Ocurrió en Hawai


El animal tenía un anzuelo en la aleta y se acercó a los submarinistas para que lo auxiliaran. Por medio de sonidos y movimientos lentos el cetáceo manifestaba su incomodidad.

Un delfín herido pidió ayuda a unos buzos


Un delfín herido y enredado en una línea de pesca se las ingenió para pedir ayuda a un buzo que estaba en el fondo del mar en Hawai.

El peculiar encuentro ocurrió el 11 de enero pasado y fue capturado en un video en el que se puede vez al buzo, Keller Laros, pasar varios minutos tratando de liberar al delfín.

El animal nadaba con dificultad por la costa de Kona cuando vio las luces de los botes los buzos y excursionistas. No lo dudó y se acercó a ellos nadando lentamente.

El delfín comenzó a chillar y nadar alrededor de Laros, quien explicó: "La forma en que llegó y se impulsó hacia mí no me dejó dudas de que este delfín estaba buscando ayuda".

Laros lo miró fijo y notó que el animal se movía muy lento y raro. Allí descubrió la línea de pesca enredada sobre su aleta izquierda.

El buzo se acercó e intentó quitar la línea. El delfín se dejó. Mantuvo su cuerpo lo más quieto posible para que el buzo pudiera trabajar y ayudarlo. Pero la línea estaba muy enredada y el animal necesitaba respirar. Despacio, subió hasta la superficie a tomar aire y regresó.

El buzo logró liberarlo de la tanza con un cuchillo, aunque no pudo sacarle el anzuelo.

"Estaba preocupado por tirar de la línea y herirlo más. Pero pude cortar el hilo de pescar y desenredarlo", explicó Laros.

Luego, el delfín se alejó nadando entre las luces verdes de los botes.

"He tenido delfines nariz de botella que se me han acercado un montón de veces y son animales muy inteligentes", dijo Laros.



link: http://www.youtube.com/watch?v=2gvgkHSyKFE&feature=player_embedded