epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El Geeko se reinventa: openSUSE 42 lo cambiará todo

El Geeko se reinventa: openSUSE 42 lo cambiará todo


Has leído bien: openSUSE 42 lo cambiará todo, y es que la distribución comunitaria de SUSE evolucionará en una propuesta bicéfala que, a priori, suena genial, a pesar de que hay incógnitas que están por resolver. Y, sí, openSUSE 42 será su próximo lanzamiento, a pesar de que pueda crear confusión por si se trata de un nombre o número de versión.


openSUSE 42 llegará en noviembre, coincidiendo con la conferencia para desarrolladores SUSECon que se celebrará en Amsterdam y con la primera actualización de SUSE Linux Enterprise 12 (SLE 12), publicada el pasado octubre. No es un dato baladí, pues openSUSE se basará en SLE a partir de ahora… Pero tranquilo, porque es una muy buena noticia.


Como se sabrá, openSUSE es una distribución de base propia con un ciclo de desarrollo y lanzamiento de 8 meses. Cada lanzamiento, a su vez, dispone de 18 meses de soporte; cada varias versiones se escoge una, denominada como Evergreen, con soporte extendido -mantenido por la comunidad- por otros 18 meses. Y para redondear existe openSUSE Tumbleweed, la edición rolling release de actualización continua e igualmente oficial.


Ha pasado, o eso cuentan, que Tumbleweed crece en adopción de manera destacada y la edición principal, en cambio, sufre de falta de mano de obra. ¿Cómo remediarlo? Matando dos pájaros de un tiro: porque si los usuarios de openSUSE ya tienen a su disposición un sistema que siempre está a la última, ¿por qué no ofrecer justo lo contrario, un sistema centrado en la estabilidad y que además permitirá ahorrar recursos?


Todo esto se debe a que SUSE Linux decidió hace un par de meses compartir su código base y actualizaciones con su distro comunitaria, y se trata de una oportunidad que no se puede dejar escapar. Así, el plan de los desarrolladores de openSUSE es aprovechar esa base, perfectamente mantenida por los ingenieros de SUSE, y construir a partir de ahí un sistema para el usuario final.


Y surgen las dudas:


¿Versiones de software?


Teniendo en cuenta que SLE es un sistema dirigido principalmente a servidores web, con paquetes estables pero desactualizados en comparación a una distribución Linux moderna, se podría pensar que openSUSE se transformará en una Debian o, como dicen algunos, en una CentOS; pero no: precisamente el disponer de una base sólida sobre la que trabajar, incluyendo las actualizaciones y parches de SLE, permitirá a los desarrolladores centrarse en mantener mejor mayor cantidad de software.


En otras palabras, openSUSE no se convertirá en un clon comunitario de SLE a nivel de software y de hecho se van a mantener tantos paquetes como se pueda. No hay que olvidar tampoco el potente sistema de repositorios extra de la distro, por lo que miedo por no encontrar vías para permanecer al día en cualquier aspecto del sistema no debe haber: escritorios, aplicaciones, etc, es de esperar estén convenientemente actualizadas.


Por ejemplo, SLE 12 vino con Linux 3.12, mientras que openSUSE 13.2 trajo el 3.16; no obstante, SUSE parchea su kernel constantemente con correcciones y novedades, lo cual beneficiará a openSUSE sin impedir que se impulsen versiones más recientes de todo el software, directamente desde el repositorio cero Factory.


Claro que para estar siempre actualizado, Tumbleweed es la opción.


openSUSE


¿Ciclo de lanzamientos y soporte?


Todavía no se ha concretado, pero las nuevas versiones se adaptarán a las actualizaciones y lanzamientos de SLE, lo que suele darse anualmente. De tal modo que veremos una versión de openSUSE al año, ¿con cuánto tiempo de soporte? Porque echando a volar la imaginación, SLE ofrece 13 años…; por otro lado, el software que implemente openSUSE también deberá ser mantenido, así que…


Esta nueva etapa del proyecto comenzará con el lanzamiento de openSUSE 42 en noviembre, que sí tendrá soporte a largo plazo, aunque sin determinar.


¿Por qué 42? Si la última versión de openSUSE fue la 13.2, por tradición la 13.3 debería ser la siguiente. Pero no será así. Se cambia al parecer por este número tan singular -que no se sabe en qué evolucionará o si es provisional- pero como nombre, ojo. 42 es la respuesta al sentido de la vida, el universo y todo lo demás…, aunque esta no sea la pregunta. Ergo se trata de un homenaje a la Guía del autoestopista galáctico de Douglas Adams, una obra de culto de la ciencia-ficción más desenfadada.


Con lo fácil que hubiera sido “openSUSE 2015″, “openSUSE 2016″…


¿Y si ya utilizas openSUSE?


El soporte programado para las versiones actuales de openSUSE se mantiene sin cambios: son la 11.4 (Evergreen), prácticamente muerta; la 13.1, que gozará de soporte extendido (Evergreen) hasta finales del año que viene; y openSUSE 13.2, que dejará de recibir actualizaciones la próxima primavera.


Si ya utilizas openSUSE podrás aguantar lo que acabas de ver en tu actual versión. Después tendrás que elegir entre 42, si prefieres estabilidad y soporte, o Tumbleweed, que continúa a la suya para satisfacer a los usuarios que lo quieren todo cuanto antes.


Por supuesto, nos queda mucho por saber de openSUSE 42 y lo que le siga, y desde ya se ha ganado el beneficio, no de la duda, sino de la expectación más favorable: openSUSE aúna estabilidad y potencia a partes iguales, pero perdió un punto de interés importante cuando rebajó el soporte a 18 meses unas versiones atrás. Ahora, además de ampliarlo lo mejorará con las fuentes de SLE, que son palabras mayores.


Al mismo tiempo, una gran porción de público demanda actualización constante, y la tendrá con Tumbleweed.


Lo dicho: dos pájaros de un tiro. Solo falta por probar ese 42, porque lo que es Tumbleweed, está bien cocinado.


geeko

2 comentarios - El Geeko se reinventa: openSUSE 42 lo cambiará todo

Kik1n +1
Mientras no tenga buen soporte para Ati (privativo), no sirve (si existen sus drivers en sus repos, pero no trabajan bien en comparación con otras distros).
olamot
Leí todo y no entendí en que es lo que va a cambiar todo.