Cómo reaccionar ante el ataque de un perro

perros

Puede que ya te haya sucedido: vas caminando o en bicicleta por el barrio cuando de repente un perro desconocido se cruza en tu camino. El perro comienza a ladrar, gruñir; tal vez incluso se te abalanza. Incluso los perros pequeños pueden ser una amenaza si están iracundos, y casi cualquier perro puede infligir una mordedura dolorosa. Si un perro te ataca a ti o a tu hijo, tu respuesta puede ser la diferencia entre terminar ileso o ser herido, y quizás incluso ser la diferencia entre la vida y la muerte.

defensa



1. Toma precauciones contra los ataques de perros. La mayoría de los ataques de perros son el resultado de que el animal logra salir de su recinto.

Evita sonreírle al perro. Puedes estar poniendo una cara amigable, pero un perro agresivo ve tus dientes al descubierto como una señal de que quieres pelea.

No te burles del perro, incluso si piensas que no te puede alcanzar. Los perros que están encadenados o atados a un objeto inmóvil durante largos períodos de tiempo son más propensos a ser agresivos, por lo que no debes acercarte a ellos.

tecnicas



2. Busca señales de advertencia. La mayoría de los perros no son agresivos, sino más bien curiosos o están defendiendo lo que ellos consideran como su territorio. Es importante ser capaz de saber si un perro está jugando o si está siendo realmente agresivo.

Si el perro se te acerca con la frente en alto o bajo, probablemente no te va a atacar. Un perro cuya cabeza este al medio está listo para la acción.

Si el perro se mueve de forma errática y pega zancadas grandes quiere decir que es juguetón y solo te está observando. Una marcha constante significa problemas.

conocimiento




3. Ten algo con que escudarte. Tendrás que bloquear en caso de un movimiento amenazante, ¡y nunca dudes! El perro va a ver esto como un signo de debilidad.

ataques




4. Mantén la calma. Hay algo de verdad en el dicho de que los perros y otros animales pueden sentir el miedo. Si entras en pánico esto puede hacer que el perro se sienta más confiado para atacarte, o puede que te vea más amenazante. Ninguno de estos casos son buenos en esta situación.

Controla la situación. Recuerda que la mayoría de los perros están domesticados por el ser humano. Decirle con firmeza "¡Abajo!" o "!Ve a casa!" puede detener momentáneamente un ataque, dándote tiempo para retroceder.

Nunca corras. Correr puede despertar el instinto de cacería del perro y es posible que te persiga con vigor, aun cuando su intención inicial era jugar. Además, no serás capaz de ir más rápido que un perro; ni siquiera en bicicleta.

Asume una posición no amenazante. Los perros supondrán que vas a atacarlos si te colocas de frente a ellos y haces contacto visual. Párate de costado, y si tienes que observar al animal, hazlo por el rabillo del ojo.

Mantén tu posición. Los perros tienen poca capacidad de atención. A menudo después de algunos ladridos, el perro pierde interés y se va.

Si te quedas quieto y te proteges la cara, el pecho y la garganta, el perro sólo será capaz de infligir heridas punzantes en áreas de tu cuerpo que tienen una piel más gruesa y son menos vulnerables.

A menos de que estén entrenados para atacar puntos específicos, los perros a menudo consideran objetos unidos a un ser humano como parte de su cuerpo, siempre y cuando todavía se estén moviendo o aplicando fuerza. Quitarte una camisa o chaqueta y dejar que el perro se haga con una manga mientras tiras de la otra puede darte tiempo para reorientarte y escapar. Abrir un paraguas también puede confundir al animal.

Si el perro logra asirte una parte del cuerpo, tu mejor opción es la lucha. Los perros no pueden luchar y se le rompen los huesos con bastante facilidad. Concentra tu fuerza en áreas como el cuello o las costillas.

Si te confrontan varios perros, enfócate en los ojos, la nariz y las extremidades, ya que luchar contra un perro a la vez no es recomendable ni prudente en esta situación.

Si el perro a logrado asirse a una persona, levántalo por las piernas traseras para evitar que pueda halar.

Ponle un paño sobre la cabeza, esto puede hacer que se vaya.

Rocía el perro con un fuerte chorro de agua o un spray.

agresion



5. Si el perro muerde a alguien, no tires de la víctima. Encuentra un palo grande y golpea al perro en el cuello.

No le pegues a un perro grande en la cabeza. Los perros grandes, especialmente de tipo mastín, tienen los cráneos muy gruesos y esto solo los hará enojar.

mordedura





6. Retrocede lentamente y abandona el área una vez que el perro pierda interés en ti.

Cómo reaccionar ante el ataque de un perro




7. Si el perro se te abalanza y no tienes nada a la mano para utilizar contra el perro, trata de agarrarlo por el cuello y mantén su cabeza alejada de ti.

perros





Después de un ataque



1. Atiende todas las heridas.

Aplica una presión leve para detener el sangrado menor. Utiliza un paño limpio o una gasa estéril. Si el sangrado es grave, busca atención médica.

Lava bien la herida. Usa agua tibia y jabón para limpiar suavemente la herida.

Cubre la herida. Usa una curita (para cortes muy pequeños) o vendajes estériles.

Cambia los vendajes y aplica ungüento antibiótico por lo menos 1 o 2 veces al día.



2. Presta atención a los signos de infección, como enrojecimiento, calor, sensibilidad cada vez mayor, o supuración. Consulta a tu médico si cualquiera de estos síntomas se presentan.



3.Ponte en contacto con el propietario y las autoridades de control animal. Debes notificar a la policía local o al departamento de control de animales con prontitud para evitar accidentes similares en el futuro, así como para determinar si el animal tiene rabia.





Consejos


Enséñale estos pasos a los niños para que estén preparados.

Si vas con un niño, mantenlo en tus brazos.

Trata de usar el spray de pimienta o de golpearle la cara, ya que la nariz del perro es muy sensible.

Estas instrucciones son para hacer frente a un perro o dos cuando máximo. Si eres atacado por una jauría de perros la situación amerita una respuesta distinta.

Si vas en bicicleta, desmóntate y mantén la bicicleta en el medio de los dos.



defensa

Advertencias


Si el perro luce enfermo o si se enferma dentro de los 10 días del incidente, tanto el perro como tu deben de hacerse los chequeos médicos pertinentes para determinar que no haya riesgo de rabia u otras enfermedades.

Los dueños de perros agresivos pueden ser peor que los perros. Si tienes que herir o matar a un perro, aléjate de la zona y llama a la policía tan pronto como sea posible.

Cada perro es diferente y a veces reaccionan de manera impredecible. Estos consejos te ayudaran en la mayoría de los casos, pero existe la posibilidad de que tengas que improvisar.

Ten cuidado al usar el spray de pimienta si el viento esta en tu contra, ¡te puedes llegar a rociar a ti mismo!







Recuerda que los perros pueden ser muy adorables, sensibles y fieles, si se los cuida y educa correctamente. Nunca olvides que son animalitos y se deben respetar, pero nunca tratarlos como personas porque los confundes.



tecnicas

conocimiento