epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Los terribles apocalipsis gamer



A pesar de que en los videojuegos el apocalipsis es un tema recurrente, muy pocas veces se habla del verdadero apocalipsis que ocurre en ellos, cuando mueren de verdad y para siempre. Como recordarás, en fechas recientes surgió el tema del final de PlanetSide, título de 2003 que cerró definitivamente sus puertas. Nos preguntamos cuántos juegos se han perdido debido a cuestiones técnicas o simplemente porque su tiempo terminó, no como los tradicionales, donde el final significa que concluye una historia que puedes repetir cada vez que empieces a jugarlo de nuevo.

Aquí listaremos algunas menciones especiales de mundos de juego que terminaron definitivamente y otros que usaron la temática del apocalipsis para ofrecer una nueva experiencia de juego y el final no fue lo último de la historia.




THE MATRIX ONLINE


The Matrix Online fue una experiencia única que no se repetirá. El juego era horrible en cuanto a mecánicas: tenía misiones repetitivas, combate mediocre y prácticamente no había contenido de máximo nivel. Sin embargo, su verdadera aportación fue haber permitido a los jugadores convivir e interactuar con los personajes principales que expandían la historia principal de las cintas de los (las) Wachowski, porque los desarrolladores tomaban el rol activo de los personajes ficticios, es decir, jugaban contigo. En The Matrix Online los participantes fueron testigos de la locura de Morpheus cuando intentó vengarse de las máquinas con bombas de código, lo que pudo ocasionar la muerte digital de millones de habitantes de la Matrix. Esto desató la discusión de los jugadores en los foros del juego; estaban aquellos que apoyaban las negras intenciones de Morpheus y los que seguían las reglas del evento. The Matrix Online ofreció experiencias irrepetibles y momentos realmente memorables.

El final para el juego de Monolith Productions llegó el 31 de julio de 2009 con un evento de proporciones bíblicas, donde caía ceniza del cielo, ángeles y demonios atacaban a los habitantes y las texturas del juego daban la impresión de que la Matrix se deterioraba. Hubo criaturas de alto nivel asaltando las ciudades y arrasando con los jugadores, en otros mundos hubo matanzas y genocidios masivos de participantes, pero el final de The Matrix Online es recordado por agrupaciones de jugadores que celebraros sus lazos, unidos, esperando el final, cuando un rayo divino los golpeó y corrompió. Los personajes virtuales se contorsionaban con sonidos horripilantes —que nos recordaban un viejo módem telefónico— y, al final, las máquinas ganaron.






WORLD OF WARCRAFT: CATACLYSM


El legendario multijugador masivo de Blizzard Entertainment fue testigo de un verdadero apocalipsis, la única diferencia con el resto de entradas en esta lista es que los jugadores vivieron en carne propia la devastación que cambió para siempre Azeroth. Como sabes, la Devastación, conocida como Cataclismo, fue el desastre natural que provocó Alamuerte. Las consecuencias fueron importantes para el mundo de juego porque las líneas costeras cambiaron, algunos desiertos se inundaron y hubo pueblos que se desplazaron para sobrevivir la catástrofe.

Los jugadores vivieron el lanzamiento de Cataclysm, la tercera expansión, con eventos que incrementaron su intensidad en todas las ciudades importantes del juego; algo clásico previo a cada expansión y en general, a WoW. Hubo desde ataque de elementales en ciudades principales y su inevitable defensa por parte de los jugadores hasta acercamientos del primer tipo con Alamuerte, pues si querías ser víctima de su fuego letal tenías que encontrarlo en Azeroth con tu montura voladora.

Cataclysm fue especial para los jugadores debido a que el mundo de juego que conocían a la perfección cambió para siempre. Esto incitó a muchos a explorar lo más rápido posible los continentes del juego porque había algunas locaciones emblemáticas que no conocían (me incluyo). Recuerdo que un día antes del lanzamiento de la expansión, formamos un grupo con integrantes de LEVEL UP para adquirir ciertos logros de exploración. La misión fue un éxito mediano pues, aunque obtuvimos el logro, no conocimos las locaciones como nos hubiera gustado.

El Cataclismo culminó durante las últimas horas de la expansión Wrath of the Lich King. Aún lo recuerdo vívidamente: decenas, casi centenares de jugadores, se congregaron en el mítico lugar para dejar a tu personaje AFK (por lo menos dentro de la Horda), me refiero al techo del banco de Orgrimmar. “Curen al banco”, gritaban los miembros de la Horda mientras lanzaban conjuros de sanación a sus compañeros, lo que resultó en un espectáculo de luces y sonidos impresionante. Finalmente, todos los jugadores recibimos el fatídico mensaje puso fin a años de recuerdos: “El servidor se reiniciará en…” y cuando volvimos a conectarnos encontramos un Azeroth devastado por Alamuerte.






STAR WARS GALAXIES


Star Wars Galaxies fue un multijugador masivo que te permitía ser habitante del mundo creado por George Lucas. Aquí no eras un héroe ni el salvador del universo. Tu personaje era un simple habitante que podía ganarse la vida vendiendo animales en el mercado, recursos médicos o siendo bailarín en la pocilga más despreciable de Mos Eisley. Todo era válido y viable; sin embargo, para muchos la perdición del juego —además de la creciente competencia con el exponente de Blizzard— fue la polémica actualización de combate que no dejó satisfechos a todos. Eventualmente, su popularidad decayó a un nivel crítico, al punto en que sólo permanecían las comunidades más apasionadas, motivo por el que Sony Online Entertainment decidió terminar con el proyecto en diciembre de 2011. Algo curioso es que después EA lanzó su multijugador masivo de Star Wars, The Old Republic… qué coincidencia.

De cualquier forma, el final del juego llegó y los pocos usuarios que aún residían en el universo se congregaron en las cantinas y puertos espaciales de MosEisley y Corellia para esperar el destino capital; fue un momento tan especial como conmovedor. No hubo fuegos artificiales, animaciones especiales ni nada por el estilo, lo que sucedió fue que llegaron juntos el final de la guerra y del mundo porque SOE declaró como ganador del conflicto intergaláctico a la facción que tuviera más jugadores dentro decada servidor. Quizá no fue la mejor conclusión para un juego que sufría y vivió altibajos, pero los recuerdos se quedarán con cada uno de los participantes que dejó cientos y miles de horas en una galaxia muy, muy lejana.






HALO 2


El universo de Halo cuenta su propia historia a través de campañas de acción con míticos personajes que adoptamos con el tiempo, pero el componente en línea es otra cuestión, pues cada jugador es testigo de su propia historia, algunas de gloria absoluta, otras de éxito mediano y muy pocas de fracaso. En este juego conocimos la mítica hazaña de los últimos jugadores de Halo 2, conocidos como The Noble 14, quienes desafiaron la fecha de caducidad del servicio original de Xbox LIVE, el 15 de abril de 2010.

Después de que la comunidad conoció la noticia de que el servicio de Xbox LIVE para la consola original dejaría de funcionar, la comunidad se reunió una última vez para revivir grandes recuerdos para después contar que fueron parte del último suspiro de vida del mítico juego con 6 años de vida. Sin embargo, un grupo de jugadores notó que el sistema seguía en operación después del tiempo límite, lo que significaba que podían permanecer en él hasta terminar su sesión. De esta forma, el conteo de jugadores descendió de cientos hasta los míticos 14 Spartan que, a lo largo de 26 días, dejaron el juego hasta que sólo quedó 1.

Apache N4SIR fue el último dentro del servicio en línea de Xbox LIVE del que se tiene registro. Nadie sabe lo que hacía dentro, ¿qué podía hacer? No mucho. Algunos usuarios en foros de Internet le recomendaron grabar un video y subirlo a YouTube para mostrar el momento final cuando termina su sesión; otros recomendaron comenzar una campaña, pero nunca terminarla. Al final, a las 11 de la noche del 10 de mayo de 2010, Apache fue desconectado del juego para poner fin a una historia que se recordará por generaciones.




FINAL FANTASY XIV


Todos conocen el destino que sufrió la iteración del juego en línea que precedió a Final Fantasy XIV: A Realm Reborn. En pocas palabras, el título fue un conglomerado de errores técnicos y pobres experiencias en línea, al punto en que cerró sus puertas 2 años después del lanzamiento. Simplemente no había forma de arreglar el lío en que se había convertido y la única solución era regresar al pizarrón de diseño para comenzar de nuevo. A pesar de que el mundo de juego era hermoso y contenía todos los elementos de la franquicia, los fans se enfrentaron con pobres decisiones de diseño que comprometieron la experiencia en línea. Square Enix tomó cartas en el asunto y reemplazó los productos principales del juego.

De esta forma, Naoki Yoshida fue asignado como nuevo director del juego y fue responsable de encaminar el mundo de Final Fantasy XIV al apocalipsis. La historia que culminaría con el final del juego se conoce como la Séptima Era Umbral y, en resumen, es la resolución del conflicto entre las naciones de Eorzea y el Garlean Empire y su malvado líder. Después de algunas conspiraciones el proyecto Meteor, puesto en marcha por Nael van Darnus, es el responsable de la aniquilación del mundo de juego, pero lo increíble fue la sorpresa que los jugadores se llevaron al final.

El fin comenzó con el cambio de apariencia de Dalamud, la luna más pequeña que orbita Hydaelyn, pues alteró su brillo y con cada actualización eso era más notorio. Mientras tanto, los eventos del juego apuntaban a que el Garlean Empire usaría a Dalamud para destruir a Eorzea, así que las compañías aliadas convocaron todas sus fuerzas en el lugar calculado del impacto para emplear poderosos hechizos y detener la luna. Sin embargo, el gran evento que tenía planeado Square Enix sufrió por interminables problemas de conexión y lag; al final, muy pocos lograron experimentar la máxima batalla que culminaría el tormentoso desarrollo del juego. En fin, el multijugador en línea terminó con una majestuosa secuencia cinemática llena de acción y emoción, donde la sorpresa fue la revelación de que Dalamud en realidad era la prisión del elder Primal Bahamut. El guerrero de la luz desapareció y los personajes principales perecieron en un apocalipsis sin precedentes. Final Fantasy XIV es la muestra de que el fin de un mundo no es, necesariamente, el final de la historia.




Dichos momentos indudablemente me recuerdan la legendaria escena en la cinta de Ridley Scott, Blade Runer, donde el replicant Roy Batty se dirige a Deckard después de salvarlo: “He visto cosas que los humanos ni siquiera imaginan”. Y tampoco imaginamos las historias que nos contarían los veteranos de los juegos que listamos... Sus hazañas se perderán irremediablemente en el tiempo, como lágrimas en la lluvia.


2 comentarios - Los terribles apocalipsis gamer