Comandos basicos en Ubuntu



1. INTRODUCCIÓN

Un intérprete de comandos es un programa que toma la entrada del usuario, por ejemplo las órdenes que teclea, y la traduce a instrucciones.
Podemos compararlo con el COMMAND.COM de MS-DOS, que realiza exactamente la misma tarea.
El intérprete de comandos (Shell) será una de las interfaces con Linux, y el X Window será otra interfaz que nos permite ejecutar órdenes usando el ratón y el teclado. Cuando accedemos al sistema entramos por defecto en el entorno gráfico de X Windows, el KDE. Para pasar al modo texto (intérprete de comandos) desde el modo gráfico hemos de pulsar las combinaciónes:
ctrl+alt+f1 o bien con: f2 f3 f4 f5 f6
Esto hace que el sistema salga del modo gráfico y acceda a alguna de las seis consolas virtuales de Linux, a las cuales también se puede acceder cuando se arranca en modo de texto.
Para volver al modo gráfico hay que presionar ctrl+alt+f7 o ctrl+alt+f8 (Según la sesión en modo gráfico a la que deseemos regresar).
La segunda forma es más cómoda y menos radical, permitiendo acceder al shell desde el mismo entorno gráfico. Para esto hay que abrir un programa llamado terminal o consola, el kconsole (en el entorno KDE), o los xterm o gnome-terminal (en GNOME). Si estamos usando el entorno por defecto (GNOME), bastará con obtener el menú contextual del escritorio y escoger la opción correspondiente:
Además de ser un intérprete interactivo de los comandos que tecleamos, el Shell es también un lenguaje de programación, el cual nos permite escribir guiones que permiten juntar varias órdenes en un fichero. Similar a los ficheros batch de MS-DOS.
En Unix existen varios tipos de intérpretes de comandos. Los dos más importantes son:
• Sh o Bourne shell: utiliza una sintaxis similar a la usada en los primeros sistemas Unix.
• Csh o C shell: utiliza una sintaxis diferente a la de sh, similar al lenguaje de programación C.
En Linux también disponemos de varios intérpretes de comandos, con algunas diferencias respecto a los de Unix. Los más usados son:
• Bash o Bourne Again Shell: es equivalente a Bourne shell, pero con muchas características avanzadas de la C shell. Cualquier guión (script) escrito para Bourne funcionará en bash.
• Tsch (exTended C shell): es una versión extendida del C original.
Sólo aparecerán diferencias entre unos y otros a la hora de escribir guiones. Es decir, en lo que respecta a los comandos usuales es indiferente el tipo de intérprete de comandos usado.

2. NOCIONES BÁSICAS

En una terminal:

* Las aplicaciones con nombres compuestos se escriben con guión entre las palabras (ej. compizconfig-settings-manager).
* Para los espacios en blanco se pone un guión inferior (ej. nombre_archivo)
* Cuando queremos poner varios comandos seguidos, para ejecutarlos a la vez, dejamos un espacio entre ellos, nunca una coma (ej. avidemux k3b kde-i18n-es k3b-i18n).

Cuando tecleamos una orden, el intérprete de comandos sigue una serie de pasos:
1. Busca el nombre de la orden y comprueba si es una orden interna.
2. Comprueba si la orden es un alias, es decir, un nombre sustitutorio de otra orden.
3. Si no se cumple ninguno de los casos anteriores, busca el programa correspondiente y lo ejecuta.
4. Si el intérprete de comandos no puede encontrar la orden que hemos tecleado, muestra un mensaje de error.
El formato general de una orden en Linux es:
comando [-opciones]
A la hora de introducir los comandos hay que tener en cuenta las siguientes características:
• Los comandos hay que teclearlos exactamente.
• Las letras mayúsculas y minúsculas se consideran como diferentes (Case Sensitive).
• En su forma más habitual (los shells de Bourne o de Korn), el sistema operativo utiliza un signo de $ como prompt para indicar que está preparado para aceptar comandos, aunque este carácter puede ser fácilmente sustituido por otro u otros elegidos por el usuario. En el caso de que el usuario acceda como administrador este signo se sustituye por #.
• Cuando sea necesario introducir el nombre de un fichero o directorio como argumento a un comando, Linux, permite escribir las primeras letras del mismo y realiza un autorrellenado al presionar la tecla del tabulador. Si no puede distinguir entre diversos casos rellenará hasta el punto en el que se diferencien. Por ejemplo, supongamos una carpeta con los siguientes directorios:
Programas
Documentos_proyecto
Documentos_privados
Al escribir cd Pr Linux rellenará el resto del contenido hasta escribir cd Programas. Por el contrario al escribir cd D escribirá cd Documentos_

3. COMANDOS BÁSICOS

* ls -> list: listar. Nos muestra el contenido de la carpeta que le indiquemos después.

Es el primer comando que todo linuxero debe aprender. Por ejemplo. Si queremos que nos muestre lo que contiene /etc:
$ ls /etc
Si no ponemos nada interpretará que lo que queremos ver es el contenido de la carpeta donde estamos actualmente:
$ ls
Además acepta ciertos argumentos que pueden ser interesantes. Para mostrar todos los archivos y carpetas, incluyendo los ocultos:
$ ls -a
Para mostrar los archivos y carpetas junto con los derechos que tiene, lo que ocupa, etc:
$ ls -l
Además se pueden solapar los argumentos. Si quisiéramos mostrar los archivos de la misma forma que antes, pero que muestre también los ocultos:
$ ls -la

* cd -> change directory: cambiar directorio.

Podemos usarlo con rutas absolutas o relativas. En las absolutas le indicamos toda la ruta desde la raíz (/). Por ejemplo, estemos donde estemos, si escribimos en consola…
$ cd /etc/apt
…nos llevará a esa carpeta directamente. Del mismo modo si escribimos…
$ cd /
…nos mandará a la raíz del sistema de ficheros.
Las rutas relativas son relativas a algo, y ese algo es la carpeta donde estemos actualmente. Imaginad que estamos en /home y queremos ir a una carpeta que se llama temporal dentro de vuestra carpeta personal. Con escribir…
$ cd tu_carpeta/temporal
…nos situará allí. Como véis hemos obviado el /home inicial ya que si no lo introducimos toma como referencia el directorio donde estamos, que es ese.
¿Y qué sucede si escribimos tan sólo…
$ cd
Sí, sólo “cd”. Esto lo que hace es que te lleva a tu carpeta personal directamente y estemos donde estemos. Es algo realmente muy práctico, muy simple y que no todos conocen.

* mkdir -> make directory: hacer directorio. Crea una carpeta con el nombre que le indiquemos.

Nuevamente podemos usar rutas absolutas y relativas. Podemos indicarle toda la ruta que le precede al directorio que queremos crear, o si estamos ya en la carpeta que lo va a contener basta con poner tan sólo el nombre:
$ mkdir /home/tu_cuenta/pepino
Si ya estamos en /home/tu_cuenta…
$ mkdir pepino

* rm -> remove: borrar. Borra el archivo o la carpeta que le indiquemos.

Como antes se puede indicar la ruta completa o el nombre del archivo. Esto a partir de ahora lo vamos a obviar, creo que ya ha quedado claro con los dos comandos anteriores.
Para borrar un archivo:
$ rm nombre_archivo
Para borrar una carpeta vacía:
$ rm nombre_carpeta
Para borrar una carpeta que contiene archivos y/o otras carpetas que pueden incluso contener más:
$ rm -r nombre_carpeta
Otras opciones: “-f” no te pide una confirmación para eliminar o “-v” va mostrando lo que va borrando.

* cp -> copy: copiar. Copia el archivo indicado donde le digamos.

Aquí podemos también jugar con las rutas, tanto para el fichero origen, como en el del destino. También podéis poner el nombre que le queréis poner a la copia. Por ejemplo, si estuviéramos en /etc/X11 y quisiéramos hacer una copia de seguridad de xorg.conf en nuestra carpeta personal:
$ cp xorg.conf /home/tu_carpeta/xorg.conf.backup

* mv -> move: mover.

Es igual que el anterior, sólo que en lugar de hacer una copia, mueve directamente el archivo con el nombre que le indiquemos, puede ser otro distinto al original:
$ mv /etc/pepino.html /home/tu_carpeta/ese_pepino.html
Otro uso muy práctico que se le puede dar es para renombrar un archivo. Basta con indicar el nuevo nombre en el segundo argumento con la misma ruta del primero. En este ejemplo suponemos que ya estamos en la carpeta que lo contiene:
$ mv pepino.html ese_pepino.html

* find -> find: encontrar. Busca el archivo o carpeta que le indiques:

$ find / -name pepino
El comando anterior buscaría en todos los sitios las carpetas y archivos que se llamen pepino. Si tuviéramos la seguridad de que se encuentra en /var por ejemplo, se lo indicaríamos:
$ find /var -name pepino
Si no estamos muy seguros del nombre podemos indicárselo con comodines. Supongamos que el nombre de lo que buscamos contiene “pepi”, en la misma carpeta de antes:
$ find /var -name *pepi*
Tiene otras opciones. Por ejemplo podemos decirle que encuentre los archivos/carpetas de más de 1500 KB:
$ find / -size +1500
O los archivos/carpetas contienen el nombre “pepi” y tienen menos de 1000 KB:
$ find / -name *pepi* -size -1000

* clear -> clear: despejar. Limpia la pantalla/consola quedándola como si acabáramos de abrirla.

$ clear

* ps -> process status: estado de los procesos.

Nos muestra lo que queramos saber de los procesos que están corriendo en nuestro sistema. Cada proceso está identificado con un número llamado PID. Si hacemos…
$ ps -A
…nos mostrará un listado de todos los procesos, su PID a la izquierda y su nombre a la derecha. Si queremos más información:
$ ps aux

* kill -> kill: matar. Elimina el proceso que le indiquemos con su PID:

$ kill
En ocasiones el proceso no “muere” del todo, pero se le puede forzar al sistema para que lo mate con seguridad del siguiente modo:
$ kill -9

* sudo -> super-user do: hacer como superusuario.

La cuenta de usuario en Ubuntu es relativamente normal. Tiene derechos de administrador a medias. Me explico, los tiene, pero cada vez que se haga algo importante y de riesgo para el sistema, hay que hacerlo mediante el prefijo “sudo” y escribiendo después la contraseña.
Por ejemplo, algo que hemos hecho muchas veces en los tutoriales es hacer una copia de seguridad del fichero xorg.conf. Éste está localizado en la carpeta /etc/X11 y ahí ningún usuario puede hacer modificaciones o borrar nada si no es el administrador o tiene derechos como tal, gracias a sudo. Por eso hacíamos siempre:
$ sudo cp /etc/X11/xorg.conf /etc/X11/xorg.conf
Siempre que necesitemos hacer un apt-get/aptitude update o install y acciones de este tipo, tendremos que poner antes el “sudo”

* passwd -> password: contraseña.

Con este comando podremos cambiar la contraseña de nuestra cuenta. Primero nos pedirá la contraseña actual como medida de seguridad. Después nos pedirá que introduzcamos dos veces seguidas la nueva contraseña.
$ passwd

* su -> super-user: superusuario. (aunque el comando su suele relacionarse con "super user" realmente parece ser que viene de "switch user" o "substitute user"

Mediante su podremos loguearnos como superusuario. Tras escribirlo nos pedirá la contraseña de root y estaremos como administrador. Podremos hacer todo lo que queramos.
$ su
Este comando también nos permite hacer login con otra cuenta distinta. Por ejemplo, imaginemos que tenemos otra cuenta, además de root y la nuestra, llamada “invitado”. Para hacer login como tal bastaría con poner:
$ su invitado
y después escribir la contraseña de esa cuenta.

* sudo passwd -> podréis cambiar la contraseña de root (la del super-usuario).

No es un comando propiamente dicho (es la unión de 2) pero es interesante que lo conozcáis.
$ sudo passwd

* apt -> advanced packets tool: herramienta avanzada de paquetes.

Es uno de los comandos más útiles que se han desarrollado en los sistemas GNU/Linux debian o basados en esta distro. Nos permite comprobar actualizaciones, actualizar todo el sistema. También nos ofrece funcionalidad para buscar, descargar e instalar paquetes con una sola orden.
Tenemos variantes, las más usadas son las siguientes:
$ apt-cache search nombre_paquete
Busca nombre_paquete para ver si existe literal o aproximadamente ofreciéndonos los paquetes que pudieran ser en caso de que hayamos puesto un nombre aproximado.
$ apt-get update
Actualiza los repositorios que son los que contienen los paquetes. Los repositorios son como las direcciones que contienen nuestros paquetes. apt-get update lo que hace es actualizar el listado de todos esos paquetes, con la dirección de dónde obtenerlos para que a la hora de hacer la búsqueda y su posterior descarga sea más rápida haciéndolo en nuestro ordenador.
$ apt-get upgrade
Actualiza nuestro sistema con todas las posibles actualizaciones que pudiera haber. La actualización no se realiza sólo sobre el propio sistema operativo, sino también sobre las aplicaciones que estén contenidas en los repositorios. Una útil forma de estar siempre al día.
$ apt-get install nombre_paquete
Localizado el nombre del paquete que queremos descargar e instalar, este comando se encargará del proceso. Buscará en nuestro índice (el que se crea con update) de dónde tiene que descargarse el paquete, lo hace y posteriormente lo instala.
$ apt-get remove [--purge] nombre_paquete
Elimina el paquete especificado del sistema. Damite el argumento “–purge” (corchetes = opcional) para que borre también los ficheros de configuración.
$ apt-get autoremove
Elimina paquetes que han quedado inservibles tras realizar algún apt-get remove, los llamados huérfanos. Normalmente tras hacer este último te avisa en un mensaje que lo realices.
Todos estos comandos necesitan tener privilegios de administración, así que si no los usáis como root, debéis agregar primero el conocido “sudo”.

* aptitude -> aptitude: aptitud, habilidad. En el fondo juega con las siglas de apt para crear aptitude.

Es una versión mejorada de apt. Si os habéis fijado en todos los manuales y entradas donde había un proceso de instalación he usado aptitude en lugar de apt. El segundo es quizá el más extendido al ser el que vio la luz primero.
aptitude nació como un front-end de apt, es decir, como una especie de aplicación gráfica y en modo texto para realizar todo lo que hace apt. Pero lo cierto es que sus características son mejores.
apt cuando instala algo te puede realizar una sugerencia para que instales algo más que te podría venir bien, pero no lo hace. Hay programas que a la vez usan otros para algunas de sus funciones u opciones. apt no instalaría los segundos, como mucho te avisaría. Sin embargo aptitude sí que lo instalará porque sabe que de alguna forma es indispensable para el que has pedido.
De la misma forma, si con apt instalas luego ese programa que es usado por otro, cuando desinstalas el principal, no se desinstalará el secundario, aunque éste ya no tenga mucho sentido que esté instalado, y lo mismo sucede con librerías. aptitude está capacitado para desinstalar lo que él mismo ha instalado como recomendación. Te deja el sistema más limpio tras las desinstalaciones.
Para abrir el interfaz gráfico de aptitude, tan sólo hay que teclearlo:
$ aptitude
Sin embargo, también se puede usar exactamente igual que apt, pero con las características que he comentado de aptitude:
$ aptitude search nombre_paquete
$ aptitude install nombre_paquete
$ aptitude remove nombre_paquete
$ aptitude purge nombre_paquete
$ aptitude update
$ aptitude upgrade
Y al igual que antes, necesitaréis usarlo con el sudo delante si no estáis como administrador.

* dpkg -> depackage: despaquetar.

Los paquetes cuando se instalan sufren un proceso de despaquetaje. En el fondo un paquete .deb contiene una serie de scripts de pre-instalación, post-instalación y los archivos en cuestión del paquete.
Este comando lo usaremos para instalar un paquete .deb que ya tengamos descargados en nuestro sistema. En muchas ocasiones hay una aplicación que no está en los repositorios y nos hemos bajado el .deb para instalarlo con el interfaz gráfico que corresponda (GDebi en el caso de GNOME).
En el fondo estas interfaces gráficas están basadas en dpkg. Si queremos instalar un paquete ya descargado mediante consola usaremos el argumento ‘-i’ (i=install):
$ dpkg -i nombre_paquete
Para desinstalarlo ‘-r’ (r=remove):
$ dpkg -r nombre_paquete
Para desinstalar el paquete y los ficheros de configuración “–purge” (purgar):
$ dpkg -r –purge nombre_paquete

* Alien -> Alien: de otro país, de otro planeta.

Aunque Debian -y por extensión Ubuntu- dispone de una ingente cantidad de paquetes en sus repositorios, puede que alguien tenga algún problema en encontrar una aplicación específica empaquetada como le interesa aunque ha visto el paquete que quiere para otras distros.
alien es bastante práctico para estas situaciones ya que nos permite transformar un paquete de un gestor de paquetes determinado en otro. Por ejemplo podemos pasar de un .deb (Debian) a un .rpm (Red Hat) y viceversa. Las extensiones soportadas son:
* deb (Debian)
* rpm (Red Hat)
* slm (Stampede)
* tgz (Slackware)
* pkg (Solaris)
Su uso es sencillo. Lo que debemos saber es el argumento que transformará el paquete original en la extensión objetivo:
* “–to-deb” o “-d” para transformar a .deb
* “–to-rpm” o “-r” para transformar a .rpm
* “–to-tgz” o “-t” para transformar a .tgz
* “–to-pkg” o “-p” para transformar a .pkg
* “–to-slp” para transformar a .slp
Como ejemplo, pasaremos un supuesto paquete de Red Hat llamado “pepino.rpm” a “pepino.deb”:
$ alien -d pepino.rpm

* man -> manual: manual. Es otro de los comandos de gran potencia en linux.

Normalmente queda programa o comando viene con un archivo de ayuda muy completo sobre su uso y sus argumentos. Cuando desconozcáis cómo se usa y qué argumentos tiene un comando o aplicación tan sólo tenéis que escribir en consola:
$ man nombre
En ocasiones la información que nos ofrece man puede llegar a ser excesiva. Casi todos los comandos y aplicaicones aceptan el argumento “–help” para que muestre cierta ayuda más resumida. Por ejemplo con aptitude:
$ aptitude –help
Todos los comandos que os he mostrado tienen muchos más argumentos. Os he puesto los más usados o necesarios, así que si hay alguno que os interesa particularmente conocer más de él, tenéis “man” o “–help” para obtener más detalles.

* passwd - Podemos cambiar la contraseña empleando la orden passwd.

Nos pedirá la contraseña anterior (current) y la nueva. Volverá a pedir una segunda vez la nueva para validarla. El usuario root podrá cambiar la contraseña de cualquier otro usuario. Sin embargo, los usuarios no privilegiados solamente podrán cambiar su propia clave. Sintaxis:
passwd

* date - Muestra por pantalla el día y la hora, permitiendo, además, el cambio de la misma. Sintaxis:

date [opcion][formato]

* cal - Muestra el calendario del mes o año actual actual. Sintaxis:

cal [año]
Por ejemplo,
• cal muestra el calendario del mes actual.
• cal 1949 muestra el calendario del año 1949.
• cal 05 1945 muestra el calendario de Mayo de 1949.

* who - Indica qué usuarios tiene el ordenador en ese momento, en qué terminal están y a qué hora iniciaron la sesión. Sintaxis

who

* whoami - Indica el usuario que está trabajando en la terminal actual. Sintaxis:

whoami

* finger - Presenta una información completa de los usuarios conectados a la red. Sintaxis:

finger [-bfilpqsw][login1 login2]

* uname - Proporciona el nombre del sistema en el que se está trabajando. Sintaxis:

uname [-opciones]
Como opciones principales tenemos:
-a indica, además, la versión, fecha y tipo de procesador.
-m indica, además, el tipo de de procesador.
-r indica, además, la versión.
-v indica, además, la fecha.

* logname - Indica el nombre del usuario conectado al sistema (el que ha hecho login). Sintaxis:

logname

* info - Proporciona ayuda resumida acerca de un comando en cuestión. Sintaxis:

info

* clear - Este comando se utiliza para limpiar la pantalla. Sintaxis:

clear

* echo - Muestra por pantalla los argumentos que le pasamos. Sintaxis:

echo [argumento1] [argumento2] ... [argumentoN]

* alias - Asigna un nombre o etiqueta a la ejecución de un comando con sus opciones. Sintaxis:

alias etiqueta=’orden’
La orden alias solamente, muestra todos los alias que hay creados. La orden unalias elimina el alias especificado.

4. COMANDOS ESPECÍFICOS

* Para reconfigurar las X (gráfica):

sudo dpkg-reconfigure xserver-xorg
y reiniciamos las X con:
sudo reboot

* Para saber que tarjeta gráfica tengo instalada:

lspci | grep -i vga

* Para saber qué modelo de tarjeta de sonido tengo:

lspci | grep -i audio
o
aplay -l

* Para saber que modelo de chip tiene la tarjeta de sonido:

cat /proc/asound/card0/codec#* | grep Codec

* Para saber todo el hardware y los controladores que tenemos instalados:

lspci -vv

* Para saber el listado de módulos cargados de sonido:

lsmod | grep snd

5. CARACTERES COMODÍN O WILDCARDS

Una característica importante de la mayoría de los intérpretes de comandos en Linux es la capacidad para referirse a más de un fichero.
Una forma de hacerlo es utilizando caracteres especiales llamados comodines.
Al igual que en MS-DOS, el comodín * hace referencia a cualquier carácter o cadena de caracteres en el nombre del fichero. El intérprete de comandos sustituirá el asterisco por todas las combinaciones posibles provenientes de los ficheros en el directorio al cual nos estamos refiriendo. Se dice que está realizando una expansión de comodines.
El carácter ? es también comodín, aunque solamente expande un carácter.
Con ambos caracteres existe una excepción. No afectarán a aquellos ficheros que comienzan por un punto, y que son ocultos para órdenes como ls.
Además, podemos utilizar los corchetes para referirnos a un conjunto de caracteres o
bien un rango de caracteres ASCII.
Ejemplos:
$ls *n* muestra todos los archivos y directorios, del directorio actual, que contienen el carácter n
$ls * muestra todos los archivos y directorios del directorio actual
$ls tm? muestra todos los archivos y directorios del directorio actual que comienzan por tm y contienen tres caracteres
$ls tabla[123]a muestra todos los archivos y directorios del directorio actual que comienzan por tabla, seguidos del carácter 1, 2 ó 3, y terminan en a
$ls ??base[A-Z][5-9]* muestra todos los archivos y directorios del directorio actual que comienzan con dos caracteres cualesquiera, seguidos de la cadena base, a continuación una letra mayúscula, seguida de un número del 5 al 9 y por último una cadena de caracteres (uno, varios o ninguno)

6. ÓRDENES RELACIONADAS CON DIRECTORIOS

Directorio Personal
Como se ha visto anteriormente el directorio personal es un directorio con un determinado nombre asignado a un usuario. Los directorios personales habitualmente son subdirectorios de /home (en algunos casos se utiliza mnt, u otro subdirectorio de orden inferior).
Generalmente el nombre coincide con el del nombre de usuario, aunque puede no ser así, y varios usuarios pueden estar trabajando en el mismo directorio. Cada usuario de Linux puede crear una estructura en árbol de subdirectorios y archivos tan compleja como desee bajo su directorio personal pero normalmente nunca fuera de él.
ls Permite mostrar el contenido de un directorio. ls Muestra los nombres de los ficheros y
subdirectorios contenidos en el directorio en el que se está. Sólo se obtienen los nombres de
los ficheros, sin ninguna otra información. Sintaxis:
ls [-opciones][fichero]
-a Muestra todos los ficheros incluyendo algunos que ordinariamente están ocultos para el usuario (aquellos que comienzan por un punto). Recordemos que el fichero punto . indica el directorio actual y el doble punto .. el directorio padre, que contiene, al actual.
-l Esta es la opción de lista larga: muestra toda la información de cada fichero incluyendo: protecciones, tamaño y fecha de creación o del último ambio introducido,...
-c Muestra ordenando por día y hora de creación.
-t Muestra ordenando por día y hora de modificación.
-r Muestra el directorio y lo ordena en orden inverso.
-R Lista también subdirectorios.
ls subdir Muestra el contenido del subdirectorio subdir.
-l filename Muestra toda la información sobre el fichero filename.
--color Muestra el contenido del directorio coloreado.
Las opciones anteriores pueden combinarse. Por ejemplo:
ls -cr Muestra el directorio ordenando inversamente por fechas. El comando ls admite los caracteres de sustitución o * y ?. Por ejemplo:
ls *.gif Muestra todos los nombres de ficheros que acaben en .gif, por ejemplo, dib1.gif, a.gif, etc.
ls file? Muestra todos los ficheros cuyos nombres empiecen por file y tengan un nombre de cinco caracteres, por ejemplo: file1, file2, filea, etc.
mkdir El comando mkdir (make directory) permite a cada usuario crear un nuevo
subdirectorio. Sintaxis:
mkdir subdirectorio
donde subdirectorio es el nombre del directorio que se va a crear.
rmdir Este comando borra uno o más directorios del sistema (remove directory), siempre que estos subdirectorios estén vacíos. Sintaxis:
rmdir subdirectorio
Por ejemplo, rmdir subdir1, donde subdir es el nombre del directorio que se va a eliminar.
cd Este comando permite cambiar de directorio a partir del directorio actual de trabajo.
Sintaxis:
cd
Veamos algunas opciones:
cd – cambia al último directorio en el que estuvimos antes del actual.
cd.. cambia al directorio padre.
cd. nos deja donde estamos.
cd Nos sitúa nuevamente en el directorio personal del usuario.
cd / cambia al directorio raíz
Nota: al contrario que en MS-DOS en Linux no existe la forma cd.. sin espacio entre cd y los dos puntos.
pwd El comando pwd (print working directory) visualiza o imprime la ruta del directorio en el que nos encontramos en este momento. Este comando es uno de los pocos que no tiene
opciones y se utiliza escribiendo simplemente pwd.

7. ACCESO A UNIDADES DE DISCO: MONTAJE Y DESMONTAJE

Linux a diferencia de Windows no utiliza letras ("a:", "c:", "d:", ...) para acceder a las distintas unidades de disco de un ordenador. En Linux para acceder al contenido de una unidad de disco o de un CD-ROM este tiene que haber sido previamente "montado". El montado se realiza mediante el comando mount, con lo que el contenido de la unidad se pone a disposición del usuario en el directorio de Linux que se elija. La sintaxis de este comando es la siguiente:
mount [-t tipo_de_sistema_ficheros] directorio_de_montaje
Por ejemplo para acceder al CD-ROM se teclearía el siguiente comando:
mount -t iso9660 /dev/cdrom /mnt/cdrom
donde -t iso9660 indica el tipo de sistema que usa la unidad de disco para guardar los ficheros (las más usuales son: iso9660 en el caso de un CD-ROM, vfat en el caso de Windows, y ext2 (3 o 4) en el caso de Linux), /dev/cdrom indica el dispositivo que se va a montar. Todos los dispositivos están representados por un fichero del directorio /dev; por ejemplo, en el caso de un disquete será seguramente /dev/fd0, por último /mnt/cdrom es el directorio en el que se pondrá a disposición del usuario el contenido del CD-ROM. Para montar disquetes se suele utilizar el directorio /mnt/floppy (aunque esto depende de la versión de Linux que utilicemos).
En el caso de Ubuntu, el comando mount admite directamente los directorios /cdrom, /cdrom1, /floppy, ... para el montaje de nuestras unidades, por lo que lo único que habría que escribir, para montar por ejempo la disquetera, sería:
mount /floppy
Si omitimos el tipo de sistema de ficheros y/o el dispositivo, Ubuntu toma la información correspondiente del fichero /etc/fstab, el cual contiene información de los distintos sistemas de ficheros del equipo.
De todas formas el usuario siempre puede crear un directorio vacío con el nombre que el elija para montar las unidades de disco que desee donde desee.
Cuando el usuario haya dejado de usar ese disco deberá "desmontarlo" mediante el comando umount antes de sacar el disquete o el CD-ROM. Siguiendo con el ejemplo de la disquetera en Ubuntu, debería escribir:
umount /floppy
En principio, para utilizar el comando mount especificando todos los parámetros hace falta ser administrador o root. Para que un usuario común pueda utilizar disquetes, CD-ROM, etc. hay que editar el fichero /etc/fstab. Por ejemplo para que cualquier usuario pueda acceder a un disquete habrá que indicar la siguiente línea:
/dev/fd0 /mnt/floppy vfat user,noauto 0 0
También habrá que asegurarse de que el directorio /mnt/floppy sea accesible por todos los usuarios.
Una vez seguidos los pasos anteriores cualquier usuario podrá "montar" un disquete escribiendo el siguiente comando:
mount /mnt/floppy
Al igual que antes, el usuario deberá ejecutar el comando umount /mnt/floppy antes de sacar el disquete.
Nota: Existen en la actualidad distribuciones (por ejemplo, SuSE Linux) que realizan este proceso de forma automática, por lo que las unidades de disquete y CD-ROM quedan accesibles a todos los usuarios de una forma sencilla, empleando los comandos:
mount /mnt/floppy
umount /mnt/floppy
siempre que /mnt/floppy sea la ruta adecuada.
Para desmontar una partición empleamos el comando "umount":
sudo umount /dev/sdxX
Donde "xX" es la partición que queremos desmontar. Por ej. "sda5" que es la partición "5" del disco duro "a"

8. ÓRDENES RELACIONADAS CON FICHEROS

cp Copia un fichero o ficheros en otro fichero o directorio. Sintaxis:
cp fichero1 [fichero2] ... [ficheroN] destino
donde es el fichero a copiar y es el fichero o directorio de destino.
Podemos utilizar . y .. para referirnos al directorio actual y al directorio padre respectivamente.
Así pues, la orden cp file1 file2, hace una copia de file1 y le llama file2. Si file2 no existía, lo crea con los mismos atributos de file1. Si file2 existía antes, su contenido queda destruido y es sustituido por el de file1. El fichero file2 estará en el mismo directorio que file1. Tanto file1 como file2 indican el nombre de un archivo, que puede incluir el la ruta al mismo si alguno de ellos no se encuentra en el directorio actual. Otra posibilidad es:
cp file1 file2 namedir
que hace copias de file1 y file2 en el directorio namedir.
mv Se utiliza para el traslado y cambio de nombre de ficheros. Sintaxis:
cp fichero1 [fichero2] ... [ficheroN] destino
Como vemos, este comando tiene una forma similar al anterior. El comando mv realiza la misma función que el cp pero además destruye el fichero original.
Así, si ejecutamos la orden
mv file1 file2
en definitiva se traslada el contenido de file1 a file2; a efectos del usuario lo que ha hecho es cambiar el nombre a file1, llamándole file2. De igual forma,
mv file1 file2 namedir
traslada uno o más ficheros (file1, file2,...) al directorio namedir conservándoles el nombre.
El comando,
mv namedir1 namedir2
cambia el nombre del subdirectorio namedir1 por namedir2.
Hay que recalcar que el comando mv sirve así mismo para cambiar el nombre de los ficheros.
rm Borrado de ficheros. Este comando elimina uno o más ficheros de un directorio en el
cual tengamos permiso de escritura. Sintaxis:
rm file1 [file2]
Con este comando resulta facilísimo borrar ficheros inútiles, y desgraciadamente, también los útiles. Por eso es conveniente y casi imprescindible emplear lo opción -i, de la forma siguiente:
rm -i file1 file2
Con esta opción, Linux pedirá confirmación para borrar cada fichero de la lista, de si realmente se desea su destrucción o no. Se recomienda usar siempre este comando con esta opción para evitar el borrado de ficheros útiles. Por ejemplo, si se teclea, rm -i superfluo aparecerá en pantalla el aviso siguiente: remove superfluo? y habrá que contestar y (yes) o n (not). En este comando se pueden utilizar los caracteres comodines (* y ?), como por ejemplo, rm fich* que borraría todos los ficheros del directorio actual que comiencen por fich. El comando
rm * borrará todos los ficheros del directorio actual.
Otra opción es –r, que borra directorios recursivamente (borran el directorio y todo su contenido).
file Este comando realiza una serie de comprobaciones en un fichero para tratar de
clasificarlo, mostrando sus características. Sintaxis:
file fichero
Tras su ejecución este comando muestra el tipo del fichero e información al respecto del mismo. Este comando se puede aplicar también a directorios.
cat Visualización sin formato de un fichero. Este comando permite visualizar el contenido
de uno o más ficheros de forma no formateada. También permite copiar uno o más ficheros
como apéndice de otro ya existente. Algunas formas de utilizar este comando son las
siguientes:
cat filename Saca por pantalla el contenido del fichero filename.
cat file1 file2 Saca por pantalla, secuencialmente y según el orden especificado, el contenido de los ficheros indicados.
cat >file1 Acepta lo que se introduce por el teclado y lo almacena en file1 (se crea file1). Para terminar se emplea d
pr Visualización de ficheros con formato. Este comando, a diferencia de cat, imprime por consola el contenido de los ficheros de una manera formateada, por columnas, controlando el tamaño de página y poniendo cabeceras al comienzo de las mismas. Está muy en relación con el comando lp de salida por impresora. Las formas más importantes que admite son las siguientes:
pr file Produce una salida estándar de 66 líneas por página, con un encabezamiento de 5 líneas (2 en blanco, una de identificación y otras 2 líneas en blanco).
pr -ln file Produce una salida de n líneas por página (cuando el tamaño de papel de impresora, por ejemplo, tiene un número de líneas distinto de 66)
pr -p file Hace una pausa para presentar la página, hasta que se pulsa para continuar
pr -t file Suprime las 5 líneas del encabezamiento y las del final de página.
pr -wn file Ajusta la anchura de la línea a n posiciones.
pr -d file Lista el fichero con espaciado doble.
pr -h `caracteres` file el argumento o cadena de caracteres `caracteres` se
convertirán en la cabecera del listado.
pr +n file Imprime el fichero a partir de la página n.
Además de los ejemplos anteriores, se pueden combinar varias opciones en un mismo comando, como por ejemplo en: pr -dt file.
La salida de este comando es por la consola, pero puede redireccionarse a otro fichero, por ejemplo, si ejecutamos el comando: pr file1 > file2 se crea un fichero nuevo llamado file2 que es idéntico a file1, pero con formato por páginas y columnas. Comandos more y less
Estos comandos permiten visualizar un fichero pantalla a pantalla. El número de líneas por pantalla es de 23 líneas de texto y una última línea de mensajes, donde aparecerá la palabra more. Cuando se pulsa la barra espaciadora (el espacio en blanco), se visualizará la siguiente pantalla. Para salir de este comando (terminar la visualización) se pulsa d o q.
El comando more muestra el contenido de los ficheros indicados, una pantalla cada vez. Sintaxis:
more fichero1 [fichero2] ... [ficheroN]
La teclas que nos permiten movernos por el fichero son: b va a la página anterior, barra espaciadora va a la página siguiente, flechas de cursor arriba y abajo, q finaliza la ejecución de more.
El comando less es muy similar al anterior pero, además, permite el desplazamiento a lo largo del texto empleando las teclas de cursores pudiendo desplazarse, además, hacia la izquierda o la derecha. Sintaxis:
less fichero1 [fichero2] ... [ficheroN]
grep El comando grep localiza una palabra, clave o frase en un conjunto de directorios, indicando en cuáles de ellos la ha encontrado. Este comando rastrea fichero por fichero, por turno, imprimiendo aquellas líneas que contienen el conjunto de caracteres buscado. Si el conjunto de caracteres a buscar está compuesto por dos o más palabras separadas por un espacio, se colocará el conjunto de caracteres entre apóstrofes ('). Su sintaxis es la siguiente:
grep [-opcion] 'conjuntocaracteres' file1 file2 file3
siendo 'conjuntocaracteres' la secuencia de caracteres a buscar, y file1, file2, y file3 los ficheros donde se debe buscar. Veamos un nuevo ejemplo:
grep 'TRIANGULARIZACION MATRIZ' matrix.f scaling.f
Este comando buscará TRIANGULARIZACION MATRIZ entre las líneas de los ficheros matrix.f y scaling.f.
Las opciones principales del comando son:
c lo único que se hace es escribir el número de las líneas que satisfacen la condición.
i no se distinguen mayúsculas y minúsculas.
l se escriben los nombres de los ficheros que contienen líneas buscadas.
n cada línea es precedida por su número en el fichero.
s no se vuelcan los mensajes que indican que un fichero no se puede abrir.
v se muestran sólo las líneas que no satisfacen el criterio de selección.
A continuación se muestra una serie de ejemplos.
grep ‘ˆd’ text líneas que comienzan por d.
grep ‘ˆ[ˆd]’ text líneas que no comienzan por d.
grep -v ‘ˆC’ file1 > file2 quita las líneas de file1 que comienzan por C y lo copia en file2.
head Muestra las primeras líneas del contenido de los archivos especificados; por defecto
muestra las 10 primeras líneas. Sintaxis:
head [-número] ...
Por ejemplo, head -7 texto, escribe por pantalla las 7 primeras líneas del fichero texto.
tail Muestra las primeras líneas del contenido de los archivos especificados; por defecto
muestra las 10 primeras líneas. Sintaxis:
tail [-número] ...

9. OTROS COMANDOS BÁSICOS

9.1. Espacio ocupado en el disco: Comandos du y df
El comando du permite conocer el espacio ocupado en el disco por un determinado directorio y todos los subdirectorios que cuelgan de él. Para usarlo basta simplemente colocarse en el directorio adecuado y teclear du.
Este comando da el espacio de disco utilizado en bloques. Para obtener la información en bytes se debe emplear el comando con la opción –h:
du -h
El comando df por el contrario informa del espacio usado por las particiones del sistema que se encuentren montadas.

9.2. Impresión: Comando lpr
El comando lpr se emplea para imprimir una serie de ficheros. Si se emplea sin argumentos imprime el texto que se introduzca a continuación en la impresora por defecto. Por el contrario,
lpr nombre_fichero
imprime en la impresora por defecto el fichero indicado.

9.3. Búsqueda de ficheros. Comando find
Con find podemos encontrar archivos (y, por tanto, directorios) basando su búsqueda en distintas características de los mismos. Sintaxis:
find [camino...] [expresión]
El número de opciones de find es muy elevado, por lo que se aconseja acudir al manual para mayor información (man find).

9.4. Enlaces a ficheros. Comando ln
Los enlaces nos van a permitir realizar copias de los ficheros con otro nombre, para poder acceder a ellos desde lugares distintos a su ubicación original, con un ahorro de espacio muy importante con respecto al comando cp.
Nuestro sistema identifica a los ficheros mediante un número denominado inodo, que les asigna en el momento de su creación.
Es decir, un directorio lo que contiene realmente es una lista de números de inodo con sus correspondientes nombres de fichero. De esta forma, cada nombre de fichero es un enlace a un inodo particular; por ello, cada inodo está asociado a un conjunto de información guardada en el disco, que puede tener asignados distintos nombres, y a la que podremos acceder desde distintos lugares del árbol de directorios si así lo deseamos.
En este sentido, podremos crear dos tipos distintos de enlaces a ficheros: enlaces duros y enlaces simbólicos.
El comando ln nos servirá para crear ambos tipos de enlaces.
ENLACES DUROS (HARD LINKS)
Si utilizamos el comando ln sin especificar ninguna opción, por defecto crearemos un enlace duro. La sintaxis es la siguiente:
ln [nombre del enlace]
ln ...
Obviamente, el fichero o ficheros para los que deseamos crear un enlace duro deberán existir. Así mismo, si el último argumento es el nombre de un directorio que existe, crearemos un enlace duro a cada fichero, dentro del directorio, y con el mismo nombre de fichero.
Si solamente especificamos el fichero que queremos enlazar, y no indicamos ningún nombre para el enlace, éste se creará con el mismo nombre que el fichero a enlazar.
Los cambios que realicemos en el fichero enlazado o en el enlace, se reflejarán en el resto, ya que todos tendrán el mismo número de inodo, y por lo tanto hacen referencia al mismo conjunto de información.
La ventaja de utilizar enlaces duros radica en que el comando rm únicamente borrará aquel fichero que le indiquemos. La información solamente se borrará por completo cuando borremos todos los enlaces a un inodo.
La desventaja con respecto a los enlaces simbólicos es que sólo permite crear enlaces dentro del mismo sistema de ficheros.
Los directorios . y .. son enlaces duros al directorio actual y a su directorio padre respectivamente.
Ejemplo:
1 – Creamos el fichero pruebaln con la orden cat.
$cat > pruebaln
hola
CTRL+ D
2 – Creamos un enlace a pruebaln que se llame penlace.
$ln pruebaln penlace
3 – Veamos las características de estos ficheros con la orden ls. Utilizamos la opción –i
para ver el número de inodo. Ambos tendrán el mismo número de inodo con dos
enlaces.
$ls –i pruebaln penlace
4 – Modificamos pruebaln y comprobamos si también se modifica penlace.
$cat >>pruebaln
adios
CTRL+ D
$cat pruebaln
$cat penlace
5 – Modificamos penlace y comprobamos si también se modifica pruebaln.
$cat >>penlace
otra vez hola
CTRL+ D
$cat penlace
$cat pruebaln
6 – Eliminamos pruebaln y comprobamos si penlace permanece y contiene la información correspondiente.
$rm pruebaln
$cat penlace
7 – Si utilizamos la orden ls –i, vemos que penlace sigue con el mismo número de inodo, que ahora solamente tendrá un enlace.
ENLACES SIMBÓLICOS
Si utilizamos la opción –s con el comando ln, es decir ln –s, crearemos un enlace simbólico. La sintaxis en este caso es la misma que utilizamos para crear enlaces duros.
Podemos encontrar una similitud entre este tipo de enlaces y los accesos directos que estamos acostumbrados a crear con los sistemas Windows.
En el caso de los enlaces simbólicos, cada fichero tendrá un número de inodo distinto. Sin embargo, al igual que con los enlaces duros, todos los cambios que se realicen en uno de los ficheros se verán reflejados en el resto.
Si borramos el fichero enlazado, el enlace simbólico perderá toda la información, puesto que su inodo apunta a un número de inodo que ya no existe. Sin embargo, podremos crear enlaces simbólicos a ficheros de otros sistemas de archivos.
Ejemplo:
1 – Aún tenemos el fichero penlace. Creamos un enlace duro a penlace que se llame pruebaln.
$ln penlace pruebaln
2 – Con la orden ls –li vemos que ambos tienen el mismo inodo, y que este inodo tiene dos enlaces.
$ls -li pruebaln penlace
3 – Creamos un enlace simbólico a penlace que se llame penlacesim.
$ln –s penlace penlacesim
4 – Con la orden ls –li vemos que tienen distinto número de inodo. Además, el inodo de penlacesim sólo tiene un enlace, y el inodo de penlace sigue teniendo dos. En la línea correspondiente a penlacesim vemos que aparece el fichero al que apunta, y la letra l (“ele”) al inicio.
$ls -li pruebaln penlace penlacesim
5 – Cambiamos penlace y comprobamos si cambia penalcesim.
$cat >>penlace
otra vez adios
CTRL+ D
$cat penlacesim
6 – Por último borramos penlace. Comprobamos que pruebaln permanece y que no podemos ver el contenido de penlacesim, el sistema nos dirá que no existe. Para que desaparezca totalmente tenemos que borrarlo.
$rm penlace
$cat pruebaln
$cat penlacesim
$rm penlacesim
$rm pruebaln

9.5. Agrupación y compresión de ficheros: Comandos tar y gzip/gunzip
Tanto el comando tar como gzip son ampliamente empleados para la difusión de programas y ficheros en Linux.
tar Este comando agrupa varios ficheros en uno solo o “archivo”, mientras que el segundo
os comprime. En conjunto estos dos programas actúan de forma muy similar a programas como Winzip. Su sintaxis es:
tar [ficheros]
El modo en el que se escriben las opciones de tar es un poco especial. El guión inicial, por ejemplo, no es necesario.
Las opciones más comunes para tar son:
-c creación de archivadores nuevos.
-x extracción de archivos de un archivador existente.
-v muestra los archivos mientras se agregan o se extraen.
-t muestra el contenido de un archivo tar.
-f el siguiente argumento es el archivador a crear, del que queremos extraer archivos o mostrar un listado.
Para crear un nuevo archivo se emplea:
tar –cvf nombre_archivo.tar fichero1 fichero2 ...
donde fichero1, fichero2 etc. son los ficheros que se van a añadir al archivo tar. Si se desea extraer los ficheros se emplea:
tar –xpvf nombre_archivo.tar fichero1 ...
Veamos algunos ejemplos:
# tar cvf escritorio.tar Desktop
empaqueta el contenido de Desktop en un archivador nuevo escritorio.tar
#tar xvf escritorio.tar Desktop/Floppy.desktop
extrae del archivo escritorio.tar el fichero indicado
#tar xvf escritorio.tar
extrae todo el contenido del archivo escritorio.tar
#tar tvf escritorio.tar
muestra un listado largo del contenido del archivo escritorio.tar
Hay que tener en cuenta, a la hora de extraer el contenido de un archivador (al fichero tar resultante se le suele llamar así), si el archivador se creó conservando el nombre del directorio de origen. Es posible que se sobrescriba el contenido de los ficheros originales.
Ejemplo: Nos situamos en el directorio raíz como root. Si archivamos los ficheros / etc/group y /etc/passwd:
#tar cvf backup.tar /etc/group /etc/passwd
estamos conservando los nombres del directorio al que pertenecen. Por lo tanto, para extraer estos ficheros nos tendremos que situar en el directorio raíz:
#cd /
#tar xvf backup.tar /etc/group /etc/passwd
Sin embargo, si archivamos los ficheros group y passwd estando en /etc:
#tar cvf /backup.tar group passwd
no guardamos la ruta, por lo que para extraer los ficheros tendremos que situarnos en ella:
#cd /
#cd /etc
#tar xvf /backup.tar group passwd
gzip/gunzip Al contrario que tar que agrupa varios ficheros en uno, gzip comprime un único fichero con lo que la información se mantiene pero se reduce el tamaño del mismo. El uso de gzip es muy sencillo:
gzip fichero
con lo que se comprime fichero (que es borrado) y se crea un fichero con nombre fichero.gz.
La opción más común es:
-1 a –9 grado de compresión, mínimo y máximo respectivamente.
-d descomprimir el fichero .gz
Si lo que se desea es descomprimir un fichero se emplea entonces:
gzip –d fichero.gz
recuperando el fichero inicial.
Otra posibilidad sería utilizar el comando gunzip para la descompresión, de la siguiente forma:
gunzip fichero.gz
Como se ha comentado al principio es típico emplear tar y gzip de forma consecutiva, para obtener ficheros con extensión tar.gz o tgz que contienen varios ficheros de forma comprimida (similar a un fichero zip). El comando tar incluye la opción z para estos ficheros de forma que para extraer los ficheros que contiene:
tar –zxf fichero.tar.gz

9.6. Cambio de modo de los ficheros: comandos chmod, chown y chgrp
Cada usuario es dueño de su directorio personal y será dueño también de los archivos que incluya en él.
Un usuario en Linux podrá configurar permisos en sus archivos. Por ello, distinguiremos por un lado tres categorías de usuarios, y por otro los tipos de permisos que cada uno de ellos puede tener sobre un archivo y/o directorio.
Categorías de usuarios
• Dueño del archivo (u).
• Grupo dueño (g), formado por todos los usuarios que son miembros de un grupo asociado al archivo.
• Resto de usuarios (o), todos los usuarios que no son ni el dueño ni miembros del grupo dueño.
Tipos de permisos
• Lectura (r de Read, leer): para un archivo permite leer su contenido, para un directorio permite que se muestren los archivos que contiene.
• Escritura (w de Write, escribir): para un archivo permite que se modifique su contenido, para un directorio permite agregar y quitar archivos.
• Ejecución (x de eXecute, ejecutar): para un archivo permite su ejecución, para un directorio permite que el usuario lo recorra (que entre y pase por él) – si no tiene permiso de lectura, aunque pueda entrar no podrá ver el contenido.
Cuando ejecutamos el comando ls –l, podemos ver la configuración de permisos de los
archivos:
• El primer carácter indica el tipo de archivo: “d” si es directorio, “-“ si es un archivo regular, “l” si es un enlace simbólico.
• Los siguientes nueve caracteres indican los permisos para el dueño, el grupo dueño y otros (rwxrwxrwx); si aparece un guión, indica que el permiso correspondiente no está habilitado.
• El siguiente número indica el número de vínculos.
• Nombre del dueño y nombre del grupo dueño.
• Tamaño en bytes.
• Fecha de la última modificación.
• Nombre del archivo.
chmod Para cambiar los permisos de un fichero se emplea el comando chmod, que tiene el
formato siguiente:
chmod oper permiso files
donde:
quien Indica a quien afecta el permiso que se desea cambiar. Es una combinación cualquiera de las letras u para el usuario, g para el grupo del usuario, o para los otros usuarios, y a para todos los anteriores. Si no se da el quien, el sistema supone a.
oper Indica la operación que se desea hacer con el permiso. Para dar un permiso se pondrá un +, y para quitarlo se pondrá un -. Si quiero dar exactamente unos permisos, pondremos =.
permiso Indica el permiso que se quiere dar o quitar. Será una combinación cualquiera de las letras anteriores : r,w,x,s.
files Nombres de los ficheros cuyos modos de acceso se quieren cambiar. Por ejemplo, para quitar el permiso de lectura a los usuarios de un fichero llamado fichero.txt el comando a utilizar es:
chmod a -r fichero.txt
Los permisos de lectura, escritura y ejecución tienen un significado diferente cuando se aplican a directorios y no a ficheros normales. En el caso de los directorios el permiso r significa la posibilidad de ver el contenido del directorio con el comando ls; el permiso w da la posibilidad de crear y borrar ficheros en ese directorio, y el permiso x autoriza a buscar y utilizar un fichero concreto.
chown Por otra parte, el comando chown se emplea para cambiar de propietario (“change owner”) a un determinado conjunto de ficheros. Este comando sólo lo puede emplear el actual propietario de los mismos. Los nombres de propietario que admite Linux son los nombres de usuario, que están almacenados en el fichero /etc/passwd. La forma general del comando chown es la siguiente:
chown newowner file1 file2 ...
chgrp Análogamente, el grupo al que pertenece un fichero puede ser cambiado con el comando chgrp, que tiene una forma general similar a la de chown,
chgrp newgroup file1 file2...
Los grupos de usuarios están almacenados en el fichero /etc/group.

10. GESTIÓN DE USUARIOS Y GRUPOS

10.1. Introducción
Ya sabemos que Linux es un sistema multiusuario y por lo tanto distingue diferentes usuarios. Cada usuario recibe una cuenta que incluirá toda la información necesaria (nombre de usuario, directorio inicial, etc.).
Además de las cuentas dadas a personas, existen cuentas especiales definidas por el sistema que tienen privilegios especiales. La más importante es la cuenta raíz (administrador), con el nombre de usuario root.
Normalmente, los usuarios normales están restringidos, de forma que los permisos de los ficheros en el sistema están preparados para que no puedan borrar o modificar ficheros en directorios compartidos por todos los usuarios.
Estas restricciones desaparecen para root. El usuario root puede leer, modificar o borrar cualquier fichero en el sistema, cambiar permisos y pertenencias, etc. Por lo tanto, podemos deducir que la gestión de los usuarios solamente puede realizarla el usuario root.

10.2. Conceptos de gestión de usuarios
La información que el sistema mantiene acerca de cada usuario es la siguiente:
• Nombre de usuario: es un identificador único dado a cada usuario del sistema. Es la cadena de caracteres con la que el usuario se identifica al entrar en el sistema. Se pueden utilizar letras, dígitos y los caracteres _ (guión bajo) y . (punto). Ejemplo: simmd.
• User ID o UID: es un número único dado a cada usuario del sistema. Su número debe ser mayor que el del último usuario creado en el sistema.
• Group ID o GID: número identifica el grupo al que pertenece el usuario. El número ha de ser el mismo para todos los usuarios que formen el grupo. Cada usuario puede pertenecer a uno o más grupos definidos por el administrador del sistema. Aunque la importancia real de las relaciones de grupo es la relativa a los permisos de ficheros.
• Clave: el sistema almacena la contraseña del usuario encriptada. El comando passwd nos permitirá asignar y cambiar las claves de los usuarios.
• Nombre completo: puede ser el nombre real del usuario, su número de teléfono, su dirección, etc. Es decir, guarda información real sobre el sistema.
• Directorio inicial: es el directorio al que accede el usuario al entrar en el sistema. Cada usuario debe tener su propio directorio inicial, normalmente situado bajo /home. En principio será el único directorio en el que el usuario podrá guardar su información personal, programas, etc. Ejemplo: /home/simmd.
• Intérprete de inicio: es el intérprete de comandos que arranca para el usuario cuando se conecta al sistema. Ejemplos: /bin/bash, /bin/tcsh.
El fichero que contiene toda esta información relativa a los usuarios es el fichero / etc/passwd. Este fichero contiene una línea por cada usuario del sistema, y su estructura es la siguiente:
nombre:clave encriptada:UID:GID:nombre completo:directorio de inicio:intérprete
Ejemplo:
simmd501:501:simmd:/home/simmd:/bin/bash
En el caso de los grupos, la información sobre ellos se encuentra en el fichero /etc/group. Hay varios grupos definidos en el sistema (root, bin, sys, mail, etc) que se utilizan para permisos de ficheros del sistema. Los usuarios no deben pertenecer a ninguno de estos grupos.
El formato de cada línea del fichero /etc/group es el siguiente:
nombre del grupo:clave:GID:otros miembros
La clave del grupo no suele utilizarse.
En /etc/passwd cada usuario tiene un GID. Sin embargo, como los usuarios pueden pertenecer a otros grupos, podemos añadir su nombre de usuario en el campo otros miembros (separados unos usuarios de otros por comas) de todos aquellos grupos no definidos por el sistema a los que queremos que pertenezca.
Podemos conocer a qué grupos pertenece un usuario utilizando la orden groups. (El grupo con GID 100 suele ser el grupo users).

10.3.Añadir nuevos usuarios y borrar usuarios
Podemos añadir usuarios al sistema de varias formas. La más engorrosa de todas es hacerlo a mano. Es decir, añadimos al fichero /etc/passwd la línea correspondiente al usuario. Seguidamente le asignamos una clave con la orden passwd y finalmente establecemos el dueño, grupo dueño y permisos para el directorio /home/usuario que deberemos crear. Además, debemos actualizar /etc/shadow con pwconv.
Sin embargo, existen varias utilidades que nos permiten crear usuarios de una forma mucho más cómoda e intuitiva:
a) Servidor Xwindow. Entorno KDE
Iniciamos una sesión como root en el entorno gráfico. Seleccionamos:
Menú K Configuración Usuarios Crear usuarios (variará según la distribución)
Aparecerá un cuadro de diálogo con los usuarios normales que hay creados en el sistema y toda la información correspondiente a cada uno de ellos. Desde aquí podremos añadir, borrar y modificar usuarios y grupos. Una vez realizados los cambios oportunos debemos guardarlos, como si de un documento se tratase.
b) Entorno linuxconf:
Desde una sesión en modo consola podemos escribir la orden linuxconf para acceder a un entorno que nos permite gestionar todo Linux, y por lo tanto la gestión de usuarios.
Entramos en Users, User accounts (cuentas de usuario), y podremos ver todas las cuentas de usuario que están definidas en el sistema.
Para añadir una nueva cuenta, con el tabulador seleccionamos el botón Add.
Escribiremos el Login, Full name, group, Home directory, User ID, por ejemplo un cero en Must deep # days y siete en Warm # days before expiration. Con el tabulador nos posicionamos en el botón Accept.
Para salir de linuxconf pulsamos el botón Dismiss y Quit.
c) Useradd/Adduser
Las órdenes useradd y adduser también nos permiten añadir nuevas cuentas de usuario desde el modo consola. Podemos crear un usuario con las características por defecto:
#useradd usuario
#adduser usuario
Habremos creado un usuario sin contraseña. Para habilitar su cuenta comprobamos si en el campo clave de los ficheros /etc/passwd y /etc/shadow existen signos de admiración cerrada ( ! ), en ese caso debemos borrarlos. Posteriormente establecemos una contraseña si lo deseamos.
Si queremos crear un usuario a nuestra medida utilizaremos la siguiente sintaxis:
#useradd/adduser –r -p -u -g -c -d -s
Lo único que nos quedará por hacer será crear el directorio /home del usuario y establecer los permisos pertinentes.
Para borrar un usuario desde el modo consola:
#userdel [-r] usuario
Si utilizamos la opción –r también eliminaremos el directorio home del usuario o directorio inicial.
Una forma de deshabilitar una cuenta de usuario sin tener que borrarla es escribir ! en el campo clave del usuario en el fichero /etc/shadow o /etc/passwd.

10.4. Otras órdenes para la gestión de usuarios y grupos
chfn: permite cambiar el nombre completo del usuario:
#chfn –f
groups: muestra todos los grupos a los que pertenece el usuario.
groupadd: permite añadir un nuevo grupo. Sintaxis:
#groupadd [-g GID] [-f]
-f obliga al sistema a informar si se producen errores (por ejemplo cuando el grupo que queremos crear ya existe).
Si no especificamos un GID, el sistema asigna el menor GID que corresponde a este
grupo.
groupdel: borra el grupo cuyo nombre indiquemos junto a la orden.
groupmod: permite modificar el GID y el nombre del grupo. Sintaxis:
#groupmod [-g ] [-n ]
id: muestra UID y GID del usuario y los grupos a los que pertenece el usuario conectado al sistema. Sintaxis:
#id
#id usuario



BUENO, ESO ES TODO. SI TE SIRVIO O TE GUSTÓ, COMENTA!!!