El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Por qué importa la guerra de los navegadores

Por qué importa la guerra de los navegadores
Por qué importa la guerra de los navegadores
Los navegadores permiten visitar páginas Web de todo el mundo.
En los últimos días Internet ha visto la aparición de nuevas versiones de los navegadores de la red de la mano de Mozilla Firefox, Internet Explorer, Google Chrome y Opera, que muestran que la guerra por controlar este mercado se está intensificando.
Es un producto importante porque es a través de él que se accede a las páginas de internet y, dependiendo de lo que cada internauta utilice, la experiencia de navegación puede ser un gozo o una pesadilla.
No todas las páginas se ven igual o se disfrutan con la misma intensidad en estos programas.
En la actualidad, además, la competencia está más fuerte que nunca. De acuerdo con StatCounter, el Internet Explorer de Microsoft continúa siendo el líder con un 45,41% del mercado, seguido por Mozilla Firefox con 29,96% y Chrome con 17,11%, según cifras de este mes.
Pero su superioridad ha disminuido considerablemente. Hace dos años su mercado era superior al 60% contra el 31% de Firefox y un minúsculo 1,8% del recién lanzado Chrome. En 24 meses, Internet Explorer ha perdido más de 15% del mercado a costa de sus rivales, en particular de Google Chrome.


Gratis, pero con ganancias

Internet Explorer sigue siendo el líder, aunque ha perdido mercado.
¿Pero por qué empresas como Google, Microsoft y Apple invierten fuertes sumas de dinero en desarrollar navegadores que son gratuitos?
Aunque a simple vista no lo parezca, los navegadores son una importante fuente de ingresos para las compañías que los desarrollan y, sobre todo, para los gigantes de internet.
Para empresas como Apple, Google y Microsoft, estos programas representan una puerta de entrada a todos sus productos.
Windows tiene preinstalado el Interner Explorer -de ahí su ventaja competitiva en el mercado- y Mac OS X hace lo propio con Safari.
La principal estrategia de Chrome e Internet Explorer reside en utilizar como buscador principal el servicio de la casa: Google en el caso del primero y Bing en el del segundo.
De esta manera se aseguran que los usuarios llegarán a sus páginas, pasarán tiempo en ellas y generarán ingresos publicitarios.

Firefox sumó más de seis millones de descargas de su nuevo navegador en 24 horas.
Google extiende sus brazos más allá de Chrome. La empresa es una de las principales fuentes de ingreso de Mozilla (la organización sin fines de lucro detrás de Firefox) y de Opera (empresa responsable del buscador del mismo nombre).
Google acordó con ambas el pago de acuerdos millonarios para ser utilizado como el principal motor de búsqueda de ambos navegadores.
El buscador también cuenta con una versión de código abierto de su navegador, llamada Chromium, que ha permitido el lanzamiento de otros programas alternativos como RockMelt, que integran Facebook, Twitter y Google a la experiencia de navegación y dan más visitas al motor de búsqueda.
Mozilla, por su parte, es una organización que a pesar de no ser de lucro genera más de US$100 millones de ganancias al año gracias a sus acuerdos con terceras empresas.
"La mayoría de las ganancias de Mozilla continúan siendo generadas por la funcionalidad de búsqueda incluida en el producto Mozilla Firefox a través de organizaciones como Google, Yandex, Amazon, eBay y un puñado de otras empresas", dijo la organización en un informe público.
Opera, un navegador con poco margen del mercado pero al que se le considera como el más innovador de todos, también dice que sus ingresos provienen de convenios con terceros, de licencias para ser el buscador oficial en algunos teléfonos celulares y de su integración con algunos productos de Adobe.

Marzo: el mes elegido
Este ha sido un mes muy movidito en el mundo de los navegadores, con versiones finales de Internet Explorer, Firefox, Chrome y la beta de Opera 11.10, cada uno con sus características nuevas. Genbeta ha decidido hacer una comparativa entre estas versiones: verán cuál se inicia más rápido, qué navegadores consumen más memoria, cuáles son los mejores interpretando JavaScript y cuáles soportan mejor los estándares.
Todas las pruebas se han hecho en un sistema Windows 7 de 32 bits recién instalado en una máquina virtual y con las últimas versiones de los navegadores: Internet Explorer 9.0.8, Firefox 4, Safari 5.0.4, Opera 11.10 Beta (build 1190) y Google Chrome 11.0.696 (canal Beta). Tanto Opera y Chrome son versiones beta para tratar de dar los resultados más cercanos a la realidad (al fin y al cabo estas versiones son las que llegarán tarde o temprano a versión estable).
En cuanto a los tests usados, han tratado de tener más en cuenta aspectos que importan al usuario (tiempo de arranque, de carga de páginas, consumo) que tests de rendimiento que no nos dicen tanto, aunque en el análisis hay de los dos.
Velocidad de inicio: Opera, el más rápido
En el primer test han medido la velocidad de inicio de los navegadores. Para evitar cualquier error humano ha usado un pequeño programa en Visual Basic que llamaba al navegador para que cargase una página en local. Se registran los tiempos (en milisegundos) de la llamada (a través del programa) y de la carga del navegador (con un script Javascript en la página). Restándolos obtenemos el tiempo de inicio.
Han medido tanto el tiempo de un inicio en frío (recién iniciada la sesión) como en caliente(cuando ya hemos abierto antes en la sesión el navegador). Podéis ver los resultados en la siguiente tabla:
Mozilla
En caliente, el navegador más rápido de todos es Opera, casi instantáneo con 803 ms. De cercaInternet Explorer 9 con poco más de un segundo. Ninguno de ellos supera 1.5 segundos de media en el inicio, por lo que podemos decir que prácticamente no notaremos diferencia entre ellos al iniciar en caliente.
Ahora vamos con el inicio en frío. Esta es la parte que más suele afectarnos por dos causas: primero porque muchos abrimos el navegador una única vez y no lo volvemos a cerrar, y segundo, porque es cuando más tiempo tarda en iniciar el navegador. Aquí las distancias se notan más.Opera vuelve a ganar con 3.7 segundos de inicio, seguido de Safari (4.2) y Chrome (4.5). Más lejos encontramos a Firefox 4, con 6 segundos, y a Internet Explorer con 7.8.
Resumiendo: Opera es, según estos tests, el navegador más rápido del momento. Chrome y Safari también tienen muy buenos resultados, Firefox se aleja un poco más y, aunque Internet Explorer tiene un tiempo en caliente muy bueno (1 segundo) es el que más tarda en frío, lo que le quita bastantes puntos.
Consumo de recursos: RAM y CPU
El siguiente test es de consumo de recursos. Para ello han abierto el navegador con cinco pestañas: un vídeo de YouTube en HD, Twitter, Genbeta, El País y Google; y han medido elconsumo de RAM y de CPU medio (en caso de navegadores multiproceso el resultado es la suma de todos los subprocesos). Podéis ver los resultados en las dos tablas siguientes:
Firefox
Navegador
En CPU, los que menos consumen son IE y Chrome, con sólo un 20% de uso de procesador. Firefox y Opera están a la par en el 50% y Safari es el que peor rinde, con un 60%. En RAM, Firefox es el que menos consume (235 MB) y Chrome el más disparado, con 320 MB. Podríamos decir que, globalmente, Opera es el que más consume e Internet Explorer 9 el que menos.
En este test, aunque Firefox no es un navegador multiproceso sí que separa el proceso del navegador del del plugin (plugin-container.exe), en este caso Flash. Los resultados que aparecen son la suma de ambos procesos.
Velocidad de carga o renderización: Chrome, el más rápido
Otro aspecto que han evaluado de los navegadores es el tiempo que tardan en cargar una página. Para medirlo han guardado en local una página web y han añadido un script que obtenía los tiempos al inicio y al final de la página. Restándolos y haciendo la media de varias mediciones obtuvimos estos resultados:
Google
Las diferencias son de milisegundos porque elegimos una página simple, aunque en sitios más complejos seguramente se amplifiquen. En este caso, Chrome es el ganador con 70 ms de carga, y Safari 5 el que peor rinde con 149 milisegundos.
Aceleración por hardware, Firefox 4 es el mejor
También han evaluado cómo se comportan los navegadores ante una carga gráfica pesada. Como no he encontrado tests independientes, he usado dos, uno de Mozilla y otro de Microsoft. En ambos he medido el número de FPS (Frames por Segundo) máximos. En el caso del test de Mozilla sólo llegaba hasta 60 FPS.
opera
Juntando resultados de ambos tests, Firefox 4 es el que mejor soporta la carga gráfica. El que peor, Safari 5 con unos miserables 2 y 3 FPS ya que no soporta la aceleración por GPU.
En esta prueba han cambiado Opera 11.10 por la versión 11.50 que incluye aceleración por GPU, aunque sin aceleración Opera no se ha comportado del todo mal, con 16 y 8 FPS en los dos tests.
Tests SunSpider de JavaScript: Safari y Firefox salen mal parados
Vamos ahora con los tests de JavaScript. Usaron un test (relativamente) independiente, el deSunSpider, con unos resultados bastante igualados. Veámoslos:
safari
Chrome, Internet Explorer y Opera, por este orden, son los que mejor rinden diferenciándose en apenas 10 milisegundos. Safari y Firefox no salen demasiado bien parados, siendo Firefox el que peor rinde.
Respeto de estándares: Aprobado general
Para los test de estándares han usado la página HTML5Test.com, que da una puntuación según las características de HTML5 que soporte el navegador, y el archiconocido test Acid3.
En el Acid3 todos sacan matrícula (100/100), excepto Internet Explorer y Firefox que sólo llegan al sobresaliente con 95 y 97 puntos respectivamente. En el apartado de HTML5 no van tan bien(hay que tener en cuenta que todavía no es un estándar totalmente definido): Chrome es el que mejor soporta HTML5 con 293 puntos de 400, seguido por Firefox (240), Opera (234) y Safari (228). Internet Explorer suspende con sólo 130 puntos.
Conclusiones: no hay un claro ganador
No sé a vosotros, pero a mí me resulta muy difícil decir quién es el ganador. Todos tienen sus puntos fuertes y sus puntos flacos, y en general todos han rendido muy bien.
Si tuviésemos que decir cuál es el más rápido, yo diría que dos: Opera y Chrome, ambos muy ajustados y siempre en el primer o segundo puesto en los tests de velocidad. En cuanto a uso de recursos, Internet Explorer 9 y Firefox son los que mejor aprovechan los recursos del ordenador, con las mayores puntuaciones en aceleración gráfica y en menor consumo de RAM y CPU.
En el apartado estándares, Chrome es el más cosas soporta de HTML5, seguramente gracias al ciclo rápido de desarrollo que le permite probar e incluir estos nuevos elementos más rápidamente. De todas formas, de este apartado me quedo con las puntuaciones del Acid3, un test en el que por fin todos los navegadores tienen una puntuación excelente.
Globalmente, se puede que Safari es el que peores resultados ha obtenido, sin pasar de la mitad de la tabla en casi ningún test. Seguramente sea porque estoy probando en Windows y no en un Mac. Aun así, los resultados son demasiado bajos.
Como conclusión final, yo resaltaría el buen trabajo de todos los navegadores. Los resultados son muy buenos, y en la mayoría de los casos las diferencias son nimias, inapreciables para el usuario final. También hay que destacar la gran mejora de Internet Explorer y Firefox con respecto a versiones anteriores, aunque todavía les quedan aspectos donde mejorar (más a IE que a Firefox).
Y vosotros, ¿qué conclusiones sacáis de estos resultados?
La batalla será móvil
Pero la guerra de los navegadores está comenzando a abandonar las computadoras de escritorio para centrarse en los teléfonos celulares.

El navegador de Google ha tenido un fuerte crecimiento desde que se lanzó a fines de 2008.
Cada vez más gente usa los dispositivos móviles para acceder a la web, y las empresas están llevando allá su batalla.
El sistema operativo Android, de Google, usa un navegador que comparte ciertas características de Chrome, pero que no es bautizado como tal. Eso, sin embargo, no significa que en el futuro cercano no lo incluya como el programa predeterminado.
Pero en Android también se puede utilizar Opera y Firefox, con lo que ambas empresas amplían sus terrenos.
En lo que a iOS -el sistema operativo del iPhone y el iPad- se refiere, Safari es el navegador predeterminado, lo que explica su modesto pero constante crecimiento. Opera también cuenta con una versión para los dispositivos de Apple, pero Firefox sólo tiene una aplicación para sincronizar favoritos e historial.
Internet Explorer Móvil es el programa predeterminado de los teléfonos Windows Phone 7 y sólo Opera planea una versión de su navegador para este sistema. Además, este navegador europeo está presente en teléfonos BlackBerry y Nokia.
El futuro de la navegación parece estar enfocándose en el terreno celular. SegúnStatCounter, las visitas a páginas de internet desde teléfonos celulares pasaron de 0,8% del mercado en marzo de 2009 a 4,60% en marzo de 2011.
La puerta de entrada a la red y la llave que representan los navegadores continuarán allí su batalla.
Fuentes: BBC Mundo y GENBETA

Fuentes de Información - Por qué importa la guerra de los navegadores

Dar puntos
10 Puntos
Votos: 1 - T!score: 10/10
  • 0 Seguidores
  • 3.515 Visitas
  • 0 Favoritos

3 comentarios - Por qué importa la guerra de los navegadores

@joseantoniovilel Hace más de 1 año
buen post pero chrome gana
@juankorn Hace más de 11 meses
Por qué importa la guerra de los navegadores
Por qué importa la guerra de los navegadores
Por qué importa la guerra de los navegadores
@Carlos-Portillo Hace 2 días
+10 Por que sos paraguayo.. Buena info.