Enfermedades de los animales y su salud


todas las enfermedades de los animales

Otros nombres: Mascotas y la salud de los humanos
Las enfermedades de los animales con las cuales las personas pudieran contagiarse se llaman zoonosis. El origen de aproximadamente 75 por ciento de las enfermedades nuevas que afectan a los seres humanos en la última década puede rastrearse hasta animales o productos animales. Usted puede infectarse directamente de un animal, o indirectamente a través del medio ambiente.

Los animales de granja pueden transmitir enfermedades. Si una persona los toca o toca objetos que éstos han tocado, como cercas o baldes, debe lavarse muy bien las manos. Los adultos deben asegurarse de que los niños que visitan las granjas o los zoológicos de mascotas también se laven bien las manos.

Las mascotas también transmiten enfermedades. Los reptiles implican un riesgo particular. Las tortugas, las serpientes y las iguanas pueden transmitir bacterias a sus dueños. Puede contagiarse con la rabia de un perro infectado o toxoplasmosis por manipular las piedras sanitarias de un gato infectado. Las posibilidades de que su perro o su gato le contagien una enfermedad son pocas. Usted puede disminuir ese riesgo poniendo en práctica una buena higiene personal, manteniendo limpias las áreas de las mascotas y manteniendo actualizadas las vacunas de sus mascotas.

Salud de las mascotas
Las mascotas pueden agregarle diversión, compañía y una sensación de seguridad a su vida. Antes de adquirir una mascota, piense cuidadosamente acerca de qué animal es el mejor para su familia. ¿Qué es lo que cada integrante de la familia busca en una mascota? ¿Quién va a cuidarla? ¿Alguna persona en la casa es alérgica a los animales? ¿Qué tipo de animal se ajusta a su estilo de vida y presupuesto?

Cuando ya tenga una mascota, manténgala sana. Aprenda a reconocer los signos de problemas médicos. Lleve a su mascota al veterinario si observa:

Pérdida del apetito
Consumo excesivo de agua
Aumento o pérdida de peso en forma rápida
Comportamiento fuera de lo común
Cansancio y pereza
Dificultad para levantarse o acostarse
Abultamientos extraños

tortugas

Resúmenes
Animales y mascotas(Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades)
Enfermedades causadas por los animales
Asma
Campilobacteriosis
Control de roedores después de huracanes e inundaciones
Datos claves sobre la tularemia
Dengue
Garrapatas
Guía rápida sobre la peste
Lávese las manos después de tocar al conejito
Los murciélagos y la rabia
Perros callejeros en las áreas afectadas por los huracanes
Peste pulmonar
Prevención de infecciones causadas por animales domésticos
Protéjase contra las mordidas de perros, el Virus del Nilo Occidental y la intoxicación por monóxido de carbono en las áreas afectadas por los huracanes
Protéjase contra los peligros causados por los animales y los insectos después de un desastre natural
Protéjase contra los peligros causados por los animales y los insectos después de un desastre natural
Salmonellosis
Viruela del simio (monkeypox)
Virus del Nilo Occidental (West Nile Virus)


Salud de las Mascotas
Adultos mayores y mascotas
Anuncio para los que son dueños de perros o los importan
Cuidado de las mascotas
El Virus del Nilo Occidental y los pájaros
El Virus del Nilo Occidental y los perros y gatos
El Virus del Nilo Occidental y los caballos
El Virus del Nilo Occidental y las ardillas
Los CDC reciben acreditación plena para el programa de cuidado y uso de animales
Mascotas: antes y después de un desastre
Prevención de la rabia
Rabia canina

Enlaces externos
Los CDC no se responsabilizan por información obtenida fuera de www.cdc.gov/...
Brucelosis MedlinePlus
Cómo viajar por avión con su mascota
Control de ratas y ratones
El Virus del Nilo Occidental en perros y gatos
Hartz coloca nuevas etiquetas y cancela las gotas antipiojos y antigarrapatas para gatos y gatitos
Mascotas y su salud MedlinePlus
Mordeduras de animales
Enfermedades de los animales y su salud MedlinePlus
Enfermedad por arañazo de gato MedlinePlus
Fiebre Q MedlinePlus
Psitacosis
Pulgas

cosas

Mascotas y parásitos(Academia Americana de Médicos de Familia)
También está disponible en inglés

¿Qué puedo hacer para evitar las enfermedades que las mascotas le transmiten a las personas?
Lo más importante es tratar de no tocar productos de desecho animal (orina o materia fecal) o los objetos que se ensucian con estos productos de desecho. Por ejemplo, lávese las manos minuciosamente (incluso por debajo de las uñas) después de limpiar una alfombra ensuciada por el animal o de recoger los excrementos del mismo.

No permita que los niños pequeños jueguen en cajas de arena que no estén cubiertas y que pudieran estar siendo usadas por gatos del vecindario para defecar. Mantenga a los niños alejados de la tierra en parques que puedan ser usados por perros del vecindario.

Evite el contacto oral con su mascota; especialmente compartir comida o besar a la mascota en la boca.

Las mujeres embarazadas y la gente con un sistema inmunitario debilitado jamás deben limpiar las cajas donde los gatos defecan (hacen sus evacuaciones intestinales). Las personas que limpian cajas donde se eliminan excrementos se deben lavar las manos cuidadosamente enseguida terminan. La arcilla para gatos untada de excrementos puede transmitir una enfermedad llamada toxoplasmosis. La toxoplasmosis puede causar defectos de nacimiento graves en el feto si la madre se infecta durante el embarazo.

Los reptiles (por ejemplo los lagartos, serpientes y tortugas) son portadores de una bacteria (un germen) que puede enfermar a las personas. Si usted tiene una mascota o un reptil, siempre debe lavarse las manos después de tocar la mascota o cualquier cosa dentro de su jaula. Usted también debe asegurarse de lavar la jaula, el área alrededor de la jaula y cualquier cosa que use para limpiar la jaula. Los niños menores de cinco (5) años de edad y la gente con sistema inmunitario debilitado no deben tocar reptiles ni las cosas que estén en las jaulas de los mismos.
Volver

¿Qué puedo hacer para mantener mi mascota saludable?
Haga que su mascota reciba tratamiento para los gusanos y demás parásitos y también que reciba las vacunas exactamente como su veterinario le recomienda. Esto no solamente mantiene al animal sano sino también disminuye el riesgo que usted tiene de contraer parásitos y enfermedades de su mascota.

Por la misma razón, es importante controlar las pulgas y garrapatas en sus mascotas. Las pulgas y garrapatas pueden hacerle la vida miserable a usted y a su mascota, y lo que es peor aún, le pueden hacer enfermar.

No le dé carne cruda a su mascota. No deje que su gato o perro cace y coma animales salvajes. Es así como los gatos adquieren el parásito de la toxoplasmosis. Mantenga sus mascotas alejadas de animales salvajes o animales callejeros que pueden estar sin vacunar o enfermos.
Volver

¿Y con respecto a los niños y las mascotas?
Es buena idea mirar a los niños que están comenzando a caminar mientras juegan con las mascotas. Los niños pequeños tienen mayor probabilidad de contraer infecciones de las mascotas pues ellos gatean por el suelo con los animales, los besan, les ponen los dedos en la boca a los animales y luego se ponen sus propios dedos sucios dentro de la boca.

Los niños pequeños también tienen mayor probabilidad de ser mordidos o aruñados por las mascotas puesto que ellos tratan a las mascotas como juguetes. Enséñeles a sus niños como tratar a las mascotas de la familia y a evadir mascotas ajenas. Puede ser más seguro esperar hasta después de que el niño pase la etapa en que apenas comienza a caminar antes de conseguir una mascota.

Los niños menores de cinco (5) años también deben evitar el contacto con:
Animales que se pueden acariciar en zoológicos y granjas
Polluelos
Patitos
Anfibios; por ejemplo ranas, renacuajos y salamandras
Reptiles; por ejemplo tortugas, lagartos y serpientes
Si usted está planeando adquirir una mascota, podría considerar adoptar un gato o perro adulto en vez de uno pequeño. De este modo, podría evitar la etapa de entrenamiento para aprender a defecar y orinar a horas adecuadas y los problemas que esto conlleva. Las mascotas adultas que han sido bien cuidadas tienen menos probabilidad de trasmitir enfermedades o de enfermarse ellas mismas. Tenga cuidado de no hacerse cargo de animales enfermos o callejeros: éstos tienen mayor riesgo de enfermarlo a usted o a sus niños.

perro

Últimas noticias
A pesar de todas sus ventajas, las mascotas también representan un riesgo de caídas(27/03/2009, HealthDay)
JUEVES, 26 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los perros y los gatos son los animales de compañía favoritos de muchos estadounidenses, pero por lo visto también provocan caídas que resultan en miles de lesiones cada año.

Las autoridades de salud de EE. UU. informan que cada año se lesionan unas 86,629 personas por caídas relacionadas con perros y gatos. Es decir, que unas 240 personas al día acaban en la sala de emergencias de un hospital, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Me preguntan con mucha frecuencia si las mascotas representan un peligro de caídas", dijo Judy Stevens, epidemióloga de los CDC y autora principal del informe. "Encontramos que de los 8 millones de caídas por todo tipo de causa, cerca del uno por ciento se relaciona con los perros y gatos".

Se sabe que las mascotas también ofrecen beneficios, dijo Stevens y que los CDC simplemente querían que la gente tuviera conocimiento de que también pueden provocar caídas, y que, por lo tanto, se deben sopesar los beneficios y los riesgos.

Varios estudios han relacionado el tener una mascota con diversos beneficios de salud, entre ellos, que ayudan a reducir la presión arterial y los niveles de colesterol; atenúan la sensación de soledad, depresión y ansiedad; y que incrementan las oportunidades para socializar.

En 2006, se calculó que unos 43 millones de hogares en EE. UU. tenían perros, y que 37.5 millones tenían gatos. Además, casi el 64 por ciento de los hogares que tenían perros también contaban con más de una mascota, de acuerdo con el informe, que se publica en la edición del 27 de marzo del informe semanal Morbidity and Mortality Weekly Report de la agencia.

Para el estudio, Stevens y sus colegas, recopilaron datos sobre caídas de 66 salas de emergencia de todo el país entre 2002 y 2006. Los perros representaron el 88 por ciento de esas lesiones por caídas y los gatos casi todo el porcentaje restante.

Entre las personas cuyas lesiones fueron causadas por perros, el 31 por ciento había tropezado con su perro, y el 21 por ciento fue arrastrado o empujado por un perro. Entre las lesiones relacionadas con gatos, el 66 por ciento se atribuyó a caídas o tropiezos con el animal.

Las mujeres eran el doble de propensas que los hombres a sufrir este tipo de lesión. Los investigadores encontraron que los individuos que se lesionaban con más frecuencia tenían menos de 14 años o estaban en el rango de edad de 35 a 54 años. Sin embargo, la tasa más alta de fracturas tuvo lugar entre las personas de 75 a 85 años. De las personas que necesitaron ser hospitalizadas por una lesión relacionada con una mascota, cerca del 80 por ciento tenía un hueso roto.

La mayoría de las caídas causadas por perros, el 62 por ciento, tenían lugar en el hogar; el 16 por ciento sucedía en la calle o un parque. Se informó que la parafernalia de las mascotas era la causante de casi el 9 por ciento de las caídas que ocurrían en el hogar.

En cuanto a los gatos, el 86 por ciento de las caídas relacionadas con los felinos tenía lugar en los hogares, y el 17 por ciento ocurría durante la persecución de este animal.

Una forma de reducir el riesgo de caídas relacionadas con perros, dijo Stevens, sería inscribir al perro en un entrenamiento de obediencia, para frenar o al menos reducir las embestidas, los tirones o saltos del animal.

"También puede impedir las caídas al eliminar los peligros de tropiezos como los artículos para mascotas", dijo.

Colin Milner, director ejecutivo del Consejo Internacional sobre el Envejecimiento Activo, dijo que mantener un buen estado físico a medida que se envejece debería ayudar a reducir la probabilidad de caídas.

Las personas necesitan mantener sus hogares despejados y libre de estorbos, dijo. Y, al momento de elegir una mascota, Milner sugiere tratar de buscar un animal cuya personalidad concuerde con la suya, y quizá seleccionar a una mascota más calmada, en lugar de una inquieta.

Una de las razones por las que cae la gente es debido a que pierden coordinación con los años, apuntó Milner. "Muchas de estas caídas se podrían evitar con un mejor equilibrio", destacó. "El número de caídas se puede reducir con un programa sencillo de equilibrio y entrenamiento de fuerza".

gatos

Campilobacteriosis(Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades)
Datos clave sobre la tularemia(Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades)
También está disponible en inglés
Enciclopedia médica: Brucelosis
Enciclopedia médica: Fiebre Q
Enciclopedia médica: Psitacosis

animale

Asuntos relacionados
Tortugas y la salmonella(Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades)
¿Sabía usted que las tortugas pueden portar un germen dañino llamado Salmonella? Las tortugas pueden parecer las mascotas perfectas para la familia, por sus movimientos lentos y sus caparazones duros y coloridos. Sin embargo, si en su casa hay bebés o niños pequeños, las tortugas podrían no ser las mascotas más inofensivas para su familia.

La salmonelosis es una grave infección del tracto gastrointestinal. La diarrea es el síntoma más común de la infección por Salmonella, pero también pueden presentarse otros síntomas como fiebre, dolor de cabeza, náuseas y vómito. La salmonelosis puede ser muy seria y a veces mortal en los niños pequeños, los ancianos y las personas con sistemas inmunitarios debilitados. Por esta razón, las familias en las que haya niños menores de 5 años de edad no deben tener tortugas como mascotas.

Aunque mucha gente piensa que la salmonelosis es una enfermedad causada por consumir alimentos contaminados, también puede adquirirse por estar en contacto con las tortugas o el área donde habitan. La Salmonella se encuentra en forma natural en las tortugas y generalmente no enferma a estos animales. No es posible saber si una tortuga es portadora de Salmonella con solo mirarla. Las bacterias de la Salmonella pasan fácilmente de las tortugas a las personas. Las investigaciones (en inglés) han demostrado que una persona que ha tocado una tortuga puede pasar fácilmente los gérmenes a otras personas porque las bacterias pueden adherirse a la ropa y a otras superficies, como por ejemplo las manos. A pesar de esto, la mayoría de la gente no es consciente del riesgo de infección por Salmonella que representan las tortugas.

¿Qué se puede hacer para prevenir la salmonelosis transmitida por las tortugas?
• Recuerdesz

• Lávese las manos cuidadosamente con agua y jabón inmediatamente después de tocar una tortuga o su jaula, o de haber estado en contacto con las heces de la mascota. No se toque la cara, ni toque a otras personas o superficies hasta que se haya lavado las manos.

• Lave las superficies que hayan estado en contacto con la tortuga o su jaula.

• No tenga tortugas en una casa donde haya niños menores de 5 años, ancianos o personas que tengan disminuida su resistencia natural a las enfermedades debido a embarazo, cáncer, quimioterapia, trasplante de órganos, diabetes, problemas del hígado y otras enfermedades.

• Antes de que nazca un niño en la familia retire cualquier reptil o anfibio que tenga como mascota.

• Mantenga la tortuga apartada de los alimentos:

• No permita que las tortugas deambulen libremente por la casa o las áreas de estar y especialmente no deje que estén en las áreas donde se preparan los alimentos.

• No bañe a la tortuga ni lave su caja o recipientes para comer en el área de lavar platos; tampoco lave ahí los acuarios. Si usa la tina para este propósito, debe limpiarla cuidadosamente y desinfectarla con cloro.

• Mantenga la tortuga apartada de personas que tengan alto riesgo de enfermarse:

• No se debe permitir que haya tortugas en guarderías o asilos de ancianos.

• No se ocupe al mismo tiempo de una tortuga y de un bebé (por ejemplo, al alimentarlo o cambiarle los pañales).

• Lávese las manos cuidadosamente con agua y jabón antes de ocuparse de un bebé o preparar un tetero.


Desde 1975, es ilegal en Estados Unidos vender o distribuir tortugas con caparazones que midan menos de 4 pulgadas de longitud. Esta tamaño se escogió precisamente porque hay mayor probabilidad de que los niños pequeños traten a las tortugas pequeñas como juguetes y se las pongan en la boca. La prohibición por parte de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) ha prevenido unos 100,000 casos anuales de salmonelosis en los niños. A pesar de esta prohibición, este tipo de tortugas todavía está disponible en tiendas de mascotas, mercados de pulgas, puestos de venta ambulantes y almacenes en línea. Además de esto, los niños cazan tortugas y lagartijas salvajes y las llevan a la casa para tenerlas como mascotas. Bien sea que se haya comprado en la tienda o atrapado en el jardín de un amigo, una tortuga puede portar Salmonella y podría no ser la mejor opción de mascota para su familia, especialmente si hay niños pequeños o personas inmunocomprometidas en la casa.



Información adicional
Salmonelosis Multistate Outbreak of Human Salmonella Infections Associated with Exposure to Turtles—United States, 2007–2008, MMWR (en inglés) Healthy Pets Healthy People: Diseases from Reptiles (en inglés) Turtle-Associated Salmonellosis in Humans—United States, 2006–2007, MMWR (en inglés) Salmonellosis Associated with Pet Turtles—Wisconsin and Wyoming, 2004, MMWR (en inglés) Reptile-Associated Salmonellosis—Selected States, 1998-2002, MMWR (en inglés) Reptile-Associated Salmonellosis—Selected States, 1996-1998, MMWR (en inglés)

todas las enfermedades de los animales

no vemos
tortugas