Perros: Husky Siberiano
Historia del Husky Siberiano
Cualquiera podría confundirlo con un lobo ártico, y es que el Husky Siberiano nació en una aislada región de Siberia cercana al río Kolyma hace ya dos mil años.

Allí compartía techo y trabajo con las familias Tchouktches, una tribu emparentada con los esquimales que lo utilizaban como perro de tiro para sus trineos.

Curiosamente, fue la fiebre del oro desatada en Alaska la que permitió al mundo conocer al Husky Siberiano a principios del siglo XX. Por entonces, los buscadores que organizaban carreras de trineos, vieron con asombro cómo éste nuevo perro siberiano, más pequeño y ligero, dejaba con la lengua fuera a los fornidos Alaskan Malamute.

Los esquimales llamaban "husky", que significa "ronco" a todos los perros de trineo en alusión a su especial sonido, y en efecto todos ellos parece que, más que ladrar, gruñen y aúllan como lobos. Hoy este nombre sólo designa al Husky Siberiano que, pese a ser el más menudo de todos ellos, destaca en velocidad.

Carácter del Husky Siberiano
alimento
No sólo es un campeón en las carreras, también es el más dulce y simpático de los perros nórdicos. Muy inteligente, dócil y cariñoso, es un perro gregario que busca encontrar su sitio dentro de la familia, siempre bajo la autoridad de un dueño firme y justo al que respetará como al líder de la manada.

Su encanto reside en que es un perro un poco felino, muy orgulloso e independiente y al que a veces le gusta sorprender con reacciones imprevisibles: el hielo de Siberia no ha enfriado un solo grado su temperamento emotivo y visceral.

El Husky Siberiano es tan amistoso que nunca se sentirá identificado en el papel de guardián, prefiere pasarse el día jugando con los niños y haciendo nuevos amigos. La soledad le aburre y sabe apreciar cualquier tipo de compañía en casa, desde otros perros a un gato con el que intercambiar impresiones. No es recomendable dejar mucho tiempo solo al Husky Siberiano dentro de casa, de todos los perros "decoradores" de interiores, éste es sin duda uno de los más creativos y trabajadores.

Cuidados del Husky Siberiano
husky
El clima templado no le asusta siempre que pueda refugiarse bajo la sombra de un frondoso árbol. Es un perro decididamente campestre que no siente ninguna curiosidad por experimentar la vida dentro de un apartamento en la ciudad.

El Husky Siberiano es tan pulcro que ni siquiera hace falta bañarlo, pues su piel está equipada con un "programa de autolimpieza", aunque su forro de peluche sí necesita cepillados frecuentes.

Esta es una raza libre de grandes problemas de salud, pues en su lugar de origen las condiciones de vida son tan duras que sólo pueden mantenerse los mejores ejemplares. No obstante, sus preciosos ojos azules pueden ser débiles y hay que vigilarlos ante las cataratas y la atrofia de retina.

Aunque no trabaje tanto como antes, el Husky Siberiano no está hecho para pasarse el día durmiendo en el sofá. Para que viva feliz diez años o más, nada mejor que buenas carreras diarias, con o sin trineo.

Alimento para que el siberiano crezca grande y fuerte..
Las necesidades alimenticias pueden variar según el tamaño y el sexo: en los machos, en ración de mantenimiento van de 1.250 a 1.500 Kcal. diarias y en las hembras de 1.050 a 1.350. Estos valores son considerados suficientes para los ejemplares que viven en un clima templado y que no son sometidos a trabajo (tiro de trineo), para lo cual son muy apreciados.
En cualquier raza, el crecimiento, la piel y el buen estado de salud en general, es el reflejo directo de la buena alimentación. Para esto la evaluación cualitativa de las necesidades alimenticias es de importancia fundamental. El siberiano, es un erro de tamaño medio, con unas necesidades especificas, según la actividad e cada perro en particular; en el Siberian Husky, el cachorro necesita ya una alimentación sana y corregida, rica en vitaminas y minerales, para que una vez de adulto, pueda tener un cuerpo ágil y fuerte y pueda desarrollar todo su potencial físico y genético. Los cachorros, tienen una necesidad grande de energía, pero una capacidad de absorción de nutrientes y estómago de muy poca capacidad. Por lo tanto, dividir la ración en varias comidas en el día será lo ideal: en los primeros meses de la vida del cachorro, la tabla de alimentación ideal quedaría así: 1/3 de la ración en la mañana, 1/3 en la tarde, 1/3 en la noche; después de los seis meses, se reduce a ½ ración en la mañana y a ½ en la tarde; cuando sea adulto, el perro podrá comer su ración alimenticia diaria en una o dos veces. No exagerando las dosis, para evitar problemas gastrointestinales.

Existen variadas formas de alimentar a nuestro siberiano, comida fresca, piensos (comida seca), comida húmeda (latas) e incluso restos de comida humana, yo solo me centre en la que creo que es la mas completa y mejor para nuestros perros ; la comida seca o piensos.

Hoy en día los criadores y propietarios de perros, contamos con una extensa gama de piensos comerciales, que aportan todos los nutrientes necesarios para nuestros perros en función a sus necesidades, bien por edad o bien por tamaño y raza. Por lo tanto se deduce que la alimentación ideal de nuestro perro es la alimentación a base de piensos, además de ser mucho mas cómoda para nosotros, al no tener que cocinar alimentos para este fin.

En el Siberian Husky, es de vital importancia el estado de su piel; para que ésta alcance su estado óptimo es necesario que su alimentación también sea óptima; como citamos en el párrafo anterior, la amplia gama de piensos existente, nos permite alcanzar ese estado optimo de la piel de nuestro siberiano, aunque algunos ingredientes (que no se encuentran en todos los piensos) son de gran ayuda para conseguirlo, a continuación, citamos por orden de importancia algunos de ellos: ácidos grasos (saturados, mono-insaturados y poli-insaturados), toda la gama de Vit-B, A, aceites o grasas animales (arenque, atún, pollo, aves blancas, pescado), minerales (zinc, hierro, etc, etc.), Levaduras, complejos proteínicos. Además, de vital importancia es la fuente de proteína del pienso elegido; las mayores fuentes proteicas son: huevo entero deshidratado, carne de pollo desecada, carne de ave desecada, pescado desecado, pollo fresco, carne buey fresca, cordero, cereales También ofrecen sustancias condroprotectoras, complejos para mejorar su sistema inmune, oligosacáridos que favorecen la digestión y están desarrollados y pensados ergonómicamente en función del tamaño de la croqueta y de las mandíbulas de nuestro amigo, para que ayuden a retirar el sarro depositado en los dientes de vuestro perro.

Wallpapers
siberiano
demas
Perros: Husky Siberiano
alimento[/font]


La alimentación del Husky Siberiano
Ahora vamos a tratar sobre la alimentación de su Husky Siberiano, un tema tan sencillo que es sorprendente que haya habido tantos malentendidos y se hayan dicho tantas necedades acerca del mismo. ¿Es caro alimentar a un Husky Siberiano? ¡No, no lo es! Puede alimentar a su Husky Siberiano económicamente y mantenerle en perfecta forma todo el año, o puede alimentarle costosamente. De ambas maneras prosperará. Veamos el porqué esto es verdad.
Ante todo, recuerde que un Husky Siberiano es un perro. Los perros no tienen un alto grado de selectividad en su comida, y a menos que usted les eche a perder con una gran variedad (y posiblemente les convierta en pobres comedores «quisquillosos») comerán casi todo aquello a lo que se les acostumbre. Muchos perros rehúsan de plano comer carne fresca de buey. La prueban y comen cualquier otra cosa. Pero carne, ¡bah! ¿Por qué? La rehúsan porque no están acostumbrados.

La variedad no es necesaria
Una buena regla general básica es olvidarse de todas las preferencias humanas, y no preocuparse por introducir variedad en las comidas. Escoja la dieta adecuada para su Husky Siberiano, y manténgala un día tras otro, año tras año, en invierno y en verano. Pero, ¿cuál es la dieta adecuada?

Se han invertido grandes sumas de dinero para investigar la nutrición canina. Los resultados son muy concluyentes, por lo cual usted no necesita hacer experimentos ni pruebas cada semana. La investigación ha demostrado exactamente lo que su perro necesita comer para mantenerse sano.
limentos para perros

Hay casi tantas dietas adecuadas como expertos en perros, pero la dieta básica que se recomienda más frecuentemente consiste en alimento seco, ya sea en forma de carne o de galleta desmenuzada. Hay varias marcas de calidad excelente, fabricadas por empresas de prestigio, probadas por medio de investigaciones, y profusamente anunciadas. Son baratas, muy satisfactorias, y están a la venta en tiendas especializadas y grandes almacenes en envases de diferentes tamaños. Los envases grandes suelen resultar más baratos por kilogramo.

Si puede escoger entre varias marcas, generalmente es más seguro escoger la más conocida; pero aún así, lea detalladamente la composición que figura en el paquete. No escoja un alimento en el cual el nivel de proteínas sea menor del 25 por ciento, y asegúrese de que estas proteínas proceden tanto de fuentes animales como vegetales. Los buenos alimentos para perros contienen carne, pescado, hígado, y cosas por el estilo además de proteínas de alfalfa y semillas de soja, así como algún producto lácteo en polvo. Fíjese bien en el contenido de las vitaminas. Compruebe que todos los ingredientes estén en proporciones correctas; y observe especialmente que el alimento contenga altos niveles de vitaminas A y D, dos de las más perecederas e importantes. Fíjese también en el nivel del complejo de vitamina B, pero no se preocupe por las cantidades de hidratos de carbono y de minerales. Estas sustancias son abundantes y baratas y no es probable que falten en una buena marca.

Los consejos dados sobre cómo escoger un alimento seco también son aplicables a los alimentos para perros que se presentan en latas, más o menos líquidos o pastosos.

Una vez ha escogido un alimento realmente bueno, déselo a su Husky Siberiano según las instrucciones del fabricante. Y una vez empiece, siga con él. No cambie nunca, si puede evitarlo. Variar un día una comida del tipo preparado de carne o galleta desmenuzada no suele causar demasiado trastorno. Sin embargo, un cambio le causará casi siempre algún problema a usted (y a su Husky Siberiano).
Cuándo son necesarios los suplementos

¿Qué pasa con respeto a los suplementos de diversas clases, minerales y vitaminas, o los diversos aceites? Todos son correctos para añadir a los alimentos de su Husky Siberiano. Sin embargo, si le está suministrando una dieta correcta, y es fácil que así sea, no son necesarios los suplementos a menos que su Husky Siberiano haya sido alimentado impropiamente, haya estado enfermo, o vaya a tener cachorros. Las vitaminas y los minerales están presentes naturalmente en todos los alimentos; y para contrarrestar cualquier pérdida en su elaboración, han sido agregados en forma concentrada en los alimentos para perros que usted adquiere. Excepto por prescripción de su veterinario, las cantidades extra o añadidas de vitaminas pueden resultar perjudiciales para su Husky Siberiano. El mismo riesgo se corre con los minerales.
Plan de alimentación

¿Cuándo y en qué cantidad debe alimentar a su Husky Siberiano? En lo concerniente al cuándo (excepto en el caso de los cachorros), hágalo a su comodidad. Puede darle dos comidas al día o la misma cantidad de una sola vez, ya sea por la mañana o por la noche. En lo referente a la preparación y a la cantidad de comida, generalmente lo mejor es seguir las instrucciones del envase. Su propio Husky Siberiano puede querer un poco más o un poco menos.

Su perro debe disponer siempre de agua fresca y limpia. Esto es importante para su buena salud durante toda su vida.
Todos los Huskies Siberianos necesitan masticar

Los Huskies Siberianos cachorros y jóvenes necesitan masticar algo resistente mientas se están desarrollando sus dientes y mandíbulas, para echar los dientes de leche, para fomentar el crecimiento de los dientes permanentes debajo de los de leche, para ayudar a desembarazarse de los dientes de leche en el momento oportuno, para fortalecer los dientes permanentes en las encías, para asegurar el desarrollo normal de las mandíbulas, y para fijar sólidamente en ellas los dientes permanentes.

El deseo de masticar del Husky Siberiano adulto proviene del instinto de limpieza dental, de masajear las encías y de ejercitar las mandíbulas –además de la necesidad de dar salida a las tensiones caninas–.

Por esta razón los perros, especialmente los cachorros y los jóvenes, pueden destrozar frecuentemente objetos valiosos si no se desvía su instinto de mascar de las posesiones de su dueño. Por tanto, debe proporcionar a su Husky Siberiano algo para masticar –algo que tenga las características funcionales necesarias, sea deseable desde el punto de vista del perro, y además sea seguro para él.

Es muy importante que no se permita a su Husky Siberiano masticar algo que pueda romper, o que pueda fraccionar en trozos y tragárselos y sea indigerible. Las piezas agudas, como las de un hueso que pueda ser astillado por un perro, pueden perforar la pared intestinal y causar la muerte. Las cosas indigeribles que puedan ser fraccionadas en trozos, tales como zapatillas o juguetes de goma o de plástico pueden causar una oclusión intestinal (si no se regurgitan) y producir una muerte dolorosa, a menos que se realice una rápida intervención quirúrgica.

Los huesos naturales fuertes, tales como los de 10 a 20 centímetros de longitud de tibias redondeadas de ganado bovino adulto –o los que usted pueda adquirir en una carnicería, o la variedad disponible comercialmente en las tiendas de animales de compañía– pueden servir a las necesidades de dentición de su Husky Siberiano si su boca es bastante grande para manejarlos eficazmente. Quizás esté tentado a darle a su cachorro un hueso más pequeño, que no pueda romperlo inicialmente, pero los cachorros crecen rápidamente y el poder de sus mandíbulas aumenta constantemente hasta la madurez. Esto significa que un Husky Siberiano en desarrollo puede romper uno de los huesos más pequeños en cualquier momento, ingerir los trozos, y morir dolorosamente antes de que usted se percate de qué es lo que va mal.

Todos los huesos naturales duros son muy abrasivos. Si su Husky Siberiano es un mascador ávido, los huesos naturales pueden desgastarle prematuramente los dientes; por tanto, hay que retirárselos una vez hayan cumplido los objetivos de dentición. El desgaste, y generalmente el dolor, que experimentan los dientes de muchos perros adultos, puede ser achacado a una masticación excesiva de huesos naturales.

Contrariamente a la creencia popular, los huesos cóndilos, que pueden ser masticados e ingeridos por su Husky Siberiano, apenas proporcionan calcio u otros nutrientes útiles. Sin embargo, alteran la digestión de la mayoría de perros y les hacen vomitar los alimentos nutritivos que necesitan.

Productos de cuero seco sin curtir, de diversos tipos, tamaños, formas y precios, pueden adquirirse en el mercado y han llegado a ser muy populares. Sin embargo, no son muy adecuados para las funciones primarias de masticación; son un poco desagradables cuando se empapan de saliva de la boca, y la mayoría de los Huskies Siberianos los mascan bastante rápidamente, aunque han sido considerados seguros para los perros hasta hace poco tiempo. Recientemente se ha informado sobre un número creciente de casos de muertes, y de otros que estuvieron a punto de morir, por estrangulación, como resultado de trozos de cuero parcialmente ingeridos atascados en la garganta. Más recientemente, algunos veterinarios han atribuido casos de estreñimiento agudo a grandes fragmentos de cuero incompletamente digeridos en el intestino.

Hay un nuevo producto, cuero moldeado, que es muy seguro. Durante el proceso, el cuero se funde y luego se moldea por inyección hasta darle la forma familiar para el perro. Es muy duro y los Huskies Siberianos lo aceptan ansiosamente. El proceso de fundido también esteriliza el cuero. No lo confunda con el cuero prensado, que no es nada más que pequeñas tiras de cuero comprimidas juntas.

Los huesos de nylon, muy especialmente aquellos a los que se les agrega fracciones de carne natural y de huesos, son probablemente la respuesta más compleja, segura y económica a la necesidad de mascar. Los perros no pueden resquebrajarlos o morder trozos de menor tamaño, por lo cual son completamente seguros –y duran más tiempo que otras cosas y, por consiguiente, son más económicos.

Al masticar duramente se producen partes raídas en la superficie de los huesos de nylon, como deshilachadas, que proporcionan una eficaz limpieza dental y un vigoroso masaje en las encías, de modo similar al que logra el cepillo de dientes que utilizamos las personas. Las pequeñas raspaduras son ingeridas, pero las propiedades químicas del nylon son tales que se descomponen con los jugos gástricos del estómago y no perjudican.
husky
La dureza del nylon proporciona la fuerte resistencia de masticación necesaria para un importante ejercicio de las mandíbulas y una ayuda eficaz para las funciones de dentición, pero no hay desgaste dental porque el nylon no es abrasivo. Al ser inerte, el nylon no fomenta el crecimiento de microorganismos; y puede lavarse con agua y jabón, o ser esterilizado hirviéndolo o en una autoclave.

Existen en el mercado huesos de nylon, muy recomendados por los veterinarios como sanos y seguros, que no pueden astillarse ni producir esquirlas. La materia de que están compuestas se encrespa con la acción de mascar del perro, creando una superficie como de cepillo dental que limpia los dientes y masajea las encías. Los buenos productos para mascar hechos de nylon sólido con impregnación de aromas, pueden encontrarse en las tiendas especializadas. Es superior a los huesos más baratos, porque está hecho de nylon virgen, que es el más fuerte y duradero de todos los tipos existentes así como el más higiénico. Los huesos más baratos están hechos de nylon reciclado o procedente de desperdicios, y tienen tendencia a quebrarse y rajarse fácilmente.

Sin embargo, nada puede sustituir la atención profesional periódica de los dientes y las encías de su Husky Siberiano, del mismo modo que la acción del cepillo de dientes en los seres humanos debe ser completada con la revisión periódica del dentista. Haga que el veterinario limpie los dientes de su Husky Siberiano al menos una vez al año (dos veces al año es mejor) y su perro será más feliz y más sano, y la convivencia mucho más agradable.