Sistema Respiratorio [Megapost]

Para ir sabiendo un poco lo que veremos, les propongo que vean el siguiente video :

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=DoSTehS7iq8

El vital oxígeno
Sistema Respiratorio [Megapost]

Nuestro cuerpo es un maravilloso sistema que nunca terminamos de conocer y comprender. ¿Sabes cómo se realiza la función respiratoria, ese incesante intercambio entre nuestros pulmones y el medio ambiente? Hoy vamos a tratar de comprender este vital mecanismo que estamos continuamente llevando a cabo, pero del cual pocas veces somos conscientes.

Gracias a la respiración las células vivientes del cuerpo toman oxígeno (O2) y eliminan el dióxido de carbono (CO2) en un intercambio gaseoso entre el aire de la atmósfera y el organismo. Los glóbulos rojos de la sangre llevan O2 a los tejidos, extrayendo dióxido de carbono. En los pulmones, esos glóbulos rojos descargan CO2 en el aire y de él toman su nueva carga de O2, proceso que se denomina hematosis.

La respiración puede dividirse en distintos pasos:
• La inspiración, es decir, la entrada de aire hacia los alvéolos pulmonares, durante la cual ingresa oxígeno. También se la llama inhalación.
• El proceso de intercambio de oxígeno y dióxido de carbono entre los alvéolos pulmonares y la sangre.
• La espiración, que consiste en la salida del aire desde los alvéolos pulmonares hacia el exterior, mediante la cual se elimina dióxido de carbono. También se la llama exhalación.
• Intercambio de O2 y CO2 entre las células y la sangre.

Libre de impurezas:


Nuestro sistema respiratorio consta de:
• Las vías respiratorias. Ellas son las fosas nasales, faringe, laringe, traquea, bronquios y subdivisiones de menor calibre (hasta el bronquiolo terminal). Su función es conducir el aire inspirado hacia la porción respiratoria de los pulmones, proveerle calor y humedad si fuera necesario, y filtrarlo de partículas de polvo y gases irritantes.
• La porción respiratoria está formada por los bronquiolos respiratorios, los conductos alveolares y los alvéolos pulmonares.

Desde las fosas nasales hasta los bronquiolos terminales, todas las vías respiratorias se mantienen húmedas por la presencia de moco. Se trata de una sustancia húmeda y pegajosa, producida por células caliciformes aisladas y situadas en el revestimientos de las vías y por glándulas submucosas. El moco, que muchas veces nos causa repulsión y molestias, tiene una función fundamental, sin la cual la respiración no podría sostenerse por mucho tiempo:
• humedece el aire y mantiene húmedas todas las superficies;
• atrapa las partículas de polvo y sustancias extrañas y evita que alcancen los alvéolos.

Pero, ¿cómo se eliminan todos esos desechos? El flujo del moco hacia el exterior es responsabilidad de las células ciliadas. Las cilias son especies de pelos en la superficie de la célula que producen un movimiento ondulatorio que hace que el moco fluya lentamente hacia la laringe. Luego éste, junto con las partículas que lleva atrapadas, son deglutidas hacia el sistema digestivo o expulsadas al exterior por medio de la tos.

Un viaje aéreo


Imaginemos que somos moléculas de oxígeno que son inspiradas con el aire atmosférico hacia nuestro sistema respiratorio. ¿Cuál será nuestro derrotero? Lo normal es que ingresemos por la cavidad nasal, aunque en muchas ocasiones el aire entra por la boca, con lo cual pierde la posibilidad de ser filtrado, calentado y humidificado. El aire inspirado es calentado hasta una temperatura inferior en 1 grado centígrado respecto de la temperatura corporal. Luego atravesaremos la faringe, la laringe y llegaremos a la tráquea. Este conducto se ramifica, por lo que algunos de nosotros iremos por un bronquio y los demás por el otro, siguiendo nuestro viaje hacia cada uno de los pulmones. En el pulmón los bronquios se van dividiendo y a la vez disminuyen su calibre hasta formar los bronquiolos. Éstos se siguen dividiendo en conductos aún menores hasta el bronquiolo terminal y el bronquiolo respiratorio. Para formar finalmente los conductos alveolares, sacos alveolares y los alvéolos. Los pulmones albergan aprox. 300 millones de alvéolos.

¿Pero cómo llegaremos hasta las células? Simple:
• Alrededor de cada alvéolo hay una red de capilares sanguíneos. El oxígeno pasa por difusión de los alvéolos a los capilares sanguíneos y el dióxido de carbono de los capilares hacia los alvéolos.
• En los tejidos corporales el oxígeno pasa de la sangre a las células, y el dióxido de carbono en sentido opuesto, también por el proceso de difusión.

Las funciones metabólicas normales de las células requieren un aporte constante de oxígeno y a su vez producen dióxido de carbono como desecho. Por ello la carga de dióxido de carbono en las células es mayor y de oxígeno es menor respecto a la de los capilares, lo que produce la difusión de una zona de mayor concentración a otra de menor.
sistema

Separar aire de alimentos

Veamos ahora cómo están conformadas cada una de las partes del sistema. La nariz está formada por cartílago y huesos, y sus cavidades están revestidas por un epitelio que secreta moco. ¿Te gustaría saber por qué se produce el taponamiento de la nariz y la pesadez característicos del resfrío? La mucosa que recubre las cavidades nasales está altamente irrigada, al dilatarse los vasos y secretar moco en exceso se producen esos síntomas característicos.

Los pelos ubicados a la entrada de las fosas nasales son importantes para filtrar las partículas grandes. Debido a la anatomía de los conductos las demás partículas chocan contra el revestimiento de moco y son atrapadas y transportadas hacia la faringe.

La faringe, por su parte, se encuentra ubicada en un punto en que se entrecruzan los conductos de los aparatos digestivo y respiratorio. Los alimentos pasan de la faringe al esófago y luego al estómago, mientras el aire pasa hacia la laringe y la traquea. Mediante un acto reflejo, una válvula llamada epiglotis se cierra en la parte superior de la laringe para evitar que los alimentos penetren en las vías respiratorias.

La laringe es el órgano de la fonación. Utiliza el aire espirado para producir la voz, ya que en ella se encuentran las cuerdas vocales. También interviene en el proceso de la tos que limpia las vías de moco y partículas extrañas, cerrando las vías aéreas de manera de producir presión; luego se abre y permite la liberación del aire en forma brusca.

Tráquea, bronquios y bronquiolos


La tráquea constituye la continuación inferior de la laringe. Es un tubo elástico, de 10/12 cm de longitud y tiene un diámetro aproximado al del dedo índice. Su elasticidad la brindan alrededor de 20 anillos cartilaginosos en forma de herradura, ubicándose la mitad en el cuello y la otra mitad en el tórax, para terminar a nivel del esternón dividiéndose en dos bronquios: uno derecho y otro izquierdo. Éstos se dirigen hacia los pulmones. Ambos tienen poco más de la mitad del calibre de la tráquea, siendo el derecho más amplio que el izquierdo debido a que el pulmón derecho es más voluminoso. El bronquio derecho se divide en 3 bronquios secundarios, correspondientes a cada lóbulo del pulmón derecho. De los 3 bronquios secundarios nacen 10 segmentarios o terciarios: 3 para el lóbulo superior, 2 para el lóbulo medio y 5 para el lóbulo inferior. El bronquio izquierdo se divide en 2 bronquios secundarios, correspondientes cada uno a cada lóbulo del pulmón izquierdo. Los bronquios secundarios se dividen en 8 bronquios terciarios: 4 para el lóbulo superior y 4 para el inferior.

Al dividirse, los bronquios van reduciendo su calibre hasta pasar a dimensiones microscópicas, tomando el nombre de bronquiolos. Luego en las ramas terminales del árbol bronquial tenemos al bronquiolo terminal, al bronquiolo respiratorio y conducto alveolar del que parten los sacos alveolares y alvéolos.

Los alvéolos poseen una finísima pared que facilita el intercambio gaseoso. Unas células llamadas neumocitos tipo II, que se encuentran en la pared alveolar, producen una sustancia llamada surfactante.

El surfactante, es un agente tensioactivo que forma una película en toda la superficie interna del alvéolo lo cuál disminuye la tensión superficial impidiendo que el mismo colapse durante la espiración.

Los pulmones

Los pulmones son dos grandes órganos alojados en las partes laterales de la cavidad torácica, encerrados principalmente por las costillas, y recubiertos por una membrana llamada pleura. El derecho es mayor que el izquierdo consta de 3 lóbulos, mientras que el otro solo tiene 2. Están constituidos por la porción intrapulmonar del árbol bronquial, los vasos sanguíneos, las ramas nerviosas y el tejido elástico. Se componen de lobulillos, los cuales a su vez contienen numerosos alvéolos que conforman los sacos alveolares.

La función primaria del pulmón es el intercambio gaseoso entre la sangre y el aire atmosférico. Al inspirar el aire el pulmón aumenta su tamaño y en la espiración vuelve a su tamaño normal. La expansión pulmonar se realiza preferentemente en el eje longitudinal.

Durante la inspiración el diafragma desciende, se contrae, las costillas se elevan y aumenta el volumen de la caja torácica, por el contrario en la espiración, el diafragma se relaja, se produce el retroceso elástico de los pulmones y el descenso de las costillas.


A SONARSE LOS MOCOS! Por qué es tan importante la respiración nasal?

Desde la antigüedad se decía que el que respira por la nariz se siente "bien" y espiritualmente "fuerte". Ya desde entonces se pensaba que era muy difícil tener a una persona totalmente sana si no respiraba bien por la nariz

La insuficiencia respiratoria nasal perjudica al organismo porque al no pasar el aire por la nariz no se "purifica", no se "calienta" ni se "humedece". Estudios posteriores sobre fisiología respiratoria han demostrado que si estas fueran las únicas funciones que cumple la nariz, podríamos "cerrarla", sin ocasionar ninguna lesión al organismo, ya que existen mecanismos de compensación a lo largo de todo el árbol respiratorio.

La nariz no sirve solamente para purificar, calentar y humedecer el aire durante la inspiración, esto se cumple y tiene su importancia, pero mucho más importante es la función que cumple la nariz en la espiración. El aire que no entra por la nariz, es acondicionado, aunque sea parcialmente, por los mecanismos supletorios que el árbol respiratorio posee en su trayecto.

Ningún mecanismo compensador que permita recuperar el exceso de energía que por ella se escapa en cada espiración, en cambio, cuando el aire sale por la nariz, es más frío y más seco. Esta capacidad maravillosa de recuperar energías en cada acto espiratorio se conoce como entalpia nasal y no tiene suplencias. Existe solamente a nivel de la nariz. Por eso para que se cumpla un normal mecanismo fisiológico respiratorio es necesario que el aire entre y salga por la nariz.

Al mismo tiempo, al analizar la respiración nasal nos damos cuenta de lo poco que se dice de la importancia de la nariz como órgano creador de resistencias capaz de modificar tanto el flujo nasal como las presiones subatmosféricas intratorásicas, hecho que influye de manera decisiva en el intercambio gaseoso pulmonar y en la fase circulatoria de la respiración. A pesar que las resistencias nasales son el 50% de las totales del árbol respiratorio, el hombre quiere respirar por la nariz, y esto es así porque además de ser acondicionadora del aire respirado, es a partir de una serie de resistencias y reflejos nasales que se mejora la relación ventilación/perfusión, relacionándose también con el sistema límbico que tiene una gran importancia en la sensación subjetiva de bienestar.

A través de sus inervación sensitiva, sensorial y neurovegetativa participa de importantes reflejos que repercuten principalmente sobre el aparato respiratorio y cardiovascular, como el aumento de la vasodilatación y la secreción de la mucosa nasal, el cierre glótico y el estornudo como funciones principalmente defensivas, ante la presencia de aire seco, polvo u olores irritantes; al igual que ante olores desagradables se acentúa la fase espiratoria y la pausa respiratoria, mientras sucede lo inverso ante los aromas agradables, acentuando la fase inspiratoria meDíante inspiraciones breves e intensas (olfateo).

Asimismo existe una relación entre la función termorreguladora de la piel y la permeabilidad nasal, ya que ante el frío se produce una vasodilatación de la mucosa nasal que disminuye la entrada de aire, lo contrario sucede ante el calor; y en la mucosa nasal se estimula la correlación sincrónica de la respiración con los movimientos del ala nasal.

Además ante los olores de comida se estimula la secreción de saliva, y estos complementan la sensación gustativa. Las fosa nasales junto con los senos paranasales y la faringe actúan como caja de resonancia para la fonación y le agregan armónicos al tono de voz.

Por otra parte, neurofisiológicamente veremos que, por terminaciones nerviosas, la cavidad nasal está relacionada con el control de ciertas actividades cerebrales. Un grupo de fisiólogos de la UBA, dirigidos por el Profesor Affani, se encontraron, estuDíando el cerebro, con un hecho sorprendente: "la respiración nasal en contra de todo lo que se venía afirmando, tiene una importancia fundamental en la regulación de la actividad bioeléctrica y de otras manifestaciones fisiológicas del cerebro", cuya importancia, recién se está empezando a investigar. Sólo diremos que tiene injerencia en la regulación de la conducta social y sexual, muy relacionada con el sistema límbico determinante en la personalidad y las expresiones emocionales, como por ejemplo el miedo y la ira a partir del órgano vómero nasal. A partir de la respiración nasal, también se regulan fenómenos endocrinos, metabólicos, de la conducta del placer y displacer; tiene además injerencia en las funciones reproductoras y de regulación de sueño y vigilia. Cumple un papel en el aprendizaje y en la temporalidad de la memoria, y tiene funciones alimentarias y reproductivas.

Los problemas de ventilación nasal se pueden encontrar en todos las edades y las causas más frecuentes suelen ser:
- Alérgicas; rinitis y rinosinusitis, ya sean estacionales o perennes, de un control periódico.
- Infecciosas; víricas o bacterianas, algunas pueden ser recurrentes o crónicas.
- Estructurales; adenoiditis, desviaciones septales, hipertrofia de cornetes, pólipos, etc.
- Hábitos higiénicos; adicciones (tabaquismo, cocainómanos, etc.).
- Ambientales; contaminación excesiva.

En la mayor parte de estos casos, si no se llega a modificar la causa de la obstrucción nasal, el individuo cambia su hábito respiratorio nasal, por la respiración bucal o mixta de manera involuntaria, pasando desapercibida al cabo de cierto tiempo, estableciéndose como permanente, con las consiguientes desventajas de esto.

Por todo lo antepuesto, es básico y fundamental pensar que no existe prevención de la salud, si no se atienden los problemas que determinan la disminución o la sustitución de la ventilación a través de las fosas nasales, que es la fisiológica y la que mayores beneficios aporta al desarrollo del bienestar del individuo. Hay que cambiar entonces el concepto común que subestima su importancia en el mantenimiento general de la salud, y para ello es conveniente insistir sobre la necesidad que todos los profesionales de la salud indaguen, prevengan, Díagnostiquen y traten los factores causales de las deficiencias en la respiración nasal; así como la permanente educación de la población para que pueda pensar en realizar una consulta precoz.


Mecánica respiratoria: coordinados movimientos
La respiración no sería posible sin el funcionamiento conjunto de una serie de estructuras, musculares y nerviosas, que movilizan todo el sistema respiratorio con la finalidad vital de captar oxígeno.


Si bien nuestros pulmones poseen la estructura adecuada para dilatarse y contraerse, según el ingreso o salida de aire, necesitan de la ayuda conjunta de otros órganos y tejidos que faciliten el verdadero sistema de bombeo que nos permite respirar.
Los músculos involucrados en la respiración son importantísimos para realizar los básicos, pero vitales, movimientos de inspiración y espiración.

respiratorio
La cavidad torácica aloja los principales músculos de la respiración.

pedazo
La inspiración permite llenar nuestros pulmones de aire.

megapost
En situaciones de esfuerzo efectuamos la maniobra de Valsalva.

Sistema Respiratorio [Megapost]
Nuestro cerebro es capaz de adaptar la respiración a diversas situaciones, como bajo el agua.

Láminas
sistema
El Diafragma


respiratorio
Control nervioso de la respiración


El diafragma

Es el principal músculo involucrado en el proceso respiratorio. Posee una forma similar a la de un paracaídas y ocupa gran parte de la superficie del tórax. Separa a este último del abdomen y está perforado por una serie de orificios que facilitan el avance de algunas estructuras. Entre ellas destacan el esófago (orificio esofágico) y la aorta (orificio aórtico).

Este importante músculo (el más plano de nuestro cuerpo) está formado por tres grupos de fibras musculares que se entrecruzan.

Sus bordes están conectados a la columna vertebral por la parte posterior; con las costillas inferiores por los lados y por delante, con la parte distal del esternón, formando una verdadera cúpula que aloja a importantes órganos ubicados en este sector, como el hígado, el estómago y el bazo. Es asimétrico -es más extenso por delante que por detrás- ya que las costillas de la parte anterior de nuestro cuerpo son más elevadas. Posee varias partes: una parte vertebral (conocida como pilares del diafragma), otra lumbar (fibras que van desde la primera vértebra lumbar hasta la duodécima costilla), la porción costal (desde la séptima costilla hasta la duodécima) y las fibras esternales (ubicadas en la parte inferior del esternón).
Músculos intercostales

Otra serie de músculos, alojados en el tórax, también participan en el proceso respiratorio. Son los músculos intercostales, que permiten el movimiento de las costillas hacia arriba, abajo y hacia afuera, expandiendo el pecho, tirando los pulmones hacia adelante e incrementando así su volumen.

Imaginemos que nuestro tórax es una verdadera jaula. Las rejillas serían las costillas, cada una ubicada al lado de la otra. Los espacios vacíos entre cada una de ellas (espacios intercostales) están ocupados por estos músculos planos, que forman un verdadero tejido en la zona interna de nuestro tronco.

Los músculos intercostales externos participan en la inspiración y los internos, en la espiración. Su acción conjunta es capaz de estabilizar el tamaño alcanzado por el espacio intercostal ante cualquier movimiento, sobre todo durante la acción del diafragma.
Inspiración y espiración

La renovación constante de oxígeno y la salida de dióxido de carbono exige una organización específica para permitir el ingreso (inspiración) y expulsión (espiración) de aire. Ya que los pulmones no poseen una musculatura propia para efectuar estos procesos, la acción conjunta de los músculos intercostales y el diafragma permite el intercambio gaseoso. Ellos aumentan o disminuyen la capacidad torácica, de acuerdo con los requerimientos de nuestro organismo, agrandando o reduciendo la capacidad de los elásticos pulmones.

Al momento de inspirar, el diafragma se contrae, cambiando de manera radical la fisonomía y capacidad de la caja torácica. Cuando inhalamos aire desde el exterior, la contracción del diafragma comprime las vísceras abdominales y permite un aumento considerable del espacio del tórax, lo que otorga la superficie necesaria para que nuestros pulmones se inflen con el aire inspirado. También contribuyen en esta tarea los músculos intercostales, que se contraen y hacen que las costillas se muevan hacia arriba y afuera, aumentando un poco más la capacidad de la caja torácica.

Al momento de expulsar el aire desde nuestros pulmones (espiración), los músculos involucrados se relajan. El diafragma recupera su forma de paracaídas, las costillas se mueven hacia abajo (en ello también influye la gravedad) y hacia adentro, contrayendo a los pulmones y recuperando el espacio inicial de la cavidad torácica. El flujo de aire finalmente volverá hacia el exterior y será exhalado por las vías aéreas superiores.
Control nervioso de la respiración

Como la mayoría de los procesos que ocurren al interior de nuestro organismo, la respiración está controlada por nuestro computador central: el cerebro. En una verdadera cadena de reacciones, el cuerpo humano es capaz de coordinar todas las estructuras y receptores que ajustan la ventilación a las necesidades físicas de cada momento, tanto en situaciones de reposo como de movimiento.

Desde el tronco cerebral se controlan diversas funciones básicas e involuntarias de nuestro cuerpo, entre ellas, la respiración. El bulbo raquídeo es el segmento específico encargado de determinar el ritmo ventilatorio. Su acción difícilmente es perceptible, ya que al ser un proceso automático, no tenemos conciencia de que lo estamos realizando.

Solo piensa en cuántas veces has inspirado y espirado mientras lees este fascículo. De seguro no lo sabes, porque para ti respirar resulta obvio.

Para facilitar una adecuada respuesta respiratoria, nuestro cuerpo cuenta, además, con una serie de receptores que se estimulan ante sustancias extrañas, afecciones respiratorias y concentraciones anormales de oxígeno y dióxido de carbono, entre otras causas.

Los receptores ubicados en el pulmón reciben el nombre de mecanorreceptores. Su función es captar la información recibida y transmitirla al centro respiratorio, a través del nervio vago (encargado del control visceral). Estos se dividen en tres tipos: receptores de distensión, irritación y vasculares o yuxtacapilares.

Los de distensión son aquellos que responden de manera más lenta y su estimulación provoca la elongación de los músculos lisos de las vías aéreas durante la inspiración.

En tanto, los receptores de irritación son de rápida estimulación y poseen una finalidad más bien defensiva; se activan por gases irritantes, reacciones alérgicas, congestión y embolia pulmonar, entre otros factores, generando respuestas como la tos.

Por último, los receptores vasculares o yuxtacapilares se ubican en el espacio entre alvéolos y capilares, estimulándose por procesos que involucran a esta zona (edema intersticial o la acción de irritantes químicos, entre otros).
Concentraciones gaseosas

Nuestro cuerpo también reacciona ante los cambios en las concentraciones normales de los gases involucrados en el intercambio respiratorio.

Para ello, cuenta con quimiorreceptores tanto para el oxígeno como para el dióxido de carbono, ubicados en su mayoría en algunos sectores de la arteria carótida y en la arteria aorta.

Los receptores que reaccionan ante la presencia de dióxido de carbono se dividen en centrales (células ubicadas en el bulbo raquídeo) y periféricos (presentes en la arteria carótida y en la aorta); mientras que los receptores encargados de mantener un nivel normal de oxigenación son solo periféricos y se sitúan en la bifurcación de la carótida.
Receptores musculares

Tanto los músculos intercostales como el diafragma poseen husos musculares (receptores sensoriales ubicados al interior de la estructura muscular), que captan la elongación de cada uno de ellos. Esta información es determinante para controlar la fuerza de contracción de estos músculos respiratorios.
Estudios señalan, además, que estos importantes receptores estarían involucrados en la disnea (sensación subjetiva de falta de aire), cuando perciben que el esfuerzo muscular no se relaciona con la capacidad ventilatoria alcanzada.

Músculos anexos

Existen otras estructuras musculares que sirven como elementos accesorios durante el proceso respiratorio. Por lo general, participan en él durante la realización de ejercicios y en episodios de insuficiencia respiratoria. Entre los músculos secundarios que colaboran en la respiración destacan el músculo escaleno (anterior y posterior), esternocleidomastoideo, trapecio, los rectos abdominales, los oblicuos y el transverso del abdomen.

Maniobra de Valsalva

Por medio de una coordinada acción muscular y de algunas estructuras, nuestro organismo puede efectuar la maniobra de Valsalva. Esta consiste en realizar una espiración forzada, manteniendo la nariz, la boca y la glotis cerradas. De esta manera, se aumenta la presión intrapulmonar, baja la frecuencia cardíaca y se reduce el flujo sanguíneo en el tórax. En situaciones cotidianas (al toser, inflar un globo o defecar) la efectuamos; también, las personas que transportan objetos pesados y los levantadores de pesas la utilizan para mantener la estabilidad de la caja torácica y optimizar el funcionamiento de los músculos situados en esta zona.

Dato Icarito

¿Qué otro efecto provoca la contracción del diafragma? Comprime el hígado, vaciándolo de sangre y mejorando así el retorno venoso.
¿A qué llamamos frecuencia respiratoria? Al número de veces que se repite el ciclo de inspiración y espiración en un minuto.
¿Qué factores determinan la frecuencia respiratoria? La edad, el sexo y la actividad física, entre otros.
¿Cuántas respiraciones realizamos por minuto? Aproximadamente, 15 a 20. Dato
¿Qué es la hipercapnia? Es la presencia excesivamente alta de dióxido de carbono en la sangre.

APRENDE A RESPIRAR!!




Para qué

Respirar es vivir y no hay vida sin respiración.

El niño, cuando sale del vientre de su madre da una larga y profunda inspiración, la retiene un momento para extraer sus propiedades vitales y la exhala. Asi de comienzo su vida.
El anciano da un débil suspiro, y su vida sale a través de él.
Respirar es lo primero que hacemos cuando se inicia nuestra vida y lo último cuando finaliza.

La respiración es la función más importante de nuestro cuerpo.
Desde esa primera inspiración hasta el débil suspiro final, el ser humano no puede dejar de respirar, podrá dejar de comer o de beber unos dias, incluso estar días sin dormir, pero le será imposible estar más de unos pocos minutos sin recibir ningún aliento.

La respiración es el motor de cualquier actividad que realices en tu vida. Si te gusta practicar cualquier deporte podrás hacerlo mejor si mejoras tu respiración. Si te cansas con facilidad o sufre estres puedes mejorar tu situación mediante técnicas de respiración.
Sobre todo si quieres iniciar o reforzar tu camino de crecimiento personal, será de gran ayuda para ti aprender a respirar bien.



Pero qué ocurre, tenemos unos enormes pulmones y sólo aprovechamos un porcentaje muy pequeño de ellos. Respiramos la cantidad de aire suficiente para no morirnos.

Y me pregunto yo ¿Para qué nos ha dado la naturaleza unos pulmones tan grandes si en realidad sólo utilizamos una pequeña parte de ellos para vivir?.

La respuesta es bien sencilla. No somos conscientes del gran poder energético que ejerce el oxígeno del aire dentro de nosotros.
El aire no solo es vida para nosotros, es energía, es vitalidad, es confianza en uno(a) mismo, es armonía, es relajación, es tranquilidad, es calma mental, es paz interior, ...

Uno no se da cuenta de la influencia que la respiración ejerce sobre nosotros hasta que no lo prueba.

Cualquier situación de nuestra vida viene definida por la respiración que tenemos en ese momento. Del mismo modo si cambias la forma y el ritmo de tu respiración, cambiarás tu estado interno y externo.

Observa tu respiración cuando estás cansado(a) o bajo de energía, o cuando estás triste, o cuando estás nervioso(a), o cuando estás enfadado. Si en ese momento cambias tu ritmo respiratorio, cambiarás directamente tu estado. No falla. Es automático y sencillo de hacer .

Si estás enfadado no puedes respirar sosegadamente, tu respiración es caótica, irregular y sin ritmo. Si cambias tu ritmo y haces respiraciones más profundas, tu enfado desaparecerá. El enfado no puede existir sin un tipo de respiración determinada.

Evidentemente cuando más practicas ese cambio de respiración más efecto producirá sobre ti. Es solo cuestión de repetición y práctica, pero no te estoy pidiendo nada imposible, aqui solo estamos hablando de respirar, nada más.


# Con la práctica continua vas a obtener una valiosa herramienta que te permitirá: Controlar las situaciones de tensión y estres. La respiración es la mejor herramienta para calmar la mente.
# Cargarte de energía y vitalidad cuando estás cansado. En pocos minutos puedes recargarte las pilas. Es casi milagoso. Cambia tu estado automáticamente. Yo antes llegaba al final del día casi derrotado de cansancio. Ahora me siento con una energía increible durante todo el día y siempre tengo ganas de hacer cosas hasta última hora del día.
# Empezar el día con buen pie. Practica técnicas de respiración al despertarte. Obtienes vitalidad y claridad de mente y las arrastras durante todo el día. ¿Que haces ahora? No seras de esos que dice "hasta que no me tomo un cafe no soy nadie por las mañanas".
# Animarte cuando estás triste.
# Relajarte antes de dormir.



El acto de respirar se ha ido formando en nosotros desde que nacemos. Ahora se ha convertido en un acto automático y por lo tanto es controlado por nuestro subconsciente.

Para descubrir el poder de la respiración es necesario primero ser consciente de ella, es decir tenemos que conocer y hacer consciente nuestra forma automática de respiración actual. Esto significa que cesamos de respirar al azar, irregular e inconscientemente y que aprendemos a respirar conscientemente, con concentración mental

Comienza a ser consciente de tu respiración en cada momento del día. La sección Como Respiramos te puede dar información acerca de en qué aspectos de tu respiración te tienes que fijar.

Como respiras al despertarte antes de levantarte de la cama. Te dará mucha información de como has dormido.
Como respiras en tu trabajo, en los momentos de tensión y de estres.
Como respiras cuando haces algun esfuerzo físico o algun deporte.
Como respiras cuando estás tranquilo(a) y relajado(a).
Como respiras cuando estás enfadado(a).



Cuando tengas un rato libre ya sea de pie sentado o tumbado, cierra los ojos y sigue el flujo de tu respiración. Nota como entra el aire dentro de tu cuerpo, que partes de ti recorre y como sale al espirar. Este es el método mas utilizado para entrar en un estado de relajación o meditación. Hazlo parte de tu vida. Si lo practicas durante un tiempo, bastará un pensamiento, un momento de concentración para contactar interiormente con tu respiración.



Ser consciente de tu respiración va a aportar a tu vida no solo el conocer como respiras, sino un mayor autoconocimiento de ti mismo. La consciencia implica un mirar hacia dentro de ti, un conocimiento de tu cuerpo por dentro. No puedes verlo pero puedes sentirlo e imaginarte como es y como funciona. Este proceso te acerca más a ti y a cada parte de ti.
Nos hemos olvidado que no conocemos la casa en la que vivimos, es más, muchas veces vivimos ajenos a ella. Esto de ser consciente produce en nosotros que aprendamos a cuidar nuestro cuerpo casi sin darnos cuenta. En mi caso particular, me estoy cuidando más que antes sin habermelo propuesto directamente. Estoy renunciando a alimentos o a otro tipo de acciones sin hacer ningun tipo de esfuerzo.

Es como que soy más amigo de mi mismo y ¿tu harías daño a un amigo tuyo?.

Otra mejora que produce el hecho de ser consciente es que con el paso de los dias notarás una gran diferencia en tu capacidad de concentración haciendo que cada vez sea más profunda. Una mayor capacidad de concentración junto con el poder de sentir tu respiración te ayudará a tener mayor conciencia de todo lo que ocurre tanto dentro de ti como fuera.

Cada vez te será más facil concentrarte cuando necesites prestar atención a algo y relajarte cuando quieras.




A partir de aqui, Práctica y Repetición

Sólo con el punto anterior ya me siento satisfecho. La simple consciencia de tu respiración va a cambiar muchas cosas de ti mismo.

Creo que la respiración es algo que no se puede enseñar. Cada persona tiene un ritmo respiratorio distinto y por lo tanto cada uno debe descubrirlo por si mismo. La respiración es un fenómeno individual.
Busca tu mejor ritmo respiratorio para cada situación de tu vida, practicalo de una forma consciente hasta que poco a poco se vaya haciendo insconciente y se convierta en parte de ti.

Un consejo, si deseas profundizar en las técnicas de la respiración, busca un especialista, que podría ser un buen profesor de yoga. Sigue sus consejos y practica los ejercicios bajo su seguimiento y control.

Existen muchos ejercicios diferentes de respiraciones, cada uno de los cuales influye en un aspecto físico y mental de nosotros. En la sección Respiraciones encontrarás muchas respiraciones que puedes practicar. Algunas son muy sencillas y otras que exigen un nivel de práctica más elevado. Todas tienen en comun que te acercan a un mayor conocimiento de ti mismo y de tu forma de afrontar cada situación de tu vida.

No fuerces nunca ninguna respiración, practica sólo aquellas con las que te sientas cómodo(a). Elige también el momento del día adecuado. Si practicas alguna respiración vigorizante antes de dormir no podrás pegar ojo en toda la noche.

Fuentes:
http://www.uba.ar/extension/salud/difusion/nota5.php?id=5
http://www.icarito.cl/medio/articulo/0,0,38035857_152308957_270459673,00.html
http://www.quierocrecer.com/Respirar_Aprende.php

9 comentarios - Sistema Respiratorio [Megapost]

@DragnSlav3
Muy currado tu post... vas para favoritos porque no tengo puntos ahora mismo... pero seguro por acá estarán pasando alumnos del cole... bien por tu investigación.
@Killbitchs
flaco, sos un groso, te dejo mis 10, vos sabes q mañana rindo medicina laboral y me olvide de sacar las fotocopias de sistema respiratorio, y no lo iba a sacar, asiq le voy a pegar una leida rapida a esto para chamuyarla mañana, jaja, asiq capo, gracias
@ferresteful
y qué onda aprobaste?
@uukoo
buenisimo!!!
@pochoclin
ey, coincido con killbitchs, justo lo que necersitaba, sos un mostro chabon, voto para que seas full
@TaringeroGUI
che loko sos el segundo qeu hago Full hoy te doy los 5 qeu faltan para que seas full
@ferro07
LA RESPIRACION ES LA BASE DE PRACTICAS MILENARIAS COMO EL YOGA,LAS ARTES MARCIALES Y LA MEDITACION. SI RESPIRAMOS BIEN VIVIMOS BIEN BUEN POST HERMANO
@lucas22
excelente post, me encanto!
+10 my friend
@tomsaku
Gracias flaco , dentro de poco tengo un examen dificil que rendir y esto me ree ayuda , mis +10