Las mejores leyendas urbanas

El colectivero

Una noche en Rosario (provincia Argentina), enfrente del cementerio "El Salvador", un colectivero (chofer de ómnibus) de la línea "114" iba conduciendo de noche medio dormido, de pronto, ve impotente como una chica se le cruza velozmente frente al ómnibus y este la arroya.

El colectivero asustado por lo sucedido y lo tétrico de el lugar decide retroceder, esquivar el cadáver de la chica y escapar. Luego de unos minutos de ir a toda velocidad y no detenerse en sus paradas normales, completamente histérico ve por el espejo retrovisor, que la chica que había arrollado está sentada en el ultimo asiento mirándolo fijo y llorando.

profesor suicidio

Hacia tiempo en 1916 durante la primera guerra mundial, había un profesor llamado william. este profesor tenía un problema, cada vez que los alumnos hablaban de la guerra se alborotaban y desordenaban la clase tirando los banquillos, corriendo y gritando en el aula, eso era prácticamente una rutina, y el profesor siempre actuaba igual, tomaba unas pastillas (no más de dos) y les gritaba a los niños para que se tranquilizaran, esto siempre funcionaba hasta que un día...exageró en el uso de pastillas tomando sin querer cuatro, en ese momento el profesor confundido y aturdido por los gritos de los alumnos no resistió más y agarró una botella de licor y se la lanzó a uno de de los chicos. esta dicha botella le desgarró la cara al niño completamente, los demás alumnos asustados gritaron y los más peleones del salón se lanzaron contra el pobre profesor, el profesor para defenderse agarró un lápiz del suelo y se lo apuñaló a uno de los que estaba encima de él en el estómago y en medio de la confución el pobre profesor william salió corriendo despavorido hacia un bosque....en una árbol que observó, agarró unas cuerdas y se ahorcó.
al día siguiente, uno de los alumnos encontró al profesor muerto, colgando del árbol. pronto se corrió la voz de lo ocurrido. desde ese momento el pueblo hablaba de él como el "profesor suicidio".
desde entonces en el bosque hay un cuerpo guindando y meciéndose con la brisa todas las noches en el mismo lugar, es el fantasma del profesor. aunque nunca aparece de otra forma que no sea ahorcado asusta demasiado pues si lo miras a la cara tiene la lengua excesivamente ancha y fuera de la boca, sus ojos abiertos y desencajados te observan y su cuerda siempre lo mese haciendo el ruido característico de la cuerda frotándose tiezamente con la madera, esto atemoriza a las casas del pueblo que aunque se encuentran a 40 metros de distancia del fantasma se escucha ese horrible sonido despertando a todos con un miedo terrible y no para hasta que amanece, y aunque el árbol se ha cortado infinidad de veces aparece misteriosamente en el bosque cuando anochece, y aun hoy se puede ver al profesor suicidio meciéndose en el mismo árbol todas las noches durante los 91 años que hace de su muerte.

si ves a un ahorcado con estas características en un bosque de algún pueblecito echa a correr lo más rápido que puedas ya que cuenta la gente que nadie soporta su mirada y que si te quedas varios segundos observándolo puedes llegar a enloquecer, incluso se dice que hay algunos que han muerto víctimas del profesor suicidio…

sara y jeniffer

Esta historia pasó hace muchos años en un lugar alejado de la ciudad, en un pueblo de nueva jersey (eeuu). no se sabe si lo que pasó fue verdad o si es sólo una leyenda; pero los inquilinos que ahora viven en la casa donde ocurrió la desgracia dicen que a veces por las noches oyen los gritos de una chica y los llantos de otra chica, de voz parecida a la de la primera, pero más bonita y clara, como si fueran las voces de dos hermanas adolescentes.
bueno; el caso es que, hace 40 ó 50 años atrás, en una casa grande de un pueblo de nueva jersey, vivía un feliz matrimonio con dos hijas de la misma edad, sarah y jeniffer, unas adolescentes de 16 y 17 años (jeniffer era la mayor).

era una familia que lo tenía todo; amor, bastante dinero... los padres creían que eran la familia perfecta, pero ignoraban algo respecto a sus hijas: el gran odio que sarah sentía hacia jeniffer. tenía una gran envidia a su hermana; ya que era más guapa, más alta, tenía más suerte con los chicos, era admirada por todos, tenía una voz más bonita, era la más popular, era la mayor de ellas dos... pero había algo que sarah envidiaba muchísimo a jeniffer, mucho más que cualquier otra cosa: sus ojos. jeniffer no era vanidosa ni soberbia, pero no podía evitar decir que sus ojos eran su mayor orgullo, estaba orgullosísima de ellos, no paraba de alucinar con sus ojos, y es que eran perfectos: de un azul claro precioso, brillantes... y todos la admiraban por eso, todo el mundo le comentaba que tenía unos ojos preciosos.
el caso es que una tarde sarah se quedó pensando en su cuarto sobre cómo podría destruir a su hermana jeniffer, ya que la odiaba mucho, y se le ocurrió una idea bastante cruel y sanguinaria, aunque no era raro porque sarah estaba volviéndose loca y enferma mental. su principal objetivo era hacer que los ojos de jeniffer dejaran de molestarla con su belleza, y que de paso jeniffer dejara de ser la mejor en todo. mientras sarah se quedó en la casa preparando y materializando su plan, jeniffer estaba dando una vuelta con las amigas por la ciudad, y los padres se habían ido al cine y al teatro, así que fue la ocasión perfecta para trazar su plan sin que nadie la viera.
pasaron las horas, pasaron y pasaron, y se hizo de noche. eran las 10:00. jeniffer estaba yendo hacia su casa. venía muy contenta y sonriente. entró muy rápido en su casa sin mirar a su alrededor. fue a su cuarto y se encontró con su cuadro de comunión roto y tirado en el suelo. después empezó a recibir unas llamadas. era alguien amenazándola con arrancarle los ojos y con destripar a su club de fans. la voz le resultaba conocida. jeniffer se estaba asustando muchísimo, y también oía gritos fuera de la casa. era sarah, que lo hacía para asustarla más.
diez minutos después, jeniffer salió de la casa, y, nada más salir, se detuvo. su boca se secó. su corazón se paró. se quedó de piedra con lo que vió. lo que había visto era tan enormemente horrrible, tan horroroso, que se arrancó los ojos para no ver más. era su propia hermana ahorcada de un árbol con tres puñaladas en el vientre y mirándola directamente a los ojos. las ideas de la desquiciada sarah habían quedado muy claras, y su venganza se había cumplido. estuvo dispuesta a morir a cambio de que jeniffer perdiera su felicidad, y, sobre todo, su mayor tesoro: sos ojos.

la llorona

a principios del siglo xvii existió en la ciudad de durango una hermosa mujer de nombre doña susana de leyva y borja, cuya extraordinaria belleza tenía deslumbrados a todos los jóvenes de la ciudad que la cortejaban incesantemente y deseaban correspondencia a su amor.

la dama que pisaba los veinte abriles, era consciente de su singular hermosura y con desdén poco usado descorazonaba a sus admiradores.

por esos años llegó a estos lugares, proveniente de la capital de la nueva españa, don gilberto hernández y rubio de martínez y nevárez, joven apuesto y elegante, de rancio abolengo y noble linaje, caballero de la orden de santiago y oidor del santo oficio, quien cabalgando un corcel negro de pura sangre, se encontró con doña susana precisamente en la plaza mayor frente a la catedral, lo que ahora es la plaza de armas. al contemplar el caballero la belleza única de doña susana, bajó de su caballo y extendió su capa sobre el piso para que pisara sobre ella la mujer del relato.

el hecho y los decires del noble origen de don gilberto, impresionaron a la dama que correspondió con femenil sonrisa a la gallarda acción del joven pretendiente.

el noviazgo se formalizó, pero al advertirlo don pedro de leyva y quirino, padre de la muchacha, la reprendió severamente prohibiéndole de manera terminante toda pretensión de matrimonio con un hombre español de sangre pura. aunque la joven exigió las razones de tal prohibición, don pedro se concretó a contestar:

no tengo por qué darte explicaciones ni se las daré a nadie, simplemente es una orden que debes cumplir.

doña susana se encontraba perdidamente enamorada de don gilberto, razón por la que optó por huir en brazos de su amado una noche oscura y lluviosa.
en las afueras de la ciudad el enamorado improvisó una casa de campo, situada más o menos en lo que ahora es el crucero de las calles negrete y regato, donde estableció su nido de amor con la encantadora dama.

el tiempo pasó y pronto la pareja en amasiato procreó tres hijos que eran el encanto de la madre, quien frecuentemente le pedía al varón legalizar la unión marital para poder dar nombre sin afrenta a sus tres vástagos. don gilberto como única respuesta, solamente le daba un beso ala amada y le ponía en sus manos algunas monedas de oro.

un domingo, cuando la mujer asistía a misa al templo mayor de la ciudad, después del evangelio escuchó correr las amonestaciones, en las que el cura con voz serena anunció:

la noble señorita doña marcela jiménez de alanís y ballesteros se propone contraer matrimonio con don gilberto hernández y rubio de martínez y nevárez, caballero de la orden de santiago y oidor del santo oficio... etc.

doña susana no creía lo que escuchaba, al mismo tiempo que todas las miradas de la concurrencia se concentraron en su persona y los cuchicheos en coro la señalaban burlonamente.

al salir del templo, tomó un coche y ordenó al cochero conducirla a casa de don gilberto, situada en ese tiempo más o menos en lo que ahora es la calle de hidalgo entre pino y cinco de febrero.

no le reclamó la traición, solamente le pidió que no la abandonara a ella por sus hijos, que siguiera sosteniendo a quienes eran de su sangre.

el hombre iracundo le dijo:

no vuelvas a cruzarte en mi camino, eres indigna de mi linaje… tú eres una mestiza… hija de una india indeseable. tu padre hizo mal en darte el nombre que no mereces.

le dio un golpe con la pesada bota, cuando la mujer postrada de rodillas lo abrazaba de las piernas implorándole su protección.

la mujer rodó por el suelo, humillada y herida en lo más profundo de la dignidad humana.

dos domingos después, cuando los esponsales se realizaban con toda elegancia y solemnidad, en el preciso momento en que el sacerdote pedía a los contrayentes que manifestaran su voluntad para la unión, una dama elegante se acercó discretamente a la pareja y simulando que pretendía colocar el lazo, sepultó en repetidas ocasiones un afilado puñal sobre el pecho y espalda del novio y la novia, que cayeron pesadamente sobre el suelo, bañados en sangre.

la mujer se escurrió entre la confundida multitud, salió del templo y enloquecida corrió por la calle hasta llegar a su casa. tanto por el rencor del despecho, como porque sabía lo que le esperaba ante el tribunal del santo oficio, doña susana llegó a su casa, tomó a sus tres hijos y, antes de ser aprehendida por el alguacil y su gente, corrió rumbo al poniente tratando de ocultarse de la justicia.

no avanzó mucho, cuando llegó al arroyo entonces caudaloso, lo que ahora es la acequia grande, los perseguidores casi le dan alcance y en supremo intento de protesta contra las absurdas costumbres de la sociedad de la época, la mujer enloquecida degolló a sus hijos, los arrojó al arroyo y sepultándose la daga en el corazón puso fin a la quíntuple tragedia.

la ciudad entera enmudeció por lo ocurrido y, al anochecer de esa tarde de mayo en plenilunio, escuchó asombrada el aterrador lamento:

¡aaaaayyy! ¡aaaaayyy! ¡miiiis hijooooos! ¡¿donde están mis hijos?! ¡aaaaayyy!

el llanto recorrió toda la calle que ahora es negrete, y desde ese tiempo por más de dos siglos se llamó calle de la llorona.

Sombra en el camino

Mi madre me contó que el padre de una amiga de ella era camionero, se dedicaba a transportar artículos deportivos por todo el país, una vez viajando por una ruta vio que se cruzaba la silueta de un chico joven, frenó de golpe pensando que lo había atropellado, su compañero que venia dormido se despertó con la frenada y bajó a ver que pasaba.

El trailero fantasma

Carlos, el conductor, le dijo asustado que había atropellado a alguien, así que buscaron por todos lados y no encontraron nada. cada vez que viajó por esa ruta, en ese mismo lugar se le cruzaba la misma silueta, estaba tan obsesionado y asustado que consultó a una vidente, ella le dijo que en ese lugar había muerto un joven atropellado por un camión y que su espíritu estaba pululando por allí, pero que se quedara tranquilo porque no le iba a hacer nada.

hace mucho tiempo, sobre la carretera de la rumorosa, un trailero manejaba a toda velocidad rumbo a mexicali, pues su esposa estaba a punto de dar a luz y quería llegar rápido a su casa, ya que llevaba dinero para lo que se ofreciera, mas cuando iba a tomar una peligrosa curva perdió el control y se estrelló contra unas rocas.

el chofer se bajó del trailer todo aturdido, se miró el cuerpo y se alegró al darse cuenta que no le había pasado nada. entonces esperó a que pasara alguien para que le ayudara o lo llevara a la ciudad, pero durante mucho tiempo nadie cruzó aquellos cerros. el hombre se quedó dormido y cuando despertó se sorprendió al ver todo oscuro; no entendía qué pasaba así que decidió caminar, caminó y caminó, avanzó una buena distancia, sabía que la salida de la rumorosa estaba cerca y sin embargo, cuando se dio cuenta se encontró en el mismo lugar del accidente...

a los tres días hallaron el camión pero no al conductor; de él no se supo nada. hasta que en una ocasión, años más tarde, un muchacho que manejaba un trailer se detuvo porque un hombre le hizo señas.




—amigo, me llamo francisco vázquez y necesito con urgencia que mi mujer reciba un dinero porque va a tener un niño. yo no puedo ir, mi trailer se descompuso y no lo puedo dejar aquí.


—sí, señor, con gusto se lo llevaré —contestó el muchacho— sólo dígame dónde vive su señora.


el hombre le entregó un papel en el que anotó la dirección y el nombre de su esposa. al despedirse, el joven sintió que un escalofrío le recorría la espalda, pues al darle la mano, el señor estaban tan frío como un muerto. el muchacho no le dio importancia, subió a su trailer y se encaminó a la ciudad de mexicali.

al día siguiente, fue a buscar a la señora pero no la encontró; alguien le dijo que ya no vivía ahí, que hacía tiempo se había cambiado. sin darse por vencido, preguntó en varios lugares hasta que, por las señas del papel, una anciana le indicó dónde vivía. al llegar dio unos golpes en la puerta y esperó a que le abrieran.

—¿dígame joven? —le preguntó la señora.

—perdone, ¿aquí vive la esposa del señor francisco vázquez?

—soy yo —contestó ella— ¿qué se le ofrece?

—ayer en la carretera, su esposo me pidió que le trajera este dinero, porque se le descompuso el trailer...

—¡no puede ser! —lo interrumpió la señora tapándose la boca—. mi marido murió hace cinco años.

al muchacho le temblaron las piernas, le dejó el dinero a la señora, que se puso a llorar, y se fue para su casa todo asustado. cuando llegó, apenas había cerrado la puerta cuando descubrió frente a él al trailero de la carretera y brincó espantado; sentía que una fuerza extraña lo invadía.

—¡gracias, amigo! —le dijo el muerto con voz cavernosa, mientras desaparecía.

el joven podía escuchar los latidos de su corazón y tardó un buen rato en recuperarse de la impresión. tiempo después, al platicar con unos amigos, se enteró de que el trailero ya se les había aparecido a otros hombres, mismos que no habían cumplido el encargo del muerto, por eso se les fue secando el cuerpo hasta quedar como esqueletos.

la Sayona

cuenta la historia que hace mucho tiempo, vivía una mujer muy hermosa, llamada melisa. desde chiquita melisa había sido muy celosa.
melisa creció, y se casó con un maravilloso hombre quien era incapaz de herir a nadie.
pronto tuvieron un hermoso hijo.
pero en su pueblo, había un hombre de mala fe, mentiroso y mujeriego que se enloquecía por ella. este la espiaba cada día mientras ella nadaba desnuda en el río, hasta que ella un día lo descubrió.
¿qué haces aquí espiándome?, de ti me lo podía esperar.
a lo que este contesto.
no, yo vine a advertirte, mujer, que tu hombre te esta cambiando por otra, tu marido te esta traicionando con tu propia madre. algo totalmente incierto.
al oír esto melisa palideció de repente y salió corriendo hacia su casa. al llegar encontró a su esposo y a su hijo, llena de celos, prendió fuego a su propia casa en la cual se encontraba su esposo y su bebe de 9 meses, desde lejos se podían escuchaban los llantos del bebé y los gritos del esposo pero para cuando llegaron los vecinos ya era demasiado tarde.
mientras los vecinos se lamentaban melisa ya había llegado a casa de su mamá, a la cual le contó lo que había hecho y porque lo hizo, la madre horrorizada diciéndole que ella no la había traicionado mientras huía hacia el patio, pero no pudo escapar y melisa la atacó con un machete dándole tres cuchillazos en el vientre, ésta antes de morir dijo: jamás te mentí, y tu cometiste el peor pecado, matar, pero yo te condeno sayona.
desde entonces se cuenta en el pueblo que a los hombres mujeriegos se les aparece una hermosa mujer, quien les pide que le enciendan un cigarro.
pero no lo hagan porque al hacerlo verán su espectral rostro, el rostro de la propia muerte y si no mueren del susto al ver esta horrenda cara, ella los acosará tomando diversas formas hasta producirles un infarto hacer que se caigan por un barranco o cualquier otra horrenda muerte.

Broma macabra

Se cuenta que hace tiempo en algeciras, una noche de fiesta cuando el calor y el frío guerrean y ninguno se resiste a perder, la juventud nos íbamos a la playa a bailar en unos bares de verano que abrían hasta muy tarde.

Había un grupo de chicos pasándolo bien cuando unos de ellos fue a tomar aire fresco, vio a una chica cerca de la orilla vestida con vestido largo y de tirantes, a él le llamó la atención y se acercó a ella, cuando estuvo junto a ella vio que era preciosa y que estaba triste.

Le dijo que se sentía muy sola, él la invitó a estar juntos, bailaron, charlaron en la orilla de la playa, ella sintió frío y el le ofreció su chaqueta vaquera, luego se dispusieron a irse, él la acompaño hasta la puerta de su casa y allí tuvieron una despedida muy dulce, con un beso quedaron para el día siguiente, así ella le devolvería su chaqueta y él la volvería a ver, pues sentía algo en su interior por ella.

A la mañana siguiente deseoso de encontrarse con ella...tocó en su puerta y salió un señor con el gesto abatido, el chico preguntó por su hija, le dijo que venia a buscarla, que había quedado con ella, entonces el hombre montó en cólera, le dijo que broma macabra era esa, que si no respetaban el dolor de las personas....entre gritos y lagrimas le dijo que su hija llevaba un año muerta y cerró la puerta.

El chico entre el horror y la pena no entendía lo que sucedía, verificó que fuese la casa a la que llevó y besó sus labios, le vino a la mente ir al cementerio así confirmaría su historia , mientras buscaba sin para y sin saber donde...en una lapida diviso una chaqueta vaquera colgada...se acercó y vio la foto de la chica fallecida y......era ella¡¡¡¡

El diablo en la discoteca

Una noche de viernes santo, se hizo una fiesta en la discoteca mas famosa de Medellín (Colombia) llamada MANGOS, dicen que en un momento determinado de la noche ,entró a la discoteca un joven, que atraía las miradas de todas las jovencitas que se encontraban en el lugar, era alto ,muy bien vestido, con unos ojos algo extraños pero encantadores...

Este apuesto joven se acercó a una muchacha para sacarla a bailar y ella encantada por su apariencia aceptó sin pensarlo dos veces, mientras bailaban él le advirtió que no mirara sus pies ya que se sentía un poco intimidado y no era capaz de seguir el ritmo, ella asintió con la cabeza…

Pero al cabo de un rato no resistió mirar sus pies, ella se quedó sin aliento al ver unas garras horribles y se desmayó enseguida, todo el mundo al ver a esta joven tendida en el suelo corrió a socorrerla, y el joven con el que bailaba ya había desaparecido del lugar.

La muchacha cayó en un terrible estado de coma, y sus padres ordenaron revisar las cámaras del lugar para identificar al hombre que para creencia de todos era el culpable de su estado, pero para sorpresa suya en el video de seguridad se veía claramente que la jovencita bailaba sola por todo el lugar, lo que quiere decir que el hombre no se reflejaba, lo que ya era bastante extraño, y para confirmar esta escalofriante historia en el baño del establecimiento en uno de los espejos decía:

"Viernes Santo, muerte de Cristo, Viernes Santo yo revivo y riego sangre y temor entre los humanos"...

La discoteca estuvo varios días impregnada con un olor a azufre y la joven murió después de un tiempo con unas marcas de quemaduras en la espalda...

¿¿¿Te atreverías a irte de fiesta ahora en Viernes Santo???

Colegio Sta. Cecilia

Un día normal yo asustando a mi hermana comenzamos a hablar de cosas de terror.
Ella me contó que nuestro colegio, habían ocurrido diversas muertes (de la cual sólo contare una) y me habló de una chica, que se llamaba Marian.

Yo no le creí, así que pregunte a la señora que vive en el colegio (pues el colegio
es un poco raro hay dos partes: una como antigua y otra renovada, en la antigua vive
la señora) si esa historia que me contó mi hermana era verdad. Y para mi sorpresa si era verdad, pero ella me la contó con más detalle y ahora la vas a leer a continuación:

La chica llamada Marian, llevaba desde muy pequeñita en el colegio y al llegar a 5to año ocurrió la tragedia. Un profesor muy guapo y joven la conoció, y se enamoraron.
A los 5 meses, la chica tuvo relaciones con el profesor.

Al poco tiempo la chica descubrió que estaba encinta, y enseguida se lo contó a su novio el profesor.

El profesor tuvo una reacción que ella no esperaba... el desgraciado quería que abortara, como era menor de edad podía ir preso. Entonces la chica se negó y el como era profesor de ciencias, le quiso practicar el aborto. Ella no quería para nada, corrió hasta el baño donde, algunas alumnas dicen q se escuchaban llantos.

Eran las 6:00 Am, y la chica todavía no salía estaba encerrada. El profesor intentado abrir con el gancho con que le iba a practicar el aborto, en un movimiento brusco, el gancho se introdujo en el abdomen.

La sangre brotaba por el piso y cayó en la planta baja donde todos observaron la sangre y enseguida fueron a ayudar al profesor al llegar ya estaba desangrado.
Entonces recogieron el cuerpo. Las niñas estaban aterradas, y allí fue cuando una niña le dijo a Lulu “que es la que organiza todo en el colegio" El baño esta cerrado, hay alguien adentro que no quiere abrir". Ella fue con otra organizadora, por unas llaves a abrir la puerta...

Abren la puerta y ven su horrible entorno, Marian estaba dentro ¡muerta! Se había ahorcado con la camisa...

Recogieron el cuerpo a las 6:30 am, se lavó el baño y todo bien normal hasta dentro de otros años.

Cuando pasaron los años, el baño seguía abierto, y una chica de 13 años se fue a arreglar a tempranas horas de la mañana, todo transcurría bien hasta que la chica vio salir a alguien del baño, era Marian!!! no la reconoció pero vio que tenía un gran morado en su cuello... le pregunto: "hola te puedo ayudar en algo chica- dijo ella- ¿que te a pasado en el cuello te has lastimado?- pero nada no respondía- bueno buscare ayuda ya vengo- . Al salir, Marian la sujeto por el brazo y le dijo golpeándola contra la pared: "Ayúdame, ayúdame por favor... no quiero perder mi hijo, por favooooor!!!...

La chica gritó muy duro con toda el alma. Y llegaron todos y la encontraron desmayada.

La llevaron a su casa y al despertar, ella contó a todos lo ocurrido y dijo que en ese exacto momento Marian le pedía ayuda. Después de muchas pruebas psicológicas fue trasladada a un manicomio, aquí en Venezuela.

Ella no logró recuperarse y se ahorcó en el cuarto de la habitación.

No se si esto sea verdad pero lo más probable es que si por que yo siempre me hago estas preguntas:

¿Porqué el baño del tercer piso donde se supone que se ahorcó la chica esta cerrado, incluyendo las ventanas?
¿Por qué no han abierto ese baño durante más o menos 14 años?
¿Por qué cuando subí una vez a ese piso (sin saber la historia) sentí frío y oí algunos gemidos?

Sólo se que se rumorea que el baño supuestamente los están remodelando, pero desde hace 14 años, no lo creo. Solo ustedes saben si creer.

El niño del Diablo

Hace mucho tiempo, no se la fecha exacta, ni si es verdad, en el municipio de calera de v. r., cuentan que una señora perdió a su esposo en un accidente, quedo sola con su único hijo, que era un bebe.

Esta señora se empezó a volver loca porque no podía sacar adelante sola a su niño, y llegó un momento en el que prácticamente estaba loca de remate, ese día tiró al niño en el arrollo que pasa por el centro del municipio, donde no había nadie. el niño murió de hambre y frío.

Después de varios días unos señores encontraron el cuerpo del bebe y lo enterraron, pero el llanto de ese niño sigue en el arrollo, incluso se dice que se aparece por las noches flotando en el agua.

El rumor seguía corriendo y un señor que venia en una bicicleta de trabajar, escuchó un llanto de un niño en un árbol de ese arrollo, se acercó al árbol y vio a un bebe que estaba abandonado, lo levantó y lo destapó para verlo, y al destaparlo era un bebé muy hermoso y el señor dijo, que niño tan bonito, y al terminar el bebé le contestó con vos de ultratumba:

- no, ya hasta tengo colmillitos.

El señor se asusto tanto que tiró al niño y se subió a la bicicleta gritando atemorizado ya que creía que había visto al mismo diablo, al cabo de unos días este señor murió en extrañas circunstancias.

Las personas que viven por ese arrollo aun siguen escuchando el llanto, y les creo, porque yo lo he oído, muchos tienen miedo de pasar por el lugar y encontrarse al niño abandonado, presagio de su muerte.

Muertes gemelas

En una reconocida familia de inglaterra, una madre iba a tener un parto en algún hospital de liverpool, iban a ser gemelas.
por fin llegó ese día y vinieron al mundo dos hermosas niñas. cuando cumplieron su tercer aniversario la familia salió a pasear, de regreso y mientras cruzaban la carretera para recoger el vehículo que allí habían estacionado, sin darse cuenta y en un abrir y cerrar de ojos, un vehículo se dirigía a toda velocidad hacia ellas y la desnaturalizada madre soltó a las pequeñas corriendo a un lado de la carretera. todo ocurrió en cuestión de segundos cuando el carro atropelló a las gemelas.

no se pudo hacer nada, las niñas habían muerto. todos los familiares y allegados acudieron al elegante funeral, se notaba un dolor especial en el ambiente, había una sensación de tragedia, de una tragedia que posiblemente se habría podido evitar. pero nadie como la madre se lamentaba tanto, quien repetía y repetía una y otra vez que no debió haber soltado a las niñas y que deseaba que dios se la hubiese llevado a ella en vez de a sus queridas hijas.

dos años más tarde y ya superado el trauma, la madre quiso volver a tener hijos; el padre aceptó. sin saber lo que iba a suceder de nuevo. cuatro meses después el doctor comprobó que en su vientre había un bebé, un hermoso varón y que para que naciera saludable debía volver en dos meses para empezar a ejercitarlo. la madre se propuso que lo querría como si nunca hubiese tenido hijos.
a los seis meses al niño ya se le veía claramente la forma de su pequeño y ligero cuerpecito, a los ocho meses la madre sentía que ya no podía aguantar más así que fue un parto prematuro. la noticia no era de esperarse, la madre se desmayó durante el parto e inexplicablemente salieron gemelas.

la madre no dio importancia al hecho y daba gracias a dios por haberle devuelto a sus hijas, pero entre dientes la madre y el padre se decían que nunca mencionarían nada de lo que sucedido y que las tratarían como si fueran las primeras.

una navidad, tres años después, la familia salió de paseo al mismo lugar de siempre, al regresar, mientras cruzaban la carretera que tanto pavor daba a la madre las niñas se agarraron fuertemente a las manos de su madre y mientras se encontraban en mitad del asfalto las niñas le dijeron a su madre: “mamá……no nos sueltes, que aquí fue donde nos mataron”.

El colegio maldito

todo empezó hace muchos años, en mi pueblo, que por aquel entonces solo era un pueblito mas de los muchos perdidos entre las montañas de asturias. mi pueblo como ya he dicho era pequeñito, apenas tenía una pequeña plaza con iglesia, un parque, una pequeña cárcel y una escuela, con todas las casa apiñadas alrededor. pero aún así estaba muy orgulloso de su escuela: era una de las mejores de toda la cuenca, pues era bastante grande y estaba al alcance de todas las familias, aunque los profesores escaseaban. pero un buen día, un día de clase, un grupo de alumnos estaban haciendo manualidades con su profesora. tendrían apenas 8 ó 9 años, y se lo pasaban en grande con el barro y las pinturas. la profesora, una joven muy guapa y que había empezado hacía apenas un mes, puso la radio para oír el parte del tiempo, pues la clase se iba el día siguiente al monte de excursión. pero a la mitad del parte, un hombre con voz muy grave cortó la comunicación y dio una noticia de última hora: "les comunicamos que se ha escapado un peligroso asesino de la cárcel del pueblo... por favor, les rogamos que cierren herméticamente puertas y ventanas hasta que sea detenido. “gracias" los niños se asustaron mucho y con razón; la cárcel quedaba muy cerca de la escuela. la profesora los tranquilizó y se puso a contarles historias para que se calmaran y se olvidaran un poco de aquello, pero a una niña le entraron muchas ganas de ir al servicio... la "profe", con la poca experiencia que tenía y después de lo que habían dicho en la radio, no sabía si dejar a la niña ir, pero ésta insistía tanto que al final la dejó; antes de marchar, acordaron una contraseña para saber que era la niña y no el temido preso:
cuando llegara, tenía que dar tres golpes en la puerta y arañarla dos veces. la niña se fue al baño, pero nunca volvió.
el preso, que estaba escondido en un lavabo, la obligó a que le dijera la contraseña y luego le cortó la cabeza. la profesora estaba ya preocupada, habían pasado veinte minutos y la niña aún no había vuelto. pero de pronto, en la puerta se escucharon tres golpes y dos arañazos: es ella, pensó la joven. pero al abrir la puerta, se encontró con el cuerpo sin cabeza de la pobre niña....de un salto, el preso entró en la clase, y entre gritos de terror y dolor, acabó con todos los niños..... sólo la profesora quedó con vida, pues logró saltar por una ventana.....hoy en día está en un psiquiátrico, no puede parar de repetir una y otra vez: tres golpes y dos arañazos, tres golpes y dos arañazos.... la escuela estuvo a punto de ser derrumbada , pues solo traía malos recuerdos, pero al final la dejaron. dicen que si entras, en el baño podrás ver la cabeza de la niña, que te mira fijamente con ojos llenos de terror, y que en la clase, chorrean sin parar regueros de sangre por las paredes......[/color]

Fuentes de Información - Las mejores leyendas urbanas

Tags: leyendas | urbanas

Dar puntos
19 Puntos
Votos: 4 - T!score: 5/10
  • 0 Seguidores
  • 30.577 Visitas
  • 10 Favoritos

6 comentarios - Las mejores leyendas urbanas

@Ricahrd Hace más de 7 años +1
me dio miedo!
@TheDarKon Hace más de 3 años +1
la de la llorona...... LEI TODO
@ginoxmaiden666 Hace más de 2 años -1
faaa la ultima esta re loca, las dos de las escuelas y la del trailero estan buenas
@GnA08 Hace más de 1 año
esta re bueno jajaj
@GnA08 Hace más de 1 año
jajajaj tenes rason jajajaja