Adiestramiento canino: Bebé a bordo.
Una nueva etapa se acerca, una nueva vida está a punto de llegar. Un nuevo miembro en la familia, pero… ¿y qué pasa con el perro? Algunas personas se hacen esta pregunta, temen por la vida del niño que está en camino. Se preocupan que el perro se ponga violento, se ponga celoso, que le haga daño… Y a veces este temor lleva al extremo de abandonarlos, cuando ni siquiera han intentado poner en práctica el adiestramiento canino, ellos harán lo que tú les enseñes. Tu eres su líder, eres su familia y no debes abandonarle como no lo harías con tu bebé.

Tu mascota ha estado siempre contigo, sabes que nunca te dejaría, que nunca te haría daño, pero te haces preguntas cuando vas a tener a un bebé, el bebé es pequeño y delicado y temes que tu perro le muerda o pueda hacerle daño sin querer. O incluso que tenga celos. Entiendo ese miedo aunque he de decirte como profesional que no hay nada que temer si sabes utilizar el adiestramiento canino y comprenda que ese bebé es un miembro más de la familia que debe proteger.

Lo primordial es que tu perro se acostumbre a que haya niños correteando por tu casa, que se sociabilice con ellos, que se acostumbre, de no ser así es el momento ideal para hacerlo para poner en práctica el adiestramiento canino. Tiene que saber que los niños son un beneficio para ellos no una amenaza, que pueden jugar.

Es importante que relacione a los niños como algo positivo, no como algo frágil que no deban tocar, o que no deban acercarse, al contrario… debéis dejar que los niños se acerquen a él, eso sí, a estos chiquillos hay que avisarles de antemano que no deben tirarle de la cola o chincharlo, no deben molestarlo, deben jugar con tu mascota, darle mimos y chuches de perro. Debes de ser consciente que el bebé cambiará tu vida y la rutina de tu hogar, y debes adaptarla al perro, debes acostumbrarle ya que los caninos son una especie rutinaria de por sí, que aprenden a base de repeticiones, así que hay que amoldarlo al cambio, comenzando a habituarlo durante el proceso del embarazado. Su horario en la comida, sus horas de paseo, el momento en que lo educas o entrenas.

Debes enseñarle los cambios que habrá cuando esté el niño allí, como hacerle entender que sólo puede entrar en la habitación del bebé cuando tú se lo permitas. Si utilizas correctamente el adiestramiento canino no notara el cambio tan drástico y podrá habituarse sin ningún tipo de problemas. Elimina cualquier signo de agresividad, como tirar de la cuerda con los dientes, o ganar a su dueño en un jugueteo de bocados, debes cambiar estos juegos por otros más suaves como buscar la pelota y que busque sus golosinas escondidas, ¿por qué hacer esto? Si eliminamos la fuente de juegos agresivos nuestro pequeño no correrá ningún riesgo a salir herido sin querer. Ya ves que no es peligroso tener a nuestro perro junto a nuestro hijo si sigues los pasos, lo principal es comenzar los cambios cuanto antes, no atrasarlo y ser constante, demostrándole que porque llegue un nuevo miembro nuestra mascota no será desplazada, sino que también podrá disfrutar de alguien más con quien compartir juegos y momentos.

¿Te gustarían
más consejos sobre adiestramiento canino? Entra en este link:
http://perro-obediente.com/mis-consejos.html
Marcos Mendoza