Hay muchas extensiones para navegadores web específicos (por ejemplo, Adblock Plus) que permiten bloquear los anuncios durante la navegación. Si lo que buscás es una herramienta compatible con todos los navegadores, entonces tenés que probar Privoxy.

Privoxy es un proxy web sin almacenamiento en caché con capacidades avanzadas de filtrado para mejorar la privacidad, la modificación de datos de las páginas web y las cabeceras HTTP, el control de acceso, y la eliminación de los anuncios y otra basura que encontramos en Internet.

Privoxy tiene una configuración flexible y puede ser personalizado para adaptarse a las necesidades y gustos individuales. Puede ser utilizado tanto en sistemas autónomos como en redes privadas multi-usuario.


Instalación

En Debian y derivados:

sudo apt-get install privoxy


En CentOS/RHEL/Scientific Linux:

Privoxy no está disponible en los repositorios oficiales. Por lo tanto, hay que descargar el paquete a mano:

rpm -ivh http://dl.fedoraproject.org/pub/epel/6/i386/epel-release-6-8.noarch.rpm
yum install privoxy -y



Uso

1.- Iniciar el servicio de Privoxy

En Debian y derivados:

sudo /etc/init.d/privoxy start

En CentOS/RHEL/Scientific Linux:

service privoxy start

2.- Configurar el explorador web

Abrí la pestaña de configuración del Proxy en tu navegador web. Utilizá como servidor proxy 127.0.0.1 (o sea, tu máquina) y en número de puerto ingresá 8118.

Cómo eliminar la propaganda (en cualquier explorador web)