Todo sobre los Hamster

Hámster

- Origen -
Seguramente te habrás preguntado de dónde viene nuestro nombre común "hámster", pues bien, nos pusieron este nombre porque deriva del verbo alemán "hamstern" que quiere decir acaparar. Yo creo que es por la afición que tenemos todos los hamstercillos de acumular semillas, alimentos y otros objetos.

Somos roedores pertenecientes a la subfamilia de los múridos y nuestro nombre científico es Mesocricetusauratus. Originarios de Asia Menor y del Cáucaso. Aunque nuestros orígenes son lejanos, no fuimos reconocidos hasta principios del siglo XIX, cuando un científico llamado Waterhouse fue el primero en estudiarnos. Sin embargo, alcanzamos una notable popularidad alrededor de 1930 cuando el científico Aharoni descubre en Siria una madriguera de hámsters, que se lleva consigo a Europa y comienza a criarlos. Este científico fue el primer criador. En 1931, ya Inglaterra nos conocía, más tarde lo hizo Alemania y en 1938, estados Unidos, aunque nuestro número ha descendido drásticamente debido a la introducción de maquinaria en las prácticas agrícolas, así como también en regiones de siberia y en zonas montañosas, por ejemplo en parte de los Alpes.

En las tiendas de animales de compañía se encuentran con más o menos frecuencia cuatro razas principales:

*

La raza más conocida es el hámster dorado de Siria (Mesocricetus auratus); para muchos de vosotros el hámster.

Hamster

Las otras tres razas que se comercializan se consideran hámster enanos:

*

El hámster enano chino (Cricetulus griseus) ya se ofrece con mayor o menor regularidad desde hace 15 a 20 años como animal doméstico.

alimentacion
*

El hámster enano gris o hámster enano de Zungaria (Phodopus sungorus) de color gris con una lista central oscura en el dorso.

cuidados


*


El hámster más pequeño con el nombre más complicado es el hámster enano de Roborowski (Phodopus roborovskii) que tiene un pelaje de color arena. Es mucho más ágil, a veces incluso «hiperactivo», por lo que no es tan adecuado como animal para acariciar.
Hámster



- Anatomía -


Peso y medidas
Cuando somos adultos medimos de 17 a 18 cms. Las hembras son relativamente más grandes que los machos. En el peso también se aprecia esta diferencia: la hembra pesa entre 150 y 180 grms., en tanto que el macho sólo alcanza entre 120 y 170 grms.

Pelaje
Nuestro cuerpo está recubierto de un pelaje tupido y suave, generalmente más oscuro en la zona de la espalda y más claro en el vientre. Estas diferencias de color se notan particularmente en los ejemplares de la variedad golden (dorado), que es la más parecida a la forma en estado salvaje por el color. En nuestra espalda el manto es de color oro bruñido (de ahí el nombre), con un fino punteado negro, mientras que nuestro vientre es de color crema claro. En otras variedades, todas ellas creadas por el hombre, esta diferencia ha desaparecido en beneficio de un color uniforme de todo el cuerpo (variedad blanca, crema, etc.).

La piel, de color claro, nos recubre abundantemente el cuerpo, hasta el punto que somos capaces de movernos fácilmente en su interior. Esta característica se puede apreciar muy bien cuando nos estamos limpiando: empujamos la piel de los flancos hacia delante para poderla limpiar cuidadosamente con nuestra lengua rasposa. Si levantas un hámster con la mano, sujetándolo por ejemplo por la nuca, te parecerá que levantas un saquito con el animalito dentro.

Sexo
Los hámsters somo mamíferos y, por lo tanto, las mamás alimenta con la leche a sus bebés. Para poder realizar esta función, el hámster doméstico (perteneciente al género Mesocricetus) tiene de siete a once pares de mamas, que le permiten amamantar de siete a diez pequeños a la vez, sin que ello le ocasione grandes problemas. Las dos hileras de mamas se pueden observar claramente en los recién nacidos, cuando todavía no tienen pelo. En la hembra adulta que no está en período de lactancia están cubiertas por una fina pelusa, que se aclara cuando llega el momento de amamantar.
El cuerpo de nosotros, los machos, termina en forma puntiaguda, con una cola corta, prácticamente desprovista de pelo. En el macho adulto, los testículos resultan bien visibles, puesto que se encuentran en el exterior y se alargan por detrás el cuerpo. La distancia entre el ano y la abertura de los órganos sexuales es mayor en los machos que en las hembras. El cuerpo de las hembras termina con una forma más redondeada. Su cola es corta y está recubierta de una ligera pelusa.



Hamster

Incisivos


Los hámsters formamos parte del orden de los roedores que se caracteriza por la presencia de dos fuertes incisivos en cada mandíbula. Nuestros dientes carecen de raíz y, por consiguiente, su crecimiento es continuo durante toda nuestra vida. Los incisivos son muy cortantes y por la cara anterior están recubiertos por una dura capa de esmalte. En cambio, la cara posterior es más blanda. Dado que roemos continuamente cuerpos duros, como por ejemplo madera o pan seco, los dientes se nos desgastan más por la parte posterior que por la anterior y, en consecuencia, siempre están afilados.**

Nuestra cabeza y nuestra musculatura están estructuradas en función de los incisivos. Nuestro cráneo es proporcionalmente grande, en relación con nuestro esqueleto y nuestra musculatura está muy bien desarrollada. Como no tenemos dientes caninos, hay un espacio de encía (diastema) entre los molares y los incisivos.


alimentacion

- Adquisición -
La adquisición de un roedor ha de meditarse bien y regalar uno de nosotros sin previo aviso es una acción poco acertada.

Dada nuestra fama y popularidad, numerosos son los ejemplares que se encuentran a la venta en los establecimientos o tiendas especializadas. Llevarnos a tu casa es, pues, sencillo, aunque hay que tener en cuenta ciertos aspectos para proceder a una buena compra del ejemplar.

Es necesario que mi congénere se encuentre sano y goce de una perfecta salud. Hay que fijarse también en no adquirir un ejemplar ya anciano y sin capacidad para reproducirse. Así, en el momento de comprarlo debes prestar atención a:

- Que goce de perfecto estado de salud.
- Que sea joven y presente un aspecto vivo y animado.
- Que sus orejas estén alzadas y recubiertas de pelusilla en su interior.
- Que los ojos sean expresivos y brillantes.
- Que el pelaje sea suave y sedoso.
- Que las patas estén sanas.
- Que el tamaño se ajuste a su edad.


A veces te pueden vender un camarada anciano que debido a su nerviosismo e inquietud te parezca un chaval. Para percatarte de esto has de saber que los ejemplares ancianos presentan las orejas brillantes y carentes de pelo en su interior. No debes adquirir nunca un ejemplar delgado al que se le marque la columna vertebral. Tampoco debes fiarte del hámster que presente el pelo chafado y pegado alrededor del ano, pues es un síntoma de poca salud. También hay que prestar atención a las patas, que no deben presentar hinchazones o contusiones, así como al pelaje, que debe ser suave y sedoso y no tener, en modo alguno, manchas o costras, ya que pueden ser posibles indicios de una enfermedad.


cuidados


- Alojamiento -



Introducción

Una vez que tienes a tu hamstercillo, lo que debes que hacer es buscarle una casita, un lugar independiente donde pueda vivir y se encuentre a gusto y protegido. Habrá que disponer una casa adecuada a sus finalidades morfológicas y un hábitat que cumpla las necesidades que tenemos nosotros, los hámsters.

El hámster deberá estar a gusto y en ningún momento sentirse incomodo y extraño dentro de sus nuevas paredes. La casa deberá ajustarse lo más posible a su hábitat natural, para que no dejemos de realizar y desarrollar los hábitos y las actitudes que mantendríamos en estado salvaje.

Numerosas son las jaulas o casas que venden en las tiendas especializadas -hay en el mercado de todos los tipos-, pero no todas son las más adecuadas ni todas se ajustan a lo que necesitamos. Lo más recomendable es que tu construyas una casa a la nuestra medida, con los accesorios necesarios para encontrarse a gusto en ella. Lo más guay sería que me dejases construir una madriguera en el jardín con numerosas galerías, como hacemos en estado salvaje. Sin embargo, ello no siempre resulta posible, pues muchos no tenéis jardín porque la vida moderna nos lleva a vivir en pisos o apartamentos en una gran ciudad. Por eso, lo mejor será que construyas ese hábitat para tu amiguito.

Hámster

Hamster


alimentacion

- Alimentación -


La dieta adecuada para el hámster
En este apartado os hablaré de lo que más nos gusta y de lo que es bueno y malo para nosotros.

Tenéis que saber que la mayoria de las razas de hámster vivimos en desiertos y estepas -espacios vitales que sólo proporcionan comida abundante durante un período muy corto y ofrecen durante el resto del año muy pocos alimentos-. Con nuestros grandes abazones, en los que podemos transportar gran cantidad de comida, nos adaptamos a está situación. Es como si fuésemos a hacer la compra al super y lo trajésemos en bolsas. En almacenes subterráneos almacenamos para el resto del año los alimentos que podemos encontrar durante un breve período.

Al seleccionar la dieta para tu hámster hay que recordar cómo vivimos en la naturaleza. Una dieta rica en fibra y más bien pobre en grasas es muy ventajosa, especialmente para los hámsters enanos de Roborowski los grises que viven en el desierto.

Para prevenir deficiencias hay que procurar que tengamos una dieta variada. Los cereales y semillas sirven para cubrir las necesidades de hidratos de carbono y de fibra. La fruta y la verdura ayudan a satisfacer sus necesidades de liquido y vitaminas. Las proteínas animales son un constituyente vital.

Es perjudicial darnos restos de comida para personas porque los nosotros los hámsters no toleramos la sal, las especias, ni la grasa. Lo dulce nos gusta mucho pero -¡igual que para las personas!- no es saludable. Los animales -en contra de lo que se suele creer- no siempre sabemos lo que es bueno para nosotros y podemos llegar a ingerir alimentos indigestos

El agua para beber
En las estepas y los desiertos de Asia, el lugar de nuestro origen, hay muy pocas posibilidades de beber agua, por lo que cubrimos nuestras necesidades de liquido a través del forraje fresco. Sin embargo, hay muchos "amigos de los animales" que afirman que es un tormento si no se nos ofrece agua. Piensan desde el punto de vista del ser humano que no podemos sobrevivir sin agua para beber.

Incluso hembras gestantes o en período de lactancia pueden criar sin ningún tipo de problema a sus crías sin disponer de agua para beber. Incluso durante estos períodos es posible cubrir sus necesidades mayores de líquido mediante el suministro de (suficiente) comida jugosa (fruta y verdura).

A quien para su propia tranquilidad no quiera prescindir del bebedero de agua le aconsejo utilizar -igual que para el uso humano- únicamente agua hervida o filtrada porque el agua del grifo en general contiene mucho cloro y metales pesados.

cuidados

Hámster

- Higiene -

Junto con la alimentación, la higiene es uno de los aspectos más importantes para que el hámster gocemos de un buen estado de salud.
Cuantas más medidas se tomen para prevenir cualquier enfermedad, más a salvo estaremos de contraerlas, y la higiene es una condición necesaria para que podamos evolucionar y desarrollarnos adecuadamente.

Los hámsters, por naturaleza, somos animales muy limpios y no despedimos olores, pues con frecuencia nos limpiamos el pelaje con nuestras patitas y también el hocico después de las comidas. De todas formas, estos hábitos no serán suficientes para que nos prevenga de posibles enfermedades. Los cuidados de nuestro dueño/a y la atención que éste nos brinde ayudarán notablemente a que nos desarrollemos dentro de unas condiciones higiénicas perfectas.

Hay que someternos, por lo tanto, a un control riguroso de higiene y sanidad. Para ello, es necesario tener en cuenta las siguientes observaciones:

1. Se nos limpiará la jaula una o dos veces a la semana, junto con los comederos y bebederos con agua caliente y en todo caso un lavavajillas suave. Si se utiliza lavavajillas debes tener cuidado en aclarar todo perfectamente y que no queden restos de jabón pues puede ser peligroso para nosotros.
2. Al menos una vez a la semana se limpiarán los barrotes de la jaula con un estropajo o un cepillo, para que no se depositen en ellos parásitos y no se conviertan en una fuente de microbios; ya sabes lo que nos gusta roer los barrotes.
3. A diario se limpiarán los comederos y bebederos, y se cambiarán el agua y los alimentos.
4. A diario también se limpiará el rincón donde tengamos costumbre de orinar y se limpiarán las deposiciones y se rellenará esta parte con lecho para la jaula.
5. Para el suelo de la jaula, se utilizará arena, tierra gruesa, virutas de madera o heno, estos materiales se limpian con facilidad. Se puede utilizar también la famosa arena para gatos que se adquiere en tiendas especializadas, pero a nosotros no nos gusta mucho porque reseca nuestras patitas y nos produce heridas. Tampoco se debe utilizar papel de periódico porque nos encanta desmenuzarlo y la tinta es tóxica para nosotros.
6. Nos deberás cepillar el pelaje con asiduidad con un cepillo adecuado que, puede encontrarse en los comercios especializados.
7. La habitación donde coloques la jaula de tu hamstercillo deberá tener una correcta ventilación, así como estar a una temperatura ambiente.
8. Tienes que vigilar el no exponernos a corrientes de aire, ni tampoco a cambios bruscos de temperatura, ya que ello podría perjudicar nuestra salud.
9. Una vez al mes tienes que desinfectar toda la jaula para evitar que se depositen parásitos en ella. Para ello se pueden adquirir en las tiendas especializadas los desinfectantes más adecuados.
10. Durante el verano resguardarás la jaula del cálido sol, pues los fuertes rayos podrían ocasionarnos una insolación.

Baño

No es aconsejable bañarnos somos propensos a resfriarnos, además somos muy limpios y nos aseamos varias veces al día para mantener nuestro pelaje en buenas condiciones. Si olemos mal, probablemente sea porque la higiene de nuestra jaula es inadecuada. Si limpias nuestro hogar como antes te comentamos el problema desaparecerá.

En caso de ensuciarnos mucho y tener la necesidad de bañarnos, se nos puede lavar con agua tibia, sin mojarnos la cabecita y sin jabón. Inmediatamente después envolvernos en una toalla limpia y frotarnos suavemente hasta que estemos secos. Luego hay que dejar nuestra jaula en un lugar cálido y sin corrientes de aire durante varias horas porque es peligroso que nos resfriemos y teniendo el pelaje húmedo, esto podría ocurrir.

Hamster

Consejos

Ahora te preguntarás: "y ¿qué hago yo con mi hamstercillo mientras limpio su jaula?".

* En las tiendas especializadas venden unas bolas de plástico transparente especiales, donde puedes meter a tu mascota y que corra libremente por la casa sin estropear nada y sin lastimarse. A nosotros nos encanta porque podemos explorarlo todo y hacer ejercicio como en la rueda. Podemos estar dentro un máximo de 20 minutos, pues aunque tiene muchas aberturas de ventilación, los hámsters somos muy activos y con nuestra respiración se forma vapor de agua y no da tiempo a renovarse el aire.
* Puedes meter a tu mascota en un cajón grande de madera lleno de arena. Nos encanta escarbar, no nos cansaremos de hacerlo mientras tu limpias la jaula. Además la arena limpiará su pelaje.
* Si tienes en casa un distribuidor o un pasillo sin muebles, puedes cerrar todas las puertas y dejarle corretear por este lugar. Eso sí, avisa a los demás habitantes de la casa que puedan estar que lo has dejado allí. Muchos hámsters somos aplastados sin querer por algún miembro de la familia.
* Laura nos envía otra propuesta que a nosotros nos ha gustado: "Cuando voy a limpiar la jaula del hámster, siempre dejo al hámster en la bañera, con el tapon puesto y descuelgo la alcachofa para que no se le caiga encima accidentalmente, creo que es un buen sitio para dejarlo y sabes que está seguro y no se puede escapar, eso sí: hay que asegurarse de que la bañera no este mojada".

En verano, cuando la temperatura es elevada, los hámsters, también nos achicharramos de calor y ya que no podemos abanicarnos, pues …

* Puedes colocar un recipiente ancho lleno de agua para que podamos darnos un bañito a diario. A nosotros también nos gusta darnos un chapuzón de vez en cuando para refrescarnos. Estas "bañeras" o "piscinas" pueden encontrarse en los establecimientos especializados. Pueden ser de plástico, vidrio o cerámica; no deberán ser demasiado profundas para que no corramos peligro de ahogarnos y lo suficientemente anchas para que al subirnos no las volquemos.

El agua se cambiará diariamente y deberá estar siempre fresca para que nos sintamos a gusto cuando la utilicemos. No hay que olvidar que la jaula deberá estar siempre protegida de las corrientes de aire, ya que después del baño, estando mojaditos, somos más propensos a coger resfriados u otra enfermedad.

alimentacion

- Transporte -


Por primera vez

Si has acudido a una tienda de mascotas para adquirir a tu hámster, lo más seguro es que en la tienda te faciliten una pequeña caja de cartón. Estás cajitas no tienen nada que hacer frente a nuestros poderosos incisivos y dado que nos encanta roer, no tardaremos mucho en abrirnos paso a través de ella y ver donde nos llevan.

Si por el contrario, te lo regala alguien, seguro que se utiliza la socorrida caja de zapatos (también de cartón), con la que sucederá lo mismo que en el ejemplo anterior, aún en caso de trasyectos cortos.

Así que si no quieres que tu nueva mascotita se pierda, deberías utilizar para su transporte una jaula pequeña o una caja de madera con barrotes en uno de los lados. También venden en las tiendas especializadas, unas pequeñas peceras transparentes, con una tapadera en su parte superior perforada para favorecer la ventilación. Estas no deben utilizarse nunca como alojamiento, solo es para desplazarnos en trayectos cortos

Dejarnos al cuidado de alguien
Si tienes parientes, conocidos o vecinos de los que te puedas fiar y que puedan ir a tu casa cada dos o tres días para cuidar de tu hámster, lo mejor para él sería dejarlo en casa durante tus vacaciones. Eso es mucho mejor que toda la excitación del viaje. Facilítale el trabajo a la persona que ha de cuidarle, dejando suficiente cantidad de relleno para la jaula y de comida para todo el tiempo que dure tu ausencia.

Si no encuentras a nadie que vaya a tu vivienda para ocuparse de tu hámster, cabe que alguien se lo lleve a su propia casa. Puedes hablar asimismo con tus parientes, conocidos o vecinos, pero también con otros propietarios de un hámster. Entonces tal vez, podrías ocuparte tu del hámster de ellos cuando vayan de vacaciones. Tampoco en este caso debes olvidarte adquirir suficiente comida y relleno para la cama y entregárselo, así como también un comedero y bebedero suplementario por si los primeros se rompen.

Si en tu círculo familiar o de amistades no encuentras a nadie que quiera ocuparse de tu mascota o de quien tu te puedas fiar que va a tratarle bien, siempre te queda la posibilidad de llevarle a una tienda de animales de confianza o a una residencia que se ocupen de tu animalito durante tus vacaciones, con el pago de una cuota. No obstante, justo en la época de vacaciones las plazas en estas residencias son escasas, de manera que cuanto antes inscribas a tu mascota en ese lugar, mejor. Asegúrate antes de hacerlo que va a estar bien acomodado y atendido. Seguramente podrás confiar en el dueño de tu tienda de animales, de la que tal vez seas cliente asiduo o incluso donde hayas comprado tu hamstercillo. Además en este caso, tu mascota conocerá la comida y el material para la cama porque es el que siempre compras. En el caso de las residencias de animales es preferible que compares y mires si están limpias y las llevan de forma fiable. Desgraciadamente existen ejemplos negativos donde no nos tratan ni mínimamente bien a los animales.

Como última observación, si sólo te vas a ausentar dos o tres días, puedes dejar a tu mascota con la jaula limpia y suficiente agua y comida. No nos pasará nada en ese período, si tenemos agua y alimentos, eso sí, tu mascota te echará de menos y esperará impaciente tu regreso.

cuidados


Fuente: http://www.peluzzo.com/