Las jirafas, con su largo cuello, son difíciles de no reconocer. Son los animales terrestres más altos, los machos logran alcanzar los 5.3 metros de altura, las hembras un poco menos. Sólo existe una especie de jirafa, con algunas variedades. Relacionado con ellas encontramos al Okapi, el cual externamente se asemeja más a los antílopes grandes que a la jirafa.
Las jirafas son naturales del África. Habitan en las extensas praderas de este continente. En cambio, su pariente el Okapi prefiere las selvas de densa vegetación.
La Jirafa es un mamífero y el más alto de todas las especies de animales vivientes. Los machos pueden medir desde 4,80 a 5,50 metros y pesar hasta 900 kilogramos. Las hembras son generalmente un poco más pequeñas y pesan menos.
Nativa de África, la jirafa se relaciona con el venado y la vaca, pero pertenece a otra familia, la Giraffidae, la cual consiste únicamente en la jirafa y su pariente más cercano, el okapi.

Características físicas:
Las jirafas tienen ojos y orejas grandes, labios largos y delgados, lengua extensible y lo que las hace famosas, un cuello muy largo (el que les permite alcanzar las hojas más altas y tiernas de los árboles), como también sus patas delanteras (mucho más largas que las traseras).
La estructura ósea del cuello no difiere de la de otros mamíferos: no tiene vértebras extras, pero cada uno de los 7 huesos es más alargado.
La espalda se inclina hacia arriba desde la espalda media hacia los hombros y el cuello. Poseen unas pequeñas proyecciones óseas en forma de cuernos, posicionados en la región frontal, por arriba de los ojos, cubiertos por piel y pelo. Además las jirafas poseen un cuerno central delante de los otros y de menor tamaño. Los pies son grandes y robustos y poseen dos dedos con pezuña, el tercer y cuarto dedos (laterales) no se desarrollan.
Muchas otras pequeñas modificaciones a la estructura de la jirafa han evolucionado, especialmente en el sistema circulatorio. El corazón de una jirafa debe generar cerca del doble de la presión sanguínea normal de un mamífero de gran tamaño para mantener el flujo de sangre al cerebro en contra de la gravedad. En la parte superior del cuello, un complejo sistema de regulación de la presión previene el exceso de sangre en el cerebro cuando la jirafa baja su cabeza para beber. Inversamente, los vasos sanguíneos en la parte inferior de las patas están bajo una gran presión. En otros animales, esa presión forzaría a la sangre a ser expulsada a través de las paredes capilares. Sin embargo, las jirafas tienen una gruesa capa de piel muy ajustada en sus extremidades inferiores, la cual mantiene la presión extravascular alta de la misma forma que un traje-g de un piloto.
La lengua es de color negra. La boca es distinta de otros rumiantes: su labio superior no está hendido como el del camello, está recubierto de pelos y tiene una forma más aguzada. Tienen un ingenioso sistema que les permite abrir y cerrar, a voluntad, las fosas nasales. Aunque el patrón de coloración es variable, consiste fundamentalmente de manchas de color café oscuro rojizo de varias formas y tamaños sobre un fondo claro. El vientre es generalmente claro y sin manchas; la coloración se obscurece con la edad. Poseen una crin corta a lo largo de todo el cuello. Tienen estómago rumiante. Las hembras poseen cuatro glándulas mamarias. Tienen 32 dientes. Poseen buenos sentidos del olfato, vista y oído. Las jirafas son buenas y resistentes corredoras y su récord de velocidad es de 56 kilómetros por hora.

Hábitat:
Esta especie se encuentra principalmente en sabanas áridas, bosques abiertos y planicies de inundación. Generalmente está asociada a bosques abiertos de Acacia, Comiphora y Terminalia. Debido a su anatomía, las jirafas prefieren terrenos firmes y generalmente ríos grandes y pantanos son eficientes barreras de dispersión. También evitan terrenos empinados y colinas.

Alimentación:
El régimen alimenticio de la jirafa concuerda con su físico; come las hojas de los árboles para lo cual le sirve su larga lengua. Las que viven en el sur de África prefieren las ramas y hojas que tienen espinas. Cuando se nutre con alimentos frescos y jugosos puede permanecer mucho tiempo sin agua, pero en las épocas de sequía recorre varios kilómetros para beber en las lagunas pantanosas o en las charcas. El alimento favorito de la jirafa es la Acacia, una especie de árbol que crece en la sabana africana, siendo un animal altamente selectivo en lo que come cuando tiene alimento para elegir. A pesar de esto en caso de necesidad no tiene problema en adaptarse a otros alimentos. También consume otro tipo de árboles así como hierbas. Para beber agua y alimentarse con hierbas la jirafa debe agacharse lo que la coloca en una posición vulnerable. La lengua de la jirafa así como su aparato digestivo adaptado, le permite alimentarse con vegetales espinosos, los cuales digiere sin ningún tipo de problema

Etapas de vida y Reproducción:
La madurez sexual en las jirafas se alcanza a los 3.5 años en hembras y 4.5 años en machos. Sin embargo, la talla máxima la alcanzan a los 5 años las hembras y a los 7 los machos. Se ha registrado una longevidad de 26 años en vida silvestre.
Las jirafas son capaces de reproducirse hasta los 20 años (hembras). Existe una fuerte tendencia a que ocurran los nacimientos en la temporada seca, aunque puede ocurrir a lo largo de todo el año. Las hembras se reproducen con un intervalo de 20 a 23 meses, dando a luz generalmente una cría, en raras ocasiones dos, después de una gestación promedio de entre 14 y 15 meses. La madre da a luz de pie y el saco embrionario se rompe cuando el bebé cae al suelo. Las jirafas recién nacidas miden cerca de 1,80 metros. A las pocas horas de haber nacido, las crías pueden correr y no se distinguen de una cría de una semana de edad. De todas formas, las primeras dos semanas, éstas pasan la mayor parte del tiempo recostadas, resguardadas por su madre. Mientras que las jirafas adultas son demasiado grandes para ser atacadas por la mayoría de los depredadores, las más jóvenes pueden ser presa de leones, leopardos, hienas y perros salvajes. Sólo del 25% al 50% de las jirafas llegan a la adultez.

Imágenes


Algo sobre las Jirafas
alimentacion
habitat
reproduccion
imagenes
caracteristicas
Jirafas
Algo sobre las Jirafas
alimentacion