epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La segunda juventud para los porteños

Un grupo de amigos tiene como rutina de hierro juntarse los jueves a la noche. Todos rondan los 40 y las opciones para ellos no son demasiadas: cenar o tomar un trago terminan siendo las salidas repetidas. Dos de los muchachos vienen de divorcios recientes y bromean con que así jamás conocerán a una mujer.

En otro punto de la Ciudad la escena se repite, sólo que en este caso el grupo está integrado por mujeres con ganas de no sentirse, al menos por un rato, madres con hijos chicos y llenas de obligaciones. Darían cualquier cosa para que la ladies night fuera algo más que ir a un restaurante con un 20% de descuento para mujeres solas.

“Todos estos jóvenes, porque lo siguen siendo, hace 20 podrían tener tranquilamente como rutina salir a bailar, incluso en la semana. Hoy no tienen a dónde ir. Pero eso está a punto de terminar”, se entusiasman tres socios en la mesa de un bar de Urquiza. Jorge Becco, Gustavo Palmer y Osvaldo de Riso, empresarios de la noche, son los gestores de una movida que verá la luz a partir de las vacaciones de invierno: un after work inspirado en los boliches que vibraban en los 80 y los 90 y que buscan hacerlo funcionar de manera estable./b]

Un grupo de amigos tiene como rutina de hierro juntarse los jueves a la noche. Todos rondan los 40 y las opciones para ellos no son demasiadas: cenar o tomar un trago terminan siendo las salidas repetidas. Dos de los muchachos vienen de divorcios recientes y bromean con que así jamás conocerán a una mujer.

En otro punto de la Ciudad la escena se repite, sólo que en este caso el grupo está integrado por mujeres con ganas de no sentirse, al menos por un rato, madres con hijos chicos y llenas de obligaciones. Darían cualquier cosa para que la ladies night fuera algo más que ir a un restaurante con un 20% de descuento para mujeres solas.

“Todos estos jóvenes, porque lo siguen siendo, hace 20 podrían tener tranquilamente como rutina salir a bailar, incluso en la semana. Hoy no tienen a dónde ir. Pero eso está a punto de terminar”, se entusiasman tres socios en la mesa de un bar de Urquiza. Jorge Becco, Gustavo Palmer y Osvaldo de Riso, empresarios de la noche, son los gestores de una movida que verá la luz a partir de las vacaciones de invierno: un after work inspirado en los boliches que vibraban en los 80 y los 90 y que buscan hacerlo funcionar de manera estable.

Para seguir leyendo http://adpop.me/lHty3s

1 comentario - La segunda juventud para los porteños