El precio de la independencia
Eran las 5.17 del 30 de enero de 1948. El cielo de Nueva Delhi era límpido. Los últimos rayos del sol iluminaban al esmirriado anciano que, como todos los días, iba a rezar ante una multitud que se apiñaba para oirle. Un fanático hindú se adelanto con una pistola en la mano y le disparó tres tiros en el pecho. El anciano cayó. Era Mahatma Gandhi, de 78 años, padre y profeta de la India moderna. El 15 de agosto de 1947 había arrancado al Imperio Británico la libertad de su país. Pero la independencia se obtuvo al precio de una cruel división de dos estados: India y Pakistan.
La división de la india

Independencia sí, partición no
Al terminar los años 30, Gandhi había arrancado al Congreso Nacional Indio el compromiso de luchar hasta el fin por el autogobierno de la India. Este gran partido nacional indio había sido fundado en 1885. Gandhi nunca ocupo cargos en él, pero debido a su indiscutido carisma, era su líder espiritual.
Terminada la segunda guerra mundial, la acción incansable del mahatma habia rendido su fruto. El partido del congreso era ya una organización fuertemente implantada, que contaba con cuadros importantes, entre los que sobresalía un brahmán educado en Inglaterra de gran talento político y que sería el delfín de Gandhi: Jawaharlal Nehru.independencia
La hora de la Independencia había llegado.

Hindúes frente a Musulmanes
India era un auténtico polvorín. Se superponían dos clases de tensiones sociales. El sistema hindú de castas generaba fuertes discriminaciones y reducía a millones de miserables ( los intocables ) a la condición de desechos sociales, despreciados sin derechos. Por otra parte, en el país convivían 300 millones de hindúes y 100 millones de musulmanes . Los campesinos que poblaban miles de aldeas, pertenecían a una u otra religión y se habían acomodado a una tolerancia relativa. Solían prestarse herramientas y ayudarse en los problemas cotidianos, aunque las familias no se mezclaban y había factores irritantes, como el respeto sagrado que tenían los hindúes por las vacas, que en un país que sufría tanta hambre, parecía aberrante a los musulmanes. Los británicos lograron mantener un precario equilibrio entre ambas comunidades, aunque beneficiándose en sus diferencias. En el inmenso caldero de injusticia y pobreza que era la India, la cuestión religiosa constituía una mecha lista para prender el incendio.
Ya se habían producido hechos violentos, como el del 16-17 de agosto de 1946 en Calcuta: los cadáveres de 6 mil hindúes llenaron las alcantarillas y las sucias calles de la ciudad. Las represalias ensangrentaron el país.
gandhi
historia
En estas condiciones, Gran Bretaña estaba decidida a retirarse. Pero, como hacer para evitar un baño de sangre?

En enero de 1947, Clement Attlee, primer ministro laborista, nombró virrey general de la India a un descendiente directo de la reina Victoria y héroe de la guerra: el contraalmirante de la Royal Navy lord Louis Mountbatten, vizconde de Birmania.
La división de la india
Apenas instalado en el fastuoso palacio virreinal de Nueva Delhi, se sumergió en el problema colonial. Este era el gran problema de Gran Bretaña: Se podía otorgar la independencia a la India sin una partición que separase las poblaciones hindú y musulmana? Comó evitar sin la partición la guerra civil? Y, de realizarse la partición, Comó separar a hindúes y musulmanes, que convivían entrelazadamente a todo lo largo y ancho de la India?

Gandhi dice “No” a la partición
La poderosa Liga Musulmana postulaba desde 1933 la creación de un estado musulmán autónomo, al que se llamaría Pakistán (el país de los puros) Este estado agruparía las provincias del noroeste, donde los musulmanes eran mayoría (Penjab, Cachemira, Sind y Beluchistan) y tendría una provincia oriental (Bengala).
El dirigente máximo de la liga, Mohammed ´Ali Jinna, era un hombre con una voluntad de hierro, dispuesto a cualquier cosa para lograr su propósito.
independencia
gandhi
Los líderes hindúes, el prosocialista Nehru y el precapitalista Vallabhabhai Patel, no veían con agrado la partición, pero la aceptaban como mal menor y , en el fondo, confiaban sería la solución para evitar males mayores.
historia
La división de la india
Además consideraban que valía la pena si finalmente, conseguían la independencia de la India.
La idea de la partición fue abriéndose camino, pero había un gran obstáculo a vencer: la oposición de Gandhi –“Mientras yo viva, no aceptaré jamás la división de la India” había dicho -, el profeta había recorrido aldeas, las montañas y las llanuras de su país y se había sumergido durante mas de 3 décadas entre su pueblo, al que conocía mejor que nadie.
independencia
gandhi
historia
La división de la india
Gandhi sabía que hindúes y musulmanes convivían con un haz inextricable. La partición iba a exacerbar el odio latente entre ambas comunidades, lanzando a unos contra otros.

Para Gandhi la solución era la doctrina de tolerancia que trataba de imponer. Su pensamiento, aunque estaba totalmente impregnado por el hinduismo no era rígido en materia religiosa. Al contrario Gandhi conocía a fondo y admiraba el Corán, y siempre tendió un mano a los musulmanes cuando eran perseguidos por el fanatismo hindú. El sueño de Gandhi, su utopía de una India que ofreciera a un mundo enfermo de violencia el ejemplo de un pueblo espiritualmente revitalizado.
A principios de 1947 convocó a la plana mayor del partido del Congreso. La reunión se realizó en una casa miserable del barrio mas pobre de Nueva Delhi. Mientras en las calles que rodeaban la vivienda pululaba una multitud de intocables cubiertos de llagas y harapos el mahatma argumentó durante horas. Fue en vano.Por primera vez, aquellos políticos que le debían todo a Gandhi iban a desobedecerle. Ni siquiera Nehru, el delfín, cuya veneración por Gandhi estaba fuera de duda, transigió. El partido del Congreso aceptaría la independencia aunque viniese acompañada con la partición en dos estados.


Gandhi y el virrey
Pero Gandhi hizo algo mas. Refractario al poder, prefería las chozas a los grandes palacios, aunque había estado en Downing Street. Esta vez acudió a ver al virrey para formularle una increíble proposición.

independencia

Los dos hombres no podian ofrecer un contraste mas increíble. A sus 47 años, el deportivo y apuesto lord Mountbatten era un Gary Cooper enfundado en elegante traje de hilo tropical. Le flanqueaba su esposa la inteligente y seductora lady Mountbatten, su eficaz colaboradora. Frente a ambos se sentaba un anciano de 77 años y escasos 50 kg, vestido con taparrabos y una rústica túnica. Cuando el ejército de sirvientes se dispuso a servir la fastuosa comida Gandhi la rechazó. Manu su sobrina-nieta de 19 años que lo acompañaba siempre le alcanzó una modesta escudilla de bronce (recuerdo de la última prisión británica que había estado) y la única comida que ingería : una simple cuajada con gotas de limón. Pequeño, magro con un rostro con singular fealdad que embellecía, sin embargo la dulzura de su mirada y tornaba atrayente el magnetismo de su personalidad, el profeta indio cautivó a sus anfitriones. Y los sorprendió con sus palabras: Gandhi proponía que, antes de dividir el país Gran Bretaña concediese la independencia a India y entregase todos los poderes políticos a la Liga Musulmana y su a su jefe, Jinnah. Si Mountbatten hacia semejante cosa, Gandhi se comprometía a apoyarlo con todo su prestigio para que esa solución fuera aceptada. Para Gandhi todo era preferible a la partición.


Penjab y Bengala, las víctimas
Pero la suerte estaba echada, el 18 de julio de 1947 el Parlamento británico aprobaba la ley que otorgaba la independencia de la India.Dos imperios nacerian del antiguo imperio británico: la Unión India con capital en Nueva Delhi, y el Pakistán. Este último estaría dividido en 2 territorios, el Pakistán Occidental, donde estaba la capital musulman Karachi, y el Pakistán Oriental, provincia situada en el extremo opuesto, que abarcaba una parte de Bengala y cuya capital sería Dacca. Mil quinientos kilómetros separaban esta provincia del Pakistán Occidental.
Para realizar la partición Gran Bretaña contrató a uno de los abogados mas conocidos de Londres: sir Cyril Radcliffe, que en su vida había pisado la India.
gandhi
El sería el encargado de trazar sobre un mapa la línea divisoria entre los 2 futuros países. Una de las mayores tragedias resultantes de esta decisión sería que dos regiones de clara entidad propia iban a ser brutalmente cortadas: Penjab y Bengala.
historia

El Penjab (tierra de los 5 ríos) era llamado la “Perla de la India”. Extenso valle a orillas del Indo, en el noroeste del país, se extendía hasta la misma ciudad de Nueva Delhi. Era un auténtico vergel, un oásis en la aridez de la India, lleno de monumentos de exquisita belleza, con una historia legendaria, fecundada por los persas de Dario, los macedonios de Alejandro, los califas del Islam, los mongoles y los sikhs. Alli convivían 16 millones de musulmanes y 15 millones de hindúes y, aunque separados por la religión, compartían una misma lengua, mismas tradiciones y sobre todo el trabajo cotidiano. Región agrícola-ganadero de la India el Penjab estaba suercado por una red de canales que formaban una unidad completada por carreteras y vías férreas.
La división de la india

No menos absurdo era separar Bengala. La integración era aún mayor que la del Penjab. En Bengala vivían 35 millones de hindúes y 30 millones de musulmanes, que compartían pese a su diferencia religiosa, un mismo origen racial,. Una lengua y una cultura que había dado poetas como el premio Nobel Rabindranath Tagore y filósofos como Swami Vivenkananda. Tambien Bengala sería dividida: su mitad norte pasaría a ser Pakistán Oriental; su mitad sur pertenecería a India, rompiendo asi artificialmente una unidad profunda. A diferencia de Penjab, Bengala era una región pobre, pantanosa azotada por tifones e inundaciones frecuentes, rica solo en arroz y en yute.
independencia
gandhi
historia
La división de la india

Su vida giraba en torno a una ciudad-imán Calcuta, el primer puerto de Asia, la segunda ciudad del Imperio después de Londres.
independencia

Todas las plantaciones de yute (el 85% de la producción mundial) quedaban en la Bengala musulmana, pero todas las fábricas estaban en la parte de la Bengala hindú.
gandhi
historia

El absurdo de la creación del Pakistan Oriental resaltaría 24 años después , cuando una cruenta guerra la transformo en un Estado independiente: Bangladesh

15 de Agosto: hora cero
Mientras en el gran reloj del Parlamento de Nueva Delhi sonaban las doce campanadas, los representantes de toda la India (que hablaban 15 lenguas, 845 dialectos y tenìan un solo idioma común el inglés ) prorrumpían en una gran ovación, era la hora cero del 15 de Agosto. La unión Jack era arraigada y se izaba la nueva enseña: tres franjas horizontales de color azafrán blanco y verde. Las multitudes se lanzaron a la calle en medio del júbilo. Al mediodía de ese 15 de agosto, Nehru ocupó su puesto de primer ministro de la India, Gina, mientras tanto, volaba hacia Karachi, donde era recibido por una multitud. Pero no todo era alegría. En la hora de la gloria, cuando India saboreaba la libertad, el arquitecto de aquel colosal triunfo sobre el todopoderoso Imperio mascaba su amargura. Mahatma Gandhi no participó de ninguna ceremonia. Su patria amada iba a ser desgarrada y él no había podido hacer nada para impedirlo. Sus discípulos habían desoído su voz; la partición se había consumado. No obstante Gandhi decidió que tampoco se opondría al nuevo camino, ya irreversible.
La división de la india

“O habrá paz en Calcuta o Yo estaré muerto”
El Mahatma se había refugiado en una modesta vivienda en Calcuta. Iba a luchar hasta el fin por la paz. Aquella ciudad, donde convivían millones de hindúes y musulmanes, era un infierno azotado por una violencia desenfrenada. Solo la presencia de Gandhi podía evitar una masacre. Su influencia sobre las dos comunidades bastó para conseguir el milagro. Mientras en toda India las matanzas se sucedían con cruel intensidad. Lahore fue semidestruida por la furia de hordas fanáticas. Pero en Calcuta Gandhi evitó la violencia. Sin embargo pasados 15 días de paz, el falso rumor que un joven hindú había sido asesinado en un tranvía recorrió la ciudad y los asesinatos comenzaron. Gandhi dijo a sus partidarios que difundieran esta voz de orden: “O habrá paz en Calcuta o Yo estaré muerto”
independencia
El día primero de septiembre inició una huelga de hambre. Tenía casi 78 años y un organismo minado por 6 años pasados en prisiones y por 16 huelgas de hambre, dos de ellas con una duración de mas de 3 semanas, que lo habían llevado al borde mismo de la muerte.
gandhi
Muchos pensaron que su fin había llegado. Entonces se produjo la reacción: los mas violentos arrojaron sus armas para interesarse por la presión arterial del mahatma. Gnadhi había ganado otra batalla.

La pesadilla de la partición
Un viento de locura se extendió por toda India. Lo que sucedía no tenía parangón en la historia del mundo. 400 millones de indios veían transformada su vida en un trasiego de bienes y personas asentados a lo largo de décadas o siglos sobre una misma tierra. Indios y Pakistaníes debían trasladarse a sus nuevos destinos en un viaje sin retorno que , en algunos casos, eran de 400 o 500 km.
historia
La división de la india
independencia
gandhi
historia
En camellos, a caballo, en carros tirados por bueyes, en bicicletas a pie, bajo el sol, en un verano inclemente como pocos, las caravanas de hindúes y musulmanes cargados con bártulos ofrecian un espectáculo dantesco. Muchos de aquellos infelices habían dejado atrás las únicas tierras que habían conocido en su vida, otros abandonaban sus escasas posesiones. Casi todos viajaban a un futuro desconocido. Mas de 10 millones de personas cambiaron de domicilio en 3 meses. A la desgracia de este éxodo masivo se agrego pronto la violencia descontrolada.
La división de la india
La iniciaron fanáticos de ambos bandos siguiendo las personas pacíficas arrastradas ya por el odio, por la venganza o por la desesperación. Los trenes eran asaltados, las caravanas saqueadas, las aldeas y las ciudades asoladas por la brutal carnicería. Solo en Penjab los muertos de aquellos meses habrían alcanzado el número de medio millon.
independencia
gandhi

Un país roto
A aquel drama humano debía agregarse el caos que supuso el repentino abandono de la administración que durante mas de 3 siglos habían detentado los británicos. Solo pocos días antes de la independencia lord Mountbatten había entregado a los nuevos gobernantes el mapa final de la partición.
historia
La división de la india

Nadie sabía muy bien donde terminaba un país y donde comenzaba otro. El límite solía atravesar una aldea a veces cortado en 2 una casa. En el Penjab, todas las cárceles habían quedado en uno de los territorios y el único manicomio en el otro. Había canales de riego que tenían compuertas de alimentación en un país y su red de distribución en el otro. Había que repartir entre ambos Estados bienes públicos, la moneda, la organización de los servicios, la policía, la justicia, el correo, las escuelas. El vacio de poder obligó a los dirigentes de ambos paises a solicitar a lord Mountbatten continuase en la India, ocupando el cargo de gobernador general, como una manera de evitar que el desorden colapsara la vida de esa inmensa nación divida.
independencia
Las consecuencias de aquel cataclismo fueron profundas. Ese mismo año de 1947, ambos estados se enzarzarían en una guerra por la zona de Cachemira. A ella seguirían otros conflictos. India y Pakistán aun no han podido asegurar una convivencia pacífica.

La última batalla de Gandhi
Tras haber impedido que la sangre corriese en Calcuta, Gandhi fue con el mismo propósito a Nueva Delhi. El 12 de enero de 1948 inició su última huelga de hambre, a fin de conseguir que todos los jefes políticos y religioso hindúes se comprometieran a respetar la vida de cada musulman que viviese en la India. Ademas exigía que el gobierno de Nueva Delhi pagase a Pakistán 550 millones de rupias pactadas en la partición y que India había congelado a causa del conflicto de Cachemira, para el mahatma era una indignidad no cumplir con lo prometido. Si no accedían a sus pedidos, Gandhi se dejaba morir. En una nación en virtual estado de guerra con Pakistán, aquella huelga de hambre a favor de los musulmanes cayó como una bomba.
gandhi
historia
El ayuno del profeta duró 121 horas y provocó grandes polémicas entre sus propios partidarios. Pero finalmente cuando el estado del anciano rozaba la agonía, los hindúes accedieron a todo. Ahora Gnadhi triunfante una vez mas, acariciaba un ambicioso y peligroso proyecto: un viaje a Pakistán como embajador de la paz.

El crimen de un fanático
Mientras esto sucedía, 6 fanáticos hindúes, inspirados por un seudo ideólogo extremista llamado Savarkar, se reunian en Poona, ciudad cercana a Bombay, y juraban matar al Mahatma. Pertenecían a una fracción del R.S.S.S. movimiento ultranacionalista hindú cuyo emblema era una cruz gamada. Gandhi argumentaban era un traidor, había prometido que la India no sería dividida y ahora no hacía nada para impedirlo. Por si fuera poco, aún defendía a los musulmanes. Los conspiradores deambularon varíos días por Bombay. Un primer atentado fracasó, la bomba arrojada sobre la multitud que escuchaba las oraciones del profeta no llegó a estallar. Uno de los conspiradores, Nathuram Godse, un sastre de 39 años, fracasado y neurótico, decidió matar a Gandhi en una acción individual. Tardaron varios días en conseguir una pistola y debieron recorrer media India. Finalmente el 30 de enero, cuando Gnadhi salió al patio de Birla House, Godse descerrajó 3 balazos de su automática Beretta sobre el pecho del anciano. El asesino fue apresado y mas tarde ahorcado.
La división de la india
independencia
gandhi

El cuerpo de Mohandas Gandhi como prescribe el rito hindú, fue quemado en una pira funeraria a orillas del Yamana. Entre el dolor de millones de indios y del mundo entero, sus cenizas fueron arrojadas a las fangosas agua del Ganges.

historia
La división de la india

Fuente: Los hechos politicos del siglo XX (Editorial Hyspamerica - Dic. 1982)