Como cuidar de tus mascotas

Las mascotas son geniales. Nos dan un montón de cariño y alegran nuestras vidas. Si te acaban de regalar una mascota, lee con atención nuestros consejos:

1- Si se trata de un cachorrito debemos bañarlo cada dos semanas con un champú suave para bebés y secarlo bien.
Como cuidar de tus mascotas


2- No lo debemos dejar engordar, para esto lo mejor es sacarlo a pasear o llevarlo a un parque para que corra todo lo que quiera. El ejercicio es muy importante para su salud física.

3- Si se trata de un perrito de mucho pelo, cada tres o cuatro semanas debes llevarlo a que se lo corten y arreglen, esto lo ayudará a mantener su higiene.
4- Debemos llevarlo al veterinario y comprobar que nuestro cachorro tenga sus vacunas al día.
5- De vez en cuando el veterinario debe hacerle análisis de heces y orina para saber si tiene parásitos o alguna enfermedad a los riñones, ya que los cambios de temperatura pueden afectarle el sistema inmunológico, aumentando el riesgo de enfermedades infecciosas.
6- Nunca alimentes a tu perrito con la comida de tu gatito o viceversa. Los gatos requieren cuatro veces mas proteínas que los perros y pueden desarrollar deficiencias proteínicas si no se los alimenta como es debido. Los perros, por otro lado, se pueden enfermar de los riñones si se abusa de las proteínas en su alimentación.

Durante la adolescencia muchos jóvenes solemos vivir acompañados de alguna mascota en casa y, los que gozamos de su compañía, sabemos bien lo reconfortante que es contar con estos amigos incondicionales. Pero entendemos también que hay que tener cierto grado de responsabilidad para hacernos cargo de ellos.

Qué ternura y que alegría nos inspiran esos pequeños seres indefensos. Más aún cuando nos demuestran su cariño, buscándonos con su mirada o moviendo la colita.

Tener una mascota es una responsabilidad que no debe ser tomada a la ligera, ya que habrá grandes compensaciones pero también pueden haber algunas dificultades. Aquí encontraras recomendaciones de cómo cuidar a tu mascota.

.- Debes desparasitar internamente a tu perro antes de cumplir los 3 meses y luego cada 6 meses. Recuerda que debe ser desparasitado antes de colocarle la primera vacuna. La desparasitación externa se realizara solo de ser necesario.
Desparasitación interna (tenia, ascaris, etc.)
Desparasitación externa (piojos, pulgas y garrapatas)

.- Al llevar el control de sus vacunas toma en cuenta que, la antirrábica es anual y los perros necesitan también la vacuna Triple y Parvovirosis.

.- Si tu mascota es vacunada, no debes bañarla hasta después de 15 días.

.- No es conveniente bañarlo más de una vez al mes y cuando lo haga cuide que no le entre agua por los oídos, se le enfermarían.

.- Los oídos pueden limpiarse con hisopos de algodón con alcohol, en forma superficial.

.- Para que su pelo luzca brillante y no se caiga, cepíllalo regularmente.

.- El espacio ideal para tu perro es donde pueda recibir un poco de sol, sombra y refugio para la lluvia.

.- No es recomendable amarralo constantemente ya que, se vuelve quejoso y triste, y no tiene oportunidad de desarrollar su inteligencia. Ladra mucho por ser infeliz y molesta a los vecinos.

.- Para enseñarle hábitos de aseo y limpieza, no lo maltrate, el ruido de un periódico es más efectivo que una paliza. La clave, como para casi todo en su entrenamiento, es la constancia.

.-Hay que recordar que aunque son nuestras mascotas y las queremos muchos, también son animales con instintos y al sentirse agredidos pueden reaccionar agresivamente, es recomendable evitar que los niños lo fastidien.

.- La mejor alimentación para tu mascota es aquella que esta elaborada con tal fin, en el mercado existe una gran cantidad de marcas y mezclas. Pero si eliges cocinar sus alimentos, recuerda evitar huesos largos de pollo, cochino, dulces, pastas y harinas en general.

.- Si tu mascota es un ave, como un loro u otro pájaro, no o coloques al sol directo, ellos necesitan sombra y agua fresca todo el día.


Debemos acudir al veterinario:

.- Si tiene vómitos y diarreas por mas de 24 hs.
.- Si deja de comer y se muestra poco activo y triste.
.- SI come bien y adelgaza.
.- Si su temperatura rectal es mayor de 39 º.
.- Si se rasca mucho las orejas.
.- Si tiene ronchas en la piel, picazón excesiva, peladuras, heridas.
.- Si tiene jadeos, convulsiones, sangramientos, etc.

Acudamos al veterinario ante los primeros síntomas, pues si la enfermedad toma cuerpo, tardará mas en curarse y pondrá en peligro su vida.

RECUCERDA NUNCA ABANDONE A SU PERRO, NO SÓLO ES CRUEL, SINO TAMBIÉN ILEGAL.
La Ordenanza de Protección Animal 1.164, prevé sanciones a los que maltraten o abandonen a los animales.

mascotas

10 Alimentos prohibidos para tu mascota

1. Los huesos: los huesos son malos para los animales. Pueden atravesarse o quedarse atascados en el intestino con resultados desastrosos, que suelen necesitar cirugía.

La próxima vez que quieras darle un hueso a tu perro, asegúrate de que sea para perros. Te lo agradecerá.

2. El chocolate: puede ser mortal para las mascotas por que contiene una sustancia (teobromina), que causa un aceleramiento de los latidos del corazón, estimulación del sistema nervioso central y contracción de las arterias provocándole infarto.

Si tu mascota ha comido mucho chocolate, deberías contactar con tu veterinario inmediatamente.

3. El alcohol: es muy malo para perros y gatos. No se necesita mucho alcohol para intoxicar una mascota. Los animales se pondrán nerviosos y atacarán cosas, hiriéndose a sí mismos. El único líquido recomendado para su mascota es el agua.

4. La leche: tampoco es buena para los animales porque la mayoría son intolerantes a la lactosa y desarrollarán diarrea. La mayoría de los animales no poseen la enzima que se necesita para disolver el azúcar de la leche, y esto puede causar vómitos, diarrea y otros problemas estomacales.

5. El jamón y otras carnes saladas: son muy peligrosas para las mascotas. Además de ser altas en grasas, también son muy saladas, lo que puede causarles serios dolores de estomago u otras complicaciones.

6. La cebolla: es tóxica para perros y gatos. Contiene sustancias (disulfidos), que dañan los glóbulos rojos de su sangre y pueden causar consecuencias fatales en animales. Se pueden volver anémicos, débiles y con problemas respiratorios.

Lo mejor que puedes hacer si tu mascota ha comido cebollas es llevarla inmediatamente al veterinario.

7. La cafeina: es mala para los animales. Contiene sustancias que estimulan al sistema nervioso central y al sistema cardiaco y en pocas horas puede causar vómitos, hiperactividad, taquicardias e incluso la muerte.

8. Los aguacates: también son malos para las mascotas. Son muy altos en grasas y pueden causar dolores de estomago, vómitos u otras complicaciones.

9. El atún: no se puede dar a los gatos. El músculo cardiaco felino requiere de una sustancia llamada taurina para mantener la fuerza y función normal. El atún no contiene esta sustancia y los gatos que lo comen en demasía, desarrollarán problemas de corazón.

10. Las pasas y uvas: su consumo puede llevar a tus mascotas a sufrir de los riñones. Es mejora asegurarse de que tus animalitos no consuman este producto.

¿Qué hacer para enseñar a mi perro a ser limpio en casa?

Para tu perro, hacer sus necesidades en un lugar u otro es una cuestión de costumbre. Hacerlas dentro o fuera de la casa, en un sitio en concreto, es lo mismo para él: una costumbre. Las costumbres necesitan tiempo para establecerse, cuantas más veces se pueda repetir la misma acción, mejor establecida estará la costumbre. Una vez establecida necesitará tanto tiempo para desaparecer como el que necesitó para establecerse.

No solamente estarás acostumbrándolo a hacer las necesidades en la calle. También estarás haciendo desaparecer la actual costumbre de hacerlo todo en el lugar equivocado. Esto se llama deshabituar. Para que tenga éxito es muy importante conseguir que tu perro no pueda cometer ni una sola vez el error de siempre. Cada vez que pueda volver a hacerlo mal pierdes algo de lo conseguido. Cuantas más veces se pueda equivocar, más difícil resultará cambiar la costumbre. Incluso puede llegar un momento en que ya no consigas nunca lo que quieres. Así que debes estar muy pendiente de todo lo que pase, no puedes dedicar tiempo a otra cosa.

La enseñanza más eficaz será la que permita a tu perro hacer sus necesidades siempre en la calle. No es fácil, porque suele tener la necesidad de hacer pis o caca muchas veces al día. Si sabes detectar cuándo tendrá ganas y sacarlo antes de que se lo haga, conseguirás que no se "equivoque" nunca (¡realmente no se está equivocando porque no sabe dónde sí y dónde no debe hacerlo!) Haciéndolo siempre en el lugar que tú elijas como el más adecuado, adaptará la costumbre de hacerlo ahí como la cosa más natural del mundo.

Para saber cuándo tu perro tendrá necesidad te puede ayudar saber que hay muchos momentos en los que tiene que hacer algo seguro:

1. Al despertarse.
2. Después de comer.
3. Después de haber jugado.

Si estás muy pendiente de todos los momentos en que tu perro realice una de estas tres actividades, puedes estar en la calle con él casi siempre que lo necesite. Aparte de estos momentos, tendrá necesidad en otros también, más o menos cada dos horas suele hacer algo, lo cual quiere decir que al principio tienes que sacarlo cada dos horas. Haciendo este esfuerzo durante unas dos semanas él habrá desarrollado un principio de sentido de la limpieza. Claro que podrá cometer "errores" y tardará un tiempo en empezar a avisarte de que quiere salir. Avisará poniéndose de forma inquieta delante de la puerta, mirándote y/o haciendo ruiditos. Es muy importante que sepas evitar que tu perro tenga la oportunidad/necesidad de hacerlo donde no debe. Tienes que estar vigilando y controlándolo todo el tiempo. Una ayuda más: pon un horario muy estricto a todo lo relacionado con su digestión: dormir, comer, beber, jugar... Desde el principio debes aplicar un horario a sus tomas de agua y comida. Saca a tu perro siempre atado e intenta ignorarlo hasta que observes que hace algo. En este momento te pones contento, felicitándolo con voz agradable. Pronto entenderá que a su jefe le gusta mucho que haga sus necesidades. Si en el mismo instante en que empieza a hacer pis o caca le dices una o dos veces con tono algo serio la palabra pipí o caca y mientras lo está haciendo lo felicitas, conseguirás que aprenda a hacer pipí o caca a tu orden. No hace falta que te pongas excesivamente contento a la hora de felicitarlo. Hablarle de forma agradable es suficiente para que entienda que te gusta lo que hace. Evita volver a casa tan pronto como haya terminado su "tarea". Antes de volver pasea un poco más, o juega un poco con él. Así evitarás que aprenda que pipí significa: final del paseo.

Hasta que él no tenga bien claro que debe hacer sus necesidades fuera de casa, no debes corregirlo cuando se equivoque dentro de casa. Lo que sí puedes hacer para intervenir cuando esté a punto de, o mientras que lo esté haciendo donde no debe, es levantarlo con tus manos alrededor de su pecho diciéndole "NO" y llevarlo afuera.

Castigos que no se deben usar nunca: refregarle el hocico, pegarle (ni con un diario), encerrarle en un cuarto, gritarle, no darle de comer en todo el día...

Para leer más sobre esta materia puedes acceder a este recopilatorio de consultas sobre los hábitos higiénicos.

Para información relacionada con nuestros servicios puedes llamar al 639 - 035281 (Puerto Real, Cádiz)

Últimos mensajes en nuestro foro:

* hola tengo una boxer y muerde a un cachorro y a otro perro
* cual es mejor de estas dos marcas de pienso para perros
* adiestramiento con el clicker
* Vestir a los perros Si o NO?
* mi perra con el ligamento hecho, da sintomas de embarazada

Entrenando a un cachorro

Tan pronto como el cachorro llega a nuestro hogar, debemos comenzar con el "entrenamiento". Para tener éxito en nuestra tarea debemos recordar y manejar las 5 reglas básicas para el aprendizaje de nuestro perrito:

- Hacer comprender con claridad las reglas del juego
- Establecer prohibiciones.
- No perder la paciencia.
- Hacer funcionar la comunicación.
- Mantener la coherencia.

Lo primero y nunca mencionado
El primer paso para el entrenamiento adecuado de un cachorro, y que muchos no mencionan por considerarlo obvio, es enseñarle su nombre, y que venga cuando lo llames.

Estímulos:
Hay que entregar al perro dos clases de estímulos:
Estímulos positivos, para los que usaremos caricias, comida, juegos, tono de voz dulce, etc.
Estímulos negativos, para los que usaremos tono de voz duro (no gritos), tirones de la correa secos y contundentes.
Las amenazas y castigos físicos no tienen lugar en el proceso de enseñar a un perro.

¿Dónde hacer las necesidades?
Un perrito hace aproximadamente 6 veces al día sus necesidades, por lo que es muy importante enseñarles cuándo y dónde hacerlas. El mejor momento es inmediatamente después de que el cachorro haya comido, y la forma es estimulándolo a usar siempre el mismo lugar y elogiándolo cuando lo haga. La manera de hacerlo, es elegir un lugar determinado , por ejemplo una ducha que no se use, en caso de no tener patio, y en caso de tenerlo resulta más fácil, sólo debes estar atento y cuando veas a tu cachorro dando vueltas o husmeando te darás cuenta que necesita evacuar. Sácalo de la casa cuando lo veas en la actitud antes mencionada, reúne sus excrementos en un lugar específico y enséñale que es ahí donde tiene que hacer, de esta manera evitarás que haga por todos lados.

Recuerda: debes mantener la paciencia y ser comprensivo con los errores que tu perrito cometa, haciendo que se sienta querido y nunca rechazado o aislado. No cometas el error de restregar su nariz en sus excrementos ni le pegues.
Cuando tu perro agarre algo indebido, como un zapato o una revista, dile la palabra "NO" y en el momento dale un hueso de cartílago, una pelota, o alguno de sus juguetes y dile "SI".

Las sesiones de adiestramiento
Las sesiones deben ser entretenidas, amenas, cortas, pero frecuentes. El período de concentración de un perro es corto y por lo tanto es prudente que la acción sea breve: la paciencia es la clave del éxito. Sesiones de 10 a 15 minutos 3 veces al día es una buena dosis. Intenta hacer cada sesión antes de que tu perro coma, de esta manera, al darle su alimento relacionará el entrenamiento con algo agradable.
Hay que usar palabras cortas para dar una orden, habitualmente se usa el inglés ya que sus frases resultan más cortas, pero debes recordar que para tu perro esto es indiferente, lo verdaderamente importante es el tono de tu voz y tus gestos, así que puedes inventar un lenguaje propio para comunicarte con tu perro.

Algunas órdenes
Como te mencionamos anteriormente, el inglés es el idioma más utilizado en los entrenamientos caninos, y a continuación te proporcionamos algunas palabras en este idioma que puedes utilizar:

"DOWN" (échate)
Esta palabra debe ser asimilada, idealmente cuando el perrito es pequeño. La posición echado es una de las más naturales en un perrito. Obsérvalo de cerca y cada vez que tu cachorro empiece a echarse repite en tono bajo y convincente "DOWN" (daun), de esta manera cada vez que el perro se eche, asimilará este comportamiento con la palabra. No olvides alabarlo o premiarlo cada vez que lo haga.

"SIT" (siéntate)
El problema más común es que el perro le salte a invitado que llegue, ensuciándole la ropa, esta orden te servirá para evitar esta molesta conducta. ¿Cómo se hace?, juega con tu perro antes de que éste coma, cuando hayan pasado algunos minutos, ponle su correa y elógialo. Sujeta bien tensa la correa con tu mano derecha, esto le obligará a levantar la cabeza y fijar su atención en ti, al mismo tiempo le dices "SIT" (sit) con voz clara y fuerte y presiona firmemente su lomo con tu mano izquierda hasta que se siente. Prémialo con una galleta para perros, un trozo de vienesa o algún otro tipo de bocadito que a tu perro le encante (y que no sea dañino para el), espera que se distraiga, juega con el unos minutos y repite la operación. Verás que tu perrito poco a poco relacionará la palabra con la acción y más adelante tus caricias serán suficiente premio.

"SIT-STAY" (siéntate-quieto)
Primero debes hacer que se siente a tu lado (ya lo aprendiste el el punto anterior). A continuación pon la palma de tu mano izquierda con los dedos apuntando hacia abajo, frente a su nariz, mantén tensa y alta la correa por detrás de su cabeza de manera que no se pueda mover, di "SIT-STAY" (sit-stei) y avanza un paso frente a él. Repite la orden y tensa la correa para que no te pueda seguir, camina a su alrededor y mantenlo inmóvil sujetando la correa a lo largo del brazo, por encima suyo.
Cuando logres que tu perrito permanezca en esta posición por más de quince segundos pasa a la segunda etapa del ejercicio. Reemplaza la correa por una cuerda de unos 7 a 10 metros. Repite la rutina anterior completa, y prepárate para evitar cualquier movimiento hacia ti con un enérgico "SIT-STAY". Desplázate alrededor de él describiendo círculos cada vez más amplios hasta que quedes apartado unos cinco metros. Si tu perrito aún permanece sentado puedes felicitarte a ti mismo y premiarlo a él.
Da esta orden en un tono de voz firme y claro, y con la mano extendida, ordenando al perro a mantenerse quieto.
Recuerda: tu perro establece relaciones entre lo que dices, cómo lo dices y lo que estás haciendo mientras lo dices.

"COME" (ven):
Esta orden le indica al perrito que debe venir a nuestro lado, por lo que es fundamental que la aprenda antes de su primera salida a la calle (que debe ser cuando haya recibido todas sus vacunas). Para esto debemos contar con un collar ligero, que se reemplazará por otro más fuerte, del tipo "ahorque" cuando crezca, para poder controlar su fuerza. Debes utilizar una correa larga y dejarlo ir hasta el total del largo de ésta, da la voz de llamada "COME" (com) y al mismo tiempo da pequeños y fuertes tirones hacia ti. Cuando tu perrito relacione la palabra con la acción, tira de la correa sólo si no responde inmediatamente. Pasados varios días podrás practicar sin la correa. Recuerda: prémialo siempre después de completar la tarea.

"HERE" (junto o aquí):
Esta, al igual que la anterior orden, es necesaria y útil, cuando damos un paseo con nuestro perro. Con esta palabra lograrás que tu perro camine junto a ti. Para conseguir esto camina con tu perro, sujetando firmemente la correa con la mano derecha. El perro debe caminar a tu izquierda cruzando la correa por delante tuyo, lo que permite controlar mejor al cachorro. Si el perro quiere adelantarte, déjalo solamente si usa esa libertad de manera apropiada, de lo contrario, debes detenerte lo que hará que el no pueda continuar y se volverá a mirarte. Si no se vuelve ni te mira, dale fuertes tirones a la correa sin moverte de tu sitio hasta lograr que vuelva y te mire a la cara. Espera unos segundos, camina unos diez pasos más y detente otra vez repitiendo la operación anterior. Cuando tu perrito logre darse cuenta que no debe seguir y que debe quedarse quieto, acarícialo y háblale de forma cariñosa, para que no se desanime. Continua con esta enseñanza hasta que logres que no se separe de ti.
Aumentando la dificultad de esta orden, podemos lograr que el perrito camine con su cabeza alineada a nuestra rodilla. ¿Cómo?, camina rápido diciendo al mismo tiempo la palabra "HERE" (jier) con voz firme, tira hacia atrás con un tirón fuerte si se te adelanta, o hacia a delante si se retrasa. Cuando el perrito haya aprendido a caminar junto a ti a diferentes velocidades, déjalo suelto sin correa, pero pendiente de agarrarlo si intenta alejarse.

Esperamos que estas reglas básicas, te ayuden a enseñar a tu perro, y a tomarte unos minutitos al día para estar cerca de él, lo que sin duda llevará a una mejor relación entre tu y tu mejor amigo.

Recuerda, tener mucha paciencia, ser constante, no golpearlo y recompensarlo cada vez que responda de manera positiva a lo que intentas enseñarle.

Tu perro será tu fiel compañero, y entre ustedes crecerá una fuerte unión que los hará inseparables.

El dicho “El perro es el mejor amigo del hombre,” tiene mucho de cierto, ya que cuando nos encontramos solos, tristes o aburridos, nuestro canino amigo siempre vendrá para acompañarnos, aceptar una caricia y mirarnos con ojos llenos de lealtad.

Por ello los humanos también le demos mucho a nuestras mascotas y para ello nada mejor que aprender a cuidarlas como se merecen. Los invitamos a visitar VetHelp, un sitio con consejos para los dueños de todo tipo de animales.
No importa si es un perro, gato, pájaro, reptil o caballo, ya que VetHelp posee secciones específicas dedicadas a cada uno de ellos. Desde consejos para la alimentar a nuestras mascotas a ayuda para detectar si están enfermas, los amantes de los animales encontraran allí todo lo que necesitan.

En el caso de notar algo extraño con tu amigo peludo, lo mejor será entrar a una sección donde con seleccionar los síntomas que presenta el animal podrás obtener consejos para cuidarlo o la orden de llevarlo a un veterinario que lo deje como nuevo.

Viajando con tu mascota[

Si quieres que tu mascota viaje contigo o te cambias a otra ciudad, aquí van algunos tips de viaje:

Si la mascota viaja contigo, ésta retendrá su sentido de identidad. Sin embargo las mascotas pueden asustarse y escapar cuando abres puertas o ventanas. Manten tu mascota con correa cuando salgas del auto o del hotel.
Tu mascota debe contar con una placa de identificación especial, además de la habitual. Debe tener el nombre de la mascota, el tuyo, a quién contactar en el lugar de destino (si no eres tú), un teléfono, y opcionalmente la dirección. Puedes improvisar una placa con papel y pegándola cuidadosamente con cinta en la placa original de tu mascota.
Si tienes dudas sobre la salud actual de tu mascota, consulta con tu veterinario.
También consulta con tu veterinario si es conveniente un sedante suave para tu mascota. No lo mediques si consultar!
Si tu perro o gato no está acostumbrado a viajar en auto, haz viajes cortos con la mascota durante una o dos semanas antes del viaje, para acostumbrarlo al movimiento y para enseñarle a comportarse.
Debes enseñar a tu perro a echarse tranquilamente, con la cabeza dentro, sin molestar a quien maneja o a los acompañantes. No permitas que tu perro saque la cabeza, puede irritar sus ojos y causar problemas. No emplees la violencia. Simplemente prémialo toda vez que se esté portando como debe. Haz que el viaje sea una experiencia positiva para tu mascota - y para ti.
A menudo los gatos se asustan en los autos, pero algunos se adaptan rápidamente. Algunas personas dejan que el gato encuentre su lugar en el auto, mientras que otros prefieren que el gato viaje en su transportadora.
Acostumbra a tu mascota a estar con correa y con pechera. Siempre usa la correa cuando viajes. Mejor aún es una pechera, que puedes conectarla al cinturón de seguridad, y que permite a la mascota cierto movimiento mientras está asegurada con el cinturón. Tu mascota podría huir si no se encuentra correctamente asegurada.
Haz paradas frecuentes para que tu mascota pueda utilizar el baño. Si viajas con tu gato, puedes llevar en la jaula transportadora un arenero pequeño para viaje.
Si durante el viaje haces una escala nocturna, averigua con anterioridad para encontrar un hotel en el que se permitan mascotas.
Asegúrate que tu mascota esté apropiadamente identificada. Lleva sus certificados de vacunación.
Jamás dejes a tu mascota dentro del auto al sol, y con los vidrios cerrados. Estaciónate a la sombra, deja los vidrios entreabiertos para que circule el aire fresco, pero para que tu mascota no pueda salirse.
Para viajes aéreos además considera:

Obtén una jaula transportadora con una ó dos semanas de antelación. Familiariza a tu mascota, colocándola en la transportadora unos minutos por día. Gradualmente aumenta el tiempo hasta que la mascota se sienta relajada cuando está en la transportadora.
Alimenta por última vez a tu mascotas cinco o seis horas antes del vuelo. Dale de beber agua hasta una o dos horas antes del vuelo.
Preséntate a tiempo en la terminal.
Asegúrate que estén escritos en la transportadora los nombres y teléfonos de las personas responsables por la mascota tanto en origen como en destino.
Coloca la frase "Animal Vivo / Live Animal" en letras grandes en la transportadora.
Qué debes llevar:

Comida suficiente para todo el viaje (debes prever que donde vas tal vez no consigas la el alimento que consume tu mascota)
Sus platos de agua y de comida
Un abrelatas (si es requerido)
Algunos premios
Su juguete y manta favoritos
Peine o carda
Una jaula transportadora (obligatoria para viaje aereo, y muy recomendable para viajes por tierra)
Correa, pechera, collar, placas identificadoras
Sedante (si fue recetado por el veterinario) y cualquier medicamento que tu mascota esté tomando actualmente
Una foto reciente de tu mascota (en caso que se pierda)
Artículos de limpieza: Toallas de papel, desodorante de ambientes, bolsas plásticas para recoger lo que tu mascota ensucie
Cuando hayas arribado a tu destino, notarás que la mascota tiene los mismos problemas para ajustarse que tú. Debe aprender donde está cada cosa, conocer los vecinos - humanos y animales. Debe ajustarse al agua y al clima, y aprender dónde puede ir y dónde no. Haz que el animal se sienta en casa usando cosas que le son familiares, tales como plaos, mantas, juguetes, y otros artículos.

Las mascotas suelen hacerse pequeños rasguños debido a que se encuentran casi las 24 horas jugando y explorando cosas.

Los animales tienden a ser activos y curiosos por naturaleza, pero no pueden evitar tropezar o hacerse pequeños cortes en las patas por haber chafado algún cristal, o piedra afilada.

Nosotros debemos de examinar las patas de nuestra mascota cada cierto tiempo y cerciorarnos de que no posean ninguna anomalía.

Aprende a curar las heridas de tu mascota

Si encontramos alguna herida, deberemos de curársela con agua oxigenada y Betadine para que no se infecte. Si es un animal muy activo se le puede vendar la zona afectada para que no se lama, ni entre en contacto con tierra o elementos que puedan agravar su situación.

Si por el contrario, habéis acudido a vuestro veterinario para que le realizasen una operación, deberéis seguir las indicaciones de cuidado que os haya dicho el especialista.

El caso más habitual, lo encontramos en las cesáreas, ya que el animal después de ser operado se traslada a casa con sus dueños y debe de permanecer en continua observación para evitar que la herida se abra o se infecte.

Nunca apliques cualquier substancia que desconozcas, o pudiera provocar escozores a vuestra mascota, pues hay que tener en cuenta que podría reaccionar conforme a sus instintos y atacarnos. Si no podéis sujetar a vuestra mascota, buscar ayuda, pero nunca os hagáis los valientes, pues si algo sale mal, vuestra mascota acabaría por pagar las consecuencias, ya que nunca llegaría a mejorarse.

Aprende cómo hacer masajes a tus mascotas

Un régimen regular de masajes puede ser beneficioso para nuestra mascota porque le proporcionará un gran bienestar y le ayudará a proporcionar la relajación de sus músculos.

Según algunos veterinarios, también mejora su fuerza, coordinación, y circulación sanguínea y restaurará su flexibilidad. Además aumentará los buenos momentos de convivencia entre usted y su compañero favorito.
masajes para el perro

Estudios han demostrado que dueños que dan masaje y acarician a sus mascotas, incluso un período corto de tiempo, reducen su propia tensión arterial significativamente. Los pacientes de los hospitales, cuando conviven, dan masaje y acarician a un perro o gato, casi siempre mejoran más rápidamente que aquellos pacientes a los cuales no se les permitió el lujo de este placer.
¿Cómo hacerlo?

Es bueno empezar a dar el masaje a su mascota cuando todavía es joven. La mayoría de las macotas adultas se dejarán acariciar y dar masaje por sus dueños, sin embargo, nunca es demasiado tarde.

Empiece dando masajes, a las áreas específicas, ligeramente en el cuerpo de su mascota mientras está quedando en su regazo o en el suelo, en un estado relajado. Sólo presione ligeramente con dos o tres dedos, usando los movimientos redondos.

Empiece con el cuello de su mascota, y despacio baje por cada lateral de su espina, cambiando quizás a un dedo pulgar y dedo índice, con su dedo pulgar en un lado de la espina, y su dedo índice en el otro. Durante el masaje hable suave y bajo a su mascota para ayudarlo a relajarse.

Continúe bajando por el cuerpo de la mascota (en gatos, procure evitar la anca cuando muestren aversión al masaje, por que este es un punto sensible). Entonces trabaje despacio abajo de cada pierna, y frotando suavemente abajo de cada pie.

Ponga su gato o perro en su lado, y suavemente frote su barriga con sus yemas de los dedos, mientras usando los movimientos redondos. Acariciando también suavemente su cabeza y hablando en una voz relajada. Después de que usted termine, ofrézcale un obsequio delicioso a su mascota.

Nunca obligue a un gato o a perro aceptar un masaje si no parece abierto a éste. Si una palmadita en la cabeza es todo lo que acepta, entonces eso está bien.

perros


Cómo lograr que tu gato te deje dormir
os gatos son animales nocturnos, por lo que es muy normal para ellos tener una vida activa durante la noche. Sin embargo, esta molesta conducta, podría ser fácilmente revertida, siguiendo estas sencillas instrucciones…

Cómo lograr que tu gato te deje dormirCómo lograr que tu gato te deje dormir

Si encuentra muy molesto los hábitos nocturnos de su gato, debería tratar, -antes que castigarlo por seguir su natural horario de actividad-, de realizar un simple entrenamiento para cambiar esta fase activa de su vida hacia un horario más temprano.

Asimismo, podrá encontrar que le resulta fácil proporcionarle a su gatito actividades más silenciosas para que realice durante la noche, las cuales serán sin dudas menos molestas para su sueño, pues, básicamente, no permitirán que el gato utilice su cama o dormitorio como lugar de juego y actividad.

Fomentando la actividad diurna

La primera regla para tratar con estos problemas de conducta, es no empeorar los problemas. Para esto, debe saber que si su gato actúa de esta manera, es porque usted se lo permite. Por ejemplo, si por cualquier razón se despierta al gato durante la noche, o se le da de comer en horarios inadecuados, no valdrá preguntarse por qué gatito los despierta luego en el centro de la noche.

Sucede que, básicamente ellos han sido entrenados y recompensados por actuar así. Nadie le está diciendo que deje de ser sensible a las necesidades y sentimientos de su mascota, pero si lo ve triste o hambriento, ocúpese de ello (jugando o alimentándolo) más temprano, y no en la noche.

La noche para el gato, como el día para lo humanos

A diferencia de los seres humanos, las actividades nocturnas son muy normales para los animales nocturnos como el gato. Por eso, si se lo deja elegir, su gatito dormiría durante todo el día, para levantarse, estirarse, comer, rasguñar, y hacer sus necesidades a eso de las ocho o nueve de la noche.

De esta manera, se puede comprender por qué razón los gatos son muy activos en el centro de la noche, mucho más que a la mañana, donde empiezan a cansarse de su actividad, exactamente a la inversa de lo que sucede con usted. Por eso, todo lo que se deberá hacer es cambiar el horario de su gato, para que el mismo se encuentre activo en el día y cansado a la noche, lo cual es mucho más fácil de lo que suena.

Por cierto, no puede esperar que su gato duerma las 24 horas del día, ya que el animal necesita jugar en algún momento. Por eso, si sus juego nocturnos les resultan molestos, no debería prohibírselos, sino hacer que los mismos sean realizados más temprano.

De hecho, si no le proporciona alguna clase de actividad durante el día, el gato se la pasará durmiendo durante ese momento. Para esto, será muy importante que lo mantenga activo y despierto, lo cual podría ser muy sencillo simplemente atando una pluma o pedazo de papel arrugado a una cuerda, y arrastrando la misma alrededor de toda la casa. También podría entrenar al animal para que suba a determinados lugares, o corra de aquí para allá, siguiendo a su persona.

Otra opción, es dirigirse a la veterinaria y buscar juguetes nuevos e interesantes para su gato, o hacerlos con los materiales con lo que usted cuenta en su casa, ya que a la mayoría de los gatos les encanta jugar con lanas, bolsas de papel, o cajas de cartón. Trate de cansarlo durante el día, para que durante la noche se siente extenuado y desee dormir.

Cuantas más veces haga y repita esta nueva rutina para su gato, más rápido él se acostumbrará a los nuevos horarios. Los horario de alimentación y juegos en intervalos regulares, son lo más apropiados para lograr que el gato se ajuste y mantenga esta nueva rutina.

La paciencia, divino tesoro

Seguramente, entre los 10 días y las 2 semanas su gato querrá dormir durante toda noche, ya que habrá sido privado del sueño durante el día y estará atenuado, además de tener necesidades fisiológicas y de alimentación.

Pero lo importante, será que tenga paciencia, pues, como señalamos, puede tomar hasta 15 días que el reloj interno del gatito se acostumbre al nuevo ritmo. De hecho, si usted se rinde también pronto, tendrá que volver a empezar de cero.

Apaciguando la actividad nocturna

Para que su gato tenga menos chance de seguir su instinto y realizar actividades nocturnas, deberá despertarlo durante cualquier momento del día en donde vea a su gato durmiendo. Por supuesto, sea lo más suave posible si el animal está en un sueño profundo. Con todo, lo ideal sería que el gato no se duerma, para lo cual le deberá insistir que juegue con usted en ese mismo momento.

Una vez que esté logrando que los locos horarios de su gato se ajusten finalmente a los suyos, también será bueno des-incentivarlo a molestarlo en la noche, saltando en su cama o maullando detrás de la puerta de su dormitorio.

Para esto, cada vez que su gato lo moleste, arrójele un chorrito de agua con un spray, el cual debería guardar en su mesita de luz. Después que le arroje uno de estos chorritos, su gato seguramente entenderá la idea.

Si el gato maúlla detrás de la puerta de dormitorio, abra la puerta y haga lo mismo, y luego ciérrela inmediatamente, pero quédese allí unos cinco minutos, esperando con el spray para el caso de que el gato vuelva a maullar.

Llamativamente, algunos gatos se acostumbran y disfrutan de estos chorritos de agua con spray. En estos casos, obviamente sería tonto utilizar este sistema, ya que lejos de castigarlo lo estaría premiando. Para saber si este es el caso de su gato, debería constatar que frente a la acción el gato haga un maullido fuerte y salga corriendo.

No sólo ocuparse del gato en la noche…

Con todo, todo esto último debe ser complementado con una actividad de disfrute durante el día. Si piensa que puede utilizar estos trucos “de ataque” sin proporcionar además a su gato una salida alternativa para sus necesidades de actividad, se encontrará con grandes y desagradables sorpresas.

Sucede que, muy posiblemente, su gato se frustrará y seguramente también se enojará, lo que creará un problema igual o peor que el que existía, ya que los gatos frustrados y enojados a menudo orinan por todas partes de la casa, y mantienen una conducta destructiva.

Por eso, prohíbale a su gato molestarlo durante la noche, pero, al mismo tiempo, ofrézcale la posibilidad de realizar nuevas y gozosas actividades.

Aprende a limpiar los dientes de tu mascota

Limpiando la boca de tu perro dos veces por semana le evitarás muchos problemas dentales. Si nunca antes lo has hecho, en esta nota te diremos cómo.

El uso del cepillo dental es muy eficaz, pero recomendamos que esta maniobra la realice el médico veterinario. En todo caso será él quien te enseñará a usarlo.

Lo que sí puedes hacer tú mismo es asearle los dientes con un limpiador dental, que es una especie de "dedal". Te lo colocas en el dedo índice, después untas un poco pasta de dientes para perro o gato –según sea el caso- y luego introduces tu dedo en su boca. Haz un movimiento de arriba hacia abajo por todos sus dientes.

En el mercado existe una gran variedad de pastas de dientes para ambas especies de animales. Puedes encontrarlas de distintos sabores como carne u otros alimentos. El costo está entre 20 y 30 pesos aproximadamente.

Puedes completar la limpieza si colocas enjuague bucal (especial para perro o para gato) en el bebedor de agua que toma tu mascota. Cada vez que el animalito la ingiera, estará saciando su sed y enjuagando su boca a la vez.

Este enjuague tiene que ser especializado pues si usas uno que utilizan las personas le causarás un serio problema de gastritis.

Sus artículos personales deberán adquirirse en tiendas especializadas o en veterinarias grandes.

cuidar

peces

gatos

Como cuidar de tus mascotas

mascotas

bueno espero que les halla gustado y pongan puntos

5 comentarios - Como cuidar de tus mascotas

@mmgvo
exelente info!! +5
@polo_7
perros

Gracias mi perro te lo agradece
@vicky_81
Muy bueno te doy mis +10 de hoy
@lfercho
Excelente aporte, te dejo puntos!!!