Bebes (nidos de amor)

Bebes (nidos de amor)


Lic. Susana N. Vignolo
Psicopedagoga- Lic. en Psicología



Cuando el inconsciente materno obstaculiza la escucha de las necesidades del bebé, éste se ve frenado en su intento de construir, lentamente en su interior, la representación de un entorno maternizante que le proteja y le consuele.


amor


Deseo contarles que en la década del ochenta, y durante los años siguientes incursioné por la experiencia de trabajar con profesionales médicos neonatólogos en la terapia neonatal del hospital Carlos G. Durand. junto a los doctores Horacio Olivé, Rosana Scoccola, Nora Goyeneche, Julio Falk; César Toporosi, Héctor Rosemblum, Margarita Martín, los médicos de guardia y médicos residentes, y todas y cada una de las enfermeras de la unidad de cuidados intensivos.

Correr de la sala de maternidad, o de la sala de partos a la unidad, se transformó en lo habitual; requerida - por suerte- nuestra atención psicológica por diversas patologías de los bebés como también frente al nacimiento prematuro.

De esta manera se fue configurando un trabajo interdisciplinario con los padres; que luego de haber transitado por internaciones prolongadas y partos de características traumáticas, debían permanecer semanas, meses, agobiados por la incertidumbre del futuro de sus hijos.

En esas épocas era dificil que se comprendiera institucionalmente nuestro accionar como psicólogos pero de todos modos el equipo era permanentemente convocado.

Accedimos al bautizo como profesionales de la palabra, a la realidad siempre dolorosa pero muchas veces -por suerte-, con una salida vital de esos pequeños seres que despertaban nuestro asombro en su lucha por vivir.

Descubrir sus recursos para sostenerse en medio de situaciones de intenso estrés y su observación incrementaban sentimientos de ternura y cobijo y pienso que fueron los andamiajes internos que pudimos construir para una tarea que se llevó adelante con dificultades pero que prosperó.



Con Nora Goyeneche armamos los primeros nidos para colocar en las incubadoras. Comprábamos las telas, y recuerdo que luego de grandes estudios para evaluar cuáles eran los elementos con qué podían ser rellenados esos nidos para que fuesen capaces de perdurar a la permanente esterilización, decidimos que una opción era el tergopol, ella venía cargada con bolsas inmensas de bolitas de tergopol para confeccionarlos.

psicologia


Trabajando en cada cabina en sesiones vinculares que permitieran a estos padres paralizados, temerosos, asustados, por la experiencia del nacimiento de un hijo tan diferente al soñado, al imaginado, al fantaseado, significó posibilitar la comunicación como relación con su desvalimiento y comenzar a descubrir el maternaje.
El comienzo del amamantamiento, el contacto piel a piel ( madre canguro) el aprender a observar a su bebé y sus mensajes fueron intervenciones que dio cabida a una creciente relación vincular.
Fuimos todos o casi todos a escuchar las conferencias de Hall: luz baja, disminución de los ruidos, etc., y trabajo constante con las madres que permanecían en la pequeña habitación , contigua a la unidad.


Pienso que todos los recursos o herramientas que abonen a un proyecto de vida son válidos cuando uno tiene claro lo que hace y porqué lo hace, por ello en esta tarea hubo momentos en que articulé mi rol de psicóloga con el de una especie de terapista ocupacional, llevaba hilos, agujas, las telas para que las madres en sus tiempos libres y tensos en a;gustia, " cosieran los nidos" que remedaban simbólicamente el anidamiento que no pudieron contener en sus cuerpos y que dotaba a sus bebés de la ilusión de unidad.

Así una vez por semana esos grupos de madres; de madres y padres, adultos, adolescentes; junto con Rosana Scóccola y Nora Goyeneche, daban despliegue a hondas charlas respecto de sus bebés. El esperado comienzo del amamantamiento,las recaídas, las intervenciones quirúrgicas, la evaluación neurológica, la evaluación de la visión, y también la muerte muchas veces presente, eran encrucijadas por las que nos encontrábamos atravesados todos, padres y profesionales, pero también se hacía presente la observación de la evolución de sus bebés que eran puestos en los nidos, que eran investidos y acariciados con la voz, la mirada y manos de sus padres, de sus hermanitos, la experiencia del amamantamiento, el encuentro piel a piel, los iba acercando al esperado momento de la partida, con sus miedos e inseguridades, también con la alegría y la presencia de la duda acerca de si podrían solas llevar adelante a sus bebés.

Embarazo


Se fue observando la evolución de estos bebés, y se logró disminuir la deserción y dio lugar a que estas médicas a través del vínculo construido en los grupos, y el contacto diario, una vez dados de alta de la unidad pudiesen contar con la asistencia de los padres para llevar adelante los controles, a través de las consultas en consultorios externos.

En estos consultorios además de contar con los aportes de distintas disciplinas;se agregó años más tarde la experiencia del masaje para bebés, la cual se transformó en un importante trabajo de investigación de la psicomotricista Paula Landen y su equipo.
Hoy ya retirada, pienso que a pesar de las imperfecciones propias de un camino nuevo que fuimos recorriendo, hemos puesto cimiento a experiencias que también se están llevando a cabo en otros países del mundo.


link: http://www.youtube.com/watch?v=-dbpRBMbjtM

Deseo en este espacio agradecer a todos esos bebés y a sus padres, como también a los distintos profesionales, la consolidación de ese espacio que para mi en lo personal y en lo profesional significó abrir los ojos a una realidad que debe continuar adelante gestionando a través de la secretaría de salud la creación de estos equipos de psicoperinatología que pienso con sus aportes pueden propiciar a través del trabajo en equipo un resorte, un eslabón más hacia el logro de un mejor futuro para estos pequeños seres y sus familias.
Por otra parte esta experiencia en particular y todo el recorrido realizado en psicoperinatología me ha brindado la posibilidad de continuar mi tarea a través de la enseñanza de esta especialidad
Susana N. Vignolo

Cómo estimular a un bebé prematuro




Elige la técnica que más le conviene


Con frecuencia, los bebés nacidos antes de tiempo necesitan cuidados especiales para ayudarles a alcanzar el nivel de desarrollo de los bebés nacidos a término. La efectividad del tratamiento depende mucho del momento en que se ha iniciado la terapia.

Existen varias técnicas para ayudar a la estimulación de los prematuros. El equipo médico deberá decidir cuál es la más indicada para cada caso y se encargará de explicar a los padres cómo deben realizarlas. Aquí tienes un resumen de las más utilizadas.



Placenta externa/nido/contención. Consiste en imitar el ambiente uterino dentro de la incubadora. Ayuda a que el bebé esté más tranquilo, sobre todo si se dejan sus manos libres para poder llevárselas a la boca.


Incubadora compartida en parto múltiple. Los gemelos comparten la misma incubadora. Así no se rompe el vínculo entre los niños y facilita los cuidados de los papás. No se puede practicar si existe riesgo de infección por parte de alguno de los bebés o si están en estado grave.


Estimulación temprana. Se trata de interactuar con el bebé mediante el tacto, los sonidos y la vista. De esta forma se consigue un refuerzo del vínculo afectivo. Es importante evitar la sobreestimulación. Si no se es prudente, se puede excitar demasiado al pequeño y desestabilizarlo.


Masaje infantil. Es la aplicación de movimientos procedentes de técnicas de masaje indú, sueco y reflexología. Además de ayudar a mantener el vínculo con los padres, favorece el aumento de peso, mejora la digestión y evita cólicos. El niño tiene que estar en condiciones de recibirlos. Los bebés son muy sensibles al tacto y pueden no tolerar el masaje. Se tiene que aplicar de una forma paulatina y progresiva. No se pueden dar aceites aromáticos.


Masaje por contención. Se «arropa» al bebé con las manos, tocándolo muy sutilmente. Si lo acepta, se le pueden mecer los pies. La ventaja es que produce en el niño una sensación de cobijo, como en el claustro materno.


bebes


padres


Fuente:http://susanavignolo.blogspot.com/.
Familia:Matrices del Psiquismo/Psicoperinatología is li

15 comentarios - Bebes (nidos de amor)

@FabianTomasi +3
cuando mi niña tenia 4 años le daban ataques de panico, y recuerdo que el pediatra lo vinculo a un parto violento, yo investigue pero no pude averiguar nada, siendo ella un poco mas grande solo se calmaba frente a una pecera...hoy tiene dieciseis años y cuando le aqueja algun problema arrima el sillon a la pecera y se duerme....muy buen post............recomendado
@gabyto_full
Por Dios, debe ser la hora pero no entendi nada de lo que lei! Y eso que me interesa el tema porque esta por nacer mi hija con solo 7 meses!!!
@gabog77 +1
Muy interesante pato, muy buena labor la de estas profesionales, admirable!. Mis 10+
@ElGallo
Muy buena info patito
@mochocote
Lamento en mi vida jamás haber sido Padre. Por eso, echo a perder a mi sobríno!!!
@muchachaylaluna
que lindo el post y la info! me encanto! esta repreciosa la idea... es muy dificil me imagino esa experiencia... lo se por mi madre que sufrió mucho con mi hermanito sietemesino y si hay algo que pueda hacer esa situación tan difícil para el bebe y su madre un poco mas llevadera pues que bienvenido sea
@gabyto_full
Ahora si lo entendi, jeje. Muchas gracias por la info, para tener en cuenta. Aunque espero que no sea necesario que lo use. Te dejo +10 para difundir
@susananoemiv
Amigos Taringa
Acabo de descubrir buscando temas sobre mi especialidad y siendo la 01-12 de la noche, 30 de agosto de 2014, que habían compartido en esta página mi trabajo dedicado a la Semana Internacional del bebé prematuro, muchas gracias por difundirlo y por el respeto a mis publicaciones; además dejo expresamente mi agradecimiento por los comentarios.
Les cuento que en el mes de octubre realizaremos una Jornada en la que contaremos con un equipo interdisciplinario para desarrollar algunos de los ejes de esta especialidad la Psicoperinatología, pero les adelanto que una de las médicas neonatólogas, la Dra Rosana Scóccola ,-que nombro más arriba-, compañera y amiga de la travesía recorrida, y hoy además antropóloga y autora del libro Nacer Demasiado Pronto Una Mirada Antropológica estará como panelista en estas Jornadas. Como también casi ha confirmado su presentación la psicomotricista Paula Landen que ha desarrollado la primera investigación Argentina sobre masaje terapéutico para bebés prematuros.
En una semana contarán en el blog con la información sobre la realización de la misma.
Otros destacados profesionales participarán en esta Jornada y espero que contemos con el apoyo de todos ya que tiene que ver con el futuro de nuestros niños.
Muy Agradecida
Un afectuoso saludo
Prof. Adj Lic Susana N.Vignolo
http://susanavignolo.blogspot.com