EDITADO: Es un resumen que explica el período comprendido entre 1852 a 1880 visto desde el punto de vista de los autores abajo mencionados. Insisto, es una ficha bibliográfica de dos libros que expresan dos teorías que no se contraponen porque cada uno toma un aspecto diferente: la Penetración material y la penetración ideológica.

Los que leen historia saben que no es fácil encontrar el estado de la cuestión en Halperín Donghi. Oszlak es quien escribe mas detallado y con cantidad de notas al pié.

Con respecto a las fotos, no corresponde ponerlas ya que es un tema tratado desde el punto de vista de un análisis historiográfico. Insisto, esto no es para aprender que pasó en forma fáctica sino para entender los procesos desde distintas visiones.

Historia Argentina de 1852 a 1880


1º Conquista de Buenos Aires Caseros Urquiza derrota a Rosas (1852)
El litoral derrota a Buenos Aires.
2º Conquista de Buenos Aires La Capitalización es una nueva conquista de Buenos Aires que se resistía a la misma.
Roca a cargo del ejército, en el Gobierno de Avellaneda derrota a Tejedor al gobernador de Buenos Aires.

Dos choques: Cepeda y Pavón

Alzamientos: Peñaloza y Varela, ambas después de Pavón.

Costosa guerra: con Paraguay Guerra de la Triple Alianza

Halperín Donghi plantea en su hipótesis el problema entre Caseros y la derrota de Buenos Aires con su capitalización.
En 1880 el Estado Nacional ya funciona como tal en 1880. Avellaneda derrota a Tejedor.
Antes: Confederación urquicista y por otro lado en los primeros 10 años después de Caseros al Estado de Buenos Aires.
Pavón es la victoria de Mitre, el fracaso de la Confederación Urquicista.
Cuando gana Buenos Aires hay disconformidad de los Caudillos del interior y es resistida. Peñaloza y Varela derrotados por el Ejército Nacional utilizado en Pavón.
Según Oszlak, el Estado utilizó no sólo la fuerza, sino además la cooptación, es decir que atrajo o sedujo a las élites provinciales del interior, les dio un lugar. Además menciona la Penetración material con los Ferrocarriles que les da la posibilidad de expandir su mercado interno nacional a esas provincias, no para exportar sino para poder vender sus productos en Buenos Aires. Otra cosa fue la creación de las escuelas secundarias
para crear el Estado y la Identidad Nacional, esto es la Penetración ideológica.

Coerción y cooptación: Penetración material e ideológica.

Construcción de una economía capitalista en expansión, agraria y exportadora. Los beneficios de la exportación son para Buenos Aires, es cierto, pero también hay que tener en cuenta que las economías interiores crecieron como el azúcar de Tucumán (el autor re categoriza en que Tucumán a su vez es un centro con respecto a Catamarca), y el vino de Cuyo.
Las élites del interior y Buenos Aires crean un vínculo y alianza política y acuerdo que hacen posible la Construcción de un Estado Nacional.
Halperín Donghi diferencia entre lo que dijo la Historiografía Clásica y la crítica que le hace el Revisionismo, y lo que el mismo cree. Su hipótesis es en este punto que hay una distancia entre el antiguo legado político de Rosas y sus adversarios para ser sus herederos. Si en el orden internacional el legado rosista fue permanente, en la unidad interna fue efímera. La hegemonía sobre Buenos Aires se derrumbó a la caída de Rosas. Los herederos, sin embargo creían que era un legado rosista y que solo faltaba un matíz Constitucional para edificar la Nación, pero descubren que tienen que hacer al mismo tiempo la Nación y el Estado que no había hecho Rosas.

En 1880 la etapa de creación de una realidad nueva puede considerarse cerrada. No porque la Nueva Nación haya sido edificada, sino que se ha culminado la construcción del Estado Nacional que se creía pre existente.

En 1880 hay un Estado Nacional, que terminará mucho después en una Nación con varias cosas mas (Leyes Laicas, Ley 1420, Servicio Militar Obligatorio, etc.). Desde 1880 hay una Nueva Nación, de eso no hay dudas.

En resumen, según Halperín Donghi, hay una hipótesis doble, por un lado lo que caracteriza la etapa es construir y elaborar un proyecto, pero la clave de los 30 años de discordia está en la distancia entre el legado que creían que Rosas había dejado y el que realmente les dejó. El revisionismo tiene una lectura equívoca, según el autor, al considerar que Rosas tenía o, mejor dicho, dejó un legado de Nación y unidad.


FUENTE:

Ficha bibliográfica y periodización realizada por mi.
Resumen del estado de la cuestión de los autores a continuación.

Halperín Donghi "Una Nación para el Desierto Argentino"
Oszlak "La Formación del Estado Argentino"