Los Test Proyectivos


Los Test Proyectivos

Dibujo

En el ámbito psicológico existen dos grandes variedades de test: los psicométricos y los proyectivos.

En una explicación simplificada podemos decir que los test psicométricos son aquellos cuyos resultados se encuentran estandarizados en baremos (o escalas). Esto significa que cuando una persona completa el test, sus resultados se comparan con los de otras personas que ya han realizado el test y cuyos resultados se consideran un parámetro para medir los nuevos resultados.

Las técnicas proyectivas, por el contrario, no comparan únicamente los resultados de un sujeto con los de otros sino que se basan mucho en la atenta observación del caso por caso. Mientras que en las psicométricas los resultados de un test suelen ser numéricos, o al menos contables, y se pueden comparar los datos por ordenador con otros datos. En las técnicas proyectivas es indispensable la presencia de un psicólogo que observe las respuestas del sujeto en cuestión.

De las técnicas proyectivas posiblemente la más conocida por todos sea el Test de Rorscharch, ese famoso test de manchas raras que uno debe decir lo que le parece que ve. Este tipo de test es un prototipo de un test proyectivo, pues requiere que el psicólogo pueda ir deduciendo la personalidad del sujeto gracias a las respuestas.

Este test sería imposible de estandarizar puesto que habrá tantas respuestas a las láminas como personas en el mundo. Si bien hay respuestas consideradas más o menos normales y más o menos patológicas, es después de la toma total y del análisis del profesional que se puede arribar a un resultado.

Pongamos ahora el ejemplo de otro test de personalidad muy conocido llamado MMPI, este test pertenece al grupo de las técnicas psicométricas puesto que se evalúa la personalidad de un sujeto mediante las respuestas que este da a un cuestionario de más de 400 preguntas.

Las preguntas se responden por si o no, esto permite que haya una cantidad limitada de respuestas y de resultados. De esta forma se puede comparar de manera más sencilla los resultados de una persona con los de otra.

personalidad

Las técnicas psicométricas son más sencillas de administrar y muchas veces hasta pueden ser auto administradas lo que permite tomar muchos de estos test a la vez a muchos sujetos, por esta razón suelen ser las favoritas a la hora de experimentos o entrevistas laborales que requieren evaluar mucha gente en poco tiempo.

Las administración de técnicas psicométricas suele llevar más tiempo y requerir mas esfuerzo de interpretación. De todas maneras los psicólogos usan constantemente una combinación de ambas técnicas de acuerdo a lo que quiere investigar.

La utilización de varios test se conoce como Batería de test. Ejemplo de una batería de test muy conocida es tomar el Test de Bender (un test psicométrico que mide la coordinación visomotriz), El DFH o Dibujo de la Figura Humana y el dibujo de la familia, a veces agregando algún test de inteligencia.

La utilización conjunta de todos estos test suele realizarse para determinar, por ejemplo, la existencia o posibles causas de un problema de aprendizaje en niños. La combinación de técnicas también permite evaluar cuánto de este problema depende de causas orgánicas-físicas y cuánto del entorno o de lo afectivo.

Entre los test psicométricos más conocidos, usados y confiables se encuentra el Test de Bender, el WISC-R o WISC-IV para inteligencia, el MMPI (Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesotta), el test de Personalidad de los Cinco Grandes, el Test de Inteligencia de Raven entre otros.

Entre los test proyectivos más importantes esta El dibujo de la figura humana (DFH), el dibujo de sí mismo, de la familia, el Test de Rorscharch y el Test Desiderativo.

En psicología este tipo de test, nos referimos a los proyectivos son un tipo dentro de los test de personalidad. A diferencia de otro tipo de test de la personalidad la persona que está siendo sometida a la prueba tienen que dotar de significado a unos estímulos, en el caso del test proyectivo de Roschach, que no tienen ningún significado. La mayor parte de los test proyectivos corresponden a un paradigma determinado como es el psicoanálisis. Para la escuela psicoanalítica las interpretaciones que los sujetos dan a esos estímulos que no tienen ningún significado lo que hacen es mostrar el inconsciente de la persona que está siendo sometida al test.

Tecnica

En la mayor parte de las pruebas proyectivas lo que se enseña al sujeto son figuras ambiguas. Después de cada figura se le pide a la persona que cite lo primero que le venga a la mente. Lo que realmente da valor a las pruebas proyectivas es que, en el mejor de los casos, los estímulos son ambiguos cuando no carecen completamente de significación. Este tipo de pruebas, al solicitar a los examinandos que den como respuesta lo primero que se les venga a la mente lo que están haciendo, según algunos psicólogos y psiquiatras, es manifestar las actitudes y el inconsciente de la persona.

Una de las primeras pruebas de índole proyectivo es el Test de Rorschach. En la actualidad la prueba se sigue utilizando con profusión. El inventor de este test fue el psiquiatra suizo Hermann Rorschach. El test está compuesto por diez láminas en las cuales hay manchas de tinta. Tras la exposición de cada lámina se le pide al sujeto que describa lo que ve en la imagen. El registro de las respuesta del examinando son recogidas textualmente. Además de la comunicación verbal del sujeto también se registra su comunicación no verbal. Los resultados no son únicos ya que a lo largo del tiempo en el que este test se ha utilizado han surgido diferentes baremos de valoración.

prueba

Test de Rorschach

sujeto

El método del Rorschach es el principal test de la personalidad dentro del campo de los tests proyectivos. Analizando el modo en que un individuo organiza las manchas de tinta, es posible conocer las principales características intelectuales, emocionales y del funcionamiento del Yo.

En la vida diaria, un individuo regula su comportamiento en base a normas sociales que fue aprendiendo a lo largo de su vida, trata de mostrar una imagen que sabe que es la aceptable, y trata de esconder los razgos que no lo son. De esta forma, la conducta visible de una persona no representa necesariamente sus verdaderos pensamientos y emociones. Al expresar lo que ve en las manchas de tinta del test, el individuo no responde en base a lo que sabe que se espera de él, ya que no hay respuestas correctas o incorrectas. Y sin saberlo su interpretación de las manchas revela aspectos de su personalidad que no puede o no está dispuesto a revelar voluntariamente.

Los Test Proyectivos

H.T.P. (Casa - Árbol - Persona)

Dibujo

El H.T.P. es una técnica proyectiva en la que se solicita que se dibuje una casa un árbol y una persona.

Se denominan proyectivas dado que se espera que el sujeto que efectúa el dibujo deje plasmado o, dicho de otra manera, que proyecte como se ve a sí mismo, como le gustaría ser, cuales son sus rasgos de personalidad y diferentes áreas de interés. Evidentemente el sujeto no es consciente de los aspectos en que es evaluado. Por eso, estas pruebas, suelen ser bien aceptadas ya que no se viven como excesivamente intrusivas. Es decir, no se trata de preguntas directas en las que el receptor es muy consciente de lo que se le pregunta y, por tanto, pueda enmascarar la respuesta en función de su intereses.

Este tipo de prueba se utiliza ampliamente en población infanto-juvenil complementado con el Test de la Familia y otros para evaluar diferentes aspectos emocionales, conductuales y también intelectuales de los niños.
En población adulta puede formar parte de un conjunto más amplio de pruebas para averiguar la personalidad de los individuos y su idoneidad para ciertos puestos de trabajo.

personalidad

Pese a su extendida utilización se hace necesario poner de relieve los siguientes puntos en su aplicación en población infantil y juvenil:

1º- La interpretación de un dibujo infantil debería basarse en aproximaciones estadísticas, es decir, en que la presencia de una determinada característica del dibujo se asocie con una elevada probabilidad de presentar un rasgo de temperamento o personalidad concreto.
Dado de que no disponemos de suficientes estudios al respecto hay que ser prudentes.
Desde el posicionamiento del psicoanálisis, se ofrecen algunas explicaciones basadas en su teoría que pueden ser interesantes pero carecen de fundamentación empírica.

Por ello, de ningún modo, se trata de una ciencia exacta. Hemos de tener en cuenta, además, que el niño es un ser en desarrollo, en constante cambio y no siempre es fácil determinar qué piensa y por qué actúa de determinadas maneras. La presencia de determinados elementos pueden deberse a circunstancias temporales vividas por el niño y no a rasgos permanentes de su temperamento o personalidad.
No obstante, esta reflexión, no debe hacernos perder de vista la gran utilidad de estas pruebas como canal comunicativo y de conexión con el mundo interior infantil.

2º- Las diferentes características del niño que podemos ir suponiendo del análisis de esta prueba, sólo tiene validez en tanto en cuanto sean complementadas con otras pruebas u observaciones. Por lo tanto, sólo nos permiten formular hipótesis de trabajo que luego debemos contrastar con otras pruebas. La peculiaridad de cada niño, de cada caso, hace muy difícil establecer el mismo significado incluso para dibujos muy parecidos. De aquí la necesidad de este tipo de pruebas sean subordinadas o complementarias de otras más objetivas y debidamente baremadas.

3º- Las interpretaciones del dibujo deberán tener en cuenta la edad del niño. Una misma característica puede tener diferentes significados según la edad.

4º- Estas pruebas no tienen validez diagnóstica pero sí pueden aportarnos pistas de la presencia de determinados síntomas o signos con los que podemos hipotetizar la presencia de un determinado trastorno.

5º- Es tan importante lo que el niño dibuja como su comportamiento o actuación durante la realización del mismo. Por tanto, es de vital importancia observar discretamente todo el proceso de ejecución, su conducta, sus verbalizaciones, sus dudas, etc...

6º- Es posible que tras el análisis detallado de los test del árbol, casa y persona nos encontremos con resultados discrepantes o contradictorios. Ello es perfectamente normal y es tarea del clínico contrastar con otros datos obtenidos la interpretación en uno u otro sentido.

Tecnica

Test de la Persona bajo la Lluvia

prueba

El objetivo del curso será ampliar la formación de los profesionales de la salud mental aportando conocimientos teórico-clínicos en el ámbito del psico-diagnóstico utilizando técnicas proyectivas gráficas.

La finalidad de los test proyectivos gráficos es contribuir a una mayor comprensión de la dinámica de la personalidad de nuestros pacientes, que según las particularidades de cada técnica, nos permitirán arribar a conclusiones diagnósticas, fundamentales en el ámbito clínico.

Finalizado el curso, se les obsequiará a los participantes un completo dossier didácticamente confeccionado, donde se incluyen todos los contenidos recorridos durante el curso, siendo de gran utilidad para la evaluación de cada test.

sujeto

Test de la Familia

Los Test Proyectivos

Mediante este test podremos obtener material significativo respecto a la dinámica y estructura de la personalidad del niño o sujeto y provee datos sobre las relaciones vinculares fantaseadas del sujeto con su grupo familiar.

De los dos niveles, importa sobre todo el segundo por ser el objetivo más específico de este test. En ambos, las hipótesis inferidas deberán ser corroboradas por los demás materiales del psicodiagnóstico y comprendidas en el contexto de los datos de la historia y conducta manifiesta del sujeto, así como las características de su grupo familiar.

Dibujo
personalidad


Tecnica


prueba


sujeto