Los Principios

El 3 de Enero de 1915, nace el más amado de todos los clubes de la zona sur: el Club Atlético Lanús . Sus primeros años, la vieja cancha de Margarita Weild y Arias, y toda la epoca amateur del orgullo máximo de los sureños.

Historia del Club Atletico Lanus (Parte I)
Lanús Campeonato de Segunda División 1917.

El Club Atlético Lanús nace el 3 de enero de 1915. Pero antes de su existencia, en la ya populosa ciudad habían existido clubes donde se practicaba fútbol. El que aún persiste (se puede denominar así, ya que su continuidad depende de la decisión de un juez) es el Club Atlético Talleres, de la ciudad de Remedios de Escalda, partido de Lanús. Otro de los clubes existentes en la ciudad años antes del nacimiento de Lanús, fue el Lanús Athletic. Este club, ignorado por la mayoría de los fanáticos granates, entra en la historia por haber albergado en sus filas a Juan Brown (tiempo después estrella del desaparecido Alumni, y símbolo del fútbol amateur argentino) entre otros jugadores. Este equipo alcanzó como máximo logro un subcampeonato amateur en 1896. La casaca utilizada por este equipo era color oro y verde, dividida en iguales mitades. Después, se sabe poco y nada acerca del destino de dicha institución.

Otros clubes que se encontraban en la ciudad de Lanús, partido de Barracas al Sud en aquella época, fueron El Progreso y Lanús United. El primero no practicaba futbol, pero el segundo, que si lo hacía, se encontraba en una situación casi terminal. Corría ya el año 1915, cuando deciden fusionarse para de ahora en más llamarse Club Atlético Lanús. El principal objetivo era que a partir del nacimiento de esta nueva institución, se comenzase a practicar “ejercicios atléticos” (según lo enunciado en la asamblea de fundación). El 3 de enero de 1915 se rubrica el nacimiento de la pasión de la mayoría de los habitantes de la zona sur, como asociación civil. La nueva entidad nacía a fin de practicar fútbol, tenis, croquet, aviación, tiro al blanco, ciclismo, natación y gimnasia esgrima, entre otros. El 7 de enero de ese mismo año, se designó la primer Comisión Directiva:

· Presidente: Miguel Usaray
· Vicepresidente 1° : Francisco Galarza
· Vicepresidente 2° : Jaime Jonson
· Tesorero: Juan Iribarne
· Pro Tesorero José A. García
· Secretario: Juan Messeger
· Vocales: Luis Suárez
Domingo Villar
Félix Ferrario
Pedro Dacre
Miguel Iguzquiza
Carlos Pointis
Antonio Etchevers
Bernabé Gascón Araoz

La secretaría del nuevo Club, funcionaba en esas épocas en la calle José C Paz junto al viejo Cine Sarmiento, en pleno centro de Lanús (hoy 9 de Julio y Oncativo)

campeon
Lanús Campeonato de Primera División 1927.

Carlos Pointis, arquitecto de profesión, fue el encargado de diseñar el hermoso emblema que distingue a Lanús, por sobre los monótonos escudos de los demás clubes. Acerca de la primer camiseta surgen varias controversias. Para muchos fue granate desde un principio. Establecen que algunos de sus fundadores eran de origen español, y por ser oriundos de la ciudad de Pontevedra, escogieron el color del club de aquellos pagos. Otros sostienen que el mismo Carlos Pointis fue el encargado de elegir el color para tratar de diferenciarse de los demás clubes. En un viaje al viejo continente, vuelve con camisetas de color granate. Esta versión mas precisamente dice que Lanús empleo durante sus primeros 13 años camiseta de color rojo con puños y cuello blancos. Hasta que en 1928, un directivo fue enviado a Europa en busca de una camiseta original. El directivo llegó con un juego de camisetas granates. La versión a la que adhieren las autoridades del club, dice que el día 9 de febrero de 1915 se aprueban los colores de la institución como bordó, y que con el correr del tiempo dieron lugar al granate.

El primer estadio granate se encontraba en el corazón del barrio de Lanús Este, en la manzana delimitada por las calles José Inocencio Arias, San Lorenzo, Margarita Weild, y General Deheza. El granate se desempeñó como local en su viejo estadio desde su fundación hasta el 24 de febrero de 1929, día en que inaugura su actual estadio, situado en la intersección de las calles General Arias y Héctor Guidi (a solo 5 cuadras del viejo estadio). El primer encuentro disputado por Lanús en la posteriormente llamada “Fortaleza” fue contra el elenco de Boca Juniors. El encuentro terminó favoreciendo a los visitantes en el marcador por 2-0.

En lo que respecta al tema futbolístico se puede decir que Lanús por ser un club recién fundado tuvo que pagar su derecho de piso. Y comenzó jugando en 1915 en la segunda categoría del fútbol amateur criollo, con un equipo formado con mayoría de integrantes del Lanús United. Su primera gran alegría llega en el año 1919 cuando conquista el ascenso a la primera división amateur, tras derrotar a Argentino de Quilmes. Una vez establecido en primera división, el equipo logra su mejor performance para el año 1927 cuando logra un meritorio 3° puesto detrás de Boca Juniors y San Lorenzo de Almagro respectivamente. El partido mas recordado de esa campaña fue contra el equipo campeón, al cual Lanús derrotó por 2-0. El viejo estadio de Margarita Weild y Deheza presentó desde horas muy tempranas un lleno total. Con el triunfo granate, se iban dos años de invicto para Boca Juniors. Nuestros primeros héroes fueron Devoto; Brenta y Chimento, Manfrín, Sacarello y Trufa, López Imiscoiz, Vila, Sacaruppo, Latari y Salvia.

En el año 1931 se disputa el primer torneo profesional del fútbol Argentino. Y como no podía ser de otra manera, Lanús estaría entre los clubes participantes. Pero de aquí en más se abre una nueva etapa en la historia del más glorioso de los clubes de la zona sur del Gran Buenos Aires...

El Profesionalismo

A partir de 1931, se comienzan a disputar los campeonatos profesionales. Los primeros años, la Unión Lanús -Talleres,los goles de Arrieta y el polémico descenso de 1949.

Lanus
Lanús Campeonato de Primera División 1930.

A partir de 1931, en la República Argentina se comienzan a jugar campeonatos en forma profesional. Dentro de los clubes que adhirió esta nueva modalidad, se encontraba el Club Atlético Lanús. El papel cumplido por el equipo en esta época no fue el mejor. En el primer torneo, Lanús ocupa la 17° posición en un torneo de 18 equipos. Lo único rescatable en este torneo es la goleada al campeón, Boca Juniors, por cuatro tantos contra dos, constituyéndose en la primer gran caída sufrida en el profesionalismo del club de la ribera. Mas allá de este detalle, el papel desempeñado por el joven club, no da más para destacar.

Durante los años posteriores, la actuación del primer equipo no mejoró demasiado. En los dos años siguientes Lanús ocupó la 15° posición. En 1934 la Asociación Argentina de Football decide disminuir la cantidad de equipos participantes en el torneo, por lo que cuatro equipos deben fusionarse: Atlanta y Argentinos Juniors por un lado. Lanús y Talleres de Escalada, por el otro. La fusión con el vecino de la ciudad despertó expectativas de mejorar el papel que se venía desempeñando en los torneos anteriores. Pero estas se fueron diluyendo con el correr de los partidos. La tendencia no logró revertirse, y la Unión Lanús - Talleres ocupó la 12° posición sobre 14 equipos. En ese torneo, al participar junto al elenco de Escalada, Lanús deja de vestir la clásica casaca granate con puños y cuello blanco, para usar una casaca blanca con una franja horizontal de color granate acompañada por cuello y puños del mismo color. Esta casaca quedó incorporada después de la fusión, como la alternativa a la gloriosa granate.

En 1935, vestido nuevamente de gala, Lanús logra mejorar la performance de aquellos años logrando un 11 ° lugar en la tabla final. Pero este año no solo fue relevante por la mejoría de la campaña, sino que se abrió una etapa en la cual comienzan a establecerse los primeros referentes del club. Atilio Ducca, medio zaguero izquierdo de juego batallador y generoso, ya formaba parte de las filas del club, y lo haría hasta el año 1946. Se transformaría en el hombre más privilegiado para muchos de nosotros: defendió la camiseta granate en 291 encuentros oficiales, lo que le alcanzó para convertirse en el máximo gladiador granate de la historia. En la década del ´40, Ducca formo parte de uno de los mas recordados medicampos granates, junto a otro símbolo, León Strembel, y el “uruguayo” Carreras.

campeón

Las campañas granates seguían por la misma senda durante esas épocas. En 1939, llega al club un entrerriano de “patas blancas” que dejaría su sello marcado: Luis Arrieta. La campaña del grana no experimentó una gran mejoría, pero si la delantera. Arrieta, en su primer año convirtió 31 goles. Quedó 3° en la tabla de goleadores (el goleador fue Erico de Independiente con 40 goles, seguido por Langara de San Lorenzo de Almagro con 34) Lanús quedó en la 12° posición, a 26 puntos del campeón, Independiente. Sin embargo, la delantera granate se cansó de romper redes: logró 91 goles, y solo fue superada por la de independiente y la de River Plate, que lograron 103 y 100 goles respectivamente (la mediocre campaña se justifica con los 85 goles recibidos por el equipo). Oportunista por demás, Arrieta con 120 tantos convertidos durante su trayectoria en el club, se transformó en el máximo goleador granate de la historia. Su compañero ideal de equipo, fue el insider izquierdo José García. Arrieta siguió haciendo goles en los sucesivos torneos: 26 en 1940, 15 en 1941 y 1942 respectivamente, y en 1943 junto a Frutos de Platense, y Labruna de River Plate, con 25 goles se transformó en el máximo artillero del torneo. En ese mismo año, cabe destacar, Lanús superó en las dos oportunidades a River Plate, quitándole un invicto de tres temporadas en el Monumental de Nuñez. Esa tarde, las tres conquistas granates fueron, como no podía ser de otra forma, de Arrieta. La delantera de esa época formaba con Contreras, Julio Gómez, Arrieta, Ezequiel Reynoso y Rosendo.

Sin mayores sobresaltos, Lanús continúa en primera división hasta el año 1949. Al final del torneo, Lanús desciende por un fallo tendencioso e injusto. Una medida infame que se constituiría como la primera de varias, que la Asociación tomó en contra de la institución. Al llegar la última fecha del torneo, Lanús llega en la anteúltima posición con un punto de ventaja por sobre Boca Juniors. En la primera rueda tras ir 0-3, Lanús dio vuelta el partido, lo que le generaba mucha preocupación al elenco de la rivera, y por que no, también a la Asociación (Sí hoy por hoy, es impensable pensar en un descenso de Boca Juniors, imagínense en 1949, cuando el fútbol era mas que nunca patrimonio de los clubes grandes).

Historia del Club Atletico Lanus (Parte I)
Lanús Campeonato de Primera División 1934. Esa temporada, el equipo se presentó junto con Talleres de Escalada, en lo que fue la Unión Lanús-Talleres.

campeon
Lanus campeonato de primera division 1932.

El 8 de diciembre se enfrentaron en la Bombonera y Boca Juniors venció a Lanús por 5-1, y lo relegó a la última posición. Boca Juniors se salvaba del descenso y recobraba la tranquilidad, pero la Asociación no. Huracán, equipo prestigioso por aquellas épocas, igualó la última posición junto a Lanús. Era necesario jugar un desempate. El primer partido, el otrora poderoso y hoy devaluadisimo Huracán, vence al grana por 1-0. En la revancha, aparece la sangre granate y Lanús se impone por 4-1. Fue necesario jugar un tercer partido. Empataban 3-3 hasta que el “pobre e ingenuo” referee pitó un penal para Lanús. Los jugadores de Huracán se habrán sentido avergonzados por la falta que cometieron, o veían que la Segunda División les estaba haciendo un lugar, porque en protesta al fallo, se retiraron del campo de juego. En cualquier lugar del mundo, esto hubiera traído una sanción para Huracán, además del correspondiente descenso. Pero, en la República Argentina el fútbol es manejado por la AFA, y el comportamiento de esta durante toda su vida fue uniforme: tratar de favorecer al más poderoso, sin importar los demás. Cuando todos creían ingenuamente que la AFA le daría los puntos a Lanús, por el escándalo protagonizado por Huracán, ¿insólitamente? ordena jugar un partido mas. En el cuarto partido, Huracán se imponía por 3-2, cuando por un penal no cobrado a su favor, los jugadores de Lanús deciden retirarse del campo de juego. Cuando se esperaba que la AFA hiciera jugar un quinto partido de desempate, la nefasta organización decidió que Lanús debería jugar en Segunda División. El club desciende por una arbitrariedad de la Asociación que rige el fútbol. En fin, esta no sería la primera vez que el Club Atlético Lanús se viera perjudicado manifiestamente por un fallo de la AFA. Pero lo cierto es que después de esta injusticia, tal vez para empezar a darle un poco de alegría a su sufrida hinchada, Lanús abriría una de sus mejores etapas en lo futbolístico, que quedará para siempre grabada en la historia del club. Etapa de fútbol bien jugado y llena de emociones. Pero esa es otra historia..
Lanus
Lanus Campeonato de primera division 1949.

Los Globetrotters

La decada del '50 fue gloriosa para la institución. El primer campeonato oficial, los goles de Florio, y los Globetrotters del '56 que casi llegan a la gloria, llevaron al club a un sitio privilegiado nunca antes ocupado hasta entonces.
campeón
Lanús Campeón Primera División B 1950.

En 1950, después de la polémica decisión tomada por la AFA, el Club Atlético Lanús debe jugar el torneo de Primera División B. Con la misma base del equipo que perdió la categoría en 1949, Lanús lleva adelante el objetivo de volver al lugar que le corresponde. Y lo logra en tan sólo 7 meses. El 16 de septiembre de 1950, el Club Atlético Lanús obtiene su primer título profesional: Campeón de Primera División B 1950. Esa tarde, los corazones de la mayoría de los habitantes de la zona sur fueron representados por: Alvarez Vega; Daponte y Mercado; Vargas, Strembel y Vivas; Contreras, Gil, Pairoux, Florio y Moyano. Lanús 3 - Argentinos Juniors 1, jugado en Juan A. García y Boyaca, el viejo estadio del equipo de La Paternal. La excelente campaña realizada por el granate se puede resumir con estos datos: ganó 14 partidos, empató 4, y solo perdió 3. Anotó 58 goles, y le convirtieron 26. Ya en ese equipo alternaba un chico que ocupaba la posición de centre half, llamado Juan Hector Guidi, que con el correr de los años iba a ocupar un rincón en el corazón de los hinchas granates, hasta los de aquellos que por una cuestión de edad no lo vieron jugar, pero si todos escucharon hablar de él.
En 1951, otra vez en Primera “A”, Lanús arranca el torneo convirtiéndose en la grata revelación: logró quedarse con la primera rueda del torneo, junto con Independiente. Nunca antes, un equipo recién ascendido lo había logrado. No solo lideraba en la tabla de posiciones, sino que también el artillero del torneo militaba en las filas granates: José Florio, con 21 conquistas. Al final de la primera rueda, sorprendidos por la excelente performance del jugador, directivos del Torino de Italia, llegan al país para adquirir su pase. En $ 1.500.000 se produjo la venta del goleador, que pasaba a jugar para la mítica “squadra granata” italiana. La transferencia constituyó un récord para la época, y parte del dinero le sirvió a Lanús para la construcción de uno de los gimnasios de la sede.
Historia del Club Atletico Lanus (Parte I)
Lanús Campeonato de Primera División 1951.

campeon
Lanús Campeón de Primera división B 1950.

Lanus
Nicolas Daponte, Juan Hector Guidi y José Nazionale. El mediocampo de Lanús del 56

Lo que generó un gran ingreso de dinero para el club, también generó una perdida irremplazable en el primer equipo. Ya en las últimas fechas del torneo, el equipo había perdido las posibilidades de campeonar, pero la alegría aquí no termina. Al finalizar el torneo, llegan igualando la primera posición los equipos de Racing Club y Banfield. Era necesario jugar una final, para determinar que equipo iba a ser el campeón. Racing, accede a esta chance tras derrotar a Lanús por 5 a 3. Como el primer partido terminó empatado en 0, se jugó un segundo encuentro que terminó con la victoria de Racing por 1 a 0, lo que no solo le dió el campeonato al elenco de Avellaneda, sino que también catapulto para siempre las esperanzas del humilde Banfield de obtener un título. Nunca más en la historia peleó por un torneo de primera división, y quizás sus hinchas, visionarios del mediocre futuro del archirrival granate, decidieron llamar a ese equipo como campeón moral, título que solo ellos comprenden su significado. Lanús no solo festejó su mejor campaña en primera división hasta esa época (5° puesto): Racing le había dado otra alegría. Entre otros detalles que dejó ese torneo, Florio, que ya hacia 6 meses que militaba en el Torino, terminó segundo en la tabla de goleadores del torneo con 21 tantos, y recién fue superado en la última fecha por Vernazza de River Plate, quien finalizó con 22. También en la línea media del equipo comenzaba a alternar Nicolás Daponte, jugador que sería importantísimo en el esquema del equipo en años posteriores.

campeón
Jose Florio anotando un gol ante Talleres de Escalada, en el Campeonato de Primera División B 1950.

Tanto en 1952 como en 1953, el papel desempeñado por el equipo granate se puede calificar como bueno. Acostumbrado años anteriores a ocupar las posiciones por debajo de la mitad de tabla, Lanús ocupa el 7° lugar y el 10° respectivamente en estos torneos. Durante la primera parte de 1953, el club emprendió una gira por Bolivia que consistió en encuentros ante Bolívar, a quien vence el 21 de enero por 3 a 1; luego empata frente a The Strongest; vence a la Selección boliviana por 4-3 y 3-2 en la revancha. Y por último, cae ante el Always Ready por 2-5. En 1954 el club incorpora al jugador José Nazionale, quien junto a los mencionados Nicolás Daponte, y Juan Hector Guidi, comenzarían a dar forma a una línea central de lujo para la época. En ese mismo año, Lanús tendría otra gran alegría cuando vuelve a igualar la mejor posición lograda hasta ese momento en Primera División: el 5° lugar en la tabla de posiciones. Esta importante posición la logra tras imponerse en el clásico ante Banfield en la última fecha por 3-2 como visitante. La alegría granate se transformó en tristeza profunda del elenco de Banfield: la derrota ante Lanús lo condenaba a jugar en Primera B. Una vez más, alegría por partida doble.
Ya en 1955, Lanús otra vez vuelve a alcanzar el quinto puesto en la tabla final. Lo que en otras épocas parecía bastante difícil, por aquellos años se transformaba en realidad: el equipo se había transformado en animador de los campeonatos. Y las expectativas de la hinchada granate estaban por demás colmadas.


Historia del Club Atletico Lanus (Parte I)
Lanús Campeonato de Primera División 1952.

campeon
Los Globetrotters frente a Racing.

El esplendor de este ciclo recién se alcanza en el año 1956. Como preparación para el torneo, el grana emprendió esta vez otra gira, pero esta vez hacia Centroamérica. Una vez retornados de la gira, el equipo encaró el inicio del torneo. La primer fecha fue en San Martín, ante Chacarita Juniors, donde se impuso Lanús por 1-0 con gol de Fernández. Esos dos puntos iniciales fueron la piedra fundamental de la gran campaña que cosechó el equipo, basada en un excelente funcionamiento tanto individual, como colectivo. Dos buenos arqueros, como Alvarez Vega y Piromalli; marcadores centrales de alta jerarquía como Prato, Beltrán, Ramos Delgado y Bendazzi; la base del equipo en el mediocampo: Daponte, Guidi y Nazionale; y una delantera llena de fantasía y eficacia por donde se la mire: Lugo, Fernández, Cejas, Reynoso, Moyano, junto a los que alternaban en la formación, Carranza, Rojas, y Gil. En 30 partidos, Lanús convierte 49 goles. Testigos de esta afirmación son goleadas resonantes a Argentinos Juniors por 4-0, a Gimnasia y Esgrima La Plata por 5-3, a San Lorenzo de Almagro por 4-0, a Huracán por 4-2. Durante ese campeonato, el técnico del equipo, Juan Cevasco se vió obligado a variar permanentemente la formación del primer equipo por problemas de lesiones. Durante el torneo se utilizan 23 jugadores, y el único que participó en todos los partidos, fue el goleador Lugo. En algunos partidos, Ramos Delgado ingresa por Nazionale, Gil deja su puesto a Lugo, ocupando Urbano Reynoso la posición de n° 10. En la fecha n° 9, frente a River Plate en el Monumental, se lesiona Cejas, tras un choque con Rossi, centre half del equipo local. La fractura de tibia y peroné del jugador granate, hace que Cevasco tenga que recomponer la ofensiva: Carranza se incorpora como wing derecho, Fernández queda como centroatacante, Lugo y Reynoso quedan como insiders, y se mantiene a Moyano de wing izquierdo. Durante la primera mitad del torneo, y casi como en todo el campeonato, Lanús alterna en las primeras tres posiciones.
Lanus
Lanús Subcampeon Primera Division 1956. Equipo que enfrento al Racing Club.

Ya iniciada la segunda rueda, Prato sufre una lesión, por lo que en su puesto, Cevasco designa a Ramos Delgado como su reemplazante. Lanús encara una racha de triunfos ante Rosario Central por 4-2, Estudiantes 2-1, e Independiente 2-0. Llega el 7 de octubre de 1956 donde jugando la 7° fecha de la 2° rueda, Lanús vence como visitante a Boca Juniors por 2-0. Ambos tantos granates fueron marcados por Lugo. A esa altura del torneo, la prensa de la época elogiaba al equipo con títulos como “Sinónimos: Lanús - Futbol”, y narraban que “practicando un juego de alta categoría, con serenidad y prestancia, Los Granates derrotaron a Boca Juniors por 2-0”. La racha victoriosa se prolonga una fecha más con otra goleada hacia Huracán, pero esta vez por 4-1. Seguían las fechas del torneo y Lanús seguía en posición expectante. Llega la fecha 24° del torneo y en el estadio de General Arias y General Acha (hoy Hector Guidi), Lanús recibía al equipo con el que compartía el liderazgo de la tabla de posiciones hasta ese momento: River Plate. Era el 28 de octubre de 1956. Comienza el encuentro con un claro dominio por parte del local, que solo logra adelantarse en un gol en el marcador gracias a la excelente labor del arquero suplente de River Plate, Ovejero, que reemplazaba al mítico Amadeo Carrizo. Cabe recordar que para ese encuentro, River llegó con dos bajas importantes: la ya citada de Carrizo, y la de su centre half, Rossi. Cuando todo el mundo esperaba que en el segundo tiempo, Lanús termine de vapulear a River Plate, y se imponga definitivamente en el partido, todo lo contrario sucedió. Fue el elenco visitante quien con goles de Lousteau, Sánchez, y Labruna revirtió el marcador, y sepultó las ilusiones de los miles de corazones granates que habían colmado el mítico estadio de madera. A pocas fechas del final, era imposible revertir la tendencia, que se terminó por confirmar al final del torneo. La decepción en Lanús fue inmensa. El club resultó muy perjudicado, por la ira de muchísimos hinchas quienes manifestaron su descontento destruyendo los carnets de socio.
campeón
Lanús Subcampeón Primera División 1956. El plantel completo en el viejo estadio de madera.

Las veredas de la sede fueron alfombradas por miles de carnets destruidos en descontento por el resultado final. Es que muchos hinchas de Lanús, todavía hoy, después de 44 años, no se explican cuales fueron las causas que llevaron a que en 45´ se derribaran las ilusiones de toda una ciudad. Sin desmerecer el coraje de los jugadores de River Plate, que revirtieron en su favor una situación que se les presentaba por demás complicada, la gente granate sigue sin comprender que fue lo que llevó a que el equipo perdiera la posibilidad de haber sido el primero de los considerados chicos para la AFA, en haberse consagrado campeón de Primera División. Esa incertidumbre creó una cierta suspicacia de que el equipo no dió todo lo que podía dar, y llevó a los hinchas a comportarse de esa manera. Al finalizar el torneo, como se esperaba después de este último resultado se consagró campeón River Plate. Lanús alcanzó su mejor performance en Primera División logrando el subcampeonato y se metió en la historia del fútbol argentino, como un equipo que jugaba un fútbol de riquísimo nivel técnico, pero que no le alcanzó para ser campeón.
La gran decepción final sufrida por la hinchada, pareció haber calado en el equipo en la temporada de 1957. Lanús finalizó ese torneo en la 14° posición, a dos posiciones del descenso. Ya se sentía que los Globetrotters no eran el equipo que había sido en las campañas anteriores. En 1958, Lanús confirma que retorna la senda irregular por la que ya había atravesado durante los primeros años del profesionalismo. Finaliza en la 13° posición, y lo único positivo del año, fue la performance del “Tanque” Rojas, quien finalizó segundo en la tabla de goleadores con 21 tantos, detrás de Sanfilippo de San Lorenzo de Almagro que anotó 28. En 1959 se experimenta una leve mejoría, pero no deja de ser una campaña mala: Lanús termina en la 11° posición. Ya en 1960, la 14° posición es un presagio del descenso, que llega en 1961. En ese mismo año, abandona el equipo el estratega, quien para muchos granates fue el mejor jugador de la historia del club: José “Pepe” Nazionale. Con las campañas realizadas por el equipo después de 1956, se veía que en algún momento el descenso iba a tocar las puertas de Lanús. Una vez ya en Primera B, se abriría una etapa incierta en un principio, pero que terminaría dando alegrías en la historia del club. Pero eso ya forma parte de otra historia...
Historia del Club Atletico Lanus (Parte I)
Lanús Campeonato de Primera División 1960 .

Los Albañiles

Los Albañiles, símbolos de buen futbol: Silva y Acosta. El Campeonato del 64, las locuras de De Mario, y todo el buen futbol desplegado por Lanús, resumido en esta parte de nuestra historia.
campeon
Acosta y Silva. Símbolos de una época.

Con el descenso a cuestas, y la nostalgia de no ser el equipo que alguna vez fue, el Club Atlético Lanús encara el año 1962 en Primera B. La premisa era ascender lo antes posible.
El antecedente del equipo en el ascenso era más que favorable para pensar en recuperar los sábados la gloria perdida los domingos. Pero la decepción del ’56 parece haber calado más que hondo en el espíritu del primer equipo, que para esa época ya contaba con muy pocos jugadores participantes de aquel equipo (el subcampeonato logrado fue histórico para la el club, sin embargo la mayoría de los simpatizantes resultaron decepcionados por no haber alcanzado ese titulo).
Ese año realiza una campaña por demás irregular en el torneo de ascenso. Las heridas de los hinchas quizás para esa época hayan cicatrizado, pero el equipo seguía sin encontrar la senda victoriosa de años anteriores, y para mal de males, lo sufría jugando en la Primera B.

El campeonato de 1963 no ofreció muchos mas cambios en el panorama del club. Una campaña similar a la del año anterior dejó a los hinchas el sabor amargo de seguir jugando en una categoría que por trayectoria, al joven club no le correspondía. Como nota destacable, se puede decir que en la fecha 17 de este torneo, debuta en la primera de Lanús un centrodelantero de nacionalidad paraguaya llamado Bernardo Acosta. En un futuro no muy lejano, se transformaría en uno de los encargados en devolverle la alegría a toda una ciudad.

En 1964 Lanús trataría de lograr lo que le fue imposible en los dos años anteriores: volver a la Primera A. Llega a prueba al club un delantero libre de Estudiantes de La Plata, de apellido De Mario. En una de las pruebas en un amistoso frente al Quilmes Athletic Club, el delantero tuvo una muy buena performance que llamó la atención de los dirigentes quilmeños. Los dirigentes de Lanús para asegurarse el pase del delantero, le hicieron firmar a este en una servilleta de papel, las bases de su contratación. Así, Lanús ya se había asegurado un refuerzo. Otras de las incorporaciones fue un joven proveniente de la división reserva de Chacarita Juniors, llamado Manuel Silva. Con estos dos nombres, más el del joven Bernardo Acosta, Lanús había formado la delantera base del equipo que conquistaría meses mas tarde el segundo título en la era profesional: el Campeonato Primera B 1964.
Lanus
Lanús Campeón de Primera División B 1964.

El 19 de abril comienza el torneo de ese año, en el cual con un estilo depurado y virtuoso, Lanús termina por conquistar el 5 de diciembre. El Director Técnico fue Freire, y el equipo formaba con Irusta; Bravo y Avalos; Tedesco, el eterno y capitán Guidi, y Paz; Iglesias, Parenti, Silva, Acosta y De Mario. Nacen los populares albañiles, Silva y Acosta. Y la hinchada granate se regocija con sus paredes, y las locuras de De Mario pisando la pelota y enloqueciendo a sus marcadores. Lanús recobra la alegría, jugando al fútbol que más le gusta a su hinchada. La campaña se resume en 17 partido ganados, 10 empatados, y 6 perdidos. Convierte 57 goles, 17 de los cuales llevan la firma de un artista del balompié, como “Manolo” Silva, y 14 del delantero por excelencia, el del olfato goleador, el que le da pesadillas a los arqueros rivales: el “Baby” Acosta.

En 1965, otra vez en lugar que nunca debió perder, el Club Atlético Lanús se prepara para volver a jugar en Primera A. Los malos tiempos pasados cambiaron por un augurioso presente que traía buenas noticias en todos los aspectos. Ese año, la Honorable Cámara de Diputados de la República Argentina por medio de una ley, autoriza la cesión de terrenos de propiedad de Ferrocarriles Argentinos, al Club Atlético Lanús. En esas tierras, el club emprendería quizás la más importante de todas sus obras: la construcción del Polideportivo, orgullo de todos los hinchas y socios granates, y orgullo de la ciudad de Lanús. Esas tierras con el tiempo se irían convirtiendo en el pulmón verde de la ciudad, y cumplirían un rol fundamental en el resurgimiento del club, en épocas donde se corrió el peligro de una posible quiebra. Pero más adelante nos encargaremos sobre este tema en particular. Volviendo a lo que pasó en 1965, el club decide reforzar su línea media adquiriendo el pase de un experimentado volante proveniente de River Plate: Martín Pando. Pando, con el correr del tiempo se transformaría en la manija del equipo. Al inicio de la temporada, también se decide contratar a Pedro Dellacha como Director Técnico. La campaña realizada por el equipo fue regular, pero el funcionamiento de Lanús mejoró notablemente con el correr de los partidos. Se afianzó la dupla ofensiva Silva y Acosta, y se obtuvieron buenos resultados frente a equipos importantes como una victoria de 1-0 frente a River Plate con gol de Parenti de tiro libre en el estadio de Atlanta como local, dos victorias frente a San Lorenzo de Almagro por el mismo marcador, y una ante el Racing Club. Ocupó la 15° posición, pero por las causas anteriormente citadas, se puede decir que se cumplió un buen papel.
En 1966, la campaña realizada por “el Grana” no es de las mejores. Finaliza en la decimocuarta posición sobre veinte equipos participantes. El goleador del equipo fue Bernardo Acosta, pero ese año es recordado solamente porque el 7 de agosto, en el estadio Monumental de Núñez, disputó su último partido con la gloriosa casaca granate Héctor Guidi, prócer de la institución. Para la ocasión, el “nene” no uso la clásica 5 con la que todos los granates lo recordamos, sino que vistió la numero 2.
campeón
Lanús Campeonato Metropolitano de 1967.

Al año siguiente, los hinchas granates comenzarían a ver quizás lo máximo dado por los Albañiles. Lanús ingresaría en una etapa, recordada no solo por todos los granates de la época, sino por todos los aficionados del fútbol, que se supieron deleitar con el arte plasmada por los granates en todos los campos de juego. Lanús era, más que nunca, fiel a sus principios de buen fútbol, que engrandecieron nuestra historia y nuestra institución.

En 1967, los albañiles finalizan en la quinta posición del Metropolitano, dando cátedras de buen fútbol y goleando, entre otras cosas, en el clásico frente a Quilmes y como visitante por 7-2. Fue el 23 de Julio de 1967, día inolvidable para muchos. Esa tarde Acosta convirtió 5 goles, que lo ayudarían mucho en los 25 finales para ser el goleador del campeonato. Otros que sufrieron en carne propia el “jogo bonito” granate, fueron Argentinos Juniors, quien cayó derrotado por 6-1 con 4 goles de Silva y Atlanta, quien cayó por 5-1. Lanús volvía a ser protagonista de los campeonatos.

Para 1968, el protagonismo no iba a cesar ni mucho menos. Ovejero; Carnevale, Sabella, Ostua, Garmendia, Osvaldo Piazza, Minitti, Fernández, Silva, Acosta y De Mario seguirían divirtiendo a la mayoría de los sureños. Lanús llegó a la última fecha del Metropolitano con posibilidades de acceder a las semifinales por el título (el torneo se jugó en dos zonas, en las cuales los dos primeros de cada una pasaban de ronda para jugar por el Campeonato). La Zona en la que jugaba Lanús se encontraba liderada por San Lorenzo de Almagro, que con el equipo de “los Matadores” había sacado una considerable ventaja. El segundo puesto era compartido por Lanús y Boca Juniors, mientras que tercero a dos puntos del Grana se encontraba Estudiantes de La Plata. La última fecha encontraba a Boca recibiendo a Banfield, y a Lanús visitando a Estudiantes. Era difícil de esperar que Banfield superara a Boca como visitante, pero milagrosamente “el enemigo” lo logró. Ganó 3-0 en la Bombonera, y dejó a Boca fuera de las semis. Lanús con el empate pasaba a jugar las semifinales. Muchísimos hinchas acompañaron a Lanús a La Plata, en la búsqueda del pase de ronda. El primer tiempo terminó favorable a Estudiantes por 2-0. En la segunda etapa, Lanús logra igualar el marcador, y transitoriamente el pase de ronda. Las ilusiones granates duraron pocos minutos, ya que Estudiantes terminó imponiéndose por 4-2, igualando a Lanús en puntos, pero superándolo en diferencia de goles. Así Lanús terminó tercero, y el equipo platense en semifinales. Igualmente, nadie podría quitarle meritos al excelente papel desempeñado por el equipo. En el Nacional, la campaña no fue tan buena, y el Grana merodeó por la mitad de la tabla.
Historia del Club Atletico Lanus (Parte I)
Lanús Campeonato Metropolitano de Primera División 1968.

Como ocurrió casi en toda la gloriosa historia granate, después de los grandes picos, vendrían los grandes bajones. En 1969 deja la dirección técnica del club Pedro Dellacha, el cual es reemplazado interinamente por Héctor Guidi, y definitivamente por Victorio Spinetto. Solo se rescata la goleada histórica en la segunda fecha contra Chacarita Juniors, por 7-2 (el equipo tricolor ese año se consagraría campeón). El gran equipo de los albañiles se empezaba a desmembrar. Acosta es vendido en 18.000.000 $ al Sevilla y la campaña granate fue mediocre. Se obtuvo el séptimo puesto. Quizás comenzaba a vislumbrarse el inicio de una época muy triste para el club, acompañada de una inestabilidad que casi lo lleva a la quiebra. La única alegría es el campeonato de Básquet, deporte que le seguiría dando prestigio al club, durante toda esa época.

En 1970 son transferidos a Newell´s Old Boys “Manolo” Silva y Cabrero. Lanús ocupa la decimonovena posición en el Metropolitano, juega el Reclasificatorio y finalmente desciende. El goleador fue Bentrón con 17 goles. Se abre una etapa de sinsabores en la historia de nuestra gloriosa institución.
campeon
El equipo granate saludando a su hinchada, en cancha de Huracán en 1968.

La Caída
Lanús encara una epoca de vaivenes que lo terminan depositando en Primera C con una crisis institucional que casi lo llevan al cierre. Los campeonatos, los descensos, y todo lo que ocurrió en este período.
Lanus
Lanús Campeón de Primera División B 1971.

Llega 1971, y Lanús en Primera B. Por historia, por grandeza institucional y por su gloriosa hinchada, el equipo debía retornar lo antes posible a la máxima categoría. Ya sin los albañiles, el grana encara el torneo de ese año. Por los pases de Silva y Cabrero a Newell’s, llega el delantero Alfredo Veira. En el banco de suplentes, un símbolo: Hector Guidi.
El torneo no arranca de la mejor manera para el Grana, que cae derrotado ante Deportivo Español en el estadio de Huracán por dos tantos a cero. Le siguen un empate ante Comunicaciones y una derrota ante nueva Chicago, por lo que la Comisión Directiva decidió despedir a la gloria Granate. En su lugar, es nombrado Benancio Acosta, que logra revertir de a poco la irregular campaña granate hasta llevarlo a pelear por los primeros puestos. Finaliza la primera rueda en la tercer colocación detrás de Arsenal y San Telmo respectivamente, hasta que ni bien comenzada la segunda rueda, el Grana toma el liderazgo en la tabla de posiciones.
Poco antes de finalizar el torneo, por una huelga de jugadores profesionales se pudo haber peligrado el hecho de no obtener el campeonato, pero solo pocos jugadores granates adhirieron, y Lanús supero a Almirante Brown por cuatro a uno, y así se pudo consagrar como Campeón de Primera B de 1971. Lograba así el tercer campeonato en la historia del fútbol profesional del club, y la vuelta a Primera A.
Mientras tanto, la gloria deportiva por el club seguía en alza gracias al basquetbol, que durante ese año cosecho los títulos de Campeón Metropolitano, Ganador Copa Argentino -Paraguaya, y Ganador de la Copa Internacional Garre.
campeón
El equipo granate de 1972.

Con la ilusión de volver a llenar las canchas del buen fútbol que siempre caracterizó a la mas gloriosa institución de la zona sur, el Grana volvía a su casa, al lugar que le pertenecía: La Primera A.
Pero si algo caracteriza esta época de la historia granate, es la irregularidad en todos los aspectos. Las ilusiones de los granates de volver a las viejas épocas en poco menos de un año quedan en el olvido tras la paupérrima campaña hecha por el primer equipo. Los únicos tres equipos que perdieron ante el Grana fueron Atlanta, Ferro e Independiente. Solo logró empatar en seis ocasiones y cayó derrotado en veinticinco. La peor campaña de toda la historia para Lanús, que como era de esperarse desciende acompañado de su eterno rival, Banfield. Nunca antes había vuelto a la máxima categoría solo por un año.
El fútbol no pasaba por sus mejores épocas, y las penas granates solo eran saciadas por el basquetbol, que lograba un nuevo campeonato: Campeón Torneo Oficial de Buenos Aires.

Durante 1973, la campaña del Grana, otra vez en Primera B, fue por demás irregular ya que solo logró conseguir el séptimo puesto, cuando la obligación era ascender.
En 1974, el campeonato de Primera B se jugo en tres etapas: Apertura, Campeonato y Torneo Final, que jugaban los tres primeros de cada torneo. Lanús cae ante Estudiantes de Buenos Aires en el estadio de Atlanta por dos a uno, por lo que no logra una vez mas el objetivo.
Historia del Club Atletico Lanus (Parte I)
La formación del primer equipo en el año 1976.

En 1975, bajo la presidencia de Lorenzo D’Angelo, el club recibe de parte del estado nacional la cesión gratuita de 107.000 m2 mediante la promulgación de la Ley 20.846. En esas tierras, Lanús forja su grandeza institucional.
En ese mismo año, el equipo de fútbol sigue sin dar la tan ansiada vuelta a la Primera División. Lanús en la ronda final pierde el ascenso a Primera División ante San Telmo. El goleador del equipo fue Hugo Epifanio.
Mientras tanto el basquetbol lograba el Subcampeonato del Torneo Oficial de Buenos Aires. Los duelos Lanus - Obras Sanitarias marcaron una época durante esta década en el basquet nacional.
En el Aspecto Cultural, un grande como Joan Manuel Serrat participó de los carnavales organizados por el club. El catalán junto con otras importantes figuras musicales de la época, participaban de este evento que se realizaba todos los años para todos los granates.
Llega 1976, y el Grana que debía volver a Primera, logra hacerlo tras consagrarse campeón. El torneo se disputó en una Zona Clasificación en la que Lanús termina primero, para pasar a una ronda final en el que el grana termina segundo tras caer en la última fecha ante Almagro. El ascenso lo logra Platense, pero el torneo aún continúa y en la final del hexagonal por la segunda plaza a Primera División, el Grana se impone a Almirante Brown por dos a cero en el viejo Gasometro de Avenida La Plata.
campeon
La formación del equipo del Club Atlético Lanús en el año 1977.

El goleador del equipo fue Juan Carlos Nanni. La AFA dispuso que tanto Platense como Lanús lleven el titulo de Campeón, a pesar de que uno obtuvo primero el ascenso que el otro. Sin saberlo en ese momento, el viejo estadio de San Lorenzo, pasaría en poco tiempo a marcar a fuego la historia del granate. Pero iremos paso por paso.
En 1977, Lanús intenta cortar con el presente irregular del fútbol, y nuestros dirigentes no tienen mejor idea que para mantener la categoría, armar un buen plantel, con suficiente recambio como para que Lanús pueda afianzarse nuevamente en Primera División, y lograr todo lo bueno hecho en décadas pasadas. Para eso, disponen que se contrate poco mas de 35 jugadores profesionales (una verdadera locura, para cualquier club).
Arranca el Torneo con una actuación aceptable, hasta que se decide transferir al goleador del equipo: Juan Carlos Nanni es vendido al Celta de Vigo.
La debacle futbolística comienza a partir de la venta del goleador, a la que se le suma la económica, por todo el costo que llevaba mantener un plantel tan numeroso, que no se justificaba en calidad, para cualquier institución. Así, Lanús deja la mitad de tabla del torneo, para empezar a encaramarse en los puestos de abajo.
Se llega a la anteúltima fecha y el Grana visita a Independiente, una institución modelo por aquellos tiempos, y un equipo de los más poderosos también. Lanús logra una verdadera hazaña por la racha negativa que atravesaba en ese momento, y por el rival, que peleaba por conseguir el título, y empata en uno.
Lanus
Lanús versión 1977.

Estira la diferencia en dos con Platense, para dirimir el último puesto del descenso, y espera confiado a Rosario Central como local.
Una multitud asiste para alentar al granate que solo con un empate mantenía la categoría. El primer tiempo finaliza en cero, pero los dos puntos al final se fueron para Rosario. Platense ganó y obligaba al Grana a disputar un partido desempate en el viejo Gasometro
16 de noviembre de 1977, noche calurosa y húmeda en Buenos Aires. En el estadio de San Lorenzo, Lanús debía jugar frente a Platense para dirimir la última plaza de descenso. El partido finaliza en cero, y las más claras las tuvo el Grana. Se va al alargue y nadie logra abrir el marcador. Llegan a los penales, y toda la tensión que provoca jugarse un descenso desde los doce pasos.
La primer serie de penales finaliza en paridad en cuatro goles ya que habían convertido M. Arturo Juarez, Belloni, Perez, y Ulrich para Platense (Sanchez, arquero de Lanus le detuvo el penal a Gianetti) y Cardenas, Pachame, Ribecca y Moralejo para el Grana (Miguelucci, arquero de Platense le contuvo a Coria). Es necesaria una nueva serie y Miguel Angel Juarez de Platense abre el marcador, Zarate de Lanús anota, desvía su penal Niro de Platense, y Miguelucci le detiene el remate a Beneju. Cinco a cinco, y una nueva serie. Rivero de Platense anota, tanto como Barrera de Lanus, Pinasco (P), y Giachello (L). Otra serie más, y Peremateu (P) falla. Toda la alegría de Lanús podía llegar de los pies de su arquero, quien debía ejecutar.
campeón
Año 1978, vs. Argentino de Quilmes.
De pie: Perassi, Luna, Benejú, Lozano, Giachello y Barrera.
Agachados: Arzaut, Enrique, Cristaldo, Vazquez y Attadia.
D.T: J.Mallo

Pero el remate de Sanchez es detenido por Miguelucci, quien debía patear pero ante la “distracción” de las autoridades y de los jugadores de Lanús, envía en su lugar a Miguel Arturo Juarez (ya habían pateado los diez jugadores de campo de cada equipo). Juarez convierte. Se dirige Cardenas a ejecutar el suyo para poder igualar la serie, pero su remate es contenido por Miguelucci. Cardenas cae al piso y llora desconsoladamente el descenso de Lanús, como así la multitud de hinchas que copo el Viejo Gasometro, como así todos, hasta los granates del cielo lloraron. Inmediatamente después del último penal, un diluvio acompañó la tristeza del descenso del Grana. Ya nada iba a ser igual.
Mientras tanto, el basquet logra el Campeonato Argentino de clubes

. El club le reclama a la AFA la restitución de categoría, por considerar viciada la definición por penales. La entidad organizadora del fútbol hace oídos sordos, por lo que Lanús le inicia juicio a la Asociación del Fútbol Argentino.
Llega 1978, el Mundial para los argentinos, y nuevamente la B para Lanús. Algo que no era costumbre hasta entonces, empezaba a serlo, y nadie sospecharía que hasta lo impensado podía pasar. El golpe del descenso fue duro en todo sentido y ya la crisis no era solo futbolística. La economía de Lanús atravesaba por uno de sus peores momentos, y toda la crisis del club se ve reflejada en el campo de juego.
Se comienzan a prescindir de los servicios de la gran mayoría de los jugadores contratados un año antes, por lo que Lanús debe luchar solo por mantenerse en Primera B, con mayoría de jugadores juveniles.
Historia del Club Atletico Lanus (Parte I)
Lanús vs. Ferro, 1978.
Parados: Perassi, Benejú, Giachello,Zappia, Lozano y Barrera; Hincados: Calderón, Moralejo, Vazquez, Cárdenas y Cristaldo.
DT.: Montaño PF.: Garrandéz

La caída podía llegar pero a nadie se le pasaba por la cabeza. El 26 de Mayo, la asamblea de socios solicita la renuncia de Francisco Leiras como presidente de la institución. Asume en su reemplazo Yoliban Biglieri, elegido por los socios en las elecciones del 4 de septiembre de ese año. En ese interín, el club fue manejado por la comisión revisora de cuentas.
Se llegan a utilizar 46 jugadores, y solo se logra igualar la última plaza de descenso con Villa Dálmine.
El 25 de Noviembre de 1978, otra vez en el viejo Gasometro, Lanús se jugaba parte de su historia. La crisis y la caída se hicieron carne en el Grana. Lanús perdió por dos a cero, y lo impensado pasó. Lanus debía jugar en Primera C.
La administración paupérrima de sus dirigentes lo llevaron ahí, con un pasivo de más de 2.000.000 de U$S (una fortuna impensada para la época), y con cerca de 200 juicios en contra. Sus hinchas lo supieron, de ahí el llanto desgarrador, mezcla de impotencia y bronca, por el triste presente. Y sus hinchas, en las malas dijeron presente, y demostraron porque la granate es una de las más gloriosas hinchadas.

Pero esa es otra historia...