Introducción:

Presentados de forma yuxtapuesta, los distintos carteles aparecen en esta muestra con la misma fuerza y vigor que tenían en el momento de ser publicados. Nos conducen de un campo a otro y nos muestran en nombre de qué ideales combatían los adversarios, para revelarnos también la forma en que los distintos bloques pudieron superar las pruebas que les planteaba la larga guerra. De este modo, nos explican el conflicto en su amplio contexto ideológico, psicológico y sentimental. Los sucesos de mayo de 1968 en París pusieron de manifiesto que los muros hablan y que los mensajes que el transeúnte recibe en sus paseos tienen una excepcional fuerza de impacto.

Dos años antes, se había iniciado la Revolución Cultural en la República Popular China con la adhesión de carteles manuscritos sobre las paredes. El primero de estos famosos dazibao (nombre que recibían tales carteles) había sido diseñado por el propio Mao. A menudo se olvida que este fenómeno propagandístico que parece ser característico de los últimos años tiene precedentes históricos. Entre ellos, el más importante es el empleo masivo de carteles que acompañó al fantástico desarrollo de la propaganda política en Europa, Asia y Norteamérica durante la segunda Guerra Mundial y los años precedentes.

El promotor de este vasto movimiento propagandístico fue el Doctor Goebbels, ministro alemán de Propaganda e Información. En realidad, Goebbels no hizo más que organizar con un criterio científico el mecanismo que el propio Hitler había puesto en práctica a partir de 1920, cuando, siendo propagandista del Arbeiterpartei, hacía uso de frases cortas y consignas llamativas que apelaban más al instinto que a la razón. Sin embargo, mientras que Hitler sólo creía en la fuerza de las palabras, Goebbels destacó el papel excepcional que podía desempeñar una forma de comunicación tan popular como la del cartel, es decir, una sugestiva imagen que, multiplicada hasta el infinito, se imprimía en la mente del espectador sin que éste fuera consciente de ello. Mediante fórmulas lapidarias que resumen toda una doctrina o trazan una línea de conducta, el cartel propagandístico resulta a la vez imperativo e insidioso, conjugando dos formas de movilizar a las masas en provecho de una determinada ideología. Por esta razón, los regímenes totalitarios, tanto el gobierno de Mussolini en Italia como el partido militar en Japón, imitaron enseguida a los alemanes e hicieron uso de la propaganda mural con el mismo objetivo de movilización de las energías nacionales con fines imperialistas.

Asimismo, el gobierno soviético había empleado este procedimiento, puesto que era necesario adiestrar al pueblo ruso en el esfuerzo y la organización precisa para asegurar el éxito del marxismo-leninismo en la URRS. Su tarea consistía en suscitar y mantener el entusiasmo del pueblo por las conquistas de la Revolución, movilizar las energías contra las desviaciones ideológicas y, muy pronto, contra el enorme peligro que representaba la creciente fuerza del nazismo. El empleo del cartel fue uno de los métodos propagandísticos que más éxito tuvieron entre los diversos intentos que hizo el gobierno de la Unión Soviética con el fin de asociar “la base” a su acción. En las democracias occidentales, acostumbradas desde hacía tiempo a los carteles propagandísticos, las directrices gubernamentales se resumían en imágenes y consignas. Sin embargo, la necesidad de combatir la temible acción psicológica del Doctor Goebbels reavivó el interés por una práctica que se había convertido en rutinaria y suscitó una vigorosa renovación de los lemas patrióticos.

Este proceso de renovación se hizo todavía más evidente en los Estados Unidos. Para conseguir que una nación aislacionista comprendiera la necesidad de solidarizarse con los Estados democráticos de Europa, Roosevelt, con la cooperación de asociaciones privadas, se consagró a sensibilizar al público norteamericano a la amenaza de los nazis. Sin embargo, las campañas de carteles propagandísticos no despertaron mucho interés, hasta que tuvo lugar la tragedia de Pearl Harbor. Con la entrada de los Estados Unidos en la guerra, el tema de la defensa de dicho país asociado a la defensa de la libertad, contribuyó durante tres años a la movilización moral de toda la nación. Entre las realizaciones de los dibujantes franceses se encuentran características tan interesantes como el magnífico grafismo de Carlu y el vigor plástico de Paul Colin. Aquí también se podrá apreciar las obras de neoclasicismo nazi, que se manifiesta de forma ejemplar en los años victoriosos de Alemania; las majestuosas composiciones inspiradas por el estilo «staliniano» que, sin embargo, no excluyen la aparición fugitiva de una imaginería popular al gusto de la tradición rusa ni la expresión de vigoroso talento de Kokryniksy. Este nombre es el pseudónimo colectivo de tres pintores y grabadores soviéticos, Koprianov, Krylov y Sokolov, que recibieron el título de Artistas del Pueblo y ganaron, durante tres años consecutivos, el premio Stalin en reconocimiento a su excepcional contribución a la guerra psicológica contra los nazis.

Finalmente, el arte oficial norteamericano se muestra aquí eficaz, pero amenazado de despersonalización a pesar de su perfección realista.

1.
Un pueblo, un Reich, un Führer. (Alemania)
Ein Volk, ein Reich, ein Führer.

Afiches de la segunda guerra mundial
Fotografía: Mathilde Rieussec.

Mapa de Alemania después del Anschluss, es decir, de la anexión de Austria al Reich. En la noche del 12 al 13 de marzo de 1938, las tropas de Hitler penetraron en Austria.

El ex-canciller austriaco Schuschnigg fue arrestado por Seyss-Inquart, presidente del Consejo pro-nazi designado por los alemanes. La propaganda alemana, de la cual el cartel reproducido forma parte, estuvo tan bien orientada que un plebiscito convocado en Alemania y en Austria ratificó la unión con un 99 % de votos favorables.

Ya en 1933, en 'Mein Kampf', Hitler había revelado sus intenciones: 'La Austria alemana debe reincorporarse a la gran patria alemana. La misma sangre pertenece al mismo imperio... esta fusión se nos presenta como la tarea esencial de nuestra vida.

2.
Danzig es alemana (Alemania)
Danzig ist deutsh

segunda guerra
Documento de Matilde Rieussec.

Carteles de propaganda, octavillas, desfiles, actos de exaltación nacional, tales eran los medios utilizados por el partido nazi, muy poderoso en Danzig, para intimidar a la población y obligar a ceder al Gobierno, Danzig fue, de hecho, un simple pretexto para ocultar los designios de Hitler.

La crisis, que estalló en Berchtesgaden el 24 de octubre de 1938 entre el embajador polaco, Joseph Lipsky, y el embajador de Alemania, Ribbentrop, quién insistía en la anexión de Danzig para aportar una solución de conjunto 'al problema de las relaciones germano-polacas', resultó deliberadamente insoluble.

Lo que realmente buscaba Hitler era un incidente que le permitiera invadir Polonia. Las tropas de la Wehrmacht franquearon la frontera el 31 de agosto de 1939; pocas horas después, estallaba la segunda Guerra Mundial.

3.
Sí al Führer, el 4 de diciembre (Alemania)
Dein Ja dem Führer am 4. Dezember

Segunda Guerra Mundial
Documento Bundesarchiv, Koblenz.

Este cartel de propaganda electoral destinado a los Sudetes reclamaba un voto masivo en favor de su anexión a Alemania.

La conferencia de Munich, de cara a las imperiosas reivindicaciones de Hitler sobre esta región de Bohemia, de mayoría alemana, había aceptado la idea de la anexión, con la condición, sin embargo, de que un plebiscito la ratificara.

A partir de octubre, los alemanes penetraron en ella y prepararon las elecciones del 4 de diciembre. La propaganda nazi, bien orquestada, dio a Hitler una mayoría impresionante en favor del Reich.

Desde ese momento la ocupación alemana quedó legalizada.

4.
Un momento, por favor: el Servicio Nacional te necesita (Gran Bretaña)
Arf a mo: National Service needs you

afiches
Documento de Mathilde Rieussec.

Frente a la amenaza alemana, y ante la imposibilidad de resolver pacíficamente el conflicto europeo, tal como hubiera deseado Chamberlain, Inglaterra era consciente de la necesidad de prepararse militarmente.

Detestaba la guerra no menos que Francia, pues los recuerdos de 1914-1918 aún permanecían demasiado cercanos, tal como atestigua este cartel: Arf a mo, especie de eco de otro famoso: Arf a mo, Kaiser (Un momento, Kaiser, ya llego), editado durante la primera Guerra Mundial. No obstante, el principio del voluntariado en el servicio militar era tradicional en Inglaterra y, según Clement Attlee y los laboristas, “había bastado siempre para proporcionar los hombres necesarios para la defensa del Imperio británico”.

El reclutamiento obligatorio no fue votado en la Cámara de los Comunes hasta después del golpe de Praga, el 28 de abril de 1939.

Por muy simbólica que resultara aquella decisión, pues el Ejército no estaba preparado para ella, lo cierto es que sirvió para dar testimonio de la voluntad del Gobierno británico de cumplir sus compromisos europeos. En caso de hostilidades, los tommies lucharían codo a codo junto a los Aliados.

5.
Alístate, reengánchate en las tropas metropolitanas (Francia)
Engagez-vous, rengagez-vous dans les troupes métropolitaines

Afiches de la segunda guerra mundial
Documento de Mathilde Rieussec.

Este cartel de reclutamiento francés, editado en 1938, hacía un llamamiento a los voluntarios. Por aquellas fechas, en que la amenaza alemana comenzaba a perfilarse, la eficacia de esta iniciativa sólo era relativa.

Desde junio de 1932 hasta 1939 se sucedieron ocho ministros de la Guerra y diecinueve Gobiernos, sin que ninguno llegase a tomar medidas susceptibles de reorganizar el aparato militar francés. Fiel a las ideas de Paul Painlevé, ministro de la Guerra en 1925, el poder mantenía el principio de un Ejército reservista y defensivo, y se fijaba como programa 'llevar a cabo una organización racional de la defensa nacional que sea tan eficaz en tiempo de peligro como inapropiado para operaciones de conquista'.

6.
El fascismo es la guerra (URSS)

segunda guerra
A.P.N. Novosty.

'El fascismo es la guerra', proclama este cartel soviético de 1936.

Sobre los cuatro brazos de la cruz gamada se anotan las principales plagas del nazismo (en el sentido de las agujas del reloj: paro, guerra, hambre, odio racial). Las ideologías, totalmente opuestas, de la Unión Soviética y de Alemania significaban una garantía para Polonia, Francia y Gran Bretaña, y, en consecuencia, se entablaron negociaciones con el fin de ampliar el pacto franco-soviético de 1935.


7.
El progreso de la colaboración germano-rusa (Egipto)

Segunda Guerra Mundial
Imperial War Museum.

Esta caricatura del acercamiento germano-soviético señala, con humor, el aspecto ridículo de una eventual alianza Stalin-Hitler. La espuela de la bota común lleva la cruz gamada y la hoz y el martillo: alianza tan poco lógica, que mueve a la risa.

El autor de este cartel, Kem, de verdadero nombre Kimon Evan Marenjo, nació en Egipto y publicó más de 3.000 dibujos y caricaturas de igual inspiración. Su conocimiento de diferentes idiomas, en especial del árabe, le permitió llegar a un público muy amplio en Argelia, Marruecos, Egipto,, Persia.

«Le Petit Parisien», «John Buil», «The New York Tirnes» y «La Bourse égyptienne» reproducirían igualmente sus obras. Para él la propaganda era un medio de acción contra el enemigo, al que ridiculiza' y el arma más eficaz: la inteligencia contra la fuerza bruta.

8.
El fascismo ataca... (URSS)

afiches
Imperial War Museum - E.Tweedy.

“... Aplastemos la miseria mediante un potente contraataque del proletariado”. Este cartel, publicado en la Unión Soviética en 1930, es representativo de la posición del Partido Comunista frente al ascenso de Hitler, llevado al poder, según los soviets, por capitalistas como von Papen, Krupp, etc.

Gracias al comunismo, el fascismo no avanzará y los proletarios se unirán para hacerlo fracasar. La silueta del nazi es la típica imagen del enemigo imperial-capitalista en la iconografía revolucionaria de la época. El enfrentamiento entre el señor del sombrero de copa y el hombre con gorra es el mismo que el de las ideologías contrarias que se reparten el mundo.

La noticia de la firma del pacto germano-soviético, el 23 de agosto de 1939, causó en Europa el efecto de una bomba.

9.
1938-39: Batalla de la productividad en las empresas alemanas. Nuestro objetivo: Que la empresa nacionalsocialista sea ejemplar. (Alemania)
Leistungskampf der deutschen Betriche 1938/39 Das Ziel: nationalsozialistischer Musterbotrieb.

Afiches de la segunda guerra mundial
Bibliothek für Zeitgeschichte, Stuttgan.

Este cartel de Minzlaff pone de manifiesto el esfuerzo exigido al pueblo alemán durante los años que precedieron a la guerra y que... la prepararon. Hacer de Alemania la primera potencia mundial, como deseaba el Führer, y extender las fronteras del Reich para conseguir el «espacio vital» necesario a la «Gran Alemania», implicaba obligatoriamente la guerra.

Desde la fundación del movimiento nacionalsocialista, Hitler la preparó científicamente. En el terreno psicológico encontraría en las masas obreras el «depósito» a partir del cual su movimiento logró adeptos. Arrancó a esta masa de lo que él llamaba «la utopía internacionalista» y la nacionalizó» y «militarizó». Paralelamente, consciente de la importancia del factor material y técnico en la próxima guerra, dio a las fábricas de armamento una importancia primordial dentro de la economía alemana.

10.
Suscribid los bonos de armamento (Francia)
Souscrivez aux bons d'armement

segunda guerra
Musée de la Guerre, Vincennes - Documento de Mathilde Rieussec.

Cartel francés editado en 1939, invitando a suscribir los bonos de armamento destinados a sostener la industria de guerra. La recogida de fondos llegaría demasiado tarde. La guerra era inminente y los alemanes estaban poderosamente equipados. Además, sus blindados se agrupaban en divisiones, lo que no sucedía en Francia.

En 1940 el Ejército francés sufrirá una grave derrota a causa de su escasa preparación para la batalla defensiva que debía mantener. Faltaban blindados, aviones de caza, artillería antiaérea, armas anticarro.

11.
Incorpórate al regimiento real de tanques (Gran Bretaña)
Join the Royal Tank Regiment Territorial Army

Segunda Guerra Mundial
Imperial War Museum - E. Tweedy.

Este cartel de reclutamiento del Ejército británico, editado en 1939, llamaba a los voluntarios a alistarse en los blindados.

En mayo de 1940 había 310 tanques británicos en Francia y otros 330 esperaban, al sur de Inglaterra, ser embarcados hacia el continente. No fue la inferioridad numérica lo que provocó la derrota. Se habrían enfrentado 3.640 carros a los 2.690 ingenios blindados alemanes si los Aliados hubieran unido todos sus recursos contra el agresor. Pero el adiestramiento y las ideas logísticas de los alemanes les aseguraban una enorme superioridad; además, habían puesto a prueba su organización durante la guerra civil española y la invasión de Austria y de Checoslovaquia.

12.
Ejército del Aire (Alemania)
Luftwaffe

afiches
Bundesarchiv, Koblenz.

Cartel de propaganda alemana en favor de la «Luftwaffe».

Hermann Göring, brazo derecho de Hitler, se dedicó a partir de 1934 a la reorganización de la aviación militar, cuyo papel preponderante en el conflicto que se preparaba había ya previsto. Gracias a sus esfuerzos, el espacio aéreo pertenecía, sin duda alguna, a la «Luftwaffe».

El día del estallido de las hostilidades disponía de no menos de 4.333 aparatos, la mayoría de ellos de primera línea, aparte de 522 trimotores de transporte Junkers JU 52. Nueve grupos de bombarderos en picado, o Stukas Junkers JU 87, reunían todas las ventajas de movilidad, potencia de fuego y precisión deseables iban a reinar, sin duda, sobre los carnpos de batalla.

13.
Vigila. Vencerá. Suscribios (Francia)
II veille. II vaincra. Souscrivez

Afiches de la segunda guerra mundial
Musée de la Guerre, Vincennes. Documento de Mathilde Rieussec.

Este cartel francés, editado en 1939, trata a la vez de animar y tranquilizar a los franceses. Después de la alarma de septiembre de 1939, algunos jefes militares intentaron paliar las desastrosas lagunas del Ejército francés, y se mostraron contrarios a permanecer a la defensiva.

¿Podría ayudarles este «reclamo», como se decía entonces.?

14.
Orden de movilización general (Francia)
Ordre de mobilisation genérale

segunda guerra
Dazy.

El 1 de septiembre de 1939 fue decretada en Francia la movilización general, inmediatamente después de conocerse las primeras noticias del ataque alemán contra Polonia.

Las operaciones de movilización y concentración de tropas no se llevaron a cabo con mayor rapidez que en 1914: comenzaron efectivamente el 2 de septiembre a las 0 horas, y tardaron casi tres semanas hasta que los últimos elementos del Ejército fueron cubiertos.

Fue necesario esperar hasta el 20 de septiembre para que el generalísimo Gamelin dispusiera de las tropas previstas por el decreto: 81 divisiones de infantería, 3 de caballería 2 divisiones ligeras motorizadas. Para entonces, la Unión Soviética había apuñalado por la espalda a la moribunda Polonia.

15.
¡Trabajo! ¡Silencio! ¡Confianza! y lo conseguiremos (Francia)
Travail! Silence! Confiance! et on les aura

Segunda Guerra Mundial
Musée des deux Guerres Mondiales, París. Documento de Mathilde Rieussec

Un slogan que alcanzaría éxito. Pero, a pesar de las consignas austeras que lo acompañan: «trabajo», «silencio», «confianza», contribuiría a debilitar la vigilancia y la combatividad de los franceses, que tomaron la afirmación apremiante como una realidad.

16.
Apoya a los combatientes desde la retaguardia ¡No propagues los bulos! (Finlandia)
Stárk fronten här hemma - Bygg dammar för ryktena!

afiches
Musée des deux Guerres Mondiales, París. Documento de Mathilde Rieussec

Como todos los países sobre los que se abatió la guerra en 1939, Finlandia padecería también la obsesión del espionaje.

El cartel, en sueco, previene a la población finlandesa contra el peligro de los juicios aventurados en tiempo de guerra. La advertencia fue divulgada por todo el país en sus dos lenguas oficiales: sueco y finés.

La actividad de los agentes comunistas finlandeses la hacía particularmente necesaria; frente a ellos, la población levantó un auténtico muro de silencio de hondo contenido patriótico.

17.
Misión de la marina alemana (Alemania)
Einsatz der deutschen Kriegsmarine

Afiches de la segunda guerra mundial
Bundesarchiv, Koblenz.

Cartel de propaganda en favor de la Kriegsmarine.

La marina alemana no había tenido su Göring; los programas de construcción naval fueron sacrificados a menudo en favor de los programas de construcciones aeronáuticas y de equipamiento de la Wehrmacht.

Dos figuras dominarían la Kriegsrnarine: el gran-almirante Raeder, de concepciones militares clásicas, y el almirante Dónitz, campeón de la guerra submarina.

18.
LAS PAREDES TAMBIÉN ... ¡Adiós papá! Partimos para ... ¡Cielos ... no tenía que decirlo! (Gran Bretaña)
EVEN THE WALLS ... S'Iong Dad! We're shiftin'to... Blimey ... I nearly said it!

segunda guerra
Musée de la Guerre, Vincennes-Documento de Mathilde Rieussec.

La obsesión del espionaje decoraba también las paredes de las ciudades británicas, aunque con el inimitable sentido del humor anglosajón... El dibujante Bruce Bairnsfather reprodujo en este cartel su célebre soldado de la primera Guerra Mundial, «el viejo Bill» (izquierda), junto a su hijo movilizado en 1940.

Bajo la atenta escucha de los informadores alemanes, el ejemplo de conversación sostenida recomienda suprimir los nombres más importantes.

19.
Silencio. El enemigo acecha vuestras confidencias (Francia)
Silence I'ennomi quette vos confidences

Segunda Guerra Mundial
1978, Paul Colin-A.D.A.G.P.

El Gobierno se esforzó en sensibilizar a la opinión pública del peligro insidioso de la «quinta columna». Pero, no obstante la amplitud de la campaña de propaganda, los agentes enemigos mantuvieron importantes posibilidades de información entre una población con los reflejos normales de defensa debilitados por la «dróle de querre».

20.
Infantería Reina de todas las armas (Alemania)
lnfanterie Künigin aliar Waffen

afiches
Bundesarchiv, Kobienz.

A pesar de la triunfal entrada en escena del arma mecanizada, este cartel alemán de reclutamiento reproduce la vieja alaba a la infantería.

El infante alemán, a diferencia del francés, había sido entrenado para la guerra moderna; su papel era decisivo a la hora de explotar la victoria inicial de los carros, y así lo demostró inequívocamente durante las cuatro semanas que necesitó la Wehrmacht para conseguir su primer gran triunfo militar.

21.
¡A las armas contra la tiranía! (Gran Bretaña)
To arms against tyranny!

Afiches de la segunda guerra mundial
Gallery-Orbis.

La lucha de Finlandia contra la Unión Soviética suscitó la simpatía y la admiración de todos los países occidentales. Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia, Bélgica e incluso la misma Italia abrieron suscripciones públicas para sostener la resistencia del valeroso país «contra la tiranía».

Pero Finlandia, más que dinero, necesitaba material y, sobre todo, combatientes capaces de contener la marea humana del Ejército rojo.

Los voluntarios que partieron en su ayuda no lo conseguirían.

22.
¡Resistid! (Gran Bretaña)
Holding the line!

segunda guerra
Imperial War Museurn – Ekta Tweedy

Los ingleses compararían el rostro macizo y obstinado de Winston Churchill con los rasgos del bulldog, símbolo nacional por su resistencia y arrojo.

El pueblo británico daría buena prueba de poseer estas características a sobrevivir a pesar del serio revés de 1940.

23.
¡La victoria será nuestra! (Alemania)
Der Siog wird unser Seín!

Segunda Guerra Mundial
Staatsbibliothek, Berlín.

Con las primeras victorias en Polonia, Dinamarca y Noruega, la propaganda alemana encontraría nuevos temas, nuevos argumentos.

La victoria nos pertenece: se trata de convencer al pueblo alemán, mediante la prensa, la radio, los carteles, para que intensifique su esfuerzo bélico. Ni los Países Bajos, ni Bélgica, Francia o Gran Bretaña -se decía-, podrán resistir el empuje del Ejército alemán.

24.
Defensa pasiva (Francia)
Défense passive

afiches
Paul Colin A.D.A.G.P. Bibliothéque Nationale - Snark internacional

El recuerdo de los gases asfixiantes de la primera Guerra Mundial, y el temor a los bombardeos alemanes, condujeron al Gobierno francés a sensibilizar a la opinión pública hacia los peligros del fuego, consecuencia de las bombas incendiarias.

En un escenario apocalíptico, premonitorio de Hiroshima, un civil alistado en la Defensa pasiva y protegido con una máscara antigás lucha contra los incendios. Pero los franceses, adormecidos por la «dróle de guerre», confiados en los eslogans pacifistas, no presentían la tragedia que se les avecinaba.

25.
¡La victoria está con nuestras banderas! (Alemania)
Mit unsern Fabnen ist der Sieg!

Afiches de la segunda guerra mundial
Staatsbibliothek, Berlin.

Cartel alemán celebrando los éxitos de la »Wehrmacht».

Tras Polonia, Dinamarca y Noruega, las tropas alemanas ocuparon en algunos días Holanda, arrollaron al Ejército belga y franquearon el Mosa. La campaña de Francia se avecinaba.

26.
1940- Dunkerque. Los ingleses se oponen al embarquede los últimos franceses que han protegido su retirada (Francia)

segunda guerra
Musée des deux Guerres Mondiales, París - Ekta. Dorka

Cartel de propaganda antibritánica. El embarque de la B.E.F. en Dunkerque, del 29 de mayo al 4 de junio de 1940, originó violentos enfrentamientos entre ingleses y franceses.

Desde el comienzo de la ofensiva alemana, el embajador de Estados Unidos informó a su Gobierno de disputas entre los Aliados: algunos británicos manifestaban su desagrado «a arriesgar su propia suerte en beneficio de la causa común».

27.
Los hombres están listos... sólo ustedes pueden darles las alas (Gran Bretaña)
The men are ready... only you can give them wings

Segunda Guerra Mundial
Musée des deux Guerras Mondiales, París. Documento de Mathilde Rieussec.

Este cartel británico solicita el ahorro público para equipar a la aviación.

Desde el comienzo de la ofensiva alemana, Gran Bretaña consideró su existencia en función de la eficacia y del número de sus escuadrillas de cazas. A pesar de esto, el 22 de mayo de 1940 adoptó la decisión de enviar sustanciales refuerzos aéreos a Francia para apoyar el plan de contraataque de Weygand, aunque al final no llegara a realizarse.

28.
¡Fuera el caos de Francia! (Alemania)
Hinaus, mit dem weischen Plunder

afiches
Bundosarchiv, Kobienz.

Cartel alemán de propaganda subrayando el alcance de la victoria de la Wehrmacht», representada por la escoba que barre al gallo y a los demás símbolos del nacionalismo francés.

Es el triunfo del germanismo, es decir, de la «cultura, del pensamiento, de la libertad, del arte», sobre el espíritu latino. Europa, libre por fin del decadente idealismo latino, debe acondicionarse para vivir la época del superhombre de Nietzsche y de la energía wagneriana.

29.
Poblaciones abandonadas, ¡confiad en el soldado alemán! (Alemania)
Populations abandonnáes, faites confiance au soldat alleniand!

Afiches de la segunda guerra mundial
Musée des deux Guerres Mondiales, París. Documento de Mathilde Rieussec

Mientras el éxodo vuelca sobre los caminos de Francia a todos los que temen el avance de los blindados alemanes, los servicios de propaganda del enemigo difunden este cartel destinado a inspirar confianza entre la población aterrorizada por el invasor.

En el norte de Francia se conserva aún vivo el recuerdo de los abusos de los ulanos en 1870, dolorosamente reavivado por el comportamiento de los «bolches» en 1914-1918.

30.
Almirante Darlan (Francia)
Amiral Darlan

segunda guerra
Bibliothéque Nationale.

El gran almirante de la flota, Frangois Darlan, según un dibujo de Épinal.

En el momento en que el Gobierno francés se planteó el armisticio, las responsabilidades de Darlan pasaron a ser abrumadoras: lo único que le restaba a Francia para negociar con el Tercer Reich era su imperio colonial y su Armada.

El 12 de junio, Darlan prometió solemnemente a Churchill que jamás pondría la flota francesa al servicio de los alemanes, y no faltó a su palabra.

31.
¡A todos los franceses! ¡Francia ha perdido una batalla! ¡Pero no la guerra! (Francia)
A tous les Francais La France a perdu une bataille! Mais la France n'a pas perdu la querre!

Segunda Guerra Mundial
Musée des deux Guerres Mondiales, París

Este cartel tricolor, pegado en los muros de Londres algunas semanas después de la difusión del célebre llamamiento lanzado el 18 de junio de 1940 por el general De Gaulle, expresaba su argumento esencial en un estilo más incisivo.

La llama de esperanza encendida por ese general, aún desconocido para la mayoría de los franceses, abrasará el corazón de todos los que se negaban a admitir la derrota. Incorrectamente, se suele dar a este cartel el nombre de «Llamamiento del 18 de junio».

32.
Revolución nacional (Francia)
Révolution nationale

afiches
Musée des deux Guerras Mondiales, París. Documento de Mathilde Rieussec

El 11 de julio de 1940, el mariscal Pétain promulgó tres actas constitucionales atribuyéndose todos los poderes. Comenzaba la reorganización del país en base a los principios de la 'Revolución nacional'.

La divisa republicana fue sustituida por el lema 'Trabajo, Familia, Patria', que señalaba el carácter de dicha revolución. Autoritaria y paternalista, se proponía la renovación moral y patriótica: se suprimieron la mayoría de las libertades individuales y se multiplicaron, al modo de los Estados fascistas, las tentativas de encuadramiento de la juventud.

El régimen gozaría al principio del apoyo pasivo de la mayoria de la opinión pública, porque 'el vencedor de Verdún' tenía aún inmenso prestigio entre la población.

33.
1940-Primero de julio- Mers el-Kébir. El almirante inglés Summerville ordena. “¡Fuego!” (Francia)
1940- Promier juillet-Mers el-Kébir...

Afiches de la segunda guerra mundial
Michel Jacquot - Bibliothéque Nationale.

El drama de Mers el-Kébir fue explotado inmediatamente por el Gobierno de Vichy. Los carteles sobre el tema se multiplicaron, para acentuar el resentimiento que esta acción provocó en Francia.

Para Churchill, se trataba de salvar a toda costa la supremacía de la flota británica. Veinte años más tarde, el almirante Cunningham calificaría el ataque de Mers el-Kébir como 'condenadamente odioso y estúpido'.

34.
¡Sostenedlos! (Gran Bretaña)
Back them up!

segunda guerra
Imperial War Museum – Ekta. Tweedy.

Este cartel ilustra el esfuerzo de resistencia exigido a la población londinense durante la batalla de Inglaterra. Su valor era un apoyo moral para los pilotos de la R.A.F., que defendían el cielo británico con audacia y tenacidad extraordinarias.

El mismo Winston Churchill expresó su admiración en la Cámara de los Comunes: 'En ninguno de los anteriores conflictos humanos, tantos hombres debieron tanto a tan pocos'.

35.
Reforcemos la barrera. Unámonos al escuadrón de globos cautivos (Gran Bretaña)
Man the harrage Join a balloon barrage squadron

Segunda Guerra Mundial
Imperial War Museum - Ekta. Tweedy

Este cartel británico llamaba a la población civil a alistarse en una unidad auxiliar, encargada de situar las barreras de globos que se utilizaban para obstaculizar el vuelo de los aviones enemigos.

En la práctica, estas barreras, hechas de globos cautivos unidos con redes de acero, no causaban accidentes entre los bombarderos alemanes, pero sí les obligaban a volar a mayor altura, disminuyendo su precisión en el bombardeo.

36.
El enemigo escucha. ¡Silencio! (Italia)
Il nemico vi ascolta. Tacete!

afiches

El Gobierno fascista italiano advertía así a la población contra las conversaciones despreocupadas que, indirectamente, podrían favorecer al enemigo.

La intención de fondo, sin embargo, no era tanto aconsejar el secreto como enfrentar a italianos contra ingleses. La guerra paralela contra el enemigo común alcanzaba su punto culminante.

37.
¿Quién conoce mejor que él los problemas del momento? (Francia)
Connaissez-vous, mieux que lui les problémes de I'heure?

Afiches de la segunda guerra mundial
Musée des deux Guerres Mondiales, París

El prestigio del anciano mariscal era todavía el mejor argumento en la propaganda del Gobierno de Vichy. Pétain recomendaba a la población que confiase en él, y que aceptara sus decisiones.

El país debía afrontar estas medidas en medio de una total miseria moral y económica, causada por el armisticio y por la obligación de pagar 400 millones de francos diarios para el mantenimiento del ejército de ocupación.

38.
¡Mantenedlos ocultos! Las palabras imprudentes cuestan vidas (Gran Bretaña)
Keep it dark! Careless Talk costs lives

segunda guerra
Imperial War M useum - Ekta. Tweedy

La instalación de la Kríegsmarine en las bases francesas del canal de la Mancha y del Atlántico, a partir de julio de 1940, obligó al Almirantazgo británico a desviar sus convoyes para evitar el encuentro con los submarinos alemanes.

Los servicios de seguridad decidieron llamar la atención del pueblo británico, y de los refugiados de todas las nacionalidades en Inglaterra, sobre la necesidad de observar un riguroso secreto acerca del tráfico marítimo.

Era vital para los Aliados que los cargamentos de armas y material llegasen a su destino: la guerra moderna depende tanto de los hombres como del elemento industrial.

39.
El poderío naval británico...Mantengámoslo con nuestros ahorros. (Gran Bretaña)
Britain's sea power Maintain it with your savings

Segunda Guerra Mundial
Imperial War Museurn - Ekta.Tweedy

Ante la amenaza de destrucción a causa de los bombardeos, que se cernía sobre su territorio, Inglaterra estimó que su supervivencia dependía del poder naval.

A partir de julio de 1940, Los U-Boote alemanes comenzaron a zarpar desde bases en el oeste de Francia: en adelante la guerra en el mar alcanzaría extraordinaria intensidad.

La Armada británica, sostenida por toda la nación, combatirá con tanto valor cómo obstinación.

40.
El poder de Alemania, garantía de su victoria (Francia)
La puissance de l'Allemagne garante de sa victoire

afiches
Musée de deux Guerres Mondiales, París. Documento de Mathilde Rieussec

El cartel es significativo del optimismo que reinaba en Alemania acerca del resultado de la guerra.

El 'Reich' no había sufrido aún ninguna derrota. La superioridad de su armamento le había dado en 1939 y 1940. una ventaja acrecentada por la mala preparación de sus adversarios.

La entrada en guerra de los dos gigantes industriales -Estados Unidos y la Unión Soviética- aportaría al conflicto un carácter técnico y material importante: la potencia del armamento de los adversarios se tornó decisiva.

41.
¡Nueva Zalanda combate! (Nueva Zelanda)
New Zealand Fights

Afiches de la segunda guerra mundial
Musée des deux Guerres Mondiales, París

Este cartel de reclutamiento estaba dirigido a los voluntarios neozelandeses: Gran Bretaña necesitaba todos los recursos de la Commonwealth.

En 1941 combatían junto a los Aliados 7.700 neozelandeses, agrupados en la 2da D. I. bajo el mando del mayor - general Freyberg. Instaladas inicialmente en África, y luego en Grecia, las fuerzas neozelandesas fueron trasladadas en una tercera fase a Creta por el Estado Mayor imperial, en previsión de los acontecimientos que podían precipitarse en los Balcanes.

42.
La caída de los dictadores está asegurada (Gran Bretaña)
The downfall of the dictators is assured

segunda guerra
Imperial War Museum - Ekta. Tweedy

Durante los primeros meses de 1941 cundió el optimismo en el campo aliado. Las aplastantes victorias de los británicos contra los italianos eran explotadas por la propaganda inglesa para alentar a la población.

Pero, en la primavera del mismo año, las posiciones de las tropas británicas en el norte de África se vieron aplastadas por el 'Afrikakorps' de Rommel.

Aunque la caída de los dictadores estaba asegurada, la derrota del Eje no parecía inminente a pesar de la combatividad de los ejércitos aliados.

43.
¡Adelante, hijos de Grecia! (Grecia)
Emprós, tés Elládos paidiá

Segunda Guerra Mundial
Musée royal de l'Armée et d'Histoire militaire, Bruselas

El cartel, que recoge las primeras palabras una canción griega, llama al combate contra los invasores italianos.

Colocado por todo el país, alentó la resistencia contra el enemigo durante seiis largos meses, hasta la rendición de las tropas griegas en abril de 1941, abrumadas por la 'Luftwaffe' y los carros de combate alemanes.

44.
Los héroes de 1940 (Grecia)
Oi eroídes toú 1940

afiches
Musée royal de l´Armas et d'Histoire militaire, Bruselas

Grecia aúna sus fuerzas contra el Ejército alemán. El aprovisionamiento de las tropas de montaña se organiza con la ayuda de todos los elementos civiles.

Pero, a pesar de su valor, la población griega, que ha mantenido en jaque a las tropas italianas durante seis meses, no podrá superar la fuerza aplastante de las divisiones del mariscal List.

45.
Politburó del Comité Central del Partido Comunista (URRS)

Afiches de la segunda guerra mundial
Imperial War Museum - Ekta, Tweedy

Este cartel soviético reúne a los miembros del Politburó del Comité Central del Partido Comunista, y a su jefe: Stalin (arriba).

Andreev, Vorochilov, Zdanov, Kaganovitch (primera fila, de izquierda a derecha). Kalinin, Mikoyan, Molotov, Kruschov (segunda fila, de izquierda a derecha). Beria, Shvernik (tercera fila, candidatos). Molotov, comisario del pueblo para Asuntos Exteriores, fue el artífice del pacto de no agresión firmado con Alemania en 1939.

Dos años más tarde, en la noche del 21 al 22 de junio, el Ejército alemán penetraba en la Unión Soviética.

46.
Victoria o bolchevismo... (Alemania)
Sieg oder Boischewismus

segunda guerra
Bundesarchiv, Koblenz

El cartel refleja el cambio en las relaciones germano-soviéticas.

Pese al sorprendente acercamiento de agosto de 1939, debido al 'realismo' de Stalin y de Hitler, los dos regímenes eran ideológicamente opuestos, y el choque resultaba inevitable. Los enemigos pasaron a ser ahora los 'judeo-bolcheviques'.

47.
Europa unida contra el bolchevismo (Alemania)
L'Europe unie contre le bolchevisme

Segunda Guerra Mundial
Musée des deux Guerres Mondiales, Paris

La operación 'Barbarroja' fue para los propagandistas del Tercer Reich, una cruzada contra el bolchevismo.

En todos los países de la Europa continental se organizaron batallones de voluntarios para combatir contra Rusia en el frente del Este. Europa unida frente al peligro común: es el lema reiterado machaconamente como síntesis del anticomunismo.

48.
La madre patria nos llama (URRS)

afiches
A.P.N.

Llamamiento al patriotismo de la población soviética. Para los soldados del Ejército rojo se trataba de defender realmente la tierra rusa y la patria del comunismo.

Las tropas alemanas habían logrado penetrar en profundidad en las líneas soviéticas para cuando el Ejército rojo tomó en serio la necesidad de reorganizarse.

Pero los cuadros superiores, depurados durante los 'grandes procesos' de 1938, carecían de cohesión, y, aunque los últimos planes quinquenales habían desarrollado las industrias de guerra, el armamento era todavía dispar e insuficiente.

49.
Victoria. La cruzada contra el bolchevismo (Francia)
Victoria. La croisade contre le bolchevisme

Afiches de la segunda guerra mundial
Documentation francaise.

Los servicios nazis multiplican la propaganda anticomunista en Francia. El cartel ilustra la participación de todas las naciones en el combate contra la Unión Soviética.

Desde Finlandia hasta Bulgaria, en todos los países aliados u ocupados los alemanes trataron de concentrar a los enemigos del comunismo en unidades destinadas a combatir en el frente del Este.

50.
La defensa de Moscú (URRS)

segunda guerra
Novosti.

La unión de todo un pueblo para el combate atestigua la determinación soviética de defender Moscú contra los alemanes.

El invierno de 1941 fue terrible para la 'Wehrmacht', cuando la capital rusa estaba casi al alcance de sus hombres.

La resistencia enemiga aumentó, y los alemanes retrocedieron. A pesar de la conquista de vastos territorios, la guerra-relámpago que Hitler deseaba había fracasado.

A partir de la resistencia de Moscú, la campaña contra la Unión Soviética se convirtió para los alemanes en una implacable guerra de desgaste.

51.
¡Detened a Hitler! ¡Acelerad la producción Por nuestra defensa y la de Gran Bretaña, la primera línea de nuestra defensa! (Estados Unidos)
Stop Hitler now!...

Segunda Guerra Mundial
A.D.A.G.P. - Jean Carlu

Este cartel, creado en Estados Unidos a finales de 1940 por el artista francés Jean Carlu, fue realizado para el Comité de Defensa de América en apoyo de los Aliados.

La población de Estados Unidos era en esta época tan reacia a la guerra, que el presidente Roosevelt sólo podía tranquilizar aparentemente a la opinión pública, aunque presintiera la magnitud del peligro hitleriano.

Poco a poco fue mortificándose la neutralidad americana. Las asociaciones privadas lanzaron campañas solicitando apoyo para las democracias occidentales, y la propaganda dio rápidos frutos.

Desde el comienzo de su tercer mandato, el presidente pidió y obtuvo la aceleración del rearme americano, mientras aumentaba la ayuda material a los adversarios del Eje. A finales de 1940, los temores inspirados por la firma del Pacto Tripartito, y las crecientes dificultades de Gran Bretaña, decidieron a Roosevelt a lanzar la ley de Préstamo y Arriendo.

52.
América, ¡Abre los ojos! (Estados Unidos)
America, open your eyes!

afiches
A.D.A.G.P. - Jean Carlu

Cartel creado en Estados Unidos por Jean Carlu para la revista Fortune. Estaba enmarcada dentro de la campaña contra los prejuicios aislacionistas que cegaban a los ciudadanos americanos, y les invitaba a percibir la cruda realidad de la situación política internacional.

El tono directo y familiar de esta propaganda era eficaz. Los medios financieros tomaron conciencia del riesgo paulatinamente, y comprendieron que les interesaba sostener a Inglaterra en su lucha contra la Alemania hitleriana y la Italia fascista.

53.
Defiende tu país (Estados Unidos)
Defend your country

Afiches de la segunda guerra mundial
Imperial War Museurn - Ekta. Tweedy

Exige este cartel que representa al Tío Sam remangándose la camisa.

Desde finales de 1940, Estados Unidos sería objeto de una vasta campaña de información destinada a favorecer la solidaridad de la gran democracia americana con las democracias europeas. La propaganda procedía tanto del Gobierno como de asociaciones privadas.

Carteles, desfiles, prensa,.radio... todos los medios de comunicación insisten en la movilización moral del país.

Tras el ataque a Pearl Harbor, la defensa de América pasaría a ser ya cuestión de vida o muerte, apoyada unánimemente por toda la nación.

54.
Roosevelt visto por la propaganda japonesa. (Japón)

segunda guerra
ImperialWar Museum - Ekta. Tweedy

Roosevelt, representado por la propaganda japonesa en el papel de agresor. El cartel atribuía al presidente de los Estados Unidos - como un demonio cruel y amenazador- la responsabilidad por la interrupción de las negociaciones entre americanos y japoneses.

El 21 de julio de 1941, Roosevelt decretó el bloqueo de las cuentas japonesas depositadas en Estados Unidos y el embargo de las exportaciones de petróleo destinadas a Japón, mientras el imperio del Sol Naciente no renunciara a sus conquistas en Asia.

La actitud firme y exigente que mantuvo durante las conversaciones diplomáticas de otoño del mismo año, constituiría una presión que los japoneses estimaron intolerable.

55.
(sin título- Sobre la agresión de Pearl Harbor) (Estados Unidos)

Segunda Guerra Mundial
U.S. Public Library - Nicole Marchand.

El joven marinero americano asesinado por la espalda con un sable japonés simboliza la tragedia de Pearl Harbor.

«¡Día de infamia eterna!», exclamó el presidente Roosevelt al informar ante el Congreso sobre la agresión japonesa. Los enemigos políticos de Rooseveit lanzaron violentos ataques contra él, y le acusaron de incapacidad y hasta de traición; pero el horror del drama no dejó tiempo para las luchas internas, Estados Unidos comprendió que la unión interior era indispensable para sostener el esfuerzo militar contra el enemigo, si quería hacerle pagar caro el holocausto de Pearl Harbor.

56.
Norte de África. Cabeza de puente de los soviéticos (Francia)
Afrique du Nord. Téte de pont des soviets

afiches
Musée Royal de l'Arrnée et de I'Histoire militaire, Bruselas.

Este cartel de propaganda nazi, con el norte de África bajo la bota soviética, estaba destinado a amedrentar a la opinión pública francesa.

En un momento en que el coronel Lecierc y las F.F.L. (Fuerzas Francesas Libres) entraban en escena y obtenían brillantes victorias en el Sahara, los alemanes se esforzaban por desacreditarlas pretendiendo que en el fondo servían a los intereses soviéticos.

57.
¡Sostenedles! (Gran Bretaña)
Back them up!

Afiches de la segunda guerra mundial
New York Public Library - Ekta. Nicole Marchand.

Propaganda favorable a la Armada británica: un crucero inglés aborda a un submarino italiano en el Mediterráneo.

Las unidades navales y aéreas de Gran Bretaña con base en Malta llevaron a cabo una guerra despiadada contra la flota italiana a partir de 1940. En 1941 las fuerzas destinadas a la isla-fortaleza fueron aumentadas considerablemente, buscando quebrar así la línea de abastecimiento de Rommel.

En esta lucha, de la que dependía la suerte de la campaña en África, la Armada británica obtuvo éxitos espectaculares: diezmó a la marina de guerra italiana, además de hundir el 62% de los transportes del Eje.

58.
¡Combate con nosotros! (Alemania)
Strudt met ons mede!

segunda guerra
Musée Royal de l'Armée et de l'Histoire militaire, Bruselas.

Uno de los objetivos de Hitler durante el verano de 1941 fue la victoria sobre Inglaterra. El combate se libraría esencialmente en el Atlántico, y, para Alemania, el primer logro era impedir que los abastecimientos americanos llegasen a Inglaterra.

Hitler solicitó para ello la ayuda de los países ocupados. Este cartel editado en Bélgica estaba dirigido a los ciudadanos de habla flamenca, animándoles a unirse a Alemania en la lucha contra el monstruo británico.

59.
A la marina mercante. ¡Gracias! (Gran Bretaña)
To the merchant navy. Thank you!

Segunda Guerra Mundial
Imperial War Museum - Ekta. Tweedy

El cartel testimonia la gratitud de la población británica a la marina mercante, vehículo de transporte de todos los productos necesarios para la supervivencia de la nación.

Amenazada por los 'U-Boote' y los buques de guerra del Eje, la marina mercante británica hubo de afrontar aún un nuevo peligro: los corsarios alemanes de superficie.

Muy temidos por los ingleses, estos barcos llevaban su armamento camuflado y, amparándose en su aspecto de buques de carga, se acercaban a los mercantes británicos para destruirlos o conducirlos hasta un puerto ocupado si su carga podía interesar a la economía del Reich.

60.
La Armada británica garantiza la libertad de todos (Gran Bretaña)
The British Navy guards the freedom of us all

afiches
Imperial War Museum - Ekta. Tweedy

La Armada británica luchó con toda su energía para romper el bloqueo que Hitler quería imponer a Gran Bretaña.

La llamada batalla del Atlántico iba a decidir la suerte de la guerra: si Alemania conseguía cerrar los canales de abastecimiento de su adversario obligaría a éste a capitular.

En el gigantesco duelo estaba en juego la libertad del mundo.

61.
¡Vence a la tiranía! Compra bonos de guerra (Estados Unidos)
Triumph over Tyranny! Buy War bonds

Afiches de la segunda guerra mundial
New York Pubiic Library - Ekta. Nicole Marchand

Estados Unidos organizó su participación en la guerra con el dinamismo y los métodos propios de un gran negocio.

Nada podía hacerse sin dinero, y, en consecuencia, la publicación del 'Victory Program', que decidía la movilización total del país hasta la victoria, fue acompañada por una intensa campaña publicitaria en favor de los bonos de guerra.

62.
¡Nunca! La lucha de Alemania y vuestro trabajo salvarán a Europa del bolchevismo (Ucrania ocupada)

segunda guerra
Staatsbibilothek, Berlín.

Propaganda alemana destinada a Bielorrusia, ocupada por la 'Wehrmacht' en 1941.

La calavera y las fauces ensangrentadas del lobo con la hoz y el martillo recuerdan el régimen de terror establecido por Stalin en los años anteriores a 1940. Para que la pesadilla no se repita, el régimen nazi invitaba a los ucranianos y bielorrusos a unirse al bando del Eje.

Al comienzo de la campaña los invasores fueron recibidos como libertadores, pero la población comprendió pronto que la Gestapo era aún peor que la N.K.V.D. y que la colaboración con Alemania resultaba imposible.

63.
Ayer... Hoy... ¿Mañana? (Francia)
Hier..., Aujourd'hui..., Demain?

Segunda Guerra Mundial
Musée des deux Guerres Mondiales, París.

Mientras Gran Bretaña luchaba valiente y encarnizadamente contra las potencias del Pacto Tripartito, la propaganda de Vichy alentaba la anglofobia latente de muchos franceses y con habilidad, desacreditaba ante una parte de la opinión pública a la Francia Libre del general De Gaulle y a su Gobierno instalado en Londres.

Vichy recomendaba la alianza con Alemania a todos aquellos para quienes la 'pérfida Albión' seguía siendo el enemigo por excelencia.

64.
Vigilamos por encima de las defensas (Estados Unidos)
O'er the ramparts we watch

afiches
Musée des deux Guerres Mondiales, París. Université de París-Archives ldées et Éditions

El ejército del Aire americano eligió, como símbolo de su actividad, el rostro firme y seguro de un joven yanqui.

Estados Unidos agradecía así a su aviacióin el reestablecimiento de su confianza nacional. Sorprendidos en Pearl Harbor, derrotados en las Filipinas, los americanos comenzaban a dudar de su combatividad.

Los dieciséis bombarderos medios al mando del teniente-coronel James Doolittle, que lograron bombardear Tokio el 18 de abril de 1942, levantaron la moral de Estados Unidos y demostraron que el desquite era posible.

65.
¡Fuego! Compra los bonos especiales (Estados Unidos)
Fire away! Buy extra bonds

Afiches de la segunda guerra mundial
Musée des deux Guerres Mondiales, París. Mathilde Rieussec.

Los fondos que el Gobierno americano reclamaba constantemente, al ahorro privado permitían financiar las investigaciones electrónicas.

A partir de 1942 ingleses y americanos poseían ya medios para detectar a los submarinos mucho más perfeccionados que los alemanes.

Dönitz describiría la sorpresa de sus 'U-Boote', bombardeados en plena noche, cuando se creían a salvo.

66.
Naves para la victoria 'Rapidez, más rapidez' (Estados Unidos)
Ships for Victory 'Speed, more speed'

segunda guerra
NewYork Public Library-Ekta. Nicole Marchand.

Cartel americano para el aumento de la producción y la entrega acelerada de materiales de guerra. En 1942 fueron destruidos 1.664 buques mercantes, pérdidas que afectaban gravemente a la economía británica.

Para compensar la acción de los 'U-Boote', Gran Bretaña solicitaba cada vez mayor ayuda de Estados Unidos. Pero, a pesar del esfuerzo americano, la cifra de las pérdidas excedió durante algunos meses el total de nuevas unidades.

67.
Armas para Rusia... Un gran convoy de barcos británicos escoltados por aviones de guerra soviéticos navegan en Murmansk Harbour con insumos vitales para la armada roja. (Gran Bretaña)

Segunda Guerra Mundial

68.
Las palabras matan (Gran Bretaña)
Talk kills

afiches
Imperial War Museum- Ekta. Tweedy

Motivo preferente de la propaganda oficial, este tipo de advertencia sería expuesta de forma gráfica en numerosos carteles.

La muerte acechaba, sobre todo en el mar. La insularidad desempeñó un papel esencial en la vida británica desde el comienzo de la segunda Guerra Mundial: había salvado a Inglaterra en las horas trágicas del 'Blitz', pero también podía contribuir a su desastre si la 'Kriegsmarine' acumulaba triunfos en la batalla del Atlántico.

69.
El complot judío contra Europa (Francia)
Le complot juif contre I'Europe!

Afiches de la segunda guerra mundial
Musée Royal de l'Armée et d'Histoire rnilitaire, Bruselas

El primer viaje de Churchill a Moscú coincidió con el comienzo de la persecución de los judíos en París.

La propaganda alemana confundiendo, como de costumbre, bolchevique con judíos y anglosajones, se apoyó en la entrevista para justificar sus atentados contra la libertad individual de los judíos residentes en Francia.

La siniestra imagen de este cartel, que interpretaba los hechos según los intereses del ocupante, invadió las calles de la capital francesa.

70.
Las redes de camuflaje engañan a los hunos (Gran Bretaña)
Camouflage nets baffle the Hun

segunda guerra
Imperial War Musseum.

La afirmación de este cartel demostraría su justeza en El-Alamein.

Merced al ingenioso camuflaje británico, 'Monty' pudo trasladar el grueso de sus fuerzas del ala izquierda -sobre el desierto- a su ala derecha -sobre el Mediterráneo-, sin que Rommel lo advirtiera.

De esta forma, la sorpresa alemana fue total cuando, el 23 de octubre de 1942, abrieron fuego las 200 baterías británicas situadas entre el mar y las alturas de Ruweisat.

71.
¡Para tener y mantener! Bonos de guerra (Estados Unidos)
To have and to hold! War Bonds

Segunda Guerra Mundial
Musée des deux Guerres Mondiales, París-Mathilde Rieussec.

Noviembre de 1942... Mientras las tropas anglosajonas desembarcaban en el norte de África, la suerte de las armas se inclinaba hacia el campo aliado en los tres principales teatros de operaciones del gran conflicto mundial: El-Alamein, Stalingrado y Guadalcanal.

Los éxitos recompensaban el extraordinario esfuerzo científico, industrial y militar de Estados Unidos, confrontado en todo el mundo con las exigencias de una guerra total.

72.
Hitler y su máquina de guerra (URRS)

afiches
A.P.N.

«Sobran las palabras», decía este cartel soviético.

«La moraleja salta a la vista: la máquina falla, y a su conductor le ha llegado la hora de apearse» Las gigantescas tenazas abiertas sobre Hitler eran, indudablemente, las que el Ejército rojo acaba de cerrar sobre la 'Wehrmacht' en Stalingrado.

73.
¡Adelante, a toda máquina! Compremos más bonos (Estados Unidos)
Full speed ahead! Buy more bonds

Afiches de la segunda guerra mundial
Museé Royal de l'Armée et d'Histoire rnilitaire, Bruselas

A partir de Pearl Harbor, los japoneses disfrutaron del dominio naval absoluto del Pacífico.

Sólo tres portaaviones americanos -'Lexington', 'Saratoga' y 'Enterprise'- salvados de la destrucción, y otros dos -'Hornet' y 'Yorktown'- traídos del Atlántico, soportaban todo el peso de la lucha, mientras los astilleros de Hawai realizaban enormes esfuerzos para reparar los buques averiados.

Las fuerzas navales estadounidenses del Pacífico necesitaban nuevos barcos, pero los astilleros americanos carecían de medios para realizar el gigantesco programa de desarrollo de la Armada establecido por el almirante King.

74.
¡Continuad luchando! (Japón)

segunda guerra
Parimage, París.

A pesar de la superioridad numérica de la flota y de la aviación niponas respecto a los americanos, el alto mando japonés se preocupaba en mantener el índice de combatividad de sus tropas demostrado en el ataque a Pearl Harbor.

La guerra iba a ser corta en su duración, y el fanatismo permitiría una victoria decisiva en las islas Salomón.

Pero, a partir de 1943, cuando pudo comprobarse que el conflicto se prolongaría más de lo previsto, el Gobierno japonés comenzó un despliegue de propaganda para mantener la moral de la población y de sus soldados.

En la ilustración, cartel publicado por el ejército de Tierra con ocasión de 38° aniversario de la victoria nipona en Mukden.

Fuente: http://www.luy.com.ar


Utterson (http://www.taringa.net/perfil/212771) aclara:
Que el afiche 7 "...es una parodia al Nazi-Sovietico firmado en el verano europeo de 1939 (antes de comenzadas las acciones belicas)"

Y que en el afiche 25, la traducción mas cercana podría ser "Nuestra bandera es la victoria" y no "¡La victoria está con nuestras banderas!"

Muchas gracias Utterson por el aporte.