La historia de mi gata Fiera.


Quiero Contarles la historia de mi gata Fiera.

La historia de mi gata Fiera.

La conocí el 24 de Diciembre del 2005. Yo salía de mi trabajo al mediodía. Venía por una avenida de mi pueblo, Arequito, de la mano contraria venía una chica en moto. La miré sonriendo, llevaba un gatito! Y me es imposible no sonreir cuando veo un animalito, sobre todo si es un cachorrito!

mascotas

Cuando estábamos a punto de cruzarnos, frenó la marcha y tiró al gatito!
Yo no lo podía creer. Bajé de la bici, agarré al gatito y la seguí. Al alcanzarla le dije: - nena, me parece que se te cayó algo.
La minita me dice: - la dejé yo.
Obviamente fue irónico de mi parte. Pero no lo entendió.

abandono

Le dije que para que hacían tener crías a las gatas, si después tiraban los gatitos. Pero la cosa era peor! Me contó que habían llevado a la casa un gatito y una gatita, pero se cansaron de tener dos y decidieron quedarse solo con el macho.
Dijo que se la llevaba de vuelta, pero le dije que no, que me la llevaba yo, porque seguramente la iba a tirar en otro lado.

historia

La piba dijo que la gata era de ella y que podía hacer lo que quisiera. Al escuchar esto la reputeé, y le dije que si a ella se le ocurría tirar una silla a mi me importaba un carajo, pero un animal no es un objeto que se puede tirar cuando uno se cansa de él, ya que al adoptar una mascota uno debe comprometerse con ella hasta el fin de sus días.

gatos

Mientras iba para mi casa, pensaba que mis viejos no iban a querer saber nada con otra gatita (en ese entonces todavía vivía en la casa de ellos).
Pero mi sorpresa fue grande cuando al entrar a mi casa mi viejo dijo: - ¡Llegó Papá Noel! Y enseguida añadió: - ¡Que fiera que es! Y desde ahí le quedó el nombre: Fiera.

adopción

La llevé al veterinario y estaba en perfecto estado de salud. La vacunamos, la castramos, y ahora es una gorda hermosa y por demás de mansa y mimosa. ¡Es un amor!

gata

Repito lo que dije más arriba: cuando adoptás una mascota debés saber que va a ser hasta que se muera. Nunca voy a entender a la gente que tiene un animal , se cansa y lo tira. Animal que pisa mi casa, animal que muere conmigo.

fiera

Espero que les haya gustado la historia. Termina re bien, porque por suerte la encontré justo a la Fiera, sino no hubiese terminado así…es una calle muy transitada, y ella era una gatita criada adentro, no hubiera sabido defenderse sola…

yaninarodriguez