Cuando compramos algún gadget, casi siempre recibimos el siguiente consejo de muchos expertos”: “antes de recargar la batería, espera a que se descargue completamente”. El justificativo de dicha sugerencia es el llamado “efecto memoria” que impide que una batería se recargue completamente si no estaba completamente descargada.

El problema es que el efecto memoria no existe en las baterías de litio, es propio de las antiguas baterías basas en niquel. En realidad, descargar completamente tu batería del litio con frecuencia puede ser muy dañino, incluso puede dejarla totalmente inutilizable si las descargas son demasiado profundas. Lo adecuado es recargar las baterías de litio cuando tenemos oportunidad (por ejemplo, recargar el móvil todas las noches), sin esperar a que se descargue totalmente.
Afortunadamente, las baterías de litio más nuevas tienen incorporado un circuito de seguridad que impide su descarga completa. Por supuesto, si la dejas un par de semanas sin recargarla, nada impedirá su descarga completa.
- Como alargar la vida de tus baterías de ion de litio -
No obstante, existen casos en que es inevitable el tener que descargar por completo una batería de litio. Por ejemplo, en las computadoras portátiles, el indicador de la carga restante va perdiendo precisión con las sucesivas recargas, por lo que puede ser importante, cada 30 o 40 recargas, dejar caer el nivel de la batería hasta 0%, y recargarla. Esta acción permite al ordenador medir con mayor exactitud la carga disponible en la batería, con lo que el porcentaje mostrado en la pantalla es más preciso.

"el peor enemigo"

Uno de los peores enemigos de las baterías de litio es calor. Una costumbre bastante extendida es utilizar un ordenador portátil enchufado a la red eléctrica. En general, si haces esto durante un año, es de esperar que el calor generado por el ordenador dañe las baterías, mermando su capacidad original entre un 20% y 40%.
Otro punto importante es el relacionado con el almacenaje de las baterías cuando no las utilizamos durante mucho tiempo. La forma adecuada de hacerlo es cargarlas (o descargarlas si fuese necesario) hasta un 40% de su carga, y guardarlas en el refrigerador, a una temperatura de entre 0 y 5 grados centígrados.
Si la batería tuviese el 100% de su carga, las tensiones internas podrían ocasionar que se generaran óxidos y corrosiones internas. Por el contrario, si la almacenamos completamente descargada, el permanecer durante mucho tiempo en ese estado puede hacer que quede inutilizable.
Si tenemos en cuenta estos tips, nuestras baterías duraran mucho más tiempo, ahorrándonos dinero y reduciendo el impacto medioambiental que significan sus desechos.



No compres baterías para el futuro (lo que no hay que hacer)

Mucha gente acostumbra a comprar una batería de repuesto para utilizar en un posible viaje.
Mirar siempre sus fechas de fabricación antes de comprarlas.
Antes de nada debemos tener en consideración que las baterías de Ion-Litio tienen una vida útil que suele ser de 300-500 ciclos de carga/descarga y de 2-3 años. Recordar que la cuenta atrás comienza cuando sale de la cadena de producción, no en el momento en el que se comienza a usar.


Consejos para prolongar la vida útil de la batería:

1. EN BATERIAS DE ION-LITIO EVITAR que los ciclos de batería sean completos. Es mejor descargar y recargar parcialmente la batería de manera frecuente, que una descarga completa.

2. Descargar la batería y recargarla completamente SOLO DE VEZ EN CUANDO. (Sobretodo si la batería no ha sido usada hace un tiempo).

3. Ajustar las configuraciones del sistema para aprovechar al máximo la batería

4. Si no se va a usar la batería durante un periodo de tiempo, guardarla descargarla (con 40% de carga aprox.)

5. Cuando el portátil se encuentre enchufado a la red eléctrica, quitar la batería.

6. 5. Evitar comprar baterías y almacenarlas, ya que su vida útil se consume aunque no este en uso.


espero que les sirva esta info