Linux Mint vs. Ubuntu: ¿Cuál es el mejor sistema operativo?


April 25, 2014 by Marija Dubretic


Linux Mint vs. Ubuntu: ¿Cuál es el mejor sistema operativo?Si usted es un poco cansado del sistema operativo que utiliza actualmente, o tal vez, frustrado con los cambios realizados en el entorno de escritorio de Windows 8, usted puede estar buscando las distribuciones de Linux como una nueva alternativa. Buena elección! El cambio a Linux sin duda puede traer vida nueva a su equipo y ofrecer una experiencia altamente satisfactoria.


En la actualidad, las dos distribuciones más populares de Linux son Ubuntu de Canonical, cuya versión más reciente es 13.10 y Linux Mint, que está basado en Ubuntu y que pronto será lanzado en la versión 16. Tal vez se esté preguntando cuál es la mejor apuesta de estos sistemas operativos. Y para ofrecer una respuesta a esa pregunta, este artículo se concentrará comparar y contrastar algunos atributos importantes de cada uno de los sistemas.


Si usted desea tener una buena comprensión de los sistemas operativos Linux y cómo utilizarlos de manera efectiva, puede tomar uno de los cursos de Linux que tenemos en Udemy.com.


Instalación
El proceso de instalación estándar para Linux Mint y Ubuntu es similar. Después de descargar el archivo de imagen del sistema operativo, bien puedes grabarlo en un disco o salvarlo en una unidad extraíble (utilizando un software especializado como Unetbootin). A continuación, sólo tiene que iniciar la computadora desde el medio de instalación que ha creado, y un asistente de instalación le guiará a través del proceso.


Alternativamente, usted puede ordenar una copia del sistema operativo en CDsde la última versión de soporte a largo plazo (LTS) de Ubuntu o de varias versiones de Linux Mint. Ubuntu también ofrece un programa de instalación basado en Windows, que luego de la instalación permite ejecutar el sistema operativo junto a Windows. Esta es una gran opción para quienes estén pensando en hacer el cambio y tienen ganas de probar el sistema operativo.


Veredicto
Ubuntu es un poco más flexible en su enfoque de instalación y sobresale por encima de Linux Mint en esta área.
Si desea alguna orientación sobre la instalación de una distribución basada en Ubuntu, puede obtener un tutorial de uno de nuestros cursos en línea que cubren una variedad de principios y herramientas informáticas.


Interfaz
En estos días nosotros dependemos prácticamente para todo de las computadoras, así que es importante que se configuren de una manera que sea intuitiva para nosotros y que nos ayude a hacer las cosas bien. Además de eso, la mayoría de nosotros nos hemos acostumbrado a la disposición gráfica y configuración de ciertos sistemas operativos, como Windows o OSX, por lo que hacer un cambio en la forma de navegar por el ordenador puede parecer una experiencia potencialmente frustrante.


Por lo tanto, la interfaz de usuario de los sistemas operativos Ubuntu y Linux Mint es una de las consideraciones más importantes para la comparación que vamos a realizar. Cada vez más, las interfaces de estos sistemas son radicalmente diferentes. En 2010, Canonical introdujo un rediseño a la apariencia del entorno Gnome, con una configuración única para Ubuntu. Originalmente diseñado para el espacio limitado de la pantalla de un netbook o computador portátil personal, esta interfaz denominada Unity, se convirtió en el estándar para todas las distribuciones de Ubuntu, a partir de 11.04.


Este movimiento no ha estado ajeno de críticas, y muchos usuarios con antigüedad en Ubuntu han cambiado a Linux Mint, que continúa empleando una interfaz de usuario más familiar en sus distribuciones. Por supuesto, también hay una amplia base de usuarios de Ubuntu, especialmente aquellos con poca experiencia en los sistemas operativos Linux, que son felices con el diseño Unity de Ubuntu y que la ven con claras ventajas frente a otras alternativas.


Entonces, ¿dónde te sentirías más cómodo? Bueno, eso depende. Si va a cambiar a Linux desde Windows, es probable que se sienta más en casa con el escritorio de Linux Mint. Su panel por defecto en la parte inferior de la pantalla y el pop –up que muestra el menú de aplicaciones categorizadas son muy similares a la configuración de Windows.




Ubuntu


Por otro lado, si usted está migrando desde OSX, es posible que se sienta más cómodo con el diseño Unity de Ubuntu. Menús contextuales en la barra superior de menús, un lanzador o barra parecido al launcher de MAC OsX que contiene grandes iconos de aplicación, y los menús de la ventana se colocan en la parte superior izquierda hace que todo se parezca muy familiar para usted.


duelo


Dicho todo esto, ni Linux Mint ni Ubuntu son un clon de Windows o OSX en términos de su interfaz. Así que echemos un vistazo a algunas de las características específicas que las hacen ser lo que son.


Ubuntu
Ubuntu incorpora algunas características únicas, incluyendo su lanzador vertical y tablero búsqueda orientado para navegar por el contenido local y en línea. Aunque estas características pueden parecer menos intuitivas al principio, pueden ofrecer algunos beneficios para los usuarios que buscan un sistema operativo delicado e integrado.


versus




La navegación basada en la búsqueda, es una característica definitoria del diseño Unity de la interfaz de Ubuntu. Dentro de su panel, el diseño de Unity combina aplicaciones nativas, aplicaciones web, archivos locales, archivos en la nube, y el contenido de los sitios más populares, por lo que puede acceder a todos ellos en el interior de una sola herramienta. Usted puede incluso agregar componentes de motor de búsqueda, llamados scopes, para buscar sus fuentes favoritas, y usted puede desactivar los scopes que no le interesa usar.


Como desventaja potencial está en que el panel de herramientas empaqueta tanta información, por lo que la búsqueda es realmente la manera más idónea de moverse en el sistema, además de la lista rápida de las aplicaciones en el lanzador. Y esto puede que sea el método menos preferido para muchos de navegar en sus computadoras.


También puede encontrar una posible desventaja si usted no puede incluir contenido de fuentes que utiliza con regularidad, y es posible que tenga que hacer algunos ajustes para eliminar las fuentes que no desee incluir. De lo contrario, usted puede fácilmente comenzar a ver toda esta información como no deseada y molesta.


Mediante la combinación de características de un menú de aplicaciones, sistema de archivos y navegador web, el panel de Unity se encuentra en marcado contraste con la configuración de la mayoría de los menús de aplicaciones de los principales Sistemas Operativos, que tienden a ser organizados por categoría y limitado a sólo las aplicaciones. Para algunos usuarios, este enfoque es un cambio atractivo y bienvenido. Para otros, es innecesario e inflexible.


Otro componente de la interfaz de usuario Unity a destacar es el head-up display, que permite al usuario buscar menús de aplicaciones con la tecla alt. Esta es una característica especialmente útil si usted normalmente utiliza el mouse para navegar dentro de los programas. Sin embargo, podría ser visto como una fuente de frustración si usted normalmente utiliza una gran cantidad de atajos de teclado dentro de las aplicaciones, ya que actúa como una alternativa a esto, en algunos casos. 


Mint


Aunque puede ser motivo de polarización, la interfaz de usuario Unity de Ubuntu tiene mucho que ofrecer a los usuarios que están buscando un nuevo enfoque para interactuar con el escritorio.


Linux Mint
Como se señaló anteriormente, Linux Mint ha continuado empleando una interfaz de escritorio más tradicional y desarrollando funciones de una manera más acorde con la forma familiar de interactuar con el ordenador.


Una cosa que es única acerca de Mint, sin embargo, es que permite elegir el sabor del escritorio que más te guste de varias opciones. La liberación principal de Mint ofrece dos opciones:


MATE – Un escritorio clásico y fiable que está construido para una navegación simple y una accesibilidad intuitiva.Cinnamon – Una interfaz con visión de futuro que se centra en la estética elegante y características modernas. Su más reciente desarrollo, en curso hace que sea un poco menos estable, pero mantiene la elegancia y ofrece una gran experiencia de usuario en general.
Además de estas opciones, Mint ofrece dos versiones secundarias basadas en los equipos de escritorio Xfce y KDE para los usuarios que prefieren estos ambientes. Xfce está diseñado para ofrecer un funcionamiento ligero y rápido. Kde ofrece una configuración que es posiblemente la más similar a Windows a diferencia de cualquiera de las otras versiones de escritorio de Linux, y también es popular por su estética visual.


Para esta revisión, vamos a echar un vistazo a algunas de las características que la interfaz Cinnamon ofrece. El entorno de escritorio de esta versión, trae una combinación de fácil funcionalidad y estética elegante, por lo que tal vez es la mejor versión para la comparación.


Configuración del editor: El escritorio Cinnamon permite a los usuarios configurar fácilmente el aspecto y la percepción de todos los elementos dentro de él.


Linux


Animaciones y efectos: varios componentes del entorno de escritorio Cinnamon incluyen animaciones elegantes. Uno de los ejemplos más notables es la herramienta que permite cambiar el área de trabajo. 


Accesible pasando el ratón sobre una esquina caliente en la pantalla, esta herramienta está muy bien integrada en la interfaz. Sin embargo, podría causar algo de frustración, sobre todo si usted no usa múltiples espacios de trabajo. En cuyo caso, se puede desactivar.


opinion


Applets: Cinnamon dispone de una amplia gama de mini-aplicaciones que se pueden integrar directamente en su panel.


Veredicto: Con una variedad de opciones de interfaz para los nuevos usuarios, cada una con una experiencia intuitiva y fácil de usar, Linux Mint eclipsa a Ubuntu en este punto como una recomendación. Pero hay advertencias. La interfaz de Ubuntu, Unity, es nada si no es innovadora, y puede ser justo lo que buscas en un computador. Sólo podría no gustar tanto la apariencia que se consigue con Linux Mint. Sin duda, vale la pena probar el sistema operativo y ver lo que piensa, si usted tiene la oportunidad.


Facilidad de uso
La interfaz de usuario es importante para facilidad de uso de un sistema operativo. Pero no es la única consideración. Usted también querrá ver cómo va a manejar la navegación de archivos, realizar tareas administrativas, instalar un nuevo software y darle mantenimiento al sistema, entre otras cosas. En general, Linux Mint y Ubuntu representan filosofías diferentes con respecto a una experiencia de usuario accesible y positivo.


Ubuntu
Canonical está comprometida con la experiencia de usuario en Ubuntu. La compañía quiere que su software sea atractivo y accesible para cualquier usuario que se acerque a él. Esto es reforzado por su proyecto Ayatana, que comprende iniciativas vinculadas y múltiples para mejorar la forma en que el software interactúa con el usuario.


En general, las mejoras de Ubuntu tienen un rumbo definido hacia la creación de un sistema que no necesita una gran cantidad de ajustes y que ha cubierto todo para el usuario.
Considerando que en el pasado, los usuarios de Linux han conseguido familiarizarse con los comandos de terminal y realizar tareas de mantenimiento avanzado, parecería que el objetivo de Canonical es hacer este tipo de acción menos esencial.


Esto es ideal para los usuarios que quieren un sistema operativo que funcione bien y que no tenga mucho interés en juguetear con las cosas. Sin embargo, ya que no es realmente diseñado para simplificar las modificaciones y las tareas administrativas, algunos usuarios, sobre todo los amantes de la tecnología, podrían mirar hacia otras distribuciones.


Linux Mint
Por el contrario, el diseño de Linux Mint es compatible e incluso anima a los usuarios a realizar ajustes, modificaciones y  a asumir tareas avanzadas. Su administrador de archivos por defecto permite opciones fáciles para obtener acceso a la raíz desde una interfaz gráfica. Incluye un instalador independiente para cargar los paquetes fuera de su centro de software. Viene equipado con herramientas de red que simplifican la creación de recursos compartidos de archivos. Y permite a los usuarios obtener acceso fácilmente a la raíz a través del comando de terminal do.
Aparte de las operaciones avanzadas, Mint proporciona un sistema de archivos y un conjunto de herramientas que son fáciles de usar a la par con Ubuntu.


Veredicto
Empatado. En realidad, el sistema operativo por el que usted se decante en términos de su facilidad de uso dependerá de cómo usted lo vaya a utilizar. Si quiere herramientas para ajustar fácilmente las aplicaciones y el sistema operativo, Linux Mint puede ser la opción para usted. Sin embargo, si usted quiere algo que funcione bien, con menos énfasis en la personalización, es posible que prefiera Ubuntu.


Si usted quiere realmente aprender Linux y cómo dominar la administración dentro del sistema, podría beneficiarse de uno de nuestros cursos de Linux en Udemy.com.


Software
Los programas que vienen instalados con un sistema operativo, y que tan bien se pueden integrar, son importantes para la elección de un sistema operativo. También es importante, en particular en los sistemas operativos Linux, el método de obtención y la instalación de nuevo software.


Ubuntu y Linux Mint vienen con aplicaciones esenciales pre-instaladas, y muchas de las aplicaciones por defecto son las mismas para ambos sistemas. Por ejemplo, ambos vienen con LibreOffice como suite de productividad por defecto, Firefox como navegador predeterminado, y (recientemente, para Ubuntu) Thunderbird como la aplicación de correo predeterminada.


Verá algunas diferencias. Por ejemplo, Mint usa Banshee como reproductor de música por defecto, mientras que Ubuntu usa Rhythmbox. La aplicación de fotos Shotwell es el valor predeterminado para la gestión y edición de fotos, mientras que Mint utiliza Gthumb para la gestión sencilla de fotos y la aplicación GIMP – el mejor equivalente de Linux para Photoshop – para una edición más en profundidad.


Veredicto
En general, Ubuntu tiene una ventaja aquí. Sus aplicaciones por defecto tienen un nivel más profundo de integración en el sistema operativo y en el entorno de escritorio. El centro de su software hace que sea fácil de encontrar e instalar nuevas aplicaciones, y las opciones disponibles son más robustas.
El cambio a las aplicaciones de código abierto disponibles a través de las distribuciones de Linux es una de las mayores preocupaciones para los usuarios que migran a Linux.


Y el ganador es…
Linux Mint. Por su flexibilidad, familiaridad, y el enfoque práctico que le ayudará a conseguir entender Linux. Mint es probablemente una mejor opción para muchos usuarios que pasan de uno de los principales sistemas operativos. Dicho esto, Ubuntu es un excelente sistema operativo también, con un enfoque único que usted puede ser que encuentre que realmente lo disfruta. Ambos sistemas son una belleza, y muchas de las distribuciones de Linux en general, son libres para descargar e instalar. Siendo ese el caso, es posible que lo mejor sea el tomar los dos e interactuar con ellos para saber cuál de los dos realmente se adapta a usted.