11 maneras efectivas de disciplinar a un niño

%title%

%url%

%description%

Click aquí
11 maneras efectivas de disciplinar a un niño

La consistencia en reglas y rutinas es clave en la educación de un hijo. Maneras simples de lograrlo.

La disciplina es un marco de referencia para hacerle saber a los niños cuáles son sus límites. A través de ésta pueden organizarse en su vida cotidiana y aprenden a anticiparse a ciertas situaciones.

Las rutinas y las reglas son parte esencial de este proceso y son los padres a quienes les corresponde esta labor. Algo importante: si bien hay que actuar con firmeza esta no implica maltrato, brusquedad ni malas palabras. Los papás pueden sentir rabia pero tienen que aprender a controlarse. Ante todo, el amor y el respeto.

Un niño se portal mal cuando no se siente importante y hay que mostrarle cómo se debe comportar en el mundo. Es vital buscar los motivos detrás de un mal comportamiento: es posible que el niño se sienta relegado, le falte atención o esté acostumbrado a que lo miren todo el tiempo.

La idea es que un pequeño se sienta protegido, no perseguido. Estas son 11 maneras de disciplinar a un infante entre los 2 y los 4 años de edad.

1. Firmeza. Cuando los padres dicen algo, deben estar preparados para actuar y cumplir. La consistencia es importante. Si afirman ‘es hora de dormir’, es necesario que acompañen su expresión con hechos: ayudar a ponerle la pijama, cepillarle los dientes y leerle un breve cuento al menor. Nunca deben gritar desde el otro cuarto. Es básico que el niño aprenda que las palabras vienen acompañadas de acciones.

2. Rutinas claras. Es clave que existan horarios para cada momento del día, entre ellos, las comidas principales, la hora de ir a acostarse, de levantarse o de bañarse. Hoy por hoy se ha comprobado que durante el tiempo que los padres dejan de establecer rutinas, los niños se vuelven más nerviosos, tienen mayores inconvenientes para dormir y son de difícil manejo.

Entre los 2 y 4 años de edad, los infantes aprenden todo lo que tienen que saber en la vida. Su cerebro está listo para recibir esta información. De allí la importancia de las rutinas.

3. Reglas. Un hogar funciona adecuadamente cuando se le explica al infante qué se espera de él, qué es adecuado y qué no. No hay que tener muchas pero tampoco muy pocas. Las de convivencia (no pegarle al hermano, por ejemplo), entre otras, son necesarias.
Cuando no cumpla una regla, debe mostrársele que hizo algo inadecuado y que existen cosas que no se pueden aceptar. Todo comportamiento tiene consecuencias (‘le pegaste a tu mamá, te tienes que ir’).

4. Hablar sólo lo necesario. No hay que amenazar, más bien advertir. La advertencia es un aviso de que algo va a pasar. Si el niño hace una cosa que los padres no aprueban, estos deben hacérselo saber. Pueden aislarlo un tiempo (para que reflexione); si botó la comida, retirarle el plato o si le pegó al hermano, detenerle la mano y retirarlo del lugar.
Nada de cantaletas: menos palabras y más acciones.

5. Pataletas, ¡ignórenlas!. No hay que asustarse. Sólo debe prestársele atención al menor cuando esté tranquilo. Mientras esto no suceda, no hay que mirarlo ni tocarlo. Puede decírsele: “En el momento en que te calmes, hablamos”.

6. Escogencias limitadas. Es necesario darle a escoger entre dos opciones y no múltiples. A esta edad, los pequeños tratan de hacer muchas cosas y es conveniente guiarlos. Cuándo existen únicamente dos posibilidades, es más fácil para un infante decidir: ¿quieres jugo o agua? ¿Deseas lavarte los dientes o ponerte la pijama?

7. Disciplina protectora. Se le retiran privilegios. “Este juguete se va a descansar un rato mientras te pones de acuerdo con tu hermano cómo se lo pueden turnar”.

8. Autonomía. Hay que estimularla. Una manera de hacerlo es motivar al pequeño a vestirse y a bañarse solo. Aquí es clave modelarle: ¡mira, así se ponen los zapatos!

9. Batallas que vale la pena luchar. Debe tenerse en cuenta que es clave priorizar ciertas conductas. ¿Qué es más importante, que salude a los tíos o que no le pegue a la hermana? Si no se logra lo primero, hay que insistir en lo segundo. Los padres no deben ser persecutorios.

10. No abusar del NO. Los niños no entienden el mensaje sino la acción (¡No más, se acabó¡ y se le saca del sitio). Así mismo, cuando hagan algo positivo, es vital felicitarlos. Los pequeños necesitan mensajes de aprobación; es una manera de estimularlos.

11. Calidad vs. cantidad. Debe dedicársele a cada hijo un tiempo individual y exclusivo. Se sentirá importante y se fortalecerá su autoestima. Es importante, además, que el tiempo que se pase con el pequeño sea realmente divertido, sin interrupciones ni afanes.

Fallas comunes de los padres

Cuando no existe disciplina, los niños carecen de organización interna, no son eficientes, no cumplen, no saben planear una actividad, no saben organizarse y no tienen hábitos ni habilidades básicas para triunfar en la vida.

Con frecuencia, los padres cometen errores como:

*
Exceso de reglas. Se les va la mano y se vuelven ‘molestos’.
*
Pocas reglas. Son muy permisivos.
*
Ausencia de consistencia. Un día si y al otro no.
*
Culpa, mala consejera: con regalos tratan de comprar el afecto de sus hijos por la ausencia en el hogar.
*
Cantaleta.
*
Preocuparse mucho o nada.



Yapa:
Cuando el comedor se convierte en centro de batalla


Cuando los niños llegan a la etapa en la que ya no necesitan tantos alimentos como antes, los padres se preocupan porque creen que sus niños están desnutridos. Consejos para enfrentar la situación.

Al llegar al segundo año de vida, el nivel de crecimiento de los niños desciende y ya no necesitan la misma cantidad de alimentos que consumían antes. Sin embargo, los padres quieren que coman aún más, y así llega la eterna pelea para que los platos queden vacíos.

Como ‘melindrosos’ se les conoce a los pequeños que son renuentes a comer. Es frecuente ver la escena en casa de una madre o un padre rogándole para que reciba el arroz y las verduras, mientras el niño patalea porque no quiere recibirlos.

La razón es sencilla: no tienen hambre, pero los adultos quieren que coman a toda costa. Por eso, la tarea de los padres no está en obligar, sino en buscar las estrategias para garantizar una alimentación adecuada para los infantes. Diversos estudios científicos han demostrado una relación estrecha entre la buena nutrición y el potencial intelectual que se desarrolla en los primeros 4 años de vida.

Lo dicen los expertos En días pasados, 50 pediatras de 13 países latinoamericanos se reunieron para exponer sus ideas en torno a los más recientes estudios de nutrición infantil y establecer consensos para orientar a los padres y médicos en el tema.

La conclusión principal del encuentro es que definitivamente existe una estrecha relación entre una buena alimentación y el desarrollo físico e intelectual de los niños; por el contrario, las deficiencias nutricionales afectarán su crecimiento hasta la adolescencia.

El pediatra William McLean, profesor de la Universidad Estatal de Ohio, presente en este encuentro realizado en Estados Unidos, comparte con los padres de ABC del bebé la guía establecida por el grupo de médicos, para la mejor alimentación de sus hijos.

Después de los 2 años, entre el 30 y el 45 por ciento de los niños se vuelven melindrosos; es decir, que los padres siempre van a rogarles para que coman, porque su alimentación nunca va a cumplir las expectativas.

El doctor McLean sugiere a los padres tomarlo con calma, porque estos pequeños son, en su gran mayoría, normales: no existe ningún problema en su alimentación y, por supuesto, tampoco en su peso o talla.

Las largas jornadas de los adultos intentando ofrecerles una cucharada de comida no es lo más apropiado y resulta ser más contraproducente, que benéfico, porque los niños se sentirán con el poder de manipular a través de los alimentos.

Aunque muchas mamás prefieren que el niño coma alguna golosina, antes de que se quede con hambre, es preferible que esas pequeñas comidas sean más saludables, como frutas, queso o yogur. No existe contraindicación para que el pequeño no ingiera comidas dulces con el estómago vacío, pero es mejor evitarlo para establecer rutinas de alimentación sanas.

El padre puede verificar si lo que el niño come es suficiente cuando el pediatra lo mida y lo pese durante el examen médico rutinario. Estas medidas deben incluirse en una curva de crecimiento. Si el resultado es satisfactorio y su hijo alcanza los niveles esperados para su desarrollo, quiere decir que ha estado comiendo lo suficiente. “Algunos niños también podrían beneficiarse con el uso de un suplemento nutricional completo y especialmente diseñado para ellos.

Para los niños que no están creciendo de manera adecuada, esto ayudará a incrementar los nutrientes necesarios para alcanzar un crecimiento apropiado para su edad. En los casos en que el crecimiento ha sido aceptable pero existe una tensión y estrés importante en la familia en torno a las comidas, este suplemento puede servir como un “seguro nutricional”, explica McLean.

Si el pequeño tiene una buena alimentación durante los primeros seis años de vida, tendrá una adecuada respuesta inmunológica que lo blindará contra infecciones. La paciencia y la creatividad son las herramientas para enfrentar esta etapa que preocupa a todos los padres.

Razones para preocuparse Aunque la mayoría de los niños renuentes a comer no presentan problemas de salud, los padres sí deben estar atentos ante 4 situaciones que se pueden presentar: Cuando la mala alimentación puede estar relacionada con una enfermedad subyacente.

Cuando existe un impacto en el índice de crecimiento del niño. Cuando la mala alimentación puede tener consecuencias en el desarrollo normal del niño. Cuando existe una gran ansiedad y estrés durante las comidas que impiden disfrutar estos momentos en familia.

Cómo controlar a los niños melindrosos

Es importante que los padres elijan los alimentos que deben comer sus hijos, pero que los dejen decidir las cantidades que ellos ingieren. Las reglas de oro para la hora de comer son las siguientes:

Evitar las distracciones durante las comidas. (Nada de juguetes o televisión).

Mantener una actitud neutral si el niño come o no. (No rogar)

Limitar la duración de la comida entre 25 a 30 minutos como máximo.

Utilizar comidas apropiadas para la edad y promover una introducción sistemática de alimentos nuevos. (Estudios han demostrado que el niño debe probar un alimento entre 8 y 10 veces antes de desarrollar un sabor por el mismo.)

Estimular la alimentación independiente. El niño debe aprender a comer en la mesa, tomar los cubiertos cuando tenga la edad y escoger las porciones deseadas.

http://www.abcdelbebe.com/?q=node/124090
http://www.abcdelbebe.com/?q=node/123759

11 maneras efectivas de disciplinar a un niño

28 comentarios - 11 maneras efectivas de disciplinar a un niño

@naranjito
6. Escogencias limitadas. Es necesario darle a escoger entre dos opciones y no múltiples. A esta edad, los pequeños tratan de hacer muchas cosas y es conveniente guiarlos. Cuándo existen únicamente dos posibilidades, es más fácil para un infante decidir



estoy me le tendrías que haber dicho hace dos meses, lleve a mi nena a una juguetería y le dije que elija lo que quiera... me comi 2 hs adentro
@tonyco -1
cachetada, trompadas y patadas, eso es infalible
@coocoo -1
A la hora de los bifes, estos consejitos pueden llegar a ser tan ingenuos como inutiles...
@jhox123
lo ato al arbol y que no joda
@viero13 +2
una buena patada en el trasero a nadie le hace mal
@wasil -2
. Hablar sólo lo necesario. No hay que amenazar, más bien advertir. La advertencia es un aviso de que algo va a pasar. Si el niño hace una cosa que los padres no aprueban, estos deben hacérselo saber. Pueden aislarlo un tiempo (para que reflexione); si botó la comida, retirarle el plato o si le pegó al hermano, detenerle la mano y retirarlo del lugar.

Nada de cantaletas: menos palabras y más acciones.



mama mia de donde lo sacaste, del Pequeño Manual Hitleriano???
@wasil
disciplinar a un niño??????????????????????????



Yo creia q con afecto y construccion de los saberes entre padres e hijos se educaba, bue.
@4BR4H4M
Lean \"Emilio\" de Rosseau.
@nanomoko +1
11 maneras efectivas de disciplinar a un niño



jajajaj chiste

Lo principal es con afecto cariño y los valores que hacen de las personas Personas, y alejado de los programas basura como el de Tinelli y esos.

Pero seamos realistas, de ves en cuando, si es una falla grave, coscorron
@marycats3
Muy buena la info ,mi hijo esta en esa edad dificil que quiere manipular todo ,inclusive a mi, y a veces uno no sabe como actuar +5
@naranjito
y sino, podes hacer como el la China comunista, que el estado se lleve a tus hijos a los 7 años, y te los devuelva a los 16 \"domesticados\"
@titacho +1
Las pataletas o berrinches es una de las peores cosas que hacen de pendejos

Igualmente el castigo físico me parece de lo peor, es mejor quitarle un juguete o ponerlo en penitencia si es necesario. De todas formas, levante la mano el que no le hayan pegado un chirlo alguna vez
@comoqueno
Si Ud probó todos los metodos

pero no encontro alguno que

no le proporcione resultado...



Pase al Plan \"B\"....yyyy

Roooompale un bracito...

Niños
@pichicha
\"escogencias\" ? primera vez q escucho eso
@wasil
marycats por favor no actues asi, es lo mismo de siempre, fundamenta y explica.Premio y castigo es conductismo, conductismo es condicionamiento y condicionamiento es sometimiento, asi se educan a los perros pero no a los seres humanos.
@wasil
Como a comoqueno q lo educaron asi y mira lo q resulto.Ahi tenes el ejemplo.
@EAS74
es dificil, yo tengo una niña de 5 años y recientemente adquirimos un niño(jajaj!!9 y realmente si bien su comportamiento era malo ahora es terrible,he probado de todo y si bien no soy partidario de los maltratos reconosco que en mas de una oportunidad no tennemos forma de hacerle entender,nunca le he pegado al nivel de lastimar pero si le he dado un par de leves nalgadas y nada la calma,en la educacion creo que no hay libros si no una cuestion de principios, ami nunca me poegaron k recuerde y yo sabia cual eran mis limites pero creo que mucho tiene que ver la educacion en los jardines y primarios donde no les prestan atencion y se juntan chicos de todo tipo de clase social que si son maltratados mal hablados etc...muy bueno el post
@rivertigo +1
wasil Mandale un mensaje! | 20.11.2007 10:28:25 dijo:



. Hablar sólo lo necesario. No hay que amenazar, más bien advertir. La advertencia es un aviso de que algo va a pasar. Si el niño hace una cosa que los padres no aprueban, estos deben hacérselo saber. Pueden aislarlo un tiempo (para que reflexione); si botó la comida, retirarle el plato o si le pegó al hermano, detenerle la mano y retirarlo del lugar.

Nada de cantaletas: menos palabras y más acciones.



mama mia de donde lo sacaste, del Pequeño Manual Hitleriano???



donde vivis??? en un palacio ??? porque yo veo todos los dias como las madres zarandean a los hijos en el colectivo porque no se sientan ojala los trataran asi por lo menos
@wasil
\"en los jardines y primarios donde no les prestan atencion y se juntan chicos de todo tipo de clase social que si son maltratados mal hablados etc\"



esto es discriminacion, como se muestra la hilacha de esta sociedad educada como dice el post..DISCIPLINADA...

Lo q digo no es para atacar es para pensar, cosa q no hicieron mucho en nuestra infancia,hablo en general.Insisto, explicar y fundamentar, contruir con tu hijo los porque, cuesta tanto???
@SunTzu1
Mi primito -a quien lo banco a muerte-, le encanta desarmar cosas para ver como funcionan. A los 7 añitos, le había regalado un play, y ¿aque no adivinan que paso?



Cuando lo descubrí, estaba con tornillitos, circuitos, desparramados por todos lados jeje, ni un mes le duro la play. En ese momento \"quiso haber tablas\", pero me respondio rapidamente que había descubierto como funcionaba la play (sic), y en definitiva, lo importante es que aprendio más desarmando una play II que pasandose horas delante de la TV
@Piledriver
Noooooooooooooooo, la Play no, matalo, matalo,matalo
@fakiun2
concuerdo con wasil, salvo en casos como el de suntzu1
@EAS74
contestando a wasil, te comento que no discrimino todo lo contrario acepto a todos los niños de nuestra sociedad, pero lamentablemente los padres son el motor de muchos de estos chicos que putean,hablan mal,lastiman etc, mi hija hasta los 4 años jamas habia puteado,todo lo contrario era re correcta pero comenzo a ir a un jardin en caballito donde van chicos de todo tipo social y de ahi en adelante todo cambio, yo educo soy padre pero si en el jardin donde pàsa el 70 % de su tiempo util no le dan bola a ella y a los chicos que estan ahi no es de estrañar q
@EAS74
que ella se adecue y cambie a su entorno...
@EAS74
tambien cueta tanto porque tenes que vivir trabajando para poder sobrevivir y pasar un dia a la semana con tu familia, es facil hablar cuando tus viejos te bacan o no criaste a tu hijo o no los tenes, yo tengo 2s cuantos tienen uds???
@eseval +1
@wasil: el problema se presenta es que están pensando en los niños como adultos y eso no es una realidad. Durante la primera infancia los límites claros y los padres sensatos son la mejor opción de educación. De todas formas no hay que confundir disciplina con autoritarismo y abuso físico



A pensar un poco antes de hablar y a hablar antes de hacer.



Puntos: +3

Saludos.

Los comentarios se encuentran cerrados