Como seguramente ya sabras, Google Reader echa el cierre el próximo 1 de julio. ¿Y qué tiene que ver eso con Linux? Nada, y algo. Porque también es seguro que muchos utilizas servicios de Google y puede que más de uno en especial Google Reader. Es una buena excusa para dar un breve repaso a las opciones que tenemos disponibles en GNU/Linux en lo que a lectores de feeds se refiere.

¿Alternativas a Google Reader?

Feedly

La primera recomendación es tan evidente como decir Feedly, y de hecho los responsables del servicio se apresuraron a publicar una nota en su blog oficial poco después de que la noticia del cierre de Google Reader se extendiese como la pólvora por Internet. Dicen que se esperaban este movimiento de la compañía de Mountain View, y que se preparaban para ello con un proyecto llamado en clave ‘Normandy’, clonando la API de Google Reader de manera que cuando este último expire los usuarios se sientan como en casa.

Google

Más allá de la excelente integración con Google Reader de la que siempre ha gozado Feedly y de que el proyecto ‘Normandy’ facilite la transición, Feedly por sí mismo es una servicio realmente interesante, muy cómodo de usar, intuitivo y con opciones de visualización que cualquier tipo de usuario sabrá apreciar. Además, Feedly dispone de aplicaciones para iOS y Android. Y sin embargo…
Feedly solo funciona en Firefox y Chrome, vía extensión. Así, y aunque es nuestra primera recomendación, si utilizas otro navegador web que no sea uno de los indicados, te quedas fuera. ¿Estás dispuesto a cambiar de navegador por utilizar Feedly?

http://www.feedly.com/

The Old Reader

Si con Google Reader te sientes a gusto como un arbusto y no quieres cambiar -pero, evidentemente, vas a tener que hacerlo a la fuerza-, The Old Reader es lo que estabas buscando. Es un proyecto de origen ruso que surgió ante el descontento por los últimos cambios del servicio de Google, y se define a sí mismo “como el viejo Google Reader, pero mejor”.

reader

En efecto, The Old Reader es un clon en toda regla de Google Reader, lo que garantiza una transición indolora. Asimismo dispone de importación directa de todas las fuentes que tengas en Google Reader y de extensiones para Chrome y Safari. Más cómodo imposible. Sin embargo, no todo es bueno. The Old Reader es un servicio interesante, pero está un poco verde todavía. Es un pequeño equipo de tres personas el que está detrás, y se nota.
The Old Reader carece de registro tradicional y solo puedes conectarte mediante la cuenta de Facebook o Google. Tampoco tiene aplicaciones móviles, aunque preparan una para iOS. La cuestión es si van a poder soportar el trasvase de usuarios, pues muchas horas después del anuncio de Google, sigue siendo imposible importar las fuentes de Reader por sobrecarga en sus servidores.

http://theoldreader.com/

Good Noows

Good Noows es otro servicio interesante. Limitado, pero interesante, a pesar de que, al estilo Feedly, se mueve entre la oferta tradicional en lo que a lectores de feeds se refiere y la nueva moda de revista visual. De hecho, tiene “esquemas” para aburrir (por esquemas entendemos la disposición de los elementos mostrados en pantalla). Ese es uno de sus puntos fuertes, pues cada uno se lo puede dejar como mejor le parezca.

GNU

Puedes probar Good Noows sin registrarte, con tu cuenta de Google, Facebook, Twitter o LinkedIn, recibir mensajes de Twitter desde una cuenta pública (solo eso, no es un cliente de Twitter) y compartir las noticias por correo electrónico o las principales redes sociales. Otra característica muy útil es la de guardar búsquedas mediante etiquetas.
En cuanto a puntos negativos, no dispone de aplicaciones móviles y aunque permite importar una colección de fuentes en formato OPML, Google Reader solo exporta actualmente en XML, con lo que hay que utilizar un programa intermedio que convierta un format o en otro (por ejemplo, un lector de feeds de escritorio). Es lo que hemos hecho, pero el resultado ha sido ninguno. O no funciona bien, o algo hemos hecho mal.

http://goodnoows.com/

Pulse

Pulse surgió como una aplicación para iPhone cuyo diseño llegó a ser alabado por el mismísimo Steve Jobs, según publicitan en su página web. Hoy tiene presencia también en Android y por supuesto en la web, HTML5 mediante. Es ante todo una aplicación muy visual, aunque su flujo de uso es más ágil de lo que cabría esperar.

libre

Entre las características de Pulse destaca su conexión con Facebook, una extensión para Chrome y un bookmarklet para guardar artículos (ojo, solo artículos) con la posibilidad de compartirlos por Facebook o Twitter, además de un modo de lectura tipo Readability muy agradecido (siempre que se obtenga el feed completo).
Como contras, Pulse no tiene “vista de lista”, no tiene opciones de importación -exceptuando la aplicación para iPad- y para rematar la jugada añadir nuevas fuentes es insufrible, pues no acepta las direcciones de los feeds, sino que hay que conformarse con los sitios que te recomienda -todos en inglés, al igual que la aplicación- o utilizar su buscador que no es ninguna maravilla. Para terminar, su soporte para con navegadores no mainstream es deficiente.
Y así terminamos. Tal vez podríamos haber mencionado otros servicios como Bloglines, uno de los más completos -aun con sus durezas- que viene a ser lo mismo -literalmente- que Netvibes pero recortado en funciones; al propio Netvibes; NewsBlur, que además es Open Source aunque tiene limitaciones que bastarían para espantar a muchos usuarios (si se pasa de un límite de fuentes hay que pagar, entre otras)… Pero, en opinión de quien escribe, los mejores son los detallados arriba. Como todos son gratuitos, basta con ir probando hasta dar con el adecuado.

https://www.pulse.me/