Primeros Auxilios para bebés

Primeros auxilios para la asfixia y reanimación cardiopulmonar para bebé: una guía ilustrada


Revisado por especialistas en servicios de emergencias de la Cruz Roja Estadounidense, Julio de 2006.


A ninguno de nosotros nos gustaría enfrentar una situación en la que tendríamos que salvar la vida de nuestro bebé, pero es algo que puede suceder. Los bebés pueden ahogarse con alimentos o juguetes, caer en el agua de la tina (bañera) o de una piscina y asfixiarse con cordones de, por ejemplo, prendas de vestir, bolsos y cortinas. Si alguna vez tu bebé se ahoga o deja súbitamente de manifestar signos vitales, deberás saber qué hacer.

Hemos compilado esta guía detallada que explica lo básico que hay que saber sobre primeros auxilios ante un caso de asfixia y reanimación cardiopulmonar (RCP). No obstante, no debes tomarla como la única fuente de información.

Resérvate algunas horas para tomar un curso de RCP para bebés y niños que te permita aprender y practicar las técnicas apropiadas. Estas técnicas difieren según sea la edad del niño, y si se hacen de manera incorrecta pueden causar daños.

Si deseas encontrar un curso en tu zona, ponte en contacto con la oficina local de la Cruz Roja. (Puedes encontrar el número de teléfono en el directorio telefónico.)

Las siguientes instrucciones corresponden a bebés de menos de un año.

Asfixia

• Paso 1: Evalúa la situación con rapidez.

Si de repente tu bebé no puede llorar o toser, algo podría estar obstruyendo sus vías respiratorias, y necesitarás ayudarlo para que lo expulse. Puede ser que haga ruidos raros o no produzca ningún sonido en absoluto mientras abre su boca, y su piel se podría tornar roja o azul.

Si tose o hace arcadas, hay sólo una obstrucción parcial de las vías respiratorias. En este caso, deja que siga tosiendo. Toser es la manera más efectiva de eliminar una obstrucción.

Si tu bebé no puede expulsar el objeto tosiendo, pídele a alguien que llame al 911 o al número local de emergencias y comienza a darle golpes en la espalda y a hacerle compresiones pectorales (ver más abajo, paso 2).

Si estás sola con tu bebé, asístelo por dos minutos, y luego llama al 911.

Por otro lado, si sospechas que las vías respiratorias de tu bebé se cerraron a causa de una inflamación de garganta, llama inmediatamente al 911. Puede que tu bebé tenga una reacción alérgica, por ejemplo, a algún alimento que ingirió o a una picadura de un insecto, o puede ser que tenga una infección, como un crup.

También llama de inmediato si tu bebé presenta alto riesgo de complicaciones cardiacas.


• Paso 2: Trata de hacer que expulse el objeto con golpes en la espalda y compresiones pectorales.

Primeros Auxilios para bebés

Si tu bebé no logra desobstruir sus vías respiratorias y crees que tiene algo atascado, coloca con mucho cuidado su cara hacia abajo, apoyada sobre tu antebrazo, y con tu mano sostiene su cabeza y su cuello. Apoya el brazo que sostiene a tu bebé sobre tu muslo.

Sostén a tu bebé de modo que su cabeza esté por debajo del resto de su cuerpo. Entonces, usando la base de tu mano, dale cinco golpes firmes y bien definidos entre sus omóplatos para tratar de que expulse el objeto.

A continuación, coloca tu mano libre (aquella con la que le diste los golpes sobre la espalda) sobre su nuca con tu brazo en su columna. Dale vuelta con mucho cuidado mientras le sostienes la cabeza y el cuello. Mantenlo boca arriba con tu antebrazo apoyado sobre tu muslo, conservando aún su cabeza más abajo del resto de su cuerpo.

Coloca las yemas de dos o tres dedos justo por debajo de una línea imaginaria ubicada entre las tetillas del bebé. Para hacer una compresión pectoral, presiona el pecho tratando de que se oprima entre 1/2 y 1 pulgada (1,25 a 2,50 cm), luego deja que regrese a su posición normal.

Efectúa cinco compresiones pectorales. Las compresiones pectorales deben ser continuas, sin pausas.

Continúa la serie de cinco golpes en la espalda y cinco compresiones pectorales hasta que logres hacer salir el objeto o hasta que tu bebé comience a toser. Cuando tosa, no lo interrumpas, deja que intente expulsar el objeto.
Si en algún momento tu bebé queda inconsciente, necesitará RCP (consulta más abajo las instrucciones detalladas).

Practícale dos respiraciones artificiales. Si el aire no ingresa (no observas que su pecho se eleva), vuelve a inclinar su cabeza e intenta dos respiraciones artificiales nuevamente.

Si su pecho todavía no se eleva, efectúale 30 compresiones pectorales. Mira dentro de su boca y extrae el objeto si lo ves. Dale otras dos respiraciones de rescate, repite las compresiones pectorales, y continúa así, hasta que llegue la ayuda.

asfixia

Cómo efectuar la RCP

¿Qué es la RCP?


RCP significa reanimación cardiopulmonar. Es la medida que puedes utilizar para salvar la vida de tu bebé en caso de que no muestre signos vitales (respiración o movimiento).

La RCP utiliza compresiones pectorales y respiración artificial para que circule sangre que contenga oxígeno hacia el cerebro y otros órganos vitales, hasta que llegue el personal médico de emergencia. Al mantener en circulación sangre oxigenada se puede ayudar a prevenir daños cerebrales — que pueden ocurrir en cuestión de minutos — y evitar la muerte.

La RCP no es una tarea difícil. Sigue los pasos que te indicamos a continuación:

• Paso 1: Controla el estado de tu bebé.

¿Está tu bebé consciente? Sacude su pie o dale con delicadeza un golpecito en su hombro y llámalo. Si no te responde, pide a alguien que llame al 911 o al número local de emergencias.

Con rapidez, pero con mucho cuidado, coloca al bebé sobre su espalda en una superficie firme. Asegúrate de que no esté sangrando mucho. Si lo estuviese, toma medidas para frenar la hemorragia aplicando presión sobre la zona. No practiques la RCP hasta que la hemorragia esté bajo control.


• Paso 2: Abre las vías respiratorias de tu bebé y chequea su pulso.

bebes

Inclina hacia atrás su cabeza con una mano y levanta un poco su mentón con la otra mano. (No necesitas inclinar demasiado hacia atrás la cabeza para abrir sus vías respiratorias.) Controla los signos vitales (movimiento y respiración) durante como mucho diez segundos. Puedes observar su pulso poniendo dos dedos en el lado de su cuello o en la parte interior de su codo.

Para controlar si tu bebé respira, baja tu cabeza y colócala junto a su boca, mirando hacia sus pies. Observa si su pecho se eleva y fíjate si escuchas sonidos de respiración. Si respira, debes poder sentir la respiración sobre tu mejilla.


• Paso 3: Dale con delicadeza dos bocanadas de aire.

auxilio

Si no respira, dale dos pequeñas bocanadas de aire, cada una de las cuales debe durar sólo un segundo. Cubre su nariz y boca con tu boca y exhala adentro de sus pulmones sólo hasta que veas subir su pecho.

Recuerda que los pulmones de un bebé son mucho más pequeños que los tuyos, por eso se necesita mucho menos de una respiración completa para llenarlos. Respirar muy fuerte o muy rápido puede hacer que el aire se vaya al estómago del bebé o dañe sus pulmones.

Si el pecho no se eleva quiere decir que sus vías respiratorias están obstruidas. Recurre a los primeros auxilios mencionados anteriormente para casos de asfixia.

Si el aire ingresa, dale dos bocanadas de aire consecutivas, haciendo una pausa entre cada respiración boca a boca-nariz para permitir que el aire regrese y salga.


• Paso 4: Hazle 30 compresiones pectorales.
Con tu bebé todavía recostado de espalda, coloca las yemas de dos o tres dedos justo por debajo de la línea imaginaria comprendida entre las tetillas del niño.

Con las yemas de estos dedos en ese lugar, comprime el pecho de 1/2 a 1 pulgada (1,25 a 2,50 cm). Presiona hacia bajo. Las compresiones deben ser continuas, sin pausas.

Hazle 30 compresiones pectorales a un ritmo de 100 por minuto. Cuando completes las 30 compresiones, hazle dos respiraciones boca a boca-nariz (paso 3, indicado más arriba).

• Paso 5: Repite las compresiones y las respiraciones boca a boca-nariz.

Repite el ciclo de 30 compresiones y dos respiraciones artificiales. Si estás sola con tu bebé, llama al 911 o al número local de emergencias después de dos minutos de atención. Continúa el ciclo de compresiones y respiraciones boca a boca-nariz hasta que llegue la ayuda.

Incluso si tu bebé comienza a respirar antes de que llegue la ayuda, necesitará que lo revise un médico para que no haya dudas de que sus vías respiratorias se desobstruyeron por completo y de que no se produjo ningún daño interno.



Fuente

11 comentarios - Primeros Auxilios para bebés

@antipecifa
muy bueno, anoche me mande como 10 post sobre estos temas y a la gente le intereso, esta bueno que sigas vos y otros asi aportamos cosas importantes que nos pueden servir en cualquier momento.
@robotito
muy bueno, van puntos
@snm83
interesantisimo. te dejo puntos
@finny1984
Buenisimo....tengo una hija y sobrinos y la verdad es bueno ver que alguien postee algo interesante y de utilidad....ahi van mis 10+
@olisensei
van +10 ( este post tiene utilidad)
@yaesu23 -3
Primeros Auxilios
@SuspiroDeLuna
yo tengo unos conocidos que el bebe le agarro como un ataque o muerte subita :S y los padres lo pudieron revivir haciendole rcp
@KYKENOX +1
buen post loco +10
@taysonginga
Buenisimo! Van +10!

Gracias loco, de verdad, gracias!