Los desarrolladores del conocido entorno de escritorio ya trabajan en su propia distribución, que se centrará en la compatibilidad con dispositivos móviles táctiles y será lanzada al público en 2014.

Se sabía (o rumoreaba) que los desarrolladores de GNOME estaban planeando el salto desde entorno de escritorio a distribución Linux, e incluso que marzo de 2014 era la fecha elegida para su lanzamiento. Pero los detalles acerca el proyecto eran más bien escasos… hasta ahora, que el diseñador Allan Day ha hablado.

Day no sólo ha explicado en un post cuáles son los objetivos de su equipo, sino que ha profundizado en la filosofía que radica detrás de la decisión de crear un nuevo sistema operativo. Y ésta no es otra que adaptarse a unos tiempos de movilidad suprema.

La Fundación GNOME ha llegado a la conclusión de que el trasvase de intereses en los usuarios, cada vez más volcados con las tabletas y los teléfonos inteligentes, obliga a un cambio radical: GNOME ha de facilitar la interacción con los dedos si quiere sobrevivir.

Esto no significa necesariamente que el futuro GNOME OS vaya a rivalizar con los todopoderosos iOS y Android, en términos de mercado de consumo, ni tampoco que quiera reemplazar a las distros existentes. Más bien estará dirigido a desarrolladores y se centrará en la estabilización de APIs y SDKS asociados al tiempo que perfeccionará la experiencia de usuario final, tal y como informa The H. Será, básicamente, una enorme plataforma de pruebas.

Los frameworks de GNOME OS estarán disponibles para otras distribuciones y contarán con aplicaciones de sandbox con una vida útil más larga.

Junto a los ajustes de interfaz de usuario se reescribirán las aplicaciones básicas y se buscará un “nuevo modelo de acceso al contenido”. Asimismo, hay planes para crear una tienda de aplicaciones propia y trabajar en la compatibilidad con las aplicaciones web, como ya están haciendo otros proyectos “open source” entre los que destaca Firefox OS.

Allan Day ha querido adelantar que algunos de estos elementos ya están siendo desarrollados y que “la gente está dando pasos para ayudarnos a completar nuestros planes”, lo que significa que tienen objetivos ambiciosos pero también realistas.