iPhone 5C es más barato... para Apple

Como predijimos hace una semana, el iPhone 5C será más barato para Apple... pero no para ti.
Muchos analistas y observadores de la firma de la manzana pensaron que el modelo con carcasa de plástico tendría un precio menor para atraer a nuevos usuarios en los mercados en desarrollo, tal como China. Pero el artefacto costará 99 dólares con contrato y 549 dólares sin contrato. En el país asiático, donde los proveedores de servicios inalámbricos no subsidian los teléfonos, el smartphone tendrá un costo de 4,488 yuanes (733 dólares).

Más información: El iPhone 5C es caro para China.

En algunos aspectos, el 5C no representa un cambio de estrategia para la compañía. Por varios años, la empresa ha vendido el iPhone de un año anterior por 100 dólares menos que la versión nueva. Este es también el tercer año en el que Apple ha vendido su teléfono de dos años de antigüedad con una rebaja de 200 dólares. Así que la versión "barata" en realidad se ubica en el rango de precio del gadget de un año de antigüedad, según los criterios de la tecnológica.

Lo que es diferente es el colosal marketing que la firma de la manzana ha puesto detrás del colorido artefacto, una campaña que normalmente se reserva para la versión de categoría superior (ahora ese lugar lo ocupa el iPhone 5S). Bien, se trata de la solución de Apple para sus menguantes márgenes de beneficio.

Entérate: iPhone 5S y 5C, los claroscuros.

El celular nunca ha sido un dispositivo especialmente barato de fabricar, pero el iPhone 5 del año pasado fue el dispositivo más costoso de producir hasta la fecha. Los modelos antiguos siguen representando aproximadamente la mitad de las ventas de la compañía, de acuerdo con Consumer Intelligence Research Partners. Eso significa que reducir el precio de la versión 5 resultará problemático.

Cambiar la carcasa de aluminio por una de plástico podría reducir los costos de fabricación en unos 17 dólares por unidad, según una analista de Morgan Stanley, Jasmine Lu.

Este colorido móvil, sin embargo, no es en absoluto un smartphone de manufactura barata. Escatimar en sus productos por cuidar el presupuesto nunca ha sido parte de la estrategia ni siquiera durante su irrelevante década de los noventa. Y tras haberse cimentado sobre productos que, en materia de calidad, varían entre el extremo superior de la gama media y la categoría premium, la empresa no tiene por qué empezar a escatimar ahora.

La campaña publicitaria en torno al 5C es sobre todo una táctica para sensibilizar y generar interés en los dispositivos de gama media en territorio estadounidense. Por lo general, quienes no se mueren por el mejor iPhone realmente no se preocupan por las funciones siempre que el teléfono funcione. La falta de una diferencia significativa entre el segundo mejor modelo y el tercero ha hecho que una porción importante de compradores (hasta un 20%) opten por la opción más económica.

Más información: iPhone 5S, amenaza para Microsoft.

Con este celular la empresa ha dado dos razones tentadoras para que los compradores le den una oportunidad a esta versión: la carcasa de plástico más duradera y las múltiples opciones de color. Si Apple puede convencer a más usuarios de elegir su smartphone de gama media por encima de su gadget de gama baja, la firma que lidera Tim Cook no solo aumentaría sus márgenes de beneficio, sino también sus ingresos.

Es muy posible que la tecnológica ofrezca tres teléfonos el próximo año; así, el 5C será el dispositivo en el extremo inferior y el actual 5S (con sus entrañas trasplantadas a un cuerpo de plástico más barato) se convertirá en el smartphone de gama media. Pero incluso si los de plástico reducen las ventas del iPhone insignia, las versiones de este material aún generarán más ganancias para la empresa.