robots japoneses ayudan en la planta de Fukushima





Japón está intentando salir del shock de su tragedia. Recibir en una sola catástrofe un Terremoto, Tsunami y una crisis nuclear destruirían a cualquier nación sobre la tierra, pero el país del sol naciente está hecho de gente trabajadora y creativa, por lo que es solo cuestión de tiempo para que esta gran nación logre levantarse de las cenizas. Una de las tareas más difíciles en estos tiempos difíciles que cursan por este país, es la de controlar y enfriar los reactores nucleares, sobretodo el de la planta nuclear de Fukushima.

Gracias a que en Japón hay avances muy importantes en la robótica, ellos pueden contar con Monirobo, que no es nada más y nada menos que un robot de rescate, donde puede encontrar a posibles víctimas en medio de los escombros y evaluar mejor los daños de la planta nuclear, midiendo los niveles de radiación y haciendo un mapeado en 3D sobre la zona en la que está y claro la mejor parte es que un robot no se va a morir por recibir radiación. Aunque si que existe una contra muy grande para estos robots: Su operario debe estar a máximo un kilómetro de distancia para poder manejar a Monirobo, siendo la distancia recomendable cincuenta kilómetros para no contaminarse.

Personalmente, yo creo que es algo tardía la implementación de los robots para tareas de rescate, pero tal vez también puede ser cierto que las condiciones no eran las adecuadas para los robots y probablemente se hubieran echado a perder sin siquiera tener la oportunidad de lograr algún heroíco rescate. Tal vez el Monirobo pueda ayudar a manejar un poco mejor la situación en la planta de Fukushima, al menos, eso es lo que todos esperamos.

nuclear