Se que lo más probable es que estas aquí para desarmar con verdades las mentiras de otro más que quiere que el software libre le proporcione herramientas como las que ya estaba acostumbrado a utilizar en Windows, o a ridiculizar las palabras de alguien que cree que al software libre le falta mucho si es que pretende derrumbar al gigante del software propietario. Sin embargo no es este el caso, se trata solo de una reflexión personal sobre mi experiencia con el software libre y que a decir verdad no tiene nada que ver con los programas, solo espero que una vez leída esta entrada puedas reflexionar sobre algunas cosas que quizás no habías pensado antes y que si es tu deseo compartas conmigo tus reflexiones.

Mi primera experiencia con el software libre fue en uno de los laboratorios de la primera universidad donde me titule, se trataba de un curso sobre redes y el profesor con un CD y una revista en la mano nos dijo que íbamos a montar una red Linux, para lo cual obviamente lo primero que necesitábamos era instalar el sistema, la revista tenia instrucciones detalladas de como hacerlo, se creaban tres particiones, una para la memoria virtual (swap), otra para los archivos del sistema (/) y otra para los archivos del usuario (/home), luego se corría el instalador el cual copiaba los archivos en donde correspondiera; incluso explicaba que hacer para tener un arranque doble y que este sistema conviviese con el sistema de Redmond. El instalador era completamente en modo texto, pero a decir verdad fue mucho más sencillo de instalar que Windows, que en aquel entonces requería de dar formato al disco teniendo el cuidado de indicar que se copiaran los archivos del sistema, luego instalar los drivers de la unidad de CD, editar o crear si no existía un archivo llamado autoexec.bat (que aun existe en Windows, aunque ya no tiene la misma utilidad, de hecho no tengo idea de que hace allí) para que los drivers se cargaran al arrancar el sistema, reiniciar para que surtieran efecto los cambios hechos a este archivo, introducir el CD de Windows, cambiar a la unidad que contenía el disco y teclear setup.exe y ahora si empezaba la instalación la cual también era en modo texto, todo esto para instalar el Windows 95, porque la verdad es que instalar el Windows 3.1 era menos engorroso pero este no era en sí un sistema operativo.

Pero volviendo a lo que estaba hablando, una vez instalado Linux, comenzó la practica, mi mayor sorpresa fue quizás que una vez instalado el sistema la red ya funcionaba, solo había que escribir un par de comandos para crear una carpeta y compartirla, luego escribir otro comando con el nombre del equipo al que queríamos acceder y el nombre del recurso compartido, así de fácil; el profesor nos explico que Linux era un sistema basado en UNIX (el cual era un sistema para grandes servidores) que era capaz de correr en computadoras personales, nos hablo de un tal Linus Torvalds que quería tener un sistema UNIX en su PC y lo adapto para que fuese posible, a esta variante de UNIX la bautizo Linux; también nos dijo que Linux era software libre lo cual significaba que se podía tener acceso al código fuente; desafortunada elección de palabras, evidentemente mi profesor no estaba bien informado. Luego nos llevo a otra pagina de la revista, allí habían instrucciones para instalar un entorno de escritorio, no se cual, al no saber que existían varios asumí que ese era el entorno de escritorio y ni me paso por la mente que tuviese nombre, este escritorio era exasperante para mi, era enorme y se salia de la pantalla y cuando se acercaba el puntero del ratón al borde se movía a otra sección del escritorio, busque por todos lados, pero no encontré algo que me permitiera ajustar el tamaño, realmente estaba molesto con esto, y la verdad es que el escritorio del Windows 95 era más agradable a la vista. El profesor al ver nuestras caras de molestia nos dijo que ese era solo un entorno diferente al que estábamos acostumbrados, que abriéramos nuestra mente y nos permitiéramos aceptarlo, de todo lo que aprendí ese día esa fue la lección más importante.

Al final del día estaba interesado en la idea de un sistema al que podía tener acceso al código fuente, estaba consciente de que esto era una enorme oportunidad para aprender más sobre programación, campo en el que he sido siempre un autodidacta y al ser electrónico no es una disciplina en la que profundicemos mucho, sin embargo mi experiencia en el laboratorio me dejo con la idea de un sistema similar al Windows 3.1, en el que el sistema operativo era el MS-DOS (si es que se le puede denominar como sistema operativo, era en realidad una especie de gestor de archivos) y el Windows no era más que un entorno de escritorio corriendo sobre el MS-DOS, cosa que a decir verdad fue cierta hasta el Windows XP.

Unas semanas más tarde para mi fortuna, se dio en el auditorio de la universidad una conferencia sobre Linux, cuando entre se estaba proyectando en la pantalla un escritorio Windows, el expositor abrió un navegador de archivos y busco la presentación, comenzó a proyectarla e inicio su exposición, esto a decir verdad me confirmo la sensación que tuve anteriormente, el Linux ese después de todo era un sistema basado en otro sistema, el cual era para servidores, así que tenia sentido que se utilizara en redes y nada más, además que ese entorno de escritorio era insufrible. Nos hablo del software libre y de Linux, todo lo dicho era compatible con lo que el profesor ya nos había dicho y al final claro, se inicio el bloque de preguntas, ¿donde consigo el lainus ese?, fue la primera pregunta; luego de corregirle la pronunciación a quien hizo la pregunta explicó: bueno es poco problemático, en ocasiones algunas revistas traen discos con el sistema (eso ya lo sabía yo); yo lo descargue desde una computadora en la universidad (el venia de otra universidad) pero la verdad es que no tengo idea de cuanto tiempo pueda tomar descargarlo, ya que inicie la descarga y me fui a mi casa, al otro día la computadora ya había terminado, pero si te puedo decir que debe haberle tomado bastante tiempo, así que salvo que se tenga acceso a una muy buena conexión a internet no le recomiendo a nadie que intente descargarlo.

La segunda pregunta fue, ¿y si ese Linux es tan bueno, como es que vienes a hacer una presentación sobre este usando Windows? En ese momento entendí porque ese escritorio se estaba proyectando, el estaba esperando esa pregunta y sonriendo le dijo, eso que vez en la pantalla no es Windows, es Linux; en Linux el escritorio no es una parte inseparable del sistema y se puede instalar el escritorio que mas te guste, de hecho tengo otro escritorio instalado en la computadora y como puedes ver (abrió un terminal y escribió un comando) puedes cambiarlo sin siquiera tener que reiniciar la computadora para que el cambio surta efecto. Después de eso no recuerdo nada más, en mi mente quedo dando vueltas la potencia de un sistema que era claramente superior a Windows, ¡cambiar el escritorio sin reiniciar la computadora!

Ese día llegue directo a buscar más información, recordaba algunos nombre de proyectos que se habían mencionado en la conferencia, RedHat, Debian; busque información desesperadamente, toda en ingles y todos los sitios advertían que antes de instalar Linux era imprescindible asegurarse de que todos los componentes de hardware eran soportados, busque en las paginas de los fabricantes y Linux no era siquiera mencionado, y de como era importante saber preguntar si es que se esperaba que la comunidad te ayudara; "estamos muy dispuestos a ayudarte si es que tú estas dispuesto a aprender, y solo respondemos las preguntas de aquellos que han demostrado que primero intentaron resolver el problema por ellos mismos". Aunque todo parecía indicar que mi hardware no estaba soportado, pensé en intentarlo de todos modos, después de todo sabia que se podía tener los dos sistemas instalados en el equipo, así que intente descargar Debian, y con mi pobre conexión dial-up Windows me informo que la descarga se completaría en aproximadamente una semana, así que simplemente abandone la idea.

Sin embargo, nunca deje de pensar en lo bueno que seria tener Linux instalado, pero esos condenados drivers para Linux que hacían falta y que los fabricantes no se dignaban a proporcionar terminaron por hacerme abandonar por completo la idea. Hasta que un día, mi hermano me pregunto en que se diferenciaba una MAC de un PC, en el precio, le conteste, una MAC es mucho más costosa. ¿Pero que tanto? Así que empecé a buscar información sobre las MAC y en un foro leí la palabra Ubuntu, en ese momento pensé que se trataba de algún programa para cambiar la apariencia de Windows, lo que me llamo la atención y lo busque, para mi sorpresa se trataba de una distribución que podía probarse sin necesidad de instalarlo, eso era perfecto, podía saber por fin hasta que punto seria un problema la ausencia de drivers sin necesidad de cambiar nada en el equipo, y ya con una conexión mejor de la que disponía antes, lo descargue. Todo trabajaba, era un sueño hecho realidad, no tarde en instalarlo y ya podía por fin formar parte de esa comunidad que tanto me llamaba la atención, usuarios y programadores dispuesto a ayudar a cualquiera que estuviese interesado en aprender.

Lo primero que aprendí aquí en ubuntu-es, es que es GNU/Linux y no solo Linux, así que empecé a buscar información sobre el proyecto GNU, leí varios de los artículos publicados por Richard Stallman donde explica detalladamente porque el software propietario atenta contra la libertad del usuario, y tuve que dedicar un largo tiempo a comprender como es eso de que un programa puede coartar mi libertad, hasta que un día leyendo otro articulo leí algo que me ayudo a terminar de comprender, "Es un error común creer que la computadora hace lo que quiere el usuario que haga, la verdad es que la computadora hace lo que el programador le indico hiciese cuando el usuario utilice determinado comando" (no recuerdo el link, pero la idea fue tomada del libro Monopolios artificiales sobre bienes intangibles) y por primera vez las palabras de Richard Stallman tuvieron sentido, fue claro el propósito del software libre, el cual va más allá de proporcionar herramientas de calidad y acceso al código fuente, el software libre se trata de libertad y de que nadie pueda aprovecharse del usuario para hacerle daño sin que el tenga siquiera la posibilidad de saberlo.

Es aquí donde comienza mi decepción, muchos no comprenden que el software libre no se trata de programas, muchos no comprenden que el software libre no será una realidad completa hasta que todos exijamos que nuestra libertad sea respetada, mientras los usuarios piensen que el usar módulos propietarios es una necesidad mientras los fabricantes no los liberen, los fabricantes no los liberaran porque sencillamente sus ganancias no están amenazadas.

Muchos dicen, por el amor de Dios, yo no estoy interesado en esas cruzadas personales, yo solo quiero usar el software y nada más; y creo que no hay ningún problema en pensar de esta manera, el problema es que se opine sobre un tema que no se comprende y menospreciar las opiniones de aquellos que si comprenden que el software propietario puede ser un problema para la sociedad, el problema es no detenerse aunque sea un segundo en reflexionar en las palabras de ese que inmediatamente tacho de fanático solo porque me viene a hablar de una idea diferente a la que ya tengo. Dentro de la caja del computador pasan un sin fin de cosas que no se observan en el monitor, es evidente que quien si sabe que esta pasando allí dentro tiene una ventaja sobre el usuario y que nada garantiza que no sea usada esta ventaja para sacar provecho de este. La única garantía es tener la posibilidad de revisar que esta ocurriendo dentro.

Sin embargo esto va más allá de los usuarios, dentro de la misma comunidad del software libre existían muchos desarrolladores para los que el termino software libre era problemático, ya que en ingles el vocablo "free" es utilizado tanto para libre como para gratis, y el software gratis suele caracterizarse por su falta de calidad, esto llevo en 1998 a una separación de la comunidad en dos grandes vertientes, los que pensaban que el software libre se trata de programas y un nuevo modelo de desarrollo de software, por lo que prefieren llamarlo código abierto (open source) ya que según ellos así se evita la ambigüedad de la palabra "free" y que se unieron bajo la Open Source Initiative, y los que insisten con Richard Stallman a la cabeza que la palabra free es muy importante porque en el fondo es la libertad y no el software lo importante del asunto.

La Open Source Initiative elaboró su propio concepto de Open Source, el cual es compatible con la definición de Free Software de la Free Software Foundation, y desarrollo sus propias licencias Open Source las cuales parece no convencen del todo a la Free Software Foundation, aunque las reconocen como licencias de software libre.

¿Si los verdaderos responsables del software libre están divididos en dos bandos, que se puede esperar de los usuarios? Hace tiempo alguien me dijo que la libertad que persigue Stallaman es una utopía inalcanzable. Yo creo que si hay un sector en la comunidad del software libre que puede hacerla realidad son precisamente los usuarios, para el usuario es más sencillo tomar el concepto del software libre en lugar del concepto de código abierto, porque es el usuario precisamente quien no se beneficia económicamente (salvo por el ahorro en licencias, pero eso es harina de otro costal) de los desarrollos de programas bajo la figura de software libre, pero parecen ser precisamente los usuarios los menos interesados en exigir que los desarrolladores respeten su libertad, y es fácil comprender el por qué. Después de todo la computadora es una maquina incapaz de realizar ninguna acción física en contra de la persona que esta detrás del teclado y el monitor, por lo que es difícil que el usuario que no comprende que la computadora podría hacer cosas a sus espaldas, se sienta amenazado por ese armatoste que tiene en frente y que puede apagar en cualquier memento si lo desea.

FUENTE: http://www.ubuntu-es.org/?q=node/124660