Bueno, este es mi primer post, y queria brindar información a todas aquellas personas que estén interesados en el Fila Brasilero. Ya que mucha gente por falta de información se hace una mala idea de la raza o se creen que son perros agresivos o violentos por "naturaleza".
En mi caso, el mio no llega al año de edad, y desde el segundo mes comenzé a sociabilizarlo y a adiestrarlo, y la verdad es que nunca tuve un disgusto. Lo que sí: requieren mucha dedicación, hoy en día logro que este en el jardín de mi casa por ejemplo, en donde hago reuniones con mis amigos y esta totalmente sociabilizado. Tampoco pienso que sea un perro para sacar sin correa a jugar a la calle, pero mediante el correcto entrenamiento y dedicación...
Y como pueden ver, a continuación dejo información de la raza, y resalte la parte de Temperamento, para que puedan sacar sus propias conclusiones.


Origen: Entre las más de trescientas razas reconocidas oficialmente, existe una brasileña que ha conquistado numerosos simpatizantes en varios paises: el "cao de fila", o "perro guardián", o "fila brasileño". Su orígen es oscuro, como el de tantas razas; solo puede suponerse que desciende del cruce de perros llevados al Brasil por los conquistadores portugueses y españoles (el bloodhound, el mastiff, el buldog inglés), cruza perfectamente apta para las características de aquellas tres razas, no solo por su aspecto exterior sino también por sus facultades síquicas.

Descripcion:
La mirada melancólica recuerda, sin duda, al bloodhound, del que ha heredado también el olfato finísimo. Cuando se observa su estructura voluminosa, se piensa en el mastiff, que impone respeto con su sola presencia, cualidad a la que se suma un coraje casi brutal y una natural vigilancia. Finalmente, el bulldog le ha transmitido el antiguo temperamento impetuoso e implacable; pero no ultima a la víctima al alcanzarla sino que la tiene sojuzgada hasta la llegada del amo. Este comportamiento del fila adquiere aun mayor importancia cuando se sabe que en una época se lo usaba para capturar esclavos fugitivos, a los que rastreaba fácilmente gracias a su excelente olfato, devolviéndolos vivos a los guardianes. Pero el fila presta hoy óptimo servicio también como custodio de bienes: mantiene, solo, la formación de rebaños; cualquier animal díscolo es rápidamente llamado al orden con un enérgico mordisco.
Es evidente que perros de esta especie no pueden sentirse cómodos en la ciudad. están hechos para la vida rural, donde pueden ejercer libremente su vigor físico, donde su robustez no sufre limitaciones: los corrales, por mas espaciosos que sean, no ofrecen a estos animales la posibilidad de vivir según su verdadera naturaleza. Dotado de aspecto que infunde temor, siempre dispuesto a agredir, el fila tiene sin embargo un carácter dócil y devoto al amo. Es desconfiado en presencia de extraños y no admite la menor familiaridad. Guardián incomparable, ha obtenido grandes éxitos en las muestras caninas de todo el mundo.

RASGOS GENERALES del Fila brasileiro:
El fila brasileiro constituye una raza típica de la familia de los molosoides. Presenta un porte imponente, huesos y músculos fuertes. Su cuerpo es mas largo que alto, bien proporcionado y simétrico. Se caracteriza por su reserva con los extraños. Sin embargo, manifiesta una fidelidad tradicional a su dueño y sus familiares con quienes se muestra extremadamente afectuoso, dulce y obediente. A menudo ocurre que el Fila ataque al juez y, por regla general, no se deja tocar por él y en los juzgamientos, esto les está permitido - no ser tocados por los jueces, siendo la única raza a la cual se le dan estas largas -. Esta actitud no hace sino confirmar su temperamento característico y nunca se debe considerar como un defecto.
CABEZA del Fila brasileiro:
Siempre grande y pesada respecto al cuerpo, de aspecto cuadrado y macizo, típicamente braquicéfala (cráneo corto y ancho).
Nariz del Fila brasileiro:
Ancha, bien desarrollada, que ocupa gran parte del frente del maxilar superior, de color negro, con excepción de los perros color chocolate castaños o de fondo blanco con manchas de estos colores, en los cuales puede hallarse la nariz castaña.
Labios superiores grandes, colgantes, que se sobreponen a los inferiores dando al hocico el aspecto cuadrado de los molosoides.
Labios inferiores firmes en el extremo de los maxilares, sueltos a los lados, con bordes dentados.
Hocico fuerte, ancho, más corto que el cráneo, pero siempre en armonía con este: de gran profundidad en toda su extensión, termina en línea casi perpendicular.
Dientes fuertes, blancos; caninos bien distanciados; incisivos superiores anchos en la raíz, estrechos en la punta. La dentadura es en tijera.
El stop, visto de frente, es prácticamente inexistente y continua en forma de surco, que se extiende en sentido longitudinal hasta casi la mitad del cráneo; el perfil, en cambio, es bastante nítido y formado por los arcos supraorbitales. El cráneo, grande y ancho, se afina un poco bruscamente en la base del hocico. Cresta occipital muy pronunciada.
Ojos De tamaño medio, de forma ligeramente almendrada, muy distantes entre sí, bien hundidos en las órbitas de color oscuro. A causa de la piel relajada, muchos ejemplares presentan párpados caídos, detalle que no debe ser considerado defecto, ya que contribuye a aumentar la apariencia pensativa de la mirada, típica de la raza.
Orejas Grandes, en forma de "V" insertas en la parte posterior del cráneo; como consecuencia de la piel relajada, su inserción resulta variable. Cuando la atención del perro está despierta, las lleva altas y alcanzan la línea superior del cráneo; cuando el perro esta en reposo, la inserción de las orejas parece baja, se repliegan hacia adentro de modo que el inferior es visible. Pueden hallarse orejas caídas a los lados de las mejillas (orejas de moloso) y orejas plegadas hacia adentro como pétalos de rosa.

CUELLO del Fila brasileiro:
De diámetro extraordinariamente desarrollado, con musculatura fortísima, mas corto que largo. La nuca esta curvada armoniosamente. Presencia de papada.

CUERPO del Fila brasileiro:
Fuerte, cubierto de piel gruesa y suelta. Costillas bien arqueadas. Pecho ancho, que desciende por lo menos hasta la punta del codo. Músculos pectorales bien pronunciados. Hombros muy angulosos. Las puntas de las escápulas no se unen; al contrario, se mantienen separadas, formando así una cruz baja y chata. Dorso fuerte, en línea ligeramente ascendente hacia la grupa, que es más alta. De la punta anterior del hueso ilíaco (coxis) la grupa asciende armoniosamente, confundiéndose con la raíz de la cola. Vientre poco retraído.

COLA del Fila brasileiro:
De raíz muy ancha, se afina rápidamente y termina en punta, alcanzando el corvejón, levemente curvada en el extremo. Cuando el perro está excitado, la cola se eleva y la curva acentúa. La cola, de todos modos, nunca debe caer sobre el dorso ni enroscarse en espiral.

EXTREMIDADES del Fila brasileiro:
Anteriores Bien colocadas a ambos lados del cuerpo, separadas por el ancho del pecho, aplomadas. Antebrazo con huesos firmes. Metacarpos levemente inclinados.
Posteriores De osamenta menos fuerte, más altas que las anteriores, con ángulos no muy pronunciados. Los corvejones no son flexibles. Pies provistos de dedos muy arqueados y fuertes, bien dirigidos hacia adelante. Uñas negras; pueden también ser blancas cuando el dedo correspondiente esta manchado de blanco.

MOVIMIENTOS del Fila brasileiro:
Paso largo, acompasado, elástico, aparentemente pesado; recuerda en cierto modo al de un felino. Característica típica: movimientos ondulantes y de ancas. Con paso lento, la cola, alzada, acompaña los movimientos rítmicos del cuerpo, balanceados de izquierda a derecha. Con la cola baja, el movimiento del trasero debe ser igualmente visible en la grupa y en las costillas. El trote es fácil, elástico con gran impulso de las miembros anteriores, de modo que cubre mucho terreno. Al paso, el fila brasileiro tiene generalmente la cabeza más baja que la línea del dorso.

Piel y pelaje del Fila brasileiro:
Piel gruesa y suelta, sobre todo en el cuello y el tronco. En la garganta posee papada. Pelo corto, suave, tupido, liso.

Color del Fila brasileiro:
Todos los colores y sus gradaciones son admitidos. En los ejemplares de matiz uniforme o atigrados son comunes las manchas blancas en el pecho, la garganta, las extremidades y la punta de la cola. Piel Gruesa, elástica, relajada sobre todo en el cuello y el tronco.

Tamaño y Peso del Fila brasileiro:
De 65 a 75 cm. en el macho, que pesa 50 Kg. como mínimo, y de 60 a 70 cm. en la hembra, que pesa por lo menos 40 kg.

DEFECTOS QUE IMPLICAN DESCALIFICACIÓN:
Prognatismo inferior, que muestra los dientes con la boca cerrada. Monorquidismo o criptorquidismo. Orejas cortadas. Manto completamente blanco; nariz color carne.

DEFECTOS GRAVES del Fila brasileiro:
Cabeza pequeña; labios superiores insuficientes. Ojos salientes. Rastros de albinismo, piel tensa. Andar rígido, sin mover las ancas. Timidez, cobardía.

DEFECTOS SERIOS del Fila brasileiro:
Prognatismo o enognatismo. Osamenta liviana; tórax poco profundo; grupa más baja que la cruz. Paso corto, festejos a los extraños.

DEFECTOS LIGEROS del Fila brasileiro:
Cualquier modificación que se aleje del Standard. En el juicio debe preferirse el ejemplar con más defectos ligeros al que solo tiene uno o dos, pero de gravedad mayor.

Sin lugar a dudas, el temperamento del Fila Brasileiro es la característica que más lo define y diferencia del resto de las razas caninas. Asimismo es su peculiar comportamiento lo que le hace ganar adeptos.

La vida del Fila transcurre en un continuo ir y venir entre el amor y el odio. Amor a todo aquello que asume como propio: su dueño, su familia, sus propiedades... Odio hacia todo lo demás. Cualquier ser vivo ajeno a su entorno es considerado como un agresor, propiciándole la respuesta que a su juicio merece tal invasión.

Ya desde temprana edad el Fila observa un comportamiento característico, bien distinto de la mayoría de razas caninas. El cachorro de Fila no gusta de jugar con extraños por muy amables que éstos pretendan ser. A partir de los cuatro meses de edad comienza a desconfiar de las visitas, evitando todo contacto con ellas y alejándose gruñendo. Conforme pasan los días ese miedo y desconfianza hacia los desconocidos se va convirtiendo en exacerbado odio y, coincidiendo con el aumento de su potencial agresivo, consecuencia lógica de su desarrollo físico, aumenta también el número de reacciones agresivas ante extraños.

Es probable que la persona que posea un Fila por primera vez se sienta un tanto desconcertada ante la forma de proceder de su compañero durante los nueve o diez primeros meses de vida, ya que es frecuente que el mismo cachorro que gruñe y acosa al vecino lo reciba al día siguiente ofreciéndole el mejor de sus juguetes.

Pero esas alteraciones de comportamiento son absolutamente normales, ya que al fin y al cabo estamos hablando de un perro que se encuentra en su más tierna infancia, con unas ganas locas de jugar y de pasar el mayor tiempo posible en compañía. No obstante ya comienzan a aflorar en él las pautas de comportamiento típicas de la raza, y tan sólo es cuestión de tiempo, de poco tiempo, el que el cien por cien de los extraños sean siempre mal recibidos. A la vuelta de un año de edad, como máximo, todo ejemplar que haya crecido en un ambiente normal debe mostrarse agresivo dentro de su propio territorio.

Nos encontramos, por tanto, ante una de las poquísimas razas que todavía conservan un elevado instinto natural de guarda, y cuestión nuestra es que siga siendo así. En este sentido comentar que el Fila no necesita adiestramiento alguno para ejercer la guarda de una manera tremendamente resolutiva. Y cuando se dice que no necesita adiestramiento se dice también que no debe ser adiestrado. Téngase en cuenta que el estándar FCI de la raza define como faltas importantes las distintas desviaciones del comportamiento que puedan darse, a saber:

Faltas descalificantes: Agresividad hacia el dueño. Cobardía.
Faltas muy graves: Apatía o timidez. Sensibilidad negativa al disparo.

En pocas palabras, y para que el aficionado sepa situarse, es mucho más grave, y por lo tanto debería ser más penalizado, el que un Fila sea tímido o apático que el hecho de que sea prognata o tenga inserción alta de orejas. Así las cosas, todo adiestramiento que vaya encaminado a la ocultación de los mencionados defectos es tanto o más punible que la implantación de una prótesis dental o la corrección mediante cirugía de un mal porte de cola, por citar algunos ejemplos. Sin embargo es incluso recomendable que el perro sea adiestrado en lo que se denomina "obediencia básica", y que tales enseñanzas las reciba de su dueño, nunca de un extraño. Ello será una tarea sencilla dada la natural predisposición del Fila a agradar a su propietario y aportará el control necesario sobre el animal para convivir con nuestro entorno social de la manera más civilizada posible.

Conviviendo con Filas:
Quien piense adquirir un Fila y dejarlo solo en una finca o en una perrera, manteniendo con el animal el contacto estrictamente necesario para su alimentación, y esperar que una vez convertido en adulto ejerza la guarda con la contundencia que se le atribuye a la raza está profundamente equivocado. Desde muy temprana edad es imprescindible tener un contacto permanente con el animal como requisito básico para su adecuado desarrollo psíquico. El Fila necesita ser querido, ser apoyado en esos primeros ataques efectuados con más miedo que convicción, para después, alcanzado un cierto grado de madurez, desenvolverse con absoluta independencia del dueño sin esfuerzo alguno.

Una cuestión que inquieta al neófito es la convivencia del Fila con los niños de la familia. A este respecto comentar que no sólo no existe ningún problema, sino que se establece una sólida relación afectiva. Esta es una característica típica de la raza contemplada incluso en su estándar. Ahora bien, es un error que puede acarrear graves consecuencias del pretender que el Fila acepte a los amigos de los niños de la familia, los cuales, lógicamente, también son considerados como ajenos a su entorno social. La mejor solución para evitar desagradables accidentes es contar con una espaciosa perrera en la que nuestro amigo aguarde tranquilamente a que las visitas se marchen.

Incidiendo de nuevo en el tema del adiestramiento, comentar que existen personas que defienden la idea de que en esos casos lo mejor es llevar al perro a un adiestrador para modificar su comportamiento. Ello constituye una de las necedades más grandes que se pueden cometer con un ser vivo. Se trata de una violación de sus más básicos instintos, fijados y conservados durante años por criadores serios mediante un oportuno trabajo de selección y perfeccionamiento. Nadie, absolutamente nadie, tiene el derecho de modificar para su comodidad el temperamento del Fila en la medida que, como se comentó anteriormente, constituye el rasgo más característico de su identidad como raza. Si a nadie se le ocurre alterar elementos de su anatomía más, digamos, secundarios, ¿por qué pretender alterar su característico esquema de comportamiento?

Un Fila sociable es aquel que se integra en la unidad familiar; para él no existe más sociedad que ésa. Un Fila equilibrado es aquel que agrede con ferocidad sin necesidad de que se lo ordenen a cualquier invasor de su territorio, y un segundo después soporta estoicamente los tirones de oreja que le propina el pequeño de la casa.

Aquellas personas que no estén dispuestas a respetar esas pautas de comportamiento, sinceramente, por mucho que les atraiga el Fila, lo mejor que pueden hacer es elegir cualquier otra de las 400 razas reconocidas actualmente. A buen seguro disfrutarán de una experiencia más placentera.

Perfil comportamental de la raza de perro Fila brasilero:

Los perros de raza fila brasilero fueron definidos hace años como perros desmesurados ya que según sus criadores todo en ellos suele ser excesivo. Los fila brasileros son desmesurados en su coraje, firmeza, potencia y agresividad con respecto a los extraños y desmesurados en su nobleza, defensa de la familia y afectuosidad con la misma.

Los perros de raza fila brasilero son animales bastante equilibrados y seguros de si mismos. Habitualmente son tranquilos y muy poco ladradores, pero sumamente alertas ante la presencia de intrusos. En sus orígenes el fila brasilero fue un temible guardián y perro de presa. Actualmente la mayoría de los ejemplares de esta raza conservan sus características originales siendo en general muy fieles con la familia e irascibles con los extraños.

Si bien los ejemplares de fila brasilero que estén correctamente socializados suelen ser perros equilibrados, no se caracterizan por su nivel de obediencia. En lo que respecta a esta característica, las hembras son más recomendables para aquellas personas en las que la obediencia tenga mayor importancia. Por otro lado los machos suelen ser una mejor elección para aquellas personas en la cual la función de guardia constituya una prioridad. En realidad esta raza no es recomendable para nadie que no haya tenido una vasta experiencia en la convivencia con perros de fuerte temperamento ni que tenga dificultades para ejercer la autoridad.


Particularidades del comportamiento de la Fila brasilero:
Los perros de raza fila brasilero son animales poderosos, de fuerte temperamento, vigilantes, capaces de asimilar todo tipo de experiencias y adaptarse a todas las condiciones ambientales. En general los ejemplares de esta raza suelen ser bastante equilibrados pero muy temperamentales y muy buenos guardianes.

Un fila brasilero bien socializado, educado, jerarquizado y sobre todo con un dueño responsable, puede ser un buen compañero de la familia; claro que dado su temperamento hay que tener sumo cuidado con las personas ajenas a la familia de pertenencia ya que caso contrario las mismas podrían ser víctimas del accionar de un perro que fue seleccionado desde sus orígenes para funciones que nada tienen que ver con la de perro faldero.


Dejo algunas Imagenes mías:
Fila Brasilero Info y Fotos
fila brasilero
fila brasileño
fotos fila brasilero
fila brasileiro
info fila
info fila brasil
temperamento fila
Fila Brasilero Info y Fotos
fila brasilero
fila brasileño
fotos fila brasilero
fila brasileiro
info fila
info fila brasil
temperamento fila
Fila Brasilero Info y Fotos
fila brasilero
fila brasileño
fotos fila brasilero
fila brasileiro
info fila
info fila brasil

Fuente: http://www.comportamientoanimal.com/razas-de-perros/Fila+Brasilero.html
(Médico Veterinario Claudio Gerzovich Lis, especialista en Comportamiento Animal)
http://www.ctv.es/cema/acaboclado/temperamento.htm

Fotos: MIAS

Gracias y si les gusta dejen puntos (es mi primer post espero críticas).
Saludos


PD: ME HABIAN FALTADO ESTAS 2 que demuestran que el Fila tiene sus vicios, y hasta se pone violento...
temperamento fila

Fila Brasilero Info y Fotos