¿Por qué mi perro come excremento?

alimentacion

Si estás leyendo este articulo es probablemente porque estas horrorizado de lo que tu perro está haciendo. Te da asco ¿verdad? Nadie quiere jugar con perro que ha comido excremento. Mucha gente que me llama está preocupada cuando sus perros hacen esto, tanto que ni siquiera pueden imaginarse compartiendo una buena relación con su animal de compañía. Ni siquiera son capaces de ver a su perro de la misma manera que lo hacía antes. Y entiendo cómo se sienten, pues yo he mismo he tenido un perro que solía comer popo. Era un perro que además de comer popo amaba dar besos.

Antes de que sigas pensando que tu perro esta mentalmente enfermo por comer popo, permíteme asegurarte que....mucho perros comen su propia popo o la de otros perros. Muchos perros se comerán la popo de los gatos, otros comen popo de caballo, vaca, borrego, patos, pollos, cerdos, etc. Comer popo es algo que ocurre muy normalmente. NO has escuchado mucho de esto tal vez porque no sea un tema del que se platique muy a menudo.....aunque en mi experiencia es un problema que las personas tocan conmigo vía telefónica continuamente.

Muy bien, ahora hablemos acerca de este tema tan asqueroso, y hablemos también sobre cómo prevenirlo o bien solucionarlo. El comer excremento tiene un nombre científico: Coprofagia. Comer excremento lo creas o no es un comportamiento extremadamente repetitivo en el reino animal. Los conejos y muchos roedores rutinariamente se comen sus propias heces y tiene que hacerlo para tener una digerir y absorber nutrientes de su comida. Las madres de algunos animales muy a menudo se comen las heces de sus crías hasta que estos han llegado a la juventud. Los predadores también suelen comer y revolcarse en el excremento de sus presas (caballos, vacas, cebras, búfalos, etc.)

Los perros que se comen las heces de perros, otros animales, y humanos (sí, humanos) son una preocupación tomando en cuenta las enfermedades que se provocan por la transmisión de parásitos. Un perro que se come las heces de otro animal (o inclusive las suyas) puede contraer alguna enfermedad, adquirir lombrices o bacterias. Puede inclusive re infectarse si este ha sido desparasitado y se come las bacterias y huevecillos contenidos en sus heces. Un perro que ha comido excremento, y después ha tenido contacto con humanos puede transmitir parásitos y otras cosas.

Tipos de coprofagia

Autocoprofagia: animal que se come sus propias heces.
Coprofagia intraespecífica: animales que comen heces de otros dentro de su misma especie.
Coprofagia interespecífica: animales que comen heces de otras especies.

Causas de la coprofagia

Las causas más frecuente de coprofagia en los perros son:

1- Llamar atención: tienen este tipo de comportamiento para llamar nuestra atención, aunque sea para que los regañemos.

2- Curiosidad: se produce en cachorros que por curiosidad exploran su entorno y pueden descubrir el sabor apetecible de las heces de otros animales alimentados con otra dieta. Es habitual en los perros la ingestión de heces de los gatos con los que comparten espacio en la misma casa.

3- Problemas digestivos: en perros que hacen heces blandas o diarreas aisladas, persisten en ellas nutrientes sin digerir por lo que al detectarlos, las ingieren de nuevo para digerirlos completamente. Esto se suele dar sobre todo en cachorros.

4- Aburrimiento: animales que pasan muchas horas solos o que no se les dedica la suficiente atención.

5- Ansiedad: animales que padecen mucho estrés por diversos motivos pueden tener este tipo de hábitos.

6- Limpieza: los animales distinguen zonas sucias de zonas limpias, por lo que algunos perros ingieren material fecal para mantener limpio su hábitat.

7- Instinto: algunas madres comen las cacas para quitar el olor y evitar así la presencia de posibles predadores.

8- Alimentación: en casos extremos en los que los animales no tienen suficiente comida pueden desarrollar este tipo de comportamientos.

9- Nutrición: hay casos de animales que no asimilan el pienso que les administramos por lo que pueden padecer deficiencias vitamínicas y minerales que desencadenen este comportamiento.

10- Patologías: casos de perros adultos que de forma repentina desarrollan coprofagia deberán acudir a su Veterinario habitual para descartar posible patologías como insuficiencia pancreática exocrina para valorarlo tratarlo adecuadamente.


causa
Como prevenir que mi perro coma POPO

Puede haber muchas razones por las que un perro coma excremento. Ya les he dicho antes que este tema es bastante asqueroso, pero es mi trabajo y tengo que hacerlo.

Los perros se comen sus propias heces o las de otros de su especie- Aproximadamente un 50% de los perros que he conocido en mi vida, han tenido este hábito en algún momento de su vida. Así que ¡no pienses que eres el único! Es muy común en labradores y otros retrievers pero puede también ocurrir en cualquier otra raza. Normalmente comienza en épocas de frio cuando las heces son más "crujientes", y muy a menudo el comportamiento continúa aún en temporadas de calor. Hay muchas teorías acerca de por qué los perros hacen esto. La más común es que al perro le está haciendo falta algo dentro de su dieta. Esta teoría ha sido comprobado que es falsa, supuestamente, en pruebas clínicas. Otra teoría muy común es que los perros han mezclado el instinto de comer popo que está relacionado a las madres que se comen las heces de sus cachorros. Esta teoría no ha sido aún probada.

¿Mi teoría? Hoy en día el alimento comercial para perros esta preservado y preparado de tal manera que es muy complicado para los perros digerirlo. Además de que los perros son omnívoros y no estrictamente predadores, ellos tienen un tracto digestivo relativamente corto y la comida pasa a través de este muy rápido. Yo creo que un perro que come alimentos comercialmente preparados deja en sus heces muchos nutrientes. El perro capta esto con su nariz y no le importa reciclar la comida. La razón por la que yo creo esta teoría es porque no se ha visto que los perros sean coprofagicos excepto en las madres mientras dura la etapa de crianza.

Bueno, pero probablemente a ti no te interese el por qué.....y simplemente quieres dar una buena solución a esto ¿no es así? Aquí hay algunos métodos.

Espolvorea un poco de ablandador de carne sobre la comida del perro que suele comerse sus heces. Este método no es del todo exitoso, pero algunos perros responden muy bien al remedio. El ablandador de carne aparentemente hace que el excremento no huela como alimento. Por supuesto, si tu perro está comiendo excremento en el parque, este no será el mejor remedio, ya que no puedes espolvorear ablandador de carnes en la comida de cada perro que va al parque. Si tienes más de dos perros- el ablandador tiene que ser espolvoreado en la comida de cada perro.

Hay dos aditivos para el alimento de los perros que están hechos específicamente para perros suelen comer excremento. Uno se llama FORBID y otros se llama DETER. Estos son productos que pueden comprarse en una farmacia veterinaria y se aplican de la misma forma en que los ablandadores de carne son aplicados. En mi experiencia puedo decirte que tanto estos aditivos como el ablandador de carne tienen una efectividad de solo el 50%.

También puedes obtener muy buenos resultados reforzando negativamente a tu perro cada vez que se acerque a oler su popo. Pero tu timing tiene que ser tan bueno que es casi imposible lograrlo. Si corriges a tu perro para que no se coma excremento cuando tus estas presente, él muy pronto aprenderá a no comerlo cuando tú estés presente y sabrá que cuando tú no estás es seguro comerlo. Este método es nuevamente 50% efectivo y además el perro puede tener efectos colaterales debido al castigo, como no querer ir al baño mientras tú estés cerca. Ten mucha precaución si decides utilizar este método.

La única forma confiable de solucionar este problema es la prevención a través de una supervisión activa y manteniendo el lugar de estar (patio) de tu perro siempre limpio. Si tienes un perro que inmediatamente después de hacer popo gira para comerse sus heces, tendrás que llevarlo al baño con correa y preguntar en ANIMALITOS por una rutina para ir al baño.

Los perros que comen popo de gatos: Si tu perro está hambriento y hay popo de gato disponible, ten por seguro que se la comerá. Los gatos arrojan excremento lleno de proteínas y un montón de otras cosas que hay en los alimentos comerciales modernos con valores nutrimentales para los perros. La popo de los gatos es básicamente una versión ligera y destilada de los elementos contenidos en una bolsa de alimento para gatos y que es por supuesto muy atractiva para los perros. Si tu perro se está comiendo el excremento de los gatos, no hay un punto a favor para tratar de entrenarlo para que no lo haga. Simplemente no tendrás éxito. ¿Mi consejo? Será mejor que muevas el arenero del gato a un lugar alto donde tu perro no lo pueda alcanzar.

Compra un contenedor grande Rubbermaid de esos que venden en el súper con tapa. Coloca el arenero dentro del contenedor. Corta el contenedor ya sea po0r un costado o por la parte alta con hoyo lo suficientemente grande para que tu gato ingrese, pero no tu perro.

Mueve el arenero a una habitación que tenga una puerta que se pueda mantener cerrada. Coloca una puerta para gato en esa puerta, de esta manera tu gato podrá entrar pero no tu perro.

La prevención es la única forma de evitar que tu perro se coma el excremento de gato. Un perro que suele comerse la popo de los gatos usualmente no responderá a los intentos de entrenamiento. La popo de los gatos es tan buena para ellos como cualquier otro premio que tu le puedas ofrecer, y si tratas de reforzarlo negativamente cuando lo caches comiendo popo de gato, el simplemente esperará la próxima vez a que no estés cerca.

Perros que comen heces de Caballos, vacas y otros animales de granja: Las heces de los animales de granja, vacas y puercos son naturalmente atractivas para los perros. Algunos en verdad aman este tipo de heces, aunque otros no son atraídos por estas. La mayoría de los perros disfruta comer o revolcarse en heces de animales más grandes. Tal vez esta forma de coprofagia sea la menos peligrosa de todas tomando en cuenta la transmisión de enfermedades y parásitos. Si tu perro hace esto hay algunas opciones.

La popo de caballos y vacas contiene prebióticos naturales que son de gran beneficio para el sistema digestivo de los perros. La ingestión ocasional de excremento de caballos y vacas es en efecto buena para tu perro. (Aunque yo trataría evitar besar a mi perro por lo menos durante unas horas después de que he notado que come este tipo de heces).

Perros que comen heces de humanos: Les dije que este era un tema asqueroso, y ¡en verdad lo es! Algunos perros no se pueden resistir a las heces de los humanos. Muchos suelen de hacer pañales que encuentran en el bote de basura. En lugares donde no hay baño y los seres humanos hacen al aire libre los perros pueden obviamente tener acceso fácil a este manjar. La única forma de que esto no ocurra es previniendo: coloca los pañales en un bote con tapa de rosca.

El fondo de este asunto son esos perros que comen un montón de cosas que nosotros no queremos que coman.....insectos, animales muertos, controles remotos, toallas femeninas usadas, rocas y si también popo de cualquier tipo. Al final son una especie completamente diferente a la humana y no son los únicos animales del reino animal que hacen esto.

Anécdota.....No la leas si tienes un estomago sensible y te dan asco las cosas fácilmente.

Una vez que todos los límites del buen sabor han sido rebasados con este artículo, déjame contarte sobre el caso más asqueroso de coprofagia que he conocido. Era una perra labrador y no diré su nombre. Ella estaba en un grupo de adiestramiento para perros guía. Ella solía voltear su cara y comer sus propias heces mientras defecaba. Apenas caía un pedazo de popo y ella volteaba para comerlo, luego retomaba posición y dejaba caer otra. Si la perra veía a otro perro cerca "en posición de hacer popo" corría inmediatamente y se la comía mientras esta salía del ano del otro perro. Las personas que la cuidaban tenían que ser completamente preventivos, cuando llevaban a la perra y a otros perros al baño tenían que recoger inmediatamente las heces colocándolas en una bolsa grande de plástico y después en un contenedor con tapa.

Un día cuando llegaron sus dueños a recogerla, las personas que cuidaban de ella les informaron que de alguna forma la perra había logrado abrir el contenedor de heces donde se encontraban las heces de todos los perros y había logrado comer casi 1/4 del contenido.

Más tarde esa misma noche mientras la perra se encontraba en su jaula, vomito un proyectil del contenido de su estomago por toda la jaula y sí misma.

Uno de los dueños que decía tener un estomago fuerte, pero que tuvo que encargarse de limpiar el desastre causado por la perra...tuvo que salir varias ocasiones al patio para vomitar. Hasta estos días a partir de que me lo platicaron no puedo ni siquiera pensar en aquel asqueroso momento sin sentir nauseas....He tenido inclusive que tomar algunos descansos y parar de escribir para tomar algunos respiros profundos.

perro