El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Guia principe de persia las arenas olvidadas

Bienvenidos A mi post

Hola taringeros hoy les traigo una guia del Principe de persia las arenas olvidadas y como abrir la maldita puerta que esta en la carcel

Primero la guia:
INTRODUCCIÓN

En su primera batalla, el príncipe encontró las Arenas del tiempo y evitó que el malvado Visir del Maharajah se hiciese con su poder. Ahora regresa a casa para el merecido descanso pero encuentra su hogar devastado por la guerra. Los enemigos del reino han invadido el palacio, la batalla está perdida.

Prince of Persia: Las Arenas Olvidadas

Sólo existe una última esperanza, tan poderosa cómo temible. El ejército del Rey Salomón duerme en el corazón del palacio esperando a ser despertado, pero su poder esconde una terrible maldición:

“Tantos guerreros como granos de arena hay en el desierto”.

PRÓLOGO

El príncipe regresa a casa y encuentra el reino invadido por sus enemigos. Lo primero es encontrar a Malik, tu hermano, y averiguar qué está pasando. Salta los dos agujeros de la muralla y sube por la pared de la derecha. Para subir corre hacia el muro y pulsa el botón de trepar. Trepa de nuevo por la siguiente pared y ves a tus primeros enemigos.

Antes de que puedas enfrentarte a ellos, una roca cae del cielo y destruye la muralla. Corre en dirección al agujero pegado a la pared y pulsa el botón de trepar cuándo llegues al borde para que el príncipe corra por la pared. Al otro lado te espera tu primer combate.

Utiliza las patadas para empujar a los enemigos y la espada para acabar con ellos. Puedes ejecutar combos cuándo tus enemigos están acorralados contra la pared o en el borde. También puedes mantener pulsado el botón para cargar los ataques y rodar por el suelo para esquivar.

Tras derrotarlos, continúa por la muralla y una roca te corta el camino. Corre por la pared para salvar el boquete y agárrate a la cornisa. Avanza colgado y rodea el edificio para llegar al otro lado.

Cuando pones tus pies sobre la muralla, aparece una torre de asedio con soldados dentro. Deshazte de ellos y corre por a pared para superar el agujero. Entra en la torre, sube por la pared de la derecha hasta la cornisa superior y salta hacia la izquierda. Rodea la columna y salta enfrente. Sigue hacia la izquierda, corre por la pared, trepa a la cornisa, vuelve a correr hasta la columna y realiza el último salto para volver a tierra firme.

Sales fuera y otra roca está a punto de aplastarte. Corre por la pared hasta la siguiente sala. Vuelve a correr y agárrate al saliente. Sigue hacia la izquierda y descuélgate por el estandarte colgado en la pared. Avanza unos pasos y repite la operación hasta descender por el segundo estandarte.

Ahora aprenderás otro truco más. Corre por la pared y cuando llegues al final, salta para alcanzar la plataforma. Baja por el estandarte y pisa el interruptor que hay en el suelo. Se abre una puerta y aparecen cinco enemigos, elimínalos y vuelve a activar el interruptor. Ahora corre antes de que se cierre la puerta.

Corre por la pared y agárrate al saliente. Salta al otro lado y sigue por la pared de la derecha hasta la cornisa. Salta a la de la izquierda y corre hasta el final. Continúa por la pared, activa el interruptor, salta y corre antes de que se cierre la puerta. Continúa subiendo por las cornisas, sigue hacia la izquierda y encuentras a tu hermano Malik.

LA FORTALEZA

Tras encontrar a Malik le llamas, pero con el fragor de la batalla no te escucha y desaparece tras una puerta. Hay que encontrar otra forma de llegar hasta él. Cruza la viga y continúa hasta descolgarte del estandarte. Elimina a los dos soldados y sube a las cornisas. Continúa por la izquierda hasta la viga y trepa a lo alto de la verja.

Arriba hay un pequeño saliente de madera. Salta desde ahí a la siguiente viga, desciende por el estandarte y acaba con los enemigos que esperan abajo. Ve a la pared del fondo y trepa por los ladrillos que sobresalen. Una vez arriba, corre por la pared, activa el interruptor para levantar la muralla y sigue hasta el final.

Continúa por la pared hasta la viga. Sube a la columna de la derecha y escala por los ladrillo. Una vez arriba, corre por la pared para alcanzar los ladrillos del otro lado. Desciende y salta desde el saliente de madera a los ladrillos de la derecha para llegar al suelo sano y salvo.

Enfrente hay una pared con un agujero, rueda por el suelo para pasar por debajo y acaba con los enemigos que aparecen en la siguiente sala. En total son cinco soldados los que debes vencer. Después sube la pared de madera y trepa por las cornisas. Sigue hacia la derecha por la pared y salta a la viga. Escala por los ladrillos y corre siempre hacia la derecha.

Una vez arriba, corre por la pared de la izquierda y salta al final para alcanzar la viga. Sigue el camino de maderos hasta el final, salta a la derecha y desciende por los ladrillos. Avanza hasta encontrar más vigas, salta y continúa hacia la izquierda por la pared del fondo hasta la madera. Cruza la viga y sube por los ladrillos. Encuentras a Malik atrapado ante las puertas de la fortaleza. El mecanismo para abrirlas son los interruptores que hay en la pared. Activa los dos que hay en la pared y luego cruza la viga para activar el que abre la puerta.

La puerta se abre, pero el ejército invasor consigue entrar. Malik huye hacia la Cámara de Salomón, el lugar dónde debéis reuniros. Sigue por la viga de la izquierda, salta a la cornisa y baja por los ladrillos de la derecha. Cruza por la pared para llegar al otro lado y entra por la puerta de la izquierda. Vuelve a correr por el muro y salta a los ladrillos de la izquierda. Sigue hacia la derecha y salta para llegar al próximo pasillo.

Acaba con los dos soldados de la zona y activa el interruptor de la pared. Ahora corre hacia la puerta y rueda por el suelo para entrar. Dentro te espera un grupo numeroso de soldados. Elimínalos y sigue por el primer pasillo de la izquierda. Al final hay un interruptor, actívalo y corre hacia la puerta.

Continúa por la pared de la derecha y llegarás a una de las salas del palacio. Sube por la columna de la izquierda y salta a la siguiente. Desde ahí salta al balcón y llegarás al patio del palacio.

EL PATIO DEL PALACIO

Al llegar al patio ves a Malik retrocediendo hacia la cámara de Salomón. Escapan y un grupo de invasores quedan atrapados en la sala. Salta por las columnas para llegar a la terraza superior.

Acaba con los soldados que hay arriba y sigue hasta el final. Corre por la pared y salta hasta la columna de la izquierda. Salta de columna en columna y cuando llegues a la última, desciende para saltar al tapiz de la pared. Acaba con los enemigos que perseguían a tu hermano y sube por los ladrillos a la izquierda de la puerta.

Sube hasta arriba y salta a la columna. Sigue saltando por los pilares hasta llegar al balcón. Ahora salta a la barra para llegar al otro lado. La siguiente maniobra es un “doble salto de barra”. Después corre por la pared, salta a la barra y agárrate al hueco. Por último desciende por el estandarte hasta las cámaras del tesoro.

LAS CÁMARAS DEL TESORO

Una vez en las cámaras, debes encontrar a Malik. Pretende invocar al legendario ejército del Rey Salomón para derrotar al ejército invasor. Avanza hasta el saliente de madera, salta al muro y trepa hasta arriba. Corre por la pared de la izquierda y salta las barras. Al final del pasillo hay otra barra, utilízala para saltar hasta la pared y trepa por ella.

La siguiente acrobacia es escalar entre dos paredes. Salta de una a otra para llegar hasta arriba. Continúa por la pared de la izquierda y desciende por los tapices. Una vez abajo, corre por la pared de la izquierda, salta a la de la derecha y vuelve a correr para llegar hasta arriba.

Estás en la cámara del tesoro dónde un grupo de invasores están saqueando las reliquias. Acaba con ellos para detener la profanación y sube a la jaula de madera. Desde ahí salta a las columnas para llegar hasta el balcón. Sube por las barras y alcanzarás el interruptor que abre la puerta.

Al otro lado te espera Malik, intentas disuadirlo para que cese en su empeño de invocar el ejército de arena pero es inútil. Tras colocar el medallón, éste se parte en dos y cada uno de los hermanos coge un fragmento. Guerreros de arena comienzan a surgir por todo el reino y antes de que todo se venga abajo, distingues la figura de un oscuro djin.

De nuevo te separas de Malik, así que deberéis reuniros de nuevo en la fortaleza. Avanza por el pasillo mientras el suelo se derrumba a tus pies hasta llegar al primer portal. Dentro te espera Razia, quién te explicará que la única forma de detener a Ratash y su ejército de arena es volver a juntar las dos partes del medallón. Además te otorgará el primer don de los djin, el poder de retroceder en el tiempo. Sal del portal y continúa por el pasillo.

El suelo se hunde bajos tus pies, pero con el nuevo don viajas atrás en el tiempo hasta un momento antes del accidente. Avanza por el pasillo y cuando el suelo caiga, salta o corre por la pared. Si mueres, utiliza el poder para viajar atrás en el tiempo. Cada vez que utilizas un poder consumes una esfera de energía, rompe las vasijas para recuperarte. Tras cruzar el pasillo llegas a los establos.

LOS ESTABLOS

El derrumbamiento del palacio ha bloqueado el camino hasta la fortaleza. La única forma de llegar hasta allí es cruzar los establos. Es el momento del primer enfrentamiento contra los guerreros de arena. Son bastante numerosos, pero puedes acabar con ellos fácilmente ejecutando un combo mientras están tirados en el suelo. También puedes saltar de uno a otro y realizar una estocada cuando estás encima de ellos.

Tras acabar con todos, sube por la pared de madera al fondo a la izquierda. Salta a las barras y llega hasta la terraza. Ahora trepa a la cornisa y corre por la pared para saltar hasta la columna. Avanza por los pilares que cuelgan del techo hasta la cornisa al otro lado. Corre por la pared a la derecha y cruza las otras columnas hasta la cornisa. Corre por la pared a la izquierda y podrás activar el mecanismo que abre la puerta.

Toma impulso y salta por las barras para alcanzar la puerta. Al final del pasillo hay una puerta entreabierta, haz una voltereta para pasar por debajo y llegas al pasillo de las trampas. Hay dos maneras de pasar estos maderos con pinchos, saltando por encima o rodando cuando se acercan.

Al final te espera otro grupo de guerreros de arena. Acaba con ellos y cuélgate del mástil de la derecha. Ahora continúa por el camino de barras y sigue hacia la izquierda para llegar arriba. Una vez allí, verás dos soldados de arena, pero el sistema de trampas se ocupará de ellos. Activa el interruptor y cruza el pasillo antes de que se cierre la puerta.

Al otro lado encuentras una palanca. Primero gírala hacia delante 90 grados y moverás la pared de la derecha. Trepa por ella y activa el primer interruptor. Baja por el estandarte de la pared y gira la palanca dos veces hacia delante, haciendo un giro de 180 grados, para desplegar la pared de atrás. Sube por el muro, salta a la barra y desde ahí trepa por la pared que desplegaste para activar el segundo interruptor.

Antes de que puedas seguir, una horda de guerreros de arena rompe la puerta e irrumpe en la sala. Deshazte de ellos y salta de un pilar a otro para llegar hasta arriba. Ahí puedes ver cómo los habitantes del reino se han convertido en estatuas de arena. Antes de continuar, puedes trepar por la pared de la derecha y destruir el sarcófago para conseguir puntos de experiencia.

Continúa por el pasillo de las trampas y encuentras a Malik. Los invasores han sido destruidos, pero ahora hay que unir el medallón para encerrar al ejército de arena. El punto de reunión son las puertas de la fortaleza. Desciende por el tapiz, una vez abajo, trepa por la pared que tiene una puerta y salta a la barra. Una columna emergerá en el centro.

Utilízala para llegar al otro lado y salta a la otra barra para elevar una segunda columna. Ahora corre por la pared, activa el interruptor y salta por las columnas para llegar hasta la puerta. Debes ser rápido para cruzar la puerta, señala con el joystick la dirección y pulsa el botón de saltar para que el príncipe vaya rápidamente de columna en columna.

LA MAQUINARIA DEL PALACIO
La maquinaria es el mecanismo que activa todas las trampas del palacio. Debes atravesarla para llegar a las puertas de la fortaleza. El primer obstáculo es un muro que entra y sale de la pared. Cuando entre, corre por el panel. Luego haz lo mismo con el siguiente y salta a la plataforma. Desde ahí agárrate a la cornisa y pasa corriendo hacia la derecha, por el agujero de la rueda. Sigue saltando y al final desciende por el estandarte

Continúa por el pasillo y llega hasta una sala con una palanca. Gírala noventa grados a la derecha para colocar el saliente de madera frente al otro y salta al otro lado. Ahora corre por la pared cuando la cuchilla esté abajo y repite la operación para salvar en torno con las cuchillas.

Sube por la cornisa hasta arriba y salta al saliente de en enfrente. Continúa hacia la derecha, pasa la cuchilla cuando suba y llega hasta una zona con una puerta de madera. Trepa por ella y salta para agarrarte al interruptor que sube el pilar del medio. Salta hasta la palanca y gírala 180 grados.

Salta al otro lado y corre por la pared con dos cuchillas y después por la de los tornos. Al final encontrarás otra cornisa giratoria, sube hasta arriba y salta a la izquierda. Cruza otra pared con dos cuchillas y activa el segundo interruptor. Para seguir elevando el pilar central. Salta de nuevo hasta la palanca y gira la plataforma hacia la izquierda. Salta para activar el interruptor y vuelve a girar la plataforma 180 grados para llegar a la puerta antes de que se cierre.

Detrás encuentras otra palanca, gírala y sigue por la rueda de la derecha. Cuélgate del interruptor que hay al final y regresa por la rueda de la izquierda. Activa la palanca y baja por el tapiz para volver a girar la primera palanca. Ahora hay una columna en el medio. Utilízala para llegar hasta los guerreros de arena y acaba con ellos. Por último cruza el pasillo de trampas y llegarás hasta el patio de la fortaleza.

EL PATIO DE LA FORTALEZA
Desde el patio de la fortaleza puedes ver a Ratash, el djin oscuro, invocando a una bestia de arena. El se está fortaleciendo. Además de los guerreros normales, ahora deberás enfrentarte a unos bersérkers de arena. Son más fuertes pero también más lentos. Salta sobre ellos para derrotarlos sin problemas.


Sube por la pared y continúa por las barras hasta la cornisa al otro lado de la sala. Esquiva las cuchillas y salta hasta la columna. Continúa saltando hasta llegar a los ladrillos. Trepa por ellos, corre por la pared hacia la izquierda, salta hasta la barra y aterriza en la terraza. Encuentras otras dos cuchillas, esquívalas corriendo por la pared, salta al poste y continúa hasta el edificio.

Dentro hay cinco bersérkers. Para acabar con ellos rápidamente, empújalos al borde o contra el torno con pinchos. Cruza el pasillo con trampas y desciende por el tapiz. Abajo encontrarás un sarcófago de experiencia. Para continuar avanzando, corre por la pared de la izquierda hasta el interruptor, salta a la barra y sal por la puerta.

Abajo te espera la bestia convocada por Ratash, capaz de destruir un edificio. Corre por la pared para sortear el hueco y ten cuidado tras subir las escaleras porque el suelo se caerá a tu paso. Permanece atento para saltar o trepar por la pared, gira a la derecha y el suelo se abrirá otra vez.

En la siguiente sala te esperan varios guerreros y un par de bersérkers. Cuando los destruyas, mira hacia arriba y verás un interruptor. Trepa por la pared y cuélgate para abrir la puerta. Cuando la cruzas, el suelo se derrumba, así que avanza por la pared y entra en la siguiente sala.

Ahora corre por la pared de la izquierda, salta y corre por la de la derecha para activar el interruptor. Cruza la puerta antes de que se cierre y prepárate para luchar contra la bestia. Si lo ves golpearse el pecho significa que va a embestir, rueda para esquivarlo. Tras varias embestidas se detendrá para recuperarse. Atácale en ese momento, pero vigila cuando levante los brazos porque hará un golpe sísmico con un radio de impacto considerable.


Al morir te indica el camino a seguir. Activa el interruptor, trepa por la pared y salta a la de enfrente. Continúa por la pared, salta las columnas y sube por la derecha para llegar hasta el mecanismo que abre la puerta. Cruza las barras y por último atraviesa el pasillo de las trampas.

Una vez en el exterior, ves unas baldosas con agujeros. Sacan pinchos al pisarlas, así que no te detengas cuando las cruces. Esquiva los tornos giratorios y llega hasta una sala con soldados de arena. Acaba con ellos y continúa hasta encontrar una palanca y un interruptor.

Si observas la rueda dentada verás que hay un seguro bloqueando su movimiento. Gira la palanca para levantarlo y pisa el interruptor para hacerla girar. Salta a la plataforma y te llevará al otro lado. Escala y encontrarás otro mecanismo más complicado.

Gira la palanca de la izquierda para colocar los dientes en la misma posición que el carril de la rueda. Ahora gira la palanca de la derecha para llevar la rueda hasta el final. Vuelve a girar la de la izquierda para retirar los dientes. Por último gira la palanca de la derecha y la rueda levantará el cierre. Pisa el interruptor y agárrate a los ladrillos. Continúa por la pared, salta a la plataforma y por fin llegarás a las puertas de la fortaleza.

LAS PUERTAS DE LA FORTALEZA
El ejército de arena está a las puertas de la fortaleza. Mientras Malik los contiene, debes activar el mecanismo y elevar el puente para reunirte con él. Los pasos a seguir son los siguientes:

1. Mueve la palanca de la derecha hacia delante.
2. Mueve la de la izquierda dos veces hacia delante y desplaza la rueda hasta el final del recorrido.
3. Gira la palanca de la derecha para poner la pieza de arriba a continuación de la rueda.
4. Activa la palanca de la izquierda hasta que la rueda quede en el centro.
5. Regresa otra vez a la palanca de la derecha y tira de ella hacia atrás dos veces.
6. Tira de la del medio hacia atrás dos veces.
7. Gira la palanca de la izquierda hacia delante y lleva la rueda hasta el final.
8. Ahora vuelve a girar la del medio para liberar la rueda.
9. Por último, gira la de la izquierda hacia atrás.


Tras activar el mecanismo, ves a tu hermano emocionado por la pelea. Parece que el medallón le está afectando de algún modo. Salta a la plataforma que acabas de bajar y sube por los ladrillos de la pared de la izquierda. Trepa por la pared, activa el interruptor, salta a la barra y de ahí a la plataforma.

La puerta se cierra, pero cuándo vas a reunirte con Malik, se abre durante un momento. Algunos soldados de arena y dos bestias consiguen entrar. Muévete entre las columnas para evitar las embestidas y acaba con las bestias. En la zona hay barriles para recuperarse. Sigue por la puerta y cruza el pasillo de trampas.

En mitad del pasillo encontrarás otro portal que te lleva junto a Razia. Te advierte que tu hermano está siendo dominado por el poder que posee, debes darte prisa para recuperar el medallón, o será demasiado tarde para él. Para ayudarte, te da el poder de detener el tiempo y congelar las aguas. Sal fuera para probar tu nuevo poder. Si pulsas el gatillo izquierdo, detendrás el tiempo hasta que se vacíe la barra azul, bajo la vida. El agua solidificada se comporta como objetos sólidos normales (barras, columnas, paredes…), así que utiliza tu don para llegar hasta el final y entrar en la prisión.

LA PRISION
Llegas a la prisión y descubres el lugar desierto. Los guardias han abandonado a los prisioneros ante el ejército de arena. Corre por la pared y baja por el tapiz. Abajo encuentras unos guerreros de élite armados con escudos. Dales una patada para evitar que se cubran y golpéalos con la espada. Tampoco podrás subirte encima de ellos ya que te rechazarán con el escudo. Cuando acabes con todos, sube a la columna solitaria y escala rodeando la sala para llegar a la parte superior.


Tras trepar por la pared, saltar los chorros de agua y superar las jaulas colgantes llegas a una sala con varios enemigos. Deshazte de ellos y activa el interruptor a la derecha del estandarte por dónde aterrizaste. Vuelve a trepar y salta a la plataforma que aparece.

Salta a la barra para activar un chorro de agua y continúa hasta la viga. De ahí pasa a la columna de agua que cae del techo y salta hasta el primer interruptor. Cuando lo haces, activas más fuentes y aparecen algunos soldados de élite y bersérkers. Mátalos para obtener experiencia.

Ahora trepa a la pared con el chorro más bajo, agárrate al agua y vuelve a saltar contra la pared para agarrarte a la cornisa. Sigue por la pared hacia la derecha, salta al chorro y aterriza en la viga. Ahora congela el agua que cae de la pared y salta al segundo interruptor. Aparecen más fuentes brotando de la pared, así que utilízalos para llegar hasta lo alto.

Una vez arriba, activa el interruptor para abrir la puerta y detén el tiempo para poder cruzarla. Al otro lado hay un pasillo con chorros de agua intermitentes. Congélalos cuando sean más anchos para poder agarrarte, de lo contrario caerás al vacío. Cruza el pasillo hasta caer por una rampa y llega a las alcantarillas

LAS ALCANTARILLAS

Tras deslizarte por la rampa caes en la alcantarillas. Nada más llegar te espera un comité de bienvenida formado por élites y bersérkers. Tras acabar con ellos, congela las cascadas y salta de una a otra para llegar hasta arriba. Mira hacia el lugar por dónde entraste y sube a la cornisa que hay a la derecha.
Cruza las cuchillas giratorias hasta el siguiente saliente y trepa por la pared. Congela las cascadas y rodea la sala hasta el siguiente pasillo. Continúa hasta el fondo, sube por la columna de agua y agárrate a la viga. Cruza dos columnas más y aterriza en la sala donde te enfrentarás al primer nigromante de Arena.

Atácalo rápidamente antes de que la zona se llene de esqueletos. Cuidado al acercarte ya que tiene un puñetazo bastante potente. Puedes detener el tiempo evitar que te golpee. Cuando la zona esté despejada, ves una palanca en lo alto del muro. Salta por las dos paredes para llegar hasta arriba.

Gira la palanca dos veces para sacar chorros de la pared. Salta por los caños y trepa para activa el mecanismo que abre la puerta. Regresa a la palanca y gírala para broten dos caños del techo. Congélalo, avanza hasta la puerta y salta a la viga. Agárrate a los ladrillos y síguelos para llegar hasta el final.

Llegas a una sala con circular con varios enemigos. Mátalos a todos y sube por la derecha para activar el mecanismo del agua. Trepa a la viga por dónde entraste y congela los chorros para llegar hasta la palanca. Gírala para rotar las cañerías y sube al hueco de la izquierda. Ahora avanza por las columnas y saldrás de la sala.

Cruza por las vigas y al final del pasillo, a la izquierda, encontrarás un sarcófago. Para llegar hasta él, debes sincronizar tu salto con el momento en el que brota el agua y congelarla para alcanzar el otro lado. Cruza el pasillo de cataratas y llegarás a los baños.

LOS BAÑOS
Tras dejar atrás los sucios caminos de las alcantarillas, llegas a los lujosos baños del palacio. Congela la cascada que hay en el medio y trepa por ella para alcanzar el mecanismo de la puerta. Aparecen cinco guerreros de arena, pero no te confías ya que vienen más. Elimina primero a los nigromantes y limpia la zona.

Pasa a la sala que acabas de abrir y acciona los mecanismos que hay a izquierda y derecha. Cada uno activa una catarata. Trepa por ellas para llegar hasta arriba. Sigue por la pared de la derecha, pasa la cornisa y baja las escaleras de la derecha. Ahora estás en la primera sala. Rodéala para reunirte con Malik.

Intentas recuperar su parte del medallón, pero está ciego de poder y termina exiliándote del reino antes de huir tras una puerta. Tendrás que arrebatarle su parte por la fuerza. Continúa rodeando la sala y activa el interruptor. Pasa a la siguiente habitación y trepa por la cascada. Por último, cruza el pasillo de trampas y desciende por el tapiz hasta las habitaciones reales.

LAS HABITACIONES REALES
Malik está cada vez más corrompido por el poder del medallón. Debes cruzar las habitaciones reales para encontrarle. Pisa el interruptor del suelo y cruza los chorros de agua. Pisa el siguiente botón y sigue subiendo por los caños hasta la cornisa. Avanza hacia la derecha y salta a la barra. Ahora salta y congela el tiempo justo después de cruzar la cascada para agarrarte al chorro. Finalmente sal de la habitación.

Una vez fuera, ves a Ratash intentando acabar contigo. Debes cruzar la terraza, pero cuidado porque el djin irá destruyendo el edificio a tu paso. Salta por las columnas y vuelve a entrar en el palacio. Corre por la pared, sigue por la izquierda y por último utiliza el tapiz para alcanzar el suelo.

Abajo te esperan una buena horda formada por bersérkers, élites y guerreros de arena. Tras acabar con todos, puedes encontrar un sarcófago si congelas la columna de agua y activas los dos interruptores. Para seguir tu camino, avanza por el pasillo, congela el chorro, cuélgate de él, salta y descongela el agua. Nada más cruzar la cascada, detén el tiempo rápidamente para agarrarte al segundo caño y salta hasta la terraza.

De nuevo te encuentras a Ratash. Vuelve a correr por la terraza mientras el suelo se derrumba a tu paso y regresa dentro de palacio. Entras en una sala en la que hay varios nigromantes. Tras acabar con ellos, congela las cascadas y trepa por los chorros para llegar hasta arriba. Sigue hacia la izquierda, cruza la viga y trepa por la pared para agarrarte a la barra. Aterriza en el otro balcón y vuelve a saltar para activar el mecanismo de la puerta.

Tras cruzarla, vuelves a estar fuera del palacio. Salta por el agua hasta la pared del final. Una vez ahí, congela la cascada y sube por ella hasta arriba. Ratash derrumba una pared abriéndote el camino. Sigue por ahí, salta a la izquierda y baja por el tapiz.

Finalmente el genio se da por vencido y huye. Parece que el djin está buscando las dos partes del medallón y la otra la tiene Malik en la sala del trono. Cruza el pasillo de trampas, derrota a los enemigos que encuentras y avanza hasta la rueda gigante. Sube a la cornisa de la derecha y congela el tiempo para detener la rueda. Corre por la pared y trepa al observatorio.

EL OBSERVATORIO
El observatorio es un enorme mecanismo de agua que se utiliza para visualizar los astros y predecir el futuro. Es un mecanismo muy complejo por el que deberás saltar para llegar a la sala del trono. Avanza por los chorros y acciona el mecanismo que cuelga del techo para detener el observatorio

Aparece una palanca, cruza los caños para llegar hasta ella. Gírala hasta que el brazo del observatorio rote y quede en frente del mecanismo colgado del techo, dónde estabas antes. Sabrás que lo has hecho bien cuando la plataforma quede plana. Regresa por los chorros y salta al pedestal.

Desde ahí, congela la columna y salta por los caños hasta la cornisa del final. Sigue hacia la derecha y sube por los ladrillos. Corre por la pared y agárrate al mecanismo que hay al otro lado. Con esto subes el brazo del observatorio y aparecen dos palancas.

Una mueve el brazo pequeña y la otra los dos. Primero mueve la plataforma grande hasta que quede en frente del mecanismo colgado del techo. Después mueve la pequeña para ponerla a continuación de la grande. Salta hasta la plataforma del centro y gira la palanca. Sigue el camino y encontrarás un nuevo mecanismo colgado del techo.

Aparecen dos nuevas palancas. Gira la de la derecha para poner la plataforma ante ti, y luego gira la de la izquierda para poner las pequeñas a continuación. Tras esto, el observatorio se pone en funcionamiento otra vez. Salta por las plataformas para llegar al otro lado. Puedes detener el tiempo para evitar que se muevan.

Una vez fuera, sube a la cornisa y desciende por el tapiz. Avanza por la pared y entra de nuevo en palacio. Dentro hay unos regueros intermitentes. Calcula tus movimientos para congelarlos cuándo estén gruesos y poder agarrarte a ellos. Baja por el tapiz y prepárate para el combate.

Abajo te espera una bestia con armadura. Los ataques normales no le harán ni cosquillas. Carga tus golpes para hacerle daño. Sus ataques son los mismos de siempre, el golpe sísmico y la embestida. Ocúpate primero de los guerreros que hay en la sala y luego céntrate en la bestia. Por la zona hay varias vasijas que puedes romper para recuperarte.

Tras derrotarlo, se derrumba abriendo una nueva ruta. Sube por la pared y cruza el pasillo de trampas. Al final te espera el salón del trono.

EL SALÓN DEL TRONO
Tras muchos saltos y piruetas llegas por fin a la sala del trono. Es el momento de encontrar a tu hermano y recuperar su trozo del medallón. Antes de avanzar, puedes subir por los ladrillos de la izquierda para conseguir un sarcófago de experiencia. Avanzas unos pasos y encuentras a tu Malik en una batalla encarnizada contra Ratash.

Cruza los chorros y trepa por la cascada congelada. Salta a la derecha y desciende por el tapiz. Agárrate a la cornisa y continúa por el reguero hasta la viga. Salta a la derecha, cruza las columnas y trepa por los ladrillos. Es el momento de enfrentarte a Ratash.

Para acabar con él, muévete entre sus piernas y ralentiza el tiempo para ganar ventaja. Mantente debajo de él, y rueda cuando veas que carga su ataque. Tras varios golpes, se quedará de rodillas jadeando. Salta encima de él y pulsa el botón de ataque cuando esté en lo alto del salto. Ante el golpe, Ratash suelta la espada y sube a una posición elevada. Trepa por los ladrillos y cruza por los chorros para alcanzarle. Intentas golpearlo, pero te rechaza y vuelve abajo para recuperar su espada.

En la última parte del combate, la sala se llena de esqueletos. Puedes convertir esto en una ventaja, ya que si acabas con ellos recuperarás vida. Golpéalo hasta caiga de rodillas y remátalo. Antes de morir, aparece Malik y le da el último golpe, absorbiendo todo su poder, más de lo que cualquier humano podría soportar. Cruza el pasillo de trampas y en la mitad encontrarás un portal hasta Razia.

Te explica la verdad sobre lo que le sucedió a Malik y advierte que la única forma de acabar con Ratash es utilizar la espada oculta en Rekem, la cuidad sagrada de los djin. Te otorga el poder de volar hasta tus enemigos. Sal del portal y utiliza tu nuevo don para atravesar el pasillo. Al final te espera la terraza.

LA TERRAZA
De nuevo estás en la terraza del palacio. Utiliza la embestida aérea para alcanzar a los enemigos del otro lado. Acaba con ellos, corre por la pared para sacar una plataforma y desde ahí vuelve a embestir contra los esqueletos. Acaba con ellos y activa el interruptor. Salta a la barra, da media vuelta y escala por la pared. Sigue el camino que se muestra en el vídeo hasta llegar a una palanca.

Gírala para descender y salta al otro lado. Acaba con los tres guerreros de arena y sube a la cornisa. Corre por la pared, activa el interruptor y agárrate a la pieza que se mueve. Sigue subiendo por la torre y utiliza las columnas para trepar. Por último tendrás que alcanzar unos ladrillos, pero la pieza está abajo. Salta a la pared para activar el interruptor, vuelve a la columna y de ahí pasa a los ladrillos.

Una vez arriba aparecen dos bestias y la zona se llena de enemigos. Acaba con todos y utiliza la embestida aérea para llegar al otro lado. Acaba con los soldados de arena y salta a la barra. Sigue el camino por la pared y utiliza embiste a los enemigos para llegar hasta el balcón.

Llegas a una sala con soldados convertidos en estatuas de arena. Baja por el estandarte, salta a las barras y sigue bajando por los tapices. Al final realiza un salto y embiste para llegar al otro lado. Deshazte de los enemigos y trepa por la pared de la derecha para conseguir el sarcófago. Ahora salta a la barra, embiste para llegar al otro lado y cruza el pasillo de trampas.

Al final te espera un nuevo enemigo, un hechicero que lanza bolas de fuego. Más que un enemigo es una forma de llegar a los lugares inalcanzables. Congela el agua para cruzar y embiste al brujo para llegar hasta allí. Pisa el interruptor para activar unas cataratas, congélalas y trepa por ellas.

Sigue el camino hasta que comiences a bajar por unas rampas que te llevan fuera del pasillo. Al final, salta y embiste para superar el precipicio. Trepa por la derecha y cuélgate del mecanismo. Ahora estás en los jardines del palacio.

LOS JARDINES DEL TEJADO
Los jardines del tejado son una de las maravillas de Persia, que recuerdan a los míticos jardines colgantes de Babilonia. Tras colgarte del mecanismo, has activado los chorros intermitentes que riegan los jardines. Cruza por ellos y embiste al brujo.

Corre por la cascada y embiste dos hechiceros más para llegar hasta el final. Cuélgate del mecanismo para activar la corriente de agua y crúzala. Al otro lado ves a Malik, cada vez más poderoso. Sigue por la pared de la izquierda, abre el sarcófago y sigue por la derecha. Salta a la rampa y embiste para alcanzar el final. Cuélgate del mecanismo y ante ti aparecerá un nuevo circuito de saltos.

Para cruzarlo deberás combinar las embestidas y el poder de congelar el agua como se muestra en el vídeo. Al final bajas por una serie de rampas que terminan en dos cataratas. Congélalas cuándo llegues a ellas y salta de una a otra para alcanzar la parte de arriba. A continuación cruza el pasillo de trampas para llegar al otro lado.

Una vez fuera, acaba con los enemigos que hay en la terraza y continúa hasta el final. Corre por la pared y embiste al hechicero para llegar al otro lado. Derrota a los guerreros de arena y trepa por la columna de agua. Salta por los chorros y embiste para alcanzar el final.

Ahora sube por la pared, cruza los chorros y carga contra el brujo. Pasa la cascada y congélala para saltar hasta arriba de pared en pared. A continuación, corre por la cascada, salta a las columnas y ataca al hechicero. Aterriza en la torre y tendrás un combate bastante complicado. Acaba con los nigromantes antes que nada y utiliza patadas cuando haya enemigos en el borde.

Tras acabar con todos, aparece un hechicero en una de las esquinas. Salta hacia él y trepa por el agua. Sigue por la cornisa hacia la derecha y llegarás a los acueductos.

LOS ACUEDUCTOS
Cuando llegas al acueducto, distingues a Malik a lo lejos. Tendrás que atravesar la zona para llegar hasta él. Para ello deberás combinar muy bien tus saltos con la habilidad de congelar el agua. Baja por la rampa, salta a la columna de agua y continúa escalando hasta la terraza de arriba, donde brota agua de la cabeza de una estatua.

Trepa por la puerta y sube a la columna. Salta y lánzate contra el hechicero. Deslízate por la rampa, corre por la pared de la derecha y cruza las columnas. Cuando llegues a la última, trepa para llegar al piso de arriba. Allí encuentras a Malik, haciéndose cada vez más fuerte.

Su poder es tal que es capaz de derribar parte de la terraza de un suspiro. Salta y entra en el pasillo. Corre por la pared para esquivar las cuchillas y atraviesa el pasaje. Una vez en el otro lado, aparece un nuevo elemento. Salta y lánzate contra el pájaro, agárrate a él y vuelve a saltar para llegar al otro lado. Repite la operación para saltar de pájaro en pájaro y desciende por el tapiz. Utiliza la misma técnica para cruzar el pasillo y verás a Malik.

Tras alcanzar la cima de su poder, tu hermano se convierte en Ratash y huye del lugar. Abajo te espera un duro combate. Elimina primero a los nigromantes y mata a todos los guerreros que aparezcan. Cuando acabes con todos, aparecen más pájaros. Sigue el camino y sube por la pared hasta la cornisa. Ves un molino levantando agua. Detén el tiempo cuando esté abajo y salta hasta el cajón. Luego libera el agua para que suba y salta a las cárceles colgantes de la derecha.

Espera a que se eleve la jaula y salta a la siguiente. Ahora vuelve a congelar el agua para subir a las aspas del molino y salta a los ladrillos. Baja y corre por la pared, agárrate al chorro y lánzate contra el Bersérk que te espera al otro lado. Acaba con la horda que aparece y sigue el camino de los pájaros.

Cuando pases el segundo, salta a la pared, corre hacia arriba, salta y lánzate contra el pájaro. Sigue el camino y aterriza en la torre donde está el hechicero. Continúa y atraviesa el pasaje de trampas. Una vez fuera, corre por la pared de la derecha y congela la cascada para trepar por ella.

Mata a los enemigos que esperan arriba y avanza unos pasos. Ahora te encuentras frente a la tumba del rey Salomón.

LA TUMBA DE SALOMÓN
En el momento en que llegas a la tumba de Salomón, aparece Ratash para detenerte. Ahora es más poderoso y te costará acabar con él. Muévete entre sus piernas golopeándolo y esquivando sus ataques. En el momento en que se eleva, protégete detrás de las paredes que hay a los lados y trepa por ellas para esquivar su descarga.

Cuando su vida baje algo más de la mitad, Ratash libera energía lanzándote fuera de la torre. Sigue el camino de los pájaros y vuelve arriba para terminar el combate. Continúa con la misma técnica, pero esta vez tiene un ataque nuevo. Si levanta el pie, aléjate porque dará un pisotón con un área de daño bastante grande. Cuando está a punto de morir, suelta una descarga de energía que termina de destruir la torre.

La suerte, o el poder de los djin, hace que caigas justo delante de la entrada a Rekem. Avanza por el pasillo y corre por la cascada de la izquierda. Deslízate por la rampa y congela el agua justo al final para trepar por ella y saltar a la otra pared. Ahora debes escalar entre dos paredes llenas de cuchillas. Agárrate alas cornisas y apura tu subida para saltar siempre lo más alto posible.

Una vez arriba, pasa las cuchillas y deslízate por las rampas. Fíjate por dónde sigue la pared al final de la rampa y pégate a ese lado para correr tras la bajada. Llegas a una sala con un agujero en medio de donde brotan unas moscas gigantes. No son muy resistentes pero sí muy, muy, numerosas, así que lo más importante es evitar que te rodeen.

Cuando acabes con todas, gira la palanca para que los brazos roten y se alineen las piezas del cetro. Aparecen unas escaleras, súbelas y ves otra palanca con un reguero de agua delante. Congela el chorro y gira la palanca para que los brazos choquen y se coloquen bien. Ahora libera el líquido y mueve la palanca para completar el cetro. Más chorros brotan del techo.

Sigue el camino y llegas a otra estatua. Ahora tienes que alinear los tres brazos. Congela el chorro y haz chocar primer el del medio para que se una al último. Ahora rota la estatua y bloquea el primero para que se junte con los otros dos. Ante ti aparecen las escaleras que llevan al interior de la ciudad djin.

Salta a la columna de agua, desciende por la cortina y baja las escaleras. No te confíes porque los escalones desaparecen y deberás correr por la pared para llegar hasta abajo sano y salvo. Cuando llegues abajo, cruza las trampas y encontrarás otro portal. Razia te da un nuevo don, el poder de recordar la ciudad cómo fue en su época. De esta forma podrás avanzar por las partes que aparecen transparentes, pero no podrás recordar más de un trozo a la vez. Sigue por el pasillo hasta alcanzar las ruinas de Rekem.

RUINAS DE REKEM
Estás ante las ruinas de Rekem, antiguo hogar de los Marik, la tribu más poderosa entre los djin. Para cruzarla, deberás recordarla tal y cómo era antaño. Empieza recordando el muro que te señala Razia y salta de pared en pared para llegar arriba. Sigue por la derecha y baja por la cortina.

Abajo, Razia te explica la historia de la ciudad, levantada entre hombres y djin trabajando codo con codo. Eso fue lo que desató la ira de Ratash terminando en la guerra entre los djin y el ejército del Rey Salomón. Tras la historia, aparece una nueva bestia muy similar a Ratash.

Para acabar con él, utiliza la misma técnica. Muévete entre sus piernas mientras ralentizas el tiempo, rueda por debajo de él para esquivar sus ataques y golpéalo hasta la muerte. También aparecen guerreros que puedes eliminar para recuperar vida. Cuando lo derrotes, Razia te muestra el camino a seguir.

Trepa por la pared recordando los trozos que faltan. No olvides que sólo puedes memorizar una sección a la vez, y si estás encima de una, desparecerá cuando recuerdes otra. Al final te espera un pasillo con trampas, crúzalo y llegarás a la sala del trono de Rekem.

LA SALA DEL TRONO DE REKEM
Razia te explica que ahí pasaba las horas estudiando el arte del gobierno. Debajo hay un pasadizo que debes atravesar. Tras la conversación, la sala se llena de enemigos. Acaba con ellos y trepa por los ladrillos de la derecha. Recuerda las partes que faltan y sigue las barras hasta el final. Trepa por la pared, salta a la barra y da media vuelta para agarrarte a la cornisa.

Continúa hacia la izquierda y avanza recordando las partes. Para conseguir el sarcófago, memoriza otro fragmento y déjate caer sobre la plataforma. Después vuelve a subir y rodea la sala para llegar al mecanismo que abre el pasaje secreto. Corre por la pared, baja por el tapiz y cruza el pasadizo, lleno de trampas, que hay bajo el trono.

Al otro lado te espera una sala llena de moscas gigantes. Acaba con ellas y lánzate contra el hechicero que hay tras el barranco. Sigue por los chorros y utiliza las embestidas para llegar a tierra firme. Congela la cascada de la derecha y trepa por la pared. Cuando llegues arriba, descongela el agua y carga contra el brujo. Vuelve a lanzarte contra el segundo y corre por la cascada de la izquierda para alcanzar al tercero.

Avanza por los chorros de agua y al final, carga para atravesar la cascada. Antes de cruzar la puerta, debes derrotar a otra bestia con espada. Los movimientos son los de siempre, acaba con ella y Razia te abre las puertas de la fuente sagrada.

LA FUENTE SAGRADA
La fuente es el lugar que Razia debe proteger, sin embargo es profanado por nigromantes y demás criaturas de arena. Acaba primero con los magos y luego limpia el lugar sagrado. Tras purificar la zona, Razia te abre la puerta para continuar tu camino, que cómo no, es otro pasillo plagado de trampas.

Crúzalo hasta llegar a una sala en la que falta la pared. Memoriza el cacho de muro, corre por la cascada y salta a la terraza. Acaba con las moscas que aparecen y recuerda el trozo de pared que hay a la derecha del que memorizaste antes. Congela el agua y salta a la cascada para subir hasta arriba y alcanzar el depósito de Rekem.

EL DEPÓSITO DE REKEM
El depósito son las alcantarillas de la ciudad djin. Razia te marca el camino a seguir. Para cruzarlo, debes memorizar las secciones cuando estás en el aire, justo antes de aterrizar. Recuerda el fragmento de la derecha, corre por la catarata y salta a la columna de la izquierda. De ahí pasa a la columna de agua y aterriza en la terraza.

Continúa hacia la izquierda y memoriza el trozo de tubería que falta. Caerá una columna de agua, cruza por ella y baja por la cortina de la derecha. Abajo te espera otra bestia con espada y varios nigromantes. Lo primero es ocuparse de los magos y después matar a la bestia.

Tras esto aparecen un par de pájaros. Memoriza la columna que hay en el medio y lánzate contra los pájaros para llegar hasta ella. Salta por las columnas y memoriza la tarima de madera para aterrizar. A continuación, recuerda el trozo de pared de la derecha y trepa por él.

Ahora debes combinar el arte de memorizar la ciudad con el poder de congelar el agua. Sigue el camino y llegarás a un pasillo de trampas. Recuerda las partes derrumbadas para cruzarlo y accede a una nueva sala circular. Corre por la cascada de la derecha y deslízate por la rampa recordando los trozos que faltan. Al final, salta al tapiz y pon tus pies en la sala de Salomón.

SALA DE SALOMÓN
Ya estás muy cerca de conseguir la forma de matar a Ratash. Tras la estatua que hay en la sala descansa la espada de los djin. Pero primero debes acabar con la horda que invade la sala. Destruye primero a los guerreros y luego carga tus ataques para derrotar a las dos bestias.

Tras ellas emerge un guerrero gigante. Mátalo y recuerda el trozo de pared que falta. Trepa y agárrate a la columna. Sube hasta arriba y embiste al esqueleto. Después continúa lanzándote contra los enemigos hasta llegar a una nueva sala dónde te esperan más moscas y varios nigromantes.

Para conseguir el sarcófago que hay tras la puerta, activa el interruptor de la derecha, sigue el camino de chorros y corre hasta el segundo interruptor. Antes de presionarlo, detén el tiempo y a continuación salta haciendo una voltereta al tocar el suelo para cruzar la puerta antes de que se cierre.

Para continuar, memoriza los dos trozos de pared que faltan y trepa hasta arriba. A la izquierda de la puerta hay una fila de columnas. Trepa por la pared, avanza por ellas y cruza las barras hasta llegar al mecanismo de la puerta. Gira la palanca para que la estatua mire hacia la puerta. Después pisa el interruptor y detén el tiempo para evitar que se cierre la puerta. Regresa por donde viniste y cruza la puerta antes de que se agote tu barra de poder.

Al otro lado te espera la espada sagrada. Ahora que ya puedes vencer a Ratash, cruza el pasillo que se abre ante ti y encontrarás el último portal. Para vencer a un djin hace falta la fuerza de otro djin, por lo que Razia se sacrifica y entra dentro de la espada.

Sigue atravesando el pasillo matando a todo enemigo que se cruce en tu camino hasta llegar a la zona exterior. Una vez allí, salta por los pájaros y sigue el camino que te lleva ante la puerta de la torre del rey. La entrada está custodiada por un guerrero gigante. Mátalo y entra en la torre.

LA TORRE DEL REY
En lo alto de la torre del rey está el camino de vuelta al palacio. Es una larga escalada en la que deberás ser muy ágil a la hora de memorizar los fragmentos. La mejor forma de llegar a lo alto es recordar justo antes de poner el pie en el suelo. El camino es lineal, pero requiere mucha habilidad para combinar los saltos con los recuerdos.

Escala por los recuerdos de la ciudad djin, sigue el camino de los pájaros y llega hasta la cima. Allí encuentras un pasadizo con trampas que lleva directamente al interior del palacio. El fin de Ratash está cerca.

EL PALACIO
Cuando regresas al palacio eres mucho más poderoso, pero necesitarás de todos tus poderes para llegar hasta Ratash. Activa el interruptor de la pared y detén el tiempo para cruzar por debajo de la puerta. Al otro lado te esperan tres nigromantes en un lugar elevado.

Para llegar hasta ellos, activa el interruptor de la izquierda y luego el de la derecha. Frente a la puerta baja una barra. Súbete a ella, salta y lánzate contra los nigromantes. Para evitar que te rechacen, usa la magia de golpear el suelo cuando aterrices. Tras matarlos a todos, entra por la puerta y trepa por las paredes.

Sigue por el pasillo de la derecha y salta hacia el brujo. Acaba con los enemigos que aparecen y vuelve a embestir contra el próximo mago. Para cruzar la siguiente puerta, activa el interruptor, ralentiza el tiempo, salta y rueda hacia la puerta cuando aterrices para pasar por debajo.

Trepa por las vigas, activa el interruptor y cruza la puerta antes de que se cierre. Ahora salta a la lámpara y aparece una bestia que te tira al suelo. Acaba con todos los enemigos y continúa tu escalada. Salta al interruptor y ralentiza el tiempo para cruzar la puerta. En el otro lado, pisa el interruptor, salta a la cornisa y déjate caer para pasar la puerta.

En esta sala te espera otro combate masivo. Cuando mates a todos tus enemigos, pisa el interruptor y detén el tiempo. Sube por la cascada, salta al chorro y da media vuelta para seguir subiendo. Agárrate al pájaro y aterriza frente a la palanca. Gírala para abrir la primera puerta, corre por la pared y baja por el estandarte. Repite la operación en el otro lado y termina de abrir la puerta.

El ejército de arena es infinito, debes acabar con Ratash para poner fin a la maldición. Para ello tendrás que subir a un lugar más alto. Corre por las paredes y atraviesa el pasillo de trampas. Al final te espera la escalera final.

LA ÚLTIMA ESCALADA
Es el momento de la subida final. Arriba espera el djin para el combate definitivo, en lo alto de la torre. Deberás dominar todas tus habilidades para llegar hasta allí. Primero pisa el interruptor del suelo, para el tiempo y sube por las dos paredes de agua. Salta de una a otra, empezando por la derecha, para que el último salto coincida a la altura de los chorros.

Sigue hacia la izquierda y escala hasta arriba del todo. La parte más difícil de cruzar son las cascadas dobles. La técnica es cruzar la primera, congelar el agua, saltar a la izquierda, saltar a la derecha y descongelar el líquido para poder pasar. Cuando llegues arriba, activa el interruptor y utiliza la técnica para atravesar el agua.

Una vez fuera, ves a lo que era tu hermano convertido en un coloso, debido al poder que le proporciona la tormenta de arena, pero por muy grande que sea, tiene que morir. Ábrete paso entre los guerreros de arena hasta volver a entrar en la torre. Una vez dentro, sigue el camino de los pájaros y al final, congela las cataratas para llegar hasta arriba.

Alcanzas la cima, pero Ratash levanta el tejado y hace saltar el palacio en mil pedazos. Debes saltar por esos pedazos acabando con los enemigos que salen a tu paso y agarrándote a los pájaros para pasar de uno a otro. En la última plataforma te espera el colosal djin. Es la batalla final, el momento de vengar a tu hermano.

Su poder está bloqueando los tuyos, por lo que no podrás retroceder en el tiempo durante esta pelea. El punto débil es el sello que tiene en el pecho. Sólo es vulnerable cuándo golpea el suelo. Fíjate la mano que alza, antes de golpear, y esquiva hacia el otro lado. Aprovecha el momento para atacar. Cuando lanza rayos, detén el tiempo y fíjate en la marca que indica dónde va a salir el rayo. También suele invocar más guerreros de arena, así que utilízalos para recuperar vida. Otro de sus ataques es un manotazo que puedes esquivar rodando por el suelo. Por último, pero no menos importante, cuándo levante los dos brazos significa que va a golpear en el medio, así que hazte a un lado.

Si se queda agarrado con los dos brazos, aprovecha para atacar ya que es el momento en el que es más vulnerable. Cuando le quede el último “toque”, se aleja y ante ti aparecen dos pájaros. Utilízalos para llegar hasta él y atraviésalo con la espada sagrada de los djin.

Tras matar a Ratash, la maldición termina y todos los habitantes recuperan la vida, todos… menos tu hermano.

FIN

2) Como Abrir la maldita puerta:

Es muy sensillo y es sin utilizar ningun parche Solo tienes que poner pausa y reducir el nivel de dificultad jajaja
Es encerio

Suerte, comenten y si quieren dejen puntos que no me vienen mal

5 comentarios - Guia principe de persia las arenas olvidadas

vina64
oooooooolllllllllllllllllllllllllllleeeeeeeeeeeeeeeeeee valllaaa guiaaa eres my bueno
reyky
amigo me esta llevando la ching con este ultimo nivel espero poder hacerlo y no desesperarme te agradesco si pones como sacar o bueno mas bien como usar todos los poderes porque con el teclado se me dificulta un poco
magoland
Conoces la version de la WII, sabes como pasar la pantalla donde debes escalar la pared con cuchillas, estoy aquí pillado y un poco hasta los güev....., Gracias
yuyuo
quiero un trainer, es mucho pedir?
xino007
Lo Que Me Pasa en el juego esque me meto le doy a nueva partida elijo la dificultad y carga y se me sale y dice el juego dejo de funcionar.... QUE AGO ???????