos (EE.UU.) como la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), tenían un poder económico superior al del conjunto de los estados europeos.
Con el fin de ayudar a la recuperación económica de Europa y así evitar que su parte occidental caiga en el comunismo, los Estados Unidos elaboran el Plan Marshall, un plan de ayuda económica que empezó en 1948 y acabó en 1951 y que aportó más de 12.700 millones de dólares a diversos estados europeos (principalmente a Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Países Bajos).













Fuente:
Wiki
Google




Espero que no se convierta en un forobardo ...
esto paso y quedo en la memoria de muchos ...
y tmb espero que no me cierren el post pq me tomo laburo juntar todo ...
gracias a todos




Kenny666