Alimentación


COMIDA EN MESES DE GESTACION:

¿Quieres saber como cuidar a tu gato? Entra!!!!

Es evidente que la nutrición es un factor clave para mantener saludable un gato. De todas formas su grado de importancia es mayor durante los meses de gestación y lactancia.
En esta fase la dieta debe estar muy pendiente de los dos: del gatito y de la madre. Del gatito para suministrar los nutrientes esenciales y ser nutricionalmente completa para un buen desarrollo de los jóvenes cachorros; De la madre para prepararla al stress de la lactancia.

Para los cachorros recomendamos dietas formuladas, que proporcionan un 30% de proteína y que contienen más de 1.500 kilocalorías. Los alimentos que reúnen estas características son los especializados para felinos cachorros y se recomienda que el cachorro siga este tipo de alimentación durante los primeros tres meses de la gestación.
Para las hembras creemos que son necesarios en su alimentación unos suplementos alimenticios extras en su dieta regular, para proporcionar la nutrición extra que requiere la hembra gestante y lactante. Esta necesidad en su dieta se logra al suministrar una alimentación completa y equilibrada de buena calidad.

COMIDA DURANTE LA LACTANCIA

caidas

Durante los primeros días del nacimiento del cachorro, éste necesitará mucha leche. La demanda de leche para alimentar a los cachorros continuará aumentando de 20 a 30 días. Como consecuencia de esta gran lactancia, la hembra necesitará mayores dosis de alimento y agua. Las hembras deben alimentarse dos o tres veces al día y tener agua limpia y fresca.
Para favorecer la alimentación de alimentos sólidos en los cachorros los primeros días, los alimentos secos los tenemos que humedecer durante la lactancia. EL interés de los gatitos por los alimentos sólidos se produce a las tres y cuatro semanas de edad. En este periodo también se produce un desinterés en la hembra por lactarlos. El destete de los gatos generalmente sucede entre las 6 y 8 semanas de edad.

Con el destete podemos encontrarnos con un problema con la hembra: una alta producción de leche, la congestión y su consiguiente incomodidad. Te vamos a proporcionar unprocedimiento para reducir y eliminar este exceso de leche, de una forma progresiva y rápida:
En el primer día de destete, no le des nada de alimento a la hembra, sólo agua fresca. Los gatitos se deben separar de la hembra y se les debe ofrecer alimento humedecido y agua. En el segundo, tercero y cuarto días después del destete, se debe limitar el consumo de alimento de la hembra. Dale ¼ de lo comía habitualmente el segundo día, ½ el tercer día y ¾ de la cantidad que consumía normalmente el cuarto día. En el quinto día, normaliza el consumo de alimento a la misma cantidad que consumía la hembra antes de la gestación y la lactancia.


COMIDA EN GATITOS

prevenir

Los gatitos pasan de la infancia a la edad adulta en aproximadamente un año. Como los gatos adultos, los gatitos también requieren de casi el doble de energía por kilo de peso corporal.
Los gatitos se deben destetar completamente entre las seis y las ocho semanas de edad y debes acostumbrarlos a una dieta regular de un alimento equilibrado y completo de crecimiento para gatitos. Los cachorros felinos necesitan niveles altos de proteína y un aporte del aminoácido taurina, un aminoácido fundamental para la nutrición de los gatos: su ausencia prolongada provoca graves alteraciones en la salud del minino como degeneración de la retina, trastornos en la reproducción, dolencias nerviosas, retraso en el crecimiento, etc. Si la alimentación que le damos al cachorro es equilibrada no son necesarios suplementos vitamínicos. El exceso de éstos puede alterar el balance nutricional y ser dañino. Los productos vegetales carecen o contienen escasas cantidades de este aminoácido: está más presente en los productos cárnicos.

Es recomendable alimentar a los gatitos dos o tres veces al día durante esta etapa de rápido crecimiento. Los alimentos secos se pueden humedecer con agua tibia para suavizar el alimento y facilitar su consumo.
Entre los seis meses y el año de edad, podemos servirle al gato comida suficiente para todo el día y que el gato se alimente libremente. Pero debemos evitar la sobre-alimentación.

La cantidad de alimento depende de la actividad y la condición corporal. De superar la cantidad de alimento que el gato necesita caeríamos en un problema de obesidad, problema bastante común, pero que debemos evitar en nuestro gato ya que no es recomendable para su salud. Es conveniente consultar al veterinario en el momento del chequeo veterinario. Un veterinario te puede ayudar a valorar la condición corporal de su gato y, si fuera necesario, recomendarte un programa de reducción de peso.
Podemos seguir las instrucciones de los paquetes dónde viene el alimento para gatos y usarlos cómo guía. Los gatos activos o los gatos que están expuestos al exterior, pueden requerir más alimento para mantener una buena condición corporal.

COMIDA EN GATOS ADULTOS

enfermedades

Un gato adulto con una actividad normal requiere sólo de una dieta de mantenimiento. Esta necesidad alimenticia la puede proporcionar un buen alimento comercial, completo y equilibrado. Los gatos se deben alimentar de manera individual, y como y hemos dicho, la cantidad de alimento depende del nivel de actividad, la temperatura corporal y su metabolismo. Los gatos suelen picar todo el día, así que deben tener acceso a su alimento durante varias horas al día.

Como ya hemos dicho en los cachorros, los gatos adultos requieren un alto nivel de proteína en la dieta y una ingestión de taurina a su dieta. La taurina es un aminoácido fundamental para la nutrición de los gatos: su ausencia prolongada provoca graves alteraciones en la salud del minino como degeneración de la retina, trastornos en la reproducción, dolencias nerviosas, retraso en el crecimiento, etc. Los productos vegetales carecen o contienen escasas cantidades de este aminoácido: está más presente en los productos cárnicos.
Los alimentos cuya formulación se limita a un solo ingrediente no son equilibrados. Por ejemplo, a base únicamente de pollo. Tiene que haber un equilibrio proteico, que venga de diversas fuentes como buey, ave, pescado, hígado y huevos.

Los glúcidos y cereales como maíz o arroz deben tener una moderada presencia en la dieta, ya que el gato los digiere con mayor dificultad. Esto explica el gran error de nutrir a un gato con dieta para perros, ya que éstas contienen dosis más elevadas de almidón.


El mito de que al gato sólo hay que alimentarle con productos fabricados a base de pescado es falso. Resulta igual de contraproducente que nutrirle sólo a base de carne. Recuerda que las alimentos deben de provenir de diversas fuentes.

La pérdida de apetito no será un problema en los gatos adultos a no ser que dure varios días o que el gato de muestras de enfermedad. Si esto sucede, el gato debe ser examinado por un veterinario.

TU GATO NO DEBE COMER NUNCA...

saber

Comida humana: No es una gran idea alimentar al gato con sobras de la mesa, o con tu propia comida. Las sobras no satisfacen las necesidades nutricionales de tu gato, y solo agregan calorías o cosas que no son necesarias. Además, eso puede provocar que tu gato se vuelva una gran molestia mientras estás comiendo.

Comida perros: Los requerimientos alimentarios del gato son diferentes a los del perro.
Los gatos requieren niveles más altos de proteínas que los perros.
Respecto a la taurina que hablábamos antes, tan necesaria para los gatos en su dieta; los perros no necesitan ese aminoácido en la dieta porque su organismo lo sintetiza.
Los gatos requieren una concentración mayor de Vitamina A en la dieta. Los perros pueden metabolizar el beta-caroteno como una fuente de Vitamina A, y los gatos no pueden hacerlo.
Los gatos no pueden sintetizar un ácido graso llamado araquidónico y debe estar complementado en su dieta; para los perros no es esencial tener este ácido graso en su dieta.
Así que, si a un gato se le permite comer una cantidad significante de comida del perro, estaría comiendo una dieta deficiente en muchos de los nutrientes requeridos para un metabolismo normal.

Y a continuación te presentamos otra serie de alimentos que el gato no debe comer y
los ingredientes más importantes que pueden ocasionar problemas al gato:

Chocolate, Café y Té: Estos productos tienen una sustancia llamada teobromina que actúa en el cuerpo del animal: Aumentando la contractilidad del corazón, actuando como un poderosos diurético y produciendo deshidratación, afectando el sistema gastrointestinal, causando vómitos y diarrea y pueden provocar úlceras en la mucosa gástrica..
También afecta el sistema nervioso, causando convulsiones, y a veces, muerte.

Cebolla: La cebolla contiene un compuesto que es tóxico para los glóbulos rojos (eritrocitos) de los gatos, produce una destrucción de los mismos y produce anemia.

Ajo: El ajo contiene un compuesto similar al de las cebollas produciendo anemia, sin embargo el compuesto de ajo es mucho menos tóxico.

Pescado con espinas, huesos de pollo, etc.

Embutidos curados(sí podrá tomar los cocidos; jamón York, pavo, etc.)

Vitaminas para uso humano que tienen alta concentración de hierro.

Una dieta muy rica en hígado.

Bebidas alcohólicas.

Cuidados e Higiene


cosas

Nuestro gato, como cualquier ser vivo, necesita muchos cuidados y mimos cuando no se encuentra del todo bien.
En esta sección queremos ofrecerte una completa guía para que puedas cuidar a tu gato de la mejor forma posible e intentar de esta manera que su recuperación sea lo más pronta y lo más satisfactoria posible.

Cómo saber si el gato está enfermo
Si estás pendiente de la apariencia de su gato y de su conducta, puedes ser capaz de detectar los problemas de salud que tu gato pueda tener antes de que progresen demasiado, evitando así serios problemas.
Fíjate en los cambios de conducta y/o apetito, temperatura alta, deshidratación y temblores. Si tu gato se vuelve más tranquilo y menos activo, come menos de lo usual por un período de tiempo, o luce generalmente decaído, son todas señales de que no se debe estar sintiendo bien. Lo mejor en estos casos es llevarlo al veterinario para que lo examinen.

Que necesita el gato cuándo está enfermo
Cuando el gato no se encuentra del todo bien lo que necesita, como cualquiera de nosotros, es…

Comida:
Al estar enfermo las ganas de comer disminuyen. Dale algo que no le cueste mucho masticar, verdura cocida como zanahorias, espinacas. Un poco de pasta. También puedes darle avena, sin azúcar claro.
Si nada funciona puedes comprar unos concentrados de vitaminas y minerales y le aplicas en la nariz y en las patas, como a los no les gusta estar sucios, se lamerán y se comerán las vitamina.

Agua:
Dale abundante agua. Si no quiere tomar dásela tú con una jeringa, lo importante es que no se deshidrate, pera ello puedes pedir que te den sales especiales para este propósito.

Si tu gato es pequeño no te costará darle agua, dale una jeringa pequeña cada 15 minutos a media hora. Si tu gato es grande lo mismo, pero con una jeringa grande.
Si no quiere tomar levántale el labio de arriba y verás que por el costado del lado entre los dientes y los colmillos queda un espacio vacío por donde puedes administrarle el agua.

Reposo: Mantén al gato en un ambiente sin humedad y con el mínimo ruido. Busca un lugar dentro de tu casa donde no sea molestado. El gato debe estar bien abrigado.

IMPORTANCIA DEL VETERINARIO:

alimentacion

Tengas la mascota que tengas, ya sea gato, perro,…una de las cosas más imprescindibles que debes tener para que tu mascota crezca fuerte y sana es un veterinario de cabecera. Él es el encargado de velar por la salud de tu mascota y recomendarte las vacunas que le deben ser aplicadas y cada cuanto tiempo’’.
El veterinario llevará un seguimiento sus vacunas.
Estará al cargo de las enfermedades de la mascota y, además, te recordará cada vez que sea necesario hacerle una revisión médica al animalito.

Y esta revisión es muy importante. Da igual que tu mascota esté sana…Es importante que le hagas una visita al veterinario cada año. En esta revisión, se le hará un examen físico a la mascota con la que se pueden prevenir muchas enfermedades.
Pero aunque llevemos a nuestro gato una vez al año al veterinario, durante el año hay que estar muy atento a su estado físico. Podemos hacerle una revisión casera muy sencillita, una vez al mes, para detectar prematuramente signos de problemas de salud en el gato. Con estas revisiones mensuales, usted puede descubrir problemas, llamar a su veterinario y prevenir el problema antes de que se convierta en algo más serio.

Para realizar esta revisión médica casera debemos seguir los siguientes pasos:
Revisión del cuerpo
Revisa si el gato tiene bultos inusuales. Para realizar esta operación nada más simple que colocar ambas manos encima de la cabeza de su gato y llevarlas hasta debajo del cuello, luego detrás de las patas delanteras, a lo largo de la espalda, sobre las patas, sobre las caderas...
Observa también las garras y las almohadillas de las patas para revisar si hay cortes o arañazos.

Revisión de los ojos
De forma muy suave, lleve hacia abajo el párpado inferior de su gato. El área interior debe ser de color rosado. Observe también la parte blanca de los ojos, que debe ser de un blanco brillante y sin enrojecimiento. Verifique que el tamaño de las pupilas sea normal y revise que las mismas respondan a la luz.
Mucha atención a las secreciones con color, ya que éstas son un signo de infección.

Revisión de los dientes y de las encías
Levanta los labios de su gato, separándolos de las encías y presione firmemente con su dedo encima de uno de los dientes superiores. Cuando retires el dedo, la huella de color blanco dejada por el mismo sobre la encía debe volverse rosada.
Abre la boca para inspeccionar todos los dientes. Revisa la acumulación de sarro ya que puede provocar una enfermedad periodontal.

Revisión del pelaje y la piel
El pelaje del gato debe ser suave en todo el cuerpo.
Aparte el pelo cerca de la cabeza y a lo largo de la columna y revise si hay escamas, costras o cortaduras. Busque signos de pulgas (escamas o puntos negro) en la base de la cola y en la rabadilla y el estómago.

Revisión del peso
Debemos pesar al gato con regularidad. Para saber si su gato sufre problemas de sobre peso o desnutrición siga estas instrucciones:
Coloque ambas manos en el costillar del gato; si su gato tiene el peso adecuado, usted debe ser capaz de sentir sus costillas. Pero si las siente demasiado es que su gato está desnutrido.
También busque depósitos de grasa en la ingle, entre las patas traseras y debajo del estómago.

Revisión de los oídos
Las orejas de su gato deben estar limpias, ser de color rosa, aunque no rosa fuerte y deben estar libres de suciedad u olores fuertes. Revise si en ellos hay cera, especialmente cerumen oscuro, lo cual indica la presencia de ácaros o infección.

Si nota cualquier cosa inusual en el gato, algún tipo de anomalía, acuda lo más pronto posible al veterinario que le ayudará a sanar a su gato, le administrará un tratamiento y realizará un seguimiento hasta que el felino esté totalmente recuperado de su dolencia.
Recuerda que él sabe como tratar cualquier situación y que a veces los remedios caseros no hacen más que empeorar la situación.

BAÑAR AL GATO

cuidado

Hay una idea muy extendida que dice que los gatos no son muy amigos del agua. Esta creencia es cierta…a medias: Por que si acostumbras al gato desde pequeño al agua…el gato disfrutará mucho del baño y del agua.
El gato puede aprender a bañarse (como a otras actividades) pero este aprendizaje debe ser realizado en la etapa de socialización del cachorro, es decir, entre el primer y segundo mes de vida. En estos meses el gato es receptivo a todas las enseñanzas de manejo social que se quieran impartir en él. De hecho, no sólo el baño se puede tolerar perfectamente si se aprendió de pequeño; además es una actividad que refuerza la relación social entre el gatito y su dueño, junto con el cepillado, las caricias y los juegos.

Y vamos a demostrarte que no todos lo gatos tienen miedo al agua: muchos no sólo juegan con el agua, sino que además se mojan solos. Como ejemplo te diremos una raza, los Turco Van, que viven en la zona del lago Van (Turquía). El alimento natural de esta raza de gatos son los peces que pueden pescar en el río. El mismo mecanismo utiliza el jaguar que tiene en los animales acuáticos la mayor parte de su dieta.

Bañar al gato puede ser una actividad placentera para él y para ti, sólo debes acostumbrar al felino a dicho procedimiento y seguir estos sencillos pasos que te vamos a presentar a continuación:

COMO DAR EL BAÑO
Antes de empezar debemos tener claro que es importante disponer de tiempo de sobra, al menos 1 hora, para poder disfrutar del baño con nuestro gato. También es conveniente hablar y acariciar a nuestro gato durante todo el procedimiento para calmar la ansiedad del gato. El ambiente debe ser tranquilo y si es posible, debe ser la misma persona la que bañe al gato siempre.

El baño lo puedes realizar en cualquier pila de la casa. Lo único imprescindible es que el gato quepa y que el agua esté tibia.
Debes tenerlo todo preparado a mano en el lugar dónde vayas a darle el baño. Hablamos de champú, toalla,secador… Se debe usar un champú específico para gatos, no utilizar cualquiera de los nuestros.

El agua debe estar tibia, ni demasiado fría, ni demasiado caliente, a una temperatura de unos 30 grados, y resulta conveniente dejar correr un rato el agua, a fin de que el animal se acostumbre al ruido.
Ves mojando al gato poco a poco al principio con la mano o con la ayuda de alguna esponja suave, pero nunca con el chorro de la ducha directamente.

El baño lo haremos con caricias, acariciándolo, de una forma suave…recuerda que siempre debe ser un ambiente relajado y tranquilo. Con estas caricias enjabonaremos al gato y dejaremos que actúe sobre el manto durante unos 5 minutos. Una vez transcurrido este tiempo, aclara el cuerpo del animal con abundante agua para que no queden restos del jabón. Si quedan restos pueden provocar después picores o malestar.

Una vez llegado a esta fase llega el momento del secado del gato. Es muy importante hacer un perfecto secado de todo el pelo. Nunca hay que dejarlo húmedo a no ser que sea verano y la temperatura lo permita.

Para secar el pelo es conveniente comenzar con una toalla para sacar la mayor cantidad de agua y luego seguir con un secador de aire caliente. Nunca utilices un secador el primer día que bañes al gato pues les molesta mucho el ruido, y nunca más querría volver a bañarse. Lo recomendable en los baños posteriores es usar algún secador de bajo ruido y encenderlo unos minutos antes de utilizarlo para que el gato se habitúe al ruido.

Haz breves maniobras de acercamiento para que se dé cuenta de que el artilugio es inofensivo.
Si a pesar de nuestras precauciones es imposible proceder al secado, no te preocupes, ten paciencia y poco a poco se dejará. En estos casos retira la mayor parte de agua con una o más toallas secas, y permite al minino que se termine de secar en una habitación tranquila y caliente. Recuerda que nunca hay que dejarlo húmedo a no ser que sea verano y la temperatura lo permita.

Si no está muy asustado, una vez seco, lo peinaremos poco a poco.

Como ves bañar al gato puede ser una actividad placentera para él y para ti, sólo debes acostumbrar al felino a dicho procedimiento y seguir estos sencillos pasos que te hemos presentado.

BOLAS DE PELO:

comer

Como todos sabemos, el gato es un animal limpio por naturaleza, y por ello se asea lamiéndose el cuerpo varias veces al día. Se limpia el sólo varias veces al día. Ya te habrás dado cuenta que es uno de sus mayores entretenimientos diarios y al que dedica mucho tiempo.

Pues bien, este hábito tan favorable para su higiene, a veces puede jugarles una mala pasada. La lengua áspera, debido a la rugosidad de sus papilas gustativas, se convierte en un cepillo que arrastra los pelos muertos. La lengua del gato trabaja como un verdadero cepillo y al pasar por su cuerpo, suelta el pelo muerto. La mayor parte de éste acaba siendo tragado y puede llegar a formar bolas de pelo en el estómago. El gato ingiere grandes cantidades de pelo que, sometido a los distintos procesos de la digestión, forma bolas más o menos grandes.
Al ser ingeridos pueden ocurrir varias cosas: Estos ovillos pueden transitar por el intestino sin causar daños en el felino, en cuyo caso los encontraremos en las heces. Hay ocasiones en los que sí provocan un malestar importante en el gato. Aunque si son pequeñas, por lo general, terminan siendo expulsadas con uno o varios vómitos.
La situación se complica, cuando las bolas atraviesan el píloro y se dirigen al intestino delgado. Ya aquí, pueden seguir causando vómitos, pero no son expulsadas. Si no son demasiado grandes, pueden continuar su camino por el intestino, y luego ser eliminadas con las heces como hemos comentado anteriormente. La situación es realmente grave, cuando estas bolas son demasiado grandes y quedan retenidas en el intestino.

Cuando esto ocurre se produce un estado de malestar general en el animal, que puede culminar en una pérdida total del apetito y de las funciones intestinales, ocurriendo una oclusión intestinal. En estos casos debemos recurrir al veterinario. En los casos graves el veterinario hará progresar la bola de pelo a través de todo el intestino hasta llegar al ano. En los casos muy graves, sin embargo, el veterinario se ve obligado a cortar la pared intestinal para extraer el cuerpo extraño: se trata, sin embargo, de una intervención bastante rara.
Esta situación debe resolverse quirúrgicamente, para liberar el paso, porque sino el resultado en el felino será la muerte.

Articulos de Salud


SALUD DENTAL:

gatos

Antes de hablar de las enfermedades que los gatos pueden sufrir en sus dientes y de cómo debe ser su higiene dental vamos a presentarte cómo es el desarrollo dental felino.
Los gatos al nacer no tienen dientes. La aparición de los primeros comienza cerca del día 15 de vida y toda la dentición temporaria, es decir, de leche, se encuentra completa hacia la 8° semana. Pero no todos salen al mismo tiempo. Depende del tipo:

Dentición temporaria (Dientes de leche)
Los incisivos (que son los dientes que hay en el frente de la boca) aparecen entre la 2ª y la 4ª semana de vida.
Los caninos (colmillos) aparecen entre la 3ª y la 5ª semana.
Los últimos dientes de leche que le salen al cachorro son los premolares, que saldrán entre la 3ª y 8ª semana.
Así, después de la 8ª semana de vida, la composición de la boca del gato es la siguiente:
En la mandíbula inferior: 2 caninos (1 der/1 izq), 6 incisivos (3 der/3 izq.), y 4 premolares (2der/2 izq).
En la mandíbula superior: Sólo cambia el número de los premolares (3 der/3 izq). El número de caninos e incisivos es similar.

Dentición secundaria (Dientes permanentes)
La salida de los dientes permanentes comienza a las 12 semanas de edad y se completa hacia las 21 semanas.
Los incisivos comienzan a aparecer entre el 3er y el 4º mes.
Los caninos entre los 4 y 5 meses.
Los premolares, lo hacen entre el 4º y 6º mes.
Y a diferencia de la etapa de los dientes de leche, ahora aparecen los molares, que lo hacen entre el 4º y el 5º mes.
A partir de los 6 meses nuestro gato tendrá la siguiente composición dentaria:
2 caninos superiores (1der/1 izq).
6 premolares superiores (3 der/ 3 izq).
6 incisivos superiores ( 3der/3 izq).
2 molares (1 der/1 izq).

Enfermedades Gatunas

baño

ENFERMEDADES DENTALES:

El Sarro
La saliva del gato contiene sales minerales. El sarro es una acumulación de esas sales minerales en la placa dental. Están adheridas a ella. Al acumularse el sarro, se inflama la encía y los tejidos que unen la pieza con el alveolo dental.
Es frecuente que el diente afectado se caiga.


La Resorción Dental
Enfermedad que sufren un 60% de los gatos, aproximadamente. Las posibilidades de que el gato la padezca aumentan con la edad.
La resorción dental consiste en la aparición de una inflamación de los tejidos adyacentes al diente. Esta hinchazón hace que poco a poco vaya haciéndose más frágil hasta romperse. La raíz se destruye, y puede dar lugar a trastornos de gravedad.
Los síntomas que puede presentar tu gato si la padece es un babear constante. También se pueden negar a comer o bien se muestran hambrientos ante su plato, aunque no llegan a comer.

Se desconoce la causa que origina esta enfermedad.

La Gingivitis
Es una inflamación de las encías. El primer síntoma que podemos observar es la aparición de una zona roja alrededor del diente.
Las causas de esta enfermedad son varias: raíces de dientes que han quedado alojadas dentro de la encía, depósitos de sarro, una alimentación inadecuada, infecciones, trastornos del metabolismo...
La gingivitis favorece el sangrado y dolor de las encías. Puede provocar incluso la perdida de piezas dentales.
La enfermedad debe ser tratada inmediatamente, pues de no ser tratada puede derivar en una infección general, en una miocarditis bacteriana (infección del tejido muscular cardíaco) o malas digestiones.

TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN DE LAS ENFERMEDADES DENTALES
El tratamiento se basa en la eliminación de la placa dental y saneamiento del periodontio, y en tratamientos antibióticos que controlen la infección bacteriana y disminuyan la gingivitis. Este tratamiento consiste en realizar al gato una limpieza bucal, que el veterinario efectuará mediante una suave anestesia.
Mucha gente utiliza tratamientos caseros, aunque no suelen dar resultado y pueden ser hasta peligrosos. Así que en estos casos no te dejes aconsejar por amigos o familiares y acude a tu veterinario. Si la enfermedad se encuentra en sus comienzos, bastará con la administración de antibióticos.
No te retrases en acudir pues en los casos más graves, puede ser necesaria la extracción de algunas piezas.

La prevención es esencial y consiste en lo siguiente:
El cepillado de dientes se debe realizar con una pasta adecuada y, en un principio, de forma semanal.
Evita dietas blandas (latas) y especialmente las comidas caseras, restos de nuestra comida o golosinas con mayor contenido en azúcares, ya que tienes que alimentar al gato con alimentos secos, que incorporen en su fórmula pirofosfatos.
Acude al veterinario para que realice a tu gato revisiones dentales periódicamente.

OBESIDAD:

veterinario

La obesidad consiste en la acumulación excesiva de grasa corporal lo que conlleva un exceso de peso de más de un 15-20% del peso ideal.
Es una enfermedad muy común. Se estima que alrededor de un 20% de los gatos que acuden al veterinario son obesos, y generalmente este no es el motivo de consulta, lo que hace pensar que probablemente este porcentaje sea mayor.
¿Y cómo saber si mi gato está obeso?

El método más adecuado será acudir al veterinario si pensamos que está obeso nuestro gato. Un veterinario le puede ayudar a determinar el peso exacto que debe tener el gato.
Aunque existe un método practico: es "tocar" las costillas. Entre las costillas y la piel debe haber muy poca grasa subcutánea. Si las costillas no se palpan con facilidad su perro o gato tiene posibilidad de sufrir sobrepeso.

Causas de la obesidad
El sobrepeso podríamos asociarlo con diversos factores: disminución o pérdida de la actividad física, periodos más largos de sueño, gatos que habitan en apartamentos, el sexo del animal (más común en hembras que en), si están o no esterilizados (no se debe a un desequilibrio hormonal sino a una falta de la actividad física), edad del gato, así como factores ambientales, sociales y de comportamiento.

Riesgos para la salud
La obesidad reduce el tiempo y la calidad de vida del animal.
Puede favorecer a problemas articulares, alteraciones respiratorias, problemas cardíacos por incremento del trabajo que debe efectuar el corazón, problemas hepáticos como resultado de un hígado graso, dificultades durante el parto, diabetes, problemas dermatológicos, etc.

Cómo prevenir la enfermedad
Como sucede con cualquier situación, la prevención es la mayor solución para evitar un problema. En la obesidad sucede lo mismo: Es mucho más difícil que la mascota pierda peso después de haber ganado unos kilos de más. Para prevenir esta anomalía se deben aplicar alguna de los siguientes pasos:
Reducir la cantidad de alimento que se le está suministrando. Es mejor medir la cantidad de alimento que el animal recibe. Esto ayuda a ser consistentes con la cantidad de alimento y previene la tendencia natural de colocar un poco más en la bandeja.
Cambiar la dieta por una baja en calorías. Estos productos tienen un menor contenido de grasa y un mayor contenido de fibra.
Aumentar la cantidad de ejercicio que hace el gato. Podemos incrementar su actividad jugando más con él, haciendo que se mueva y se esfuerce.
No comer entre horas. Al igual que ocurre con las personas, el exceso de comida y comer entre los horarios de comida son la causa fundamental del exceso de peso
Y todo esto se puede conseguir más fácilmente si ofrecemos una educación alimenticia al gato desde cachorro. La buena educación alimenticia comienza cuando el animal es cachorro.

Tratamiento de la enfermedad
Además de utilizar algunas de las soluciones comentadas anteriormente, el problema también puede resolverse por medio de la clínica veterinaria.
Si su gato tiene sobrepeso el veterinario puede diseñar un programa de reducción de peso para la mascota de manera individual y puede ayudar a identificar el problema específico y sugerir alternativas. Puede ser útil pesar la mascota periódicamente para ver el progreso.

ENFERMEDADES OCULARES:

esterilizacion

Las heridas o infecciones en los ojos de los gatos son fácilmente detectables y se curan, en general, con antibióticos. De todas maneras, es mejor que consultes al veterinario para administrarle a tu mascota el tratamiento más correcto.
Las siguientes son tres enfermedades más comunes que puedes aprender a detectar en casa:

Glaucoma
La córnea se enturbia y el globo ocular se agranda. Es síntoma de aumento de presión en el interior del globo ocular y exige tratamiento inmediato.


Cataratas
Opacidad del cristalino, la cual puede deberse a un problema congénito. Generalmente se presenta en gatos viejitos o diabéticos.

Conjuntivitis
Enrojecimiento de la conjuntiva, legañas verdes, blancas o amarillentas. Lagrimeo... La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, es decir de la membrana mucosa que cubre la cara interna del párpado superior e inferior. Los síntomas dados pueden ser signo de otras patologías más graves como ser , “glaucoma”, por lo tanto aunque nuestra mascota tenga enrojecimiento ocular, puede ser conjuntivitis u otra enfermedad, que si no se trata puede llegar a poner en peligro la visión del animal.

OTITIS:

La Otitis externa es la inflamación del conducto auditivo externo, que es la parte que se localiza entre el pabellón auricular y el tímpano. En algunos casos también se afecta el pabellón auricular.
Es un trastorno frecuente, afecta a perros y gatos de todas las edades y razas; sin embargo los perros entre 5 y 8 años y los gatos entre 1 y 2 años son los afectados con más frecuencia.

Los gatos suelen estar al aire libre tienen mas riesgo de padecer enfermedades auriculares, por lo que es importante un control de los conductos auditivos externos periódicamente.
Durante el baño del animal también debemos tener mucha atención, debemos evitar la entrada de jabón, agua, shampoo o soluciones antiparasitarias externas ya que la entrada de estas sustancias pueden predisponer a la aparición o recaída de una otitis. Para prevenir que estas sustancias entren en el oído del gato, coloca un tapón de algodón impregnado en vaselina liquida para obturar temporalmente el conducto.
Está demostrado que los casos de otitis externa se incrementan hacia primavera y verano al parecer por la mayor temperatura y humedad en el ambiente.

¿¿Cómo saber si mi gato tiene otitis??

Síntomas
Sacudidas de la cabeza.
Se rasca la zona afectada
Se frota las orejas.
Ladeo de la cabeza hacia el lado afectado.
Presencia de exudado, mal olor e, incluso pérdida de audición.

Tratamiento
Como ya hemos en varias categorías de mundogatos.com lo primero que debemos hacer cuando nuestro gato esté enfermo es acudir a nuestro veterinario de cabecera. Él se ocupará de nuestro gato de la mejor forma posible y hará todo lo necesario para acabar con la enfermedad.
De todas las formas, las soluciones que puede darnos el veterinario pueden ir desde Extracción del pelo o la limpieza del oído con agentes ceruminolíticos hasta tratamiento quirúrgico: resección lateral del canal auditivo, ablación de la porción vertical o ablación completa del mismo. Se utiliza en determinados casos para facilitar el tratamiento: estrechamiento grave por hiperplasia y si hay tumores o pólipos.
Y recuerda, cuando antes atajes la enfermedad más posibilidades de que el problema sea leve. Por ello la importancia de las revisiones mensuales.


TOXOPLASMOSIS:

¿Quieres saber como cuidar a tu gato? Entra!!!!

La Toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria que afecta a casi todas las especies de sangre caliente, (incluso al hombre).
Los gatos y otros felinos son los únicos huéspedes definitivos del Toxoplasma gondi.
La Toxoplasmosis es una de las más importantes zoonosis en el mundo, pero a pesar de ser extremadamente común, raramente produce enfermedad clínica significativa.
Desarrollo de la enfermedad
El gato se infecta al ingerir parásitos enquistados presentes en los tejidos de los huéspedes intermediarios (carne mal cocida, roedores, aves).
Tras la ingestión, los organismos parasitarios se reproducen en el intestino del gato y los huevos se eliminan por materia fecal. De todas maneras, los huevos recién eliminados no son trasmisores de la enfermedad. Necesitan un tiempo de 1 a 3 días para serlo.
Los huéspedes intermediarios, incluido el hombre, que han estado expuestos en algún momento al parásito, poseen defensas, y ya no van a volver a contagiarse otra vez.
Los únicos grupos de riesgo serian las personas inmunosuprimidas (por ejemplo enfermos de HIV) o mujeres embarazadas que tuvieran contacto por primera vez durante la gestación. Las madres que ya estaban infectadas antes de la concepción estarán inmunizadas o protegidas.

¿Cómo saber si el gato está infectado?
Es extremadamente difícil hacer un diagnostico en el gato.
Un análisis de materia fecal no resulta específico, la técnica es dificultosa y considerando que sólo eliminan el parásito durante 2 semanas en toda su vida, sin presentar síntomas clínicos, es casi imposible de detectar.
Una determinación de anticuerpos en sangre podría resultar más beneficiosa.

¿Cómo prevenir la enfermedad?
Cambiar la caja de arena de los gatos todos los días, ya que por lo menos se necesitan 24 horas para que los huevos se hagan peligrosos. La mujer embarazada debe hacerlo con guantes.


Cocinar bien la carne, evitar manipular la carne cruda, de hacerlo, lavarse bien las manos.
Evitar que los gatos cacen y se coman los productos de su cacería.
Higienizar las bandejas sanitarias con agua hirviendo.
Lavar bien las verduras
Modos de infección humana
Sólo existen dos:
Por transmisión congénita transplacentaria al feto en mujeres que adquirieron la enfermedad por primera vez durante el embarazo o por…
Ingestión de alimentos contaminados con huevos infectados (por ejemplo verduras mal lavadas, contaminación de las manos de las personas que preparan la comida) o de carne cruda infectada mal cocida
El tener contacto directo con ellos no significa tener mayor riesgo de contagio.

ESTERILIZACIÓN DE GATOS:

El número de abandonos de gatos y perros en un año es enorme. Y éste aumenta año tras año. La cause es el exceso de animales nacidos por descuido. La esterilización de los animales forma parte del control de animales abandonados y es un intento de reducir las eutanasias. Las protectoras de animales están llenas, no tienen más capacidad para acoger más animales. Muchos otros terminan en las perreras municipales dónde serán sacrificados. Pero muchos otros animales no tienen la “suerte” de sufrir esta muerte digna y mueren en carreteras atropellados por coches, en bosques o descampados muertos de hambre mientras sus cuerpos se descomponen y pudren al sol. Para prevenir esto la esterilización es la mejor solución.
Cada vez son más los gatos que son sometidos a la esterilización con la función de evitar la sobrepoblación de animales y los graves problemas que ello conlleva. Con todo lo visto vamos a hacer un resumen del objetivo de la esterilización.

En qué consiste la operación
La esterilización es una operación cuyo objetivo es eliminar definitivamente el celo y la reproducción del animal. Todas estas intervenciones quirúrgicas se realizan con anestesia general y el riesgo es mínimo. No precisan hospitalización. La recuperación total del animal se produce en dos o tres días. El proceso de la operación es diferente dependiendo de si se realiza a un macho o a una hembra. Dentro de cada uno de ellos también existen diferentes métodos de esterilización.

En los gatos las operaciones más comunes son:
Vasectomía: ligación de los conductos seminíferos.
En estos casos conviene efectuar la esterilización entre los seis y ocho meses de edad.
Castración: La extirpación de los testículos es la medida más extendida en la U.E. para evitar la reproducción del macho. Elimina la producción de espermatozoides y de la hormona sexual masculina, causa de algunas conductas negativas.

En el las gatas las tres cirugías generalmente practicadas son:
Ovario histerectomía: Extracción de ovarios y útero. Elimina la producción de óvulos, de la hormona femenina y la aparición de ciclos de reproducción.
Ligadura de trompas: es más fácil de hacer pero involucra riesgos, con esta operación la hembra sigue produciendo óvulos, aunque se impide que los espermatozoides de los machos se unan al óvulo y lo fecunden.
Ovarioectomía: consiste en la extracción de los ovarios.

Objetivos de la esterilización
Esta operación busca diferentes fines. Entre ellos:
Evitar la sobrepoblación animal y, con ello, eliminar el problema del abandono de perros y gatos no deseados.
Es la forma de disminuir el número de animales que se encuentran en la calle viviendo en malas condiciones y que son fuente de numerosas infecciones y enfermedades capaces de afectar al hombre.
Evita molestias que sufre el felino en los periodos de celo, como que se escape o se pelee con otros gatos.
Hay estudios que aseguran que la esterilización evita que el animal contraiga ciertas enfermedades relacionadas con el proceso de reproducción y con el parto, en el caso de las hembras.

EL GATO Y LAS CAIDAS:

caidas

Todos conocemos el mito de que el gato siempre cae de pie. Pero lo que muchos no saben es que aunque caigan sobre sus patas, el gato sufre daños. De hecho, un alto porcentaje de visitas al veterinario se debe a las caídas. Entre los accidentes que suelen sufrir los gatos domésticos, el más frecuente es la caída desde grandes alturas.

Pese a que son agilísimos equilibristas, no es raro que por una distracción o un error de cálculo acaben con sus huesos en el suelo.Las fracturas de miembros, maxilares o daños en tórax son las consecuencias más frecuentes.

Aunque resulte contradictorio, se ha comprobado que el daño que puede sufrir el gato es mayor cuando menor es la distancia de la que cae. Es decir, La caída tiene peores consecuencias si se produce desde un primer piso que si es desde un 2º ó 3º.
Evidentemente, el daño que pueda tener el gato después de la caída también depende de otros factores, como el lugar dónde cae, la velocidad del impacto, el peso del animal,…

La explicación de este hecho es que cuando el gato nota la aceleración de la caída, adopta una postura encogida con las patas estiradas, que al llegar al suelo le permite amortiguar el efecto del impacto. Si la caída se produce desde un primer piso, el gato no tiene tiempo de adoptar la mencionada postura.

Pero esto no sería lo más curioso. Resulta inevitable pensar que es lo que le permite conocer al gato la distancia que le falta para llegar al suelo. Pues bien, en el descenso las vibrisas (órganos táctiles esenciales del gato) como las cejas, los bigotes y las que están ubicadas en el radio de los miembros posteriores, son los órganos que le indican lo lejos que está del suelo para que ajuste su balance.

Esta forma de actuar de los gatos ante las caídas de grandes alturas es conocida como el síndrome del gato paracaidista. El término gato paracaidista se utiliza referido a los gatos que han sufrido una caída por encima de los 7 metros o 2 pisos de altura.

LA ASPIRINA ES TOXICA PARA LOS GATOS

Fuente!!!

prevenir