¿ES USTED JUDIO?.LOS JUDEO CONVERSOS EN ESPAÑA.


Si no queres leer mira el video nomas

CRIPTOJUDAISMO EN ESPAÑA

Ha quedado demostrado por la Historia, que el pueblo judío ya estaba en la Península Ibérica allá por el siglo 1º D.C., y que se extendió por toda España y Portugal. De ellos procedemos nosotros ya que adoptando nuestros lenguajes crearon apellidos españoles y portugueses.

Según las últimas investigaciones, el actual pueblo judío, "sensu latu", no constituye desde el punto de vista antropológico físico, la unidad clara. Los judíos sefarditas (españoles) son, en conjunto, gente que pertenece a la llamada "raza mediterránea", mientras que los asquenasitas presentan en su cuerpo, aparte de una proporción sensible de elementos mediterráneos, una gran cantidad de rasgos alpinos y, sobre todo, dináricos.

Por eso no ha de parecer extraño, en teoría, que haya muchos hebreos marroquíes y de otras tierras próximas a España que apenas puedan ser diferenciados de los españoles, o de ciertos tipos de españoles. Más la experiencia indica -con perdón de los antropólogos- que este concepto de "raza mediterránea" es cosa harto genérica e insuficiente en casos. Así, cuando llegan a España gentes de países en los que las comunidades hebreas se hallan muy bien definidas, desde todos los puntos de vista, suelen destacar a veces, de una manera tajante, el aspecto JUDAICO de tal o cual compatriota nuestro.

Los judíos fueron expulsados de España en 1492. Los que quedaron se convirtieron al catolicismo y algunos hasta 1700 hacían prácticas secretas de judaísmo. Cogidos "in fraganti", eran quemados, penitenciados y ajusticiados. Quedaron en la pobreza. Los Reyes Católicos tras su edicto de expulsión ordenaron la confiscación de bienes, quedando en la pobreza, perseguidos y mal mirados por una sociedad que se hacía llamar cristianos viejos, cuando en 1391, 101 años después de la expulsión, hubo una conversión masiva a la fe de Cristo y una gran matanza por motivos religiosos.

Familias como los Fuster, Pujol, Pardo, Climent, Sanchis, Salvador, Serra, y un larguísimo etcétera, de mas de 750 apellidos españoles (de origen judío) fueron ajusticiados por la Inquisición en Castilla, Aragón, Mallorca y Valencia. El tribunal de Valencia entre 1478 y 1530 castigó y aniquiló a muchos por volver a las prácticas secretas judaizantes, se trata de los llamados "marranos", o judíos secretos, judaizantes, que hasta principios de 1700 estuvieron dando problemas y una vez conversos, algunos fueron muy famosos comerciantes, y personas muy destacadas en todos los terrenos que tocaron. Los March (Banca) proceden de judeoconversos.


¿ES USTED JUDIO SEFARDI?


MAS DE 750 APELLIDOS ESPAÑOLES LE DARAN UNA PISTA.


Familias como los Aguilar, Aguiló, Aragón, Aznar, Badia, Barrachina, Berenguer, Cortés, Cuenca, Cristian, Dalmau, Daviu, David, Donlope, Egea, Esplugas, Esteban, Farrega, Fernandez, Ferrando, Galiana, Garcia de Moros, Garcia, Hernandez Hidalgo, Hita, Latorre, Leon, Lopez, Llorens, Lluch, Llevia, Madrid, Mendoza, Morales, Nadal, Narbona, Noguera, Oliber, Ortega, Ortiga, Pardo, Pedralbes, Perez, Quintanal, Quart, Ramon, Riera, Ribas, Salom, Segovia, Soto, Tarrega, Trapero, Ugolon, Urella, Urrea, Valdivia, Valls, Vidal, Xiger, Jimenez, Jime ez de Rueda, Zaflor, Zaragoza, Zaporta o Saporta, y un larguisimo etc...





link: http://www.youtube.com/watch?v=dYvYTTew5RE

APELLIDOS SEFRADÍES
Es una tradición española considerar como apellidos propios de los judíos todos aquellos apellidos de origen toponímico, de oficios o de profesiones. Esto es un gran error dado que en todos los pueblos de Europa los apellidos siempre tienen básicamente el mismo origen. Así tenemos apellidos de origen patronímico, que son aquellos derivados de un nombre propio: de Sancho–>Sánchez, de Ramiro->Ramírez, así también Martín, Alonso, etc. Toponímico, o del lugar de procedencia como Ávila, Córdoba, Franco, etc. Apellidos inspirados en accidentes o detalles geográficos que referencian a una familia dentro de un mismo pueblo, como puede ser De la Fuente, Del Río, Plaza, Lacoste, etc. Aquellos que toman una cualidad física o psíquica para identificar a un individuo dentro del grupo, como Moreno, Rubio, Petit. Y por supuesto los que indican que se ejerce un determinado oficio o profesión (Guerrero, Ferrer, Calle, Taylor).
Es por lo tanto muy difícil asegurar una atribución exclusiva o tan siquiera relativa de un apellido con personas de una determinada religión, como muy bien expresaba Don Julio Caro Baroja en su obra «Los judíos en la España Moderna Contemporánea». Al tratar precisamente del tradicionalismo de los sefarditas, tanto en sus actividades lingüísticas como al ejercer oficios y profesiones, afirma que «aparte de conservar con celo apellidos desaparecidos hace mucho en España, o que, por el contrario, les son comunes con cristianos viejos de los que aquí pueden vivir (éste el de los apellidos, es terreno muy resbaladizo, y en el que muchos pueden dejarse llevar por la pasión fácilmente...».3
En el apéndice X de la obra «Apellidos de conversos» se recoge un manuscrito de la Biblioteca Nacional que se ocupa del problema de los apellidos en Aragón.4
«Es de saber, que cuando los moros y judíos se bautizaron por mandado de los Reyes Católicos don Fernando y doña Isabel, muchos hombres principales, para aficionarlos a que de mejor gana lo hiciesen, les ponían sus nombres, de donde ha sucedido que ahora los sucesores de aquellos hombres principales tienen su limpieza en disputa, por ver que se hallan confesos de su apellido»
Allí se cita como ejemplo los casos de los Mendoza, Señores de Sangarrén, o de Don Domingo Ram, obispo de Huesca, que otorgaron su apellido a muchos bautizados.
Es cierto que los judíos tomaron tradicionalmente apellidos inspirados en personajes bíblicos, pero esos son también comunes en los individuos de religión islámica o cristiana. Otra fuente de inspiración propia fueron los motivos naturales, metales, piedras preciosas o sustancias, o simplemente los nombres de los colores.5 Por último debemos citar el caso de los judíos conversos que adoptaron voces de inspiración cristiana.
No es posible asegurar si un apellido concreto es judío o no. El hecho de que un determinado apellido sea portado por un judío no implica que ese apellido sea judío y, por ende, que todos los que lo llevan tengan origen judío. El proceso debe ser justo el contrario, dado que podemos afirmar sin ninguna duda que los apellidos judíos todavía en uso, con sus modificaciones, falsificaciones, etc. que estén referenciados en apellidos de origen español, determinan la herencia sefardita en un judío.


APELLIDOS ADQUIRIDOS AL VIAJAR :
En apellidos que derivan de ciudades el orígen es claro.
Romano , Toledano , Minski, Kracoviac.
Otras veces el apellido muestra el camino que los judíos tomaron en la diáspora.
Por ejemplo encontramos en Polonia apellidos como Pedro , que es un nombre español.
¿ Que indica? Fueron judíos que escaparon de la inquisición española en el siglo XV.

En su orígen, posiblemente eran sefaradim, pero se mezclaron y adaptaron al medio azkenazi.
Muchas abuelas polacas se llaman Sprintze. ¿ De donde viene ese nombre?
¿ Que significa ?
Piensen que en hebreo no se escriben las vocales , así que es un nombre que se escribe en letras hebreas Sprinz , que en polaco se lee Sprintze, pero como lo leeriamos si le pusiéramos vocales , en español , sería Esperanza , que escrito en hebreo y leído en polaco resulta Sprintze.

CAMBIOS DE APELLIDOS :
Hay tantas historias en los cambios de apellidos. Durante las conversiones forzosas en España y Portugal , muchos judíos se convirtieron adoptando nuevos apellidos , que las parroquias elegían para "cristianos nuevos" como Salvador , ó Santa Cruz.

FUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUentes!
http://usuarios.multimania.es/pardoinfo/crisesp.htm
http://jinuj.net/articulos_ver.php?id=752
http://es.wikipedia.org/wiki/Sefard%C3%AD