Cómo reducir el estrés en los perros durante una mudanza

Mudarse es una de las situaciones que más nos estresa a las personas, pero imagínate lo difícil que es para tu amigo canino. En este artículo te compartimos algunos consejos para reducir el estrés en los perros cuando te mudas de casa.

¿Por qué tu perro se estresa? Pues bien, todo lo que tu perro conocía, sus olores, sonidos del vecinadario, entre otras cosas, desaparecen. Y no sólo que se van, sino que de un momento a otro, tu mascota se encuentra en una nueva y desconocida casa.

Tips para reducir el estrés en los perros

Anticípate al cambio

mascotas

Claro que tu mente se está preparando desde hace tiempo para la mudanza, pero piensa que tu perro no tiene idea de lo que está por venir. Para evitar el desconcierto y el consecuente estrés canino, deberás hacer que la transición entre la casa vieja y la nueva no sea tan abrupta.

Si la mudanza es dentro de la misma cuidad, te convendría llevar a tu perro a pasear por el nuevo barrio unos días antes que se produzca la mudanza. Así se comenzará a familiarizar con la calle de la nueva vivienda, los nuevos olores, las otras mascotas del barrio y todo lo que le interese.

Por el contrario, si te mudas muy lejos y deben viajar, el paseo va a tener que ser el mismo día de la mudanza, antes de llegar a la casa.

Enséñale la casa

perros

Tanto en la mudanza como en una adopción, se lleva al perro a un lugar desconocido. Es por ello que el procedimiento del ingreso a la casa es similar.

Antes de entrar a la nueva casa, debes darle un largo paseo para que descargue sus energías y llegue calmado al momento del ingreso. Solo abre la puerta cuando esté tranquilo y guíalo tú por la casa, no dejes que salga correteando por todos lados.

Muéstrale tú cada habitación, recordando que sólo lo debes dejar pasar a conocerla y olfatearla una vez que esté sentado y calmado en el umbral de la puerta.

Llévalo hasta el lugar en donde va a comer, beber agua y en donde va a dormir, teniendo siempre la precaución de tenerle listo su plato de comida y bebida, y su cama de siempre.

Minimiza el trauma

mudanza

El momento de la mudanza con mascotas puede ser muy traumático, cajas por todos lados, desconocidos que entran y salen. Por eso es tu deber tratar de que tu perro esté tranquilo y con sus rutinas en los mismos horarios.

Concéntrate en tener una actitud positiva y no enloquezcas, porque tu mala actitud es lo que más estresará a tu perro.

Un último consejo: Asegúrate de que tu perro siempre lleve puesto su collar con su placa identificatoria por si acaso se escapa de la nueva casa.

y si tienes gatos te dejo el link
http://www.hillspet.es/es-es/cat-mature/moving-house-with-your-cat.html