Siempre que se debate algo acerca de las carencias de Linux se desata la locura, y siempre son los mismos “axiomas” los que sobrevuelan una y otra vez la conversación, algunos tan desfasados como el de que en Linux no se puede jugar (o una de sus variantes). Gente, basta ya de hacerle caso a esas tonterias. En Linux se puede jugar hasta reventar.


¿Que no se puede jugar en Linux?



Tampoco voy a decir que Linux sea lo mejor para jugar en el ordenador, eso sería mentir. Pero ha llovido mucho en los últimos años, y el sistema del pingüino se ha convertido en una plataforma muy válida para que jugones de casi todos los niveles se lo pasen muy bien. Digo casi todos, porque con quien sólo vive para jugar y estar a la “ultimísima”, no hay nada que hacer.

Para todos lo demás, creo que la mayoría, Linux ofrece un amplio abanico de posibilidades más que interesante en lo que a ocio jugable se refiere, por lo que me he decidido a hacer esta suerte de recordatorio o miniguía para revindicar un poco el asunto. Es sólo un breve repaso general, pero servirá sobretodo a los menos informados como toma de contacto con el pequeño gran mundo de los videojuegos en Linux. Comencemos.



Los juegos del escritorio


Ubuntu

KMahjongg, todo un desafio


Comenzando por lo más humilde, al igual que Windows trae un conjunto de los típicos “juegos de oficina”, Linux también tiene los suyos, o más bien sus dos principales escritorios, GNOME y KDE SC, que encontraréis en los repositorios con nombres de paquete: gnome-games y kdegames respectivamente.
Ya os podéis hacer una idea de lo que nos vamos a encontrar aquí: solitario, sudoku, mahjongg, minas, etc. Incluso clones de Tetris, Arkanoid, Hundir la flota, etc. De hecho, cualquiera de los dos escritorios ofrece una variedad bastante más grande que Windows (especialmente KDE).



Juegos web y Java


info

Jugando en Konqueror a un clon de Frozen-Bubble


Este apartado es realmente corto, porque en Linux tenemos los mejores navegadores web disponibles, por lo tanto podemos jugar a lo que queramos, sea Javascript, Flash, HTML5 (incluso Silverlight o Air) u otro tipo de juegos. También en Java, claro. Y no hay más que añadir


Juegos nativos y/o multiplataforma


games

Yo Frankie! directamente desde Blender


Aquí el campo se amplía considerablemente, y es que tenemos un buen montón de títulos de calidad a nuestra disposición. Son tantos, de hecho, que sería difícil hacer una lista de los mejores o simplemente jugar a todos los que valen la pena (pero algo se hará…).

Los géneros son igualmente variados: acción, aventura, arcade, estrategia, plataformas, rol, simulación… y todos sus subgéneros, que no son pocos. Echad un vistazo a Linux Game Database para más detalles, seguro que encontráis algo interesante que no conocías.

¿Qué no hay tantos o no están al nivel de juegos comerciales de última generación? Hay excepciones, pero es cierto. Lo cual no quita que sigan teniendo su calidad y podamos pasar grandes ratos igualmente.



Emuladores


emuladores

El considerado como mejor videojuego de todos los tiempos


Una de las mejores bazas que tenemos son los emuladores, desde MAME para recreativas o Commodore 64, hasta PS2 o Wii, pasando por las viejas glorias de Nintendo, Sega o Sony. En definitiva, los mejores videojuegos de la Historia sí están disponibles en Linux. Siempre hay algún pero, claro, sin embargo en este caso son más bien pocos.
Hace un tiempo ya se hizo un post especial aquí en MuyLinux, y aunque puede estar un poco desfasado, sigue válido como acercamiento. Para estar al día, de nuevo en LGDB encontraremos todas las novedades.

En serio, ¿quién puede decir que no a rejugar clasicazos de la talla de los Mario, Zelda, Final Fantasy, Resident Evil…? ¡Y éstos son tan sólo la punta del iceberg!

Como apunte personal, cuento que tengo mi mando de GameCube a disposición exclusiva de los emuladores, y es una delicia. Además, con un equipo modesto se pueden disfrutar de la mayoría de estos juegos sin problemas.



Los juegos de Windows

plataforma

Call of Duty: Modern Warfare en Ubuntu

Aquí es donde está el verdadero meollo de la cuestión, pues decir “juegos de Windows” equivale a decir “juegos comerciales para PC”. Aquí la situación se estanca bastante y no da visos de mejorar. Diría, incluso, que ya no hay ni esperanzas de que Linux se convierta en una plataforma a tener en cuenta por las desarrolladoras generalistas (aunque en el terreno indie se mantiene algo de nivel).

Aún así Wine sigue avanzando, lento pero constante, y nos da más de una alegría. Muchos de los juegos superventas se pueden jugar, mejor o peor, pero la tendencia es mejorar (contando además con herramientas como PlayOnLinux para facilitarnos las cosas). No digo que la situación sea ni mucho menos la ideal, pero algo es algo (y aunque no es comparable, no veo a nadie quejándose de que no pueda jugar al Mario Kart Wii en su PS3, o al Little Big Planet en Windows).

Todo esto lo comento desde mi perspectiva de jugón de siempre, de los que comenzó con el primer Mario y aún sigue dándole, eso sí, con las restricciones de tiempo que marca la vida adulta (ains). Por eso también os digo que no hay comparación posible entre Call of Duty: Modern Warfare y Urban Terror, pero a falta del primero, con el segundo te lo pasas pipa. Y es sólo un ejemplo.

Los animo a dejar atrás la vieja excusa de que Linux no sirve para jugar y pasar unos más que buenos ratos con la amplia gama de posibilidades jugables que tenemos a nuestra disposición.



Fuente