Como muchos saben , Backtrack fue la distribución Linux para auditorías wireless más potente. Decimos “fue” porque la próxima versión se llamará Kali Linux.

Según podemos leer en la web oficial de Backtrack, esta decisión llevaba tiempo en la mente de los desarrolladores, además de la inclusión de otras funcionalidades. Finalmente, el cambio más importante, aparte del nombre, será el entorno de desarrollo con la creación de más de 300 paquetes y repositorios compatibles con Debian y 8 idiomas diferentes.


Kali Linux , el nuevo Backtrack