El pelaje del gato. El acicalamiento.



link: https://www.youtube.com/watch?v=3dntdSejJ40


Un gato puede tener hasta 200 pelos por centímetro cuadrado, de cuales 150 son subpelo, 47 cobertura y unos 3 pelos de guarda (hay libros que indican que tienen más de 800 por cm2).
Los pelos de cobertura y el subpelo salen en matas de poros individuales, mientras que el pelo de guarda crece separado. El subpelo es más fino y espeso.


En los cambios de estación mudan de pelo, pero cada pelo nuevo nace en el mismo folículo expulsando al antiguo.


El pelo protege a los gatos de los agentes exteriores: frío, calor, radiación solar, picotazos, cortes...; les permite comunicarse por ejemplo erizándose y aparentando un mayor tamaño, y además les protege de patógenos gracias a las glándulas sebáceas, que también le aportan brillo.


Todo el pelo del gato, sobre todo el pelo de guarda está conectado al sistema nervioso, por eso cuando les tocamos muchas veces se vuelven a colocar cada pelo es su sitio con la lengua.


El gato se caracteriza por su extremada higiene, de ahí que pasen gran parte del día limpiandose y acicalándose con su lengua rasposa. La lengua de los gatos atigrados en más rasposa que la de otros gatos.


Con el acicalamiento, el gato elimina el pelo que le sobra (no olvides darle malta o hierba gatuna), airea y coloca cada pelo en su sitio, elimina olores que le podrían delatar, reparte su propio olor por todo el pelaje y además se relajan. Cuando un gato se acicala tranquilamente, está disfrutando de un relajante masaje. Cuando un gato acicala a otro, sin duda es una señal de afecto y confianza.


Para mantener su pelaje en perfecto estado tenemos que alimentarles correctamente, darles malta o hierba gatuna, cepillarles con regularidad, y si les bañamos hacerlo con un jabón específico.


gato


Felis catus


Pelaje del gato


Acicalamiento


El pelaje del gato. El acicalamiento.