Mamba Negra (Dendroaspis polylepis): Llegan a medir hasta dos metros con treinta y tres centímetros los machos y dos metros con cincuenta y tres centímetros las hembras. Se encuentran registros de cuatro metros con treinta y cinco centímetros de longitud (Cox et. al. 1998). Los ejemplares jóvenes son verdes. Cuando se convierten en adultos adquieren una coloración oscura, amarronada o grisácea en la parte dorsal y amarillo pálido a verdoso en su parte ventral. Posee melanismo en su parte bucal interna. Ésta es de un total color negro, de donde proviene su nombre vulgar. Es tremendamente agresivo. Presenta 23-25 raramente (21) hileras de escamas en la mitad del cuerpo. 248-281 escamas ventrales y 109-132 escamas subcaudales en pares. Escama anal dividida. Es la especie más rápida y la que posee el veneno más activo del orden. Entre las ramas de los árboles, alcanza una velocidad de ocho kilómetros por hora y en llanura hasta doce kilómetros por hora. Es mayoritariamente terrestre. Frecuenta la vegetación herbácea y los matorrales más o menos arbustivos de las sabanas africanas. Una de sus actitudes propias es la de erguir la cabeza. Posee unos enormes dientes Si se siente acorralado no duda en atacar y morder. Posee maxilar movible y sus dientes son tubulares (canal cerrado), raro en la familia de los Elápidos, y además dientes de gran tamaño en el maxilar inferior. Se cree que les sirven para retener a las aves que caza. Prefiere las presas de sangre caliente, ratas, ratones, aves, etc., en ocasiones puede ser ofiófago. Su mordedura necesita suero específico para asegurar un tratamiento efectivo. Es de reproducción ovípara. La hembra pone de nueve a quince huevos en primavera. Éstos llegan a medir hasta siete centímetros de largo. Se dispersa desde Angola, Botswana, Burkina Faso, República Centroafricana, Eritrea, Senegal, Malí, Camerún, Etiopia, Costa de Marfil, Kenya, Malawi, Mozambique, Namibia, República Sudafricana, Somalia, Swazilandia, Tanzania, Uganda, norte y sur de República Democrática de Congo, Zambia, Zimbabwe, África. Presenta dos subespecies (Dendroaspis polylepis Antinori y Dendroaspis polylepis polylepis)
Serpientes Africanas
mamba negra
Mamba Verde


Mamba Verde (Dendroaspis angusticeps): Alcanza de ordinario los dos metros y medio de longitud, pero algunos ejemplares alcanzan los tres metros cincuenta centímetros y algunas veces los cuatro metros de longitud. Es homocrómico verde, similar al de la vegetación. También llamado Mamba de cabeza estrecha, como todas las especies del género, tiene una serie de caracteres que la diferencian claramente de los restantes miembros de la familia y que la acercan a los Vipéridos. Su maxilar hace movimientos parecidos a los que realizan los Vipéridos y eleva los colmillos, pero además en la parte anterior de la mandíbula lleva un colmillo canalículado. Posee las escamas del cuerpo bien demarcadas. Presenta 19 raramente (17/21) hileras de escamas en la mitad del cuerpo. 201-232 escamas ventrales y 92-126 escamas subcaudales en pares. Escama anal dividida. Se alimenta de anfibios y otros reptiles. Es arborícola de las sabanas arbustivas de África. Es de reproducción ovípara, poniendo en primavera entre nueve y catorce huevos. Se dispersa por Kenya, Tanzania, Mozambique, Malawi, este de Zimbabwe, Natal, República
Víbora de Gabón
Cobra Escupidora
Cobra Egipcia.

Víbora de Gabón (Bitis gabónica): Llega a medir dos metros con seis centímetros de longitud. En pocas Serpientes se da tanta variedad de colorido, amarillo, violeta pálido y pardo, tanto en lo que se refiere al color dominante como al color y la disposición de las manchas, dispuestas según una muestra geométrica, que usan para pasar desapercibidos entre las hojas del suelo. Bajo la ventana de la nariz presenta un par de grandes escamas. El fraccionamiento de las placas de la cabeza alcanza en esta serpiente su grado máximo, incluso las placas supraorbitales han sido reemplazadas por pequeñas escamas. En las sienes, la cabeza es de doble anchura que el cuello. Inmóvil en la hojarasca de los bosques de África tropical, es prácticamente invisible en el moteado sol y sombra, mientras están al acecho de roedores, ranas y aves. Pero si se lo saca de su entorno natural, las vívidas manchas de su piel resultan sorprendentemente vistosas. Aunque no son agresivos y rara vez atacan, su mordedura es letal. Los colmillos son mayores que los de cualquier otra serpiente. En un ejemplar de un metro con ochenta centímetros de longitud los colmillos medían cinco centímetros. Se dispersa por Angola, Gabón, Camerún, Guinea Ecuatorial, Nigeria, Benin, Togo, Ghana, Costa de Marfil, Liberia, Sierra Leone, Guinea, República Centroafricana, Sudan, Tanzania, República Democrática de Congo, Congo, este de Zimbabwe, Mozambique, República de Sudáfrica. Consta de dos Subespecies (Bitis gabonica gabonica y Bitis gabonica rhinoceros)
Serpientes Africanas
mamba negra
Mamba Verde

Víbora de la Arena (Bitis peringueyi): Llegan a medir hasta veintidós centímetros los machos y veinticuatro centímetros las hembras.Se han encontrado ejemplares de treinta y nueve centímetros de longitud. Tiene la cabeza aplanada y muy diferenciada del cuello. Presenta ojos con pupila vertical. Tiene 23-31 hileras de escamas dorsales en la mitad del cuerpo. 117-144 escamas ventrales y 15-30 subcaudales en pares. Escama anal entera. Vive en terrenos inhóspitos, en las dunas de la parte norte del desierto de Namibia. Es extraordinariamente venenoso. Se encuentra validada por ITIS "Integrated Taxonomic Information System". Se dispersa por Namibia y sur de Angola, África.
Víbora de Gabón
Cobra Escupidora
Cobra Egipcia.

Víbora Bufadora (Bitis arietans): Llegan a medir hasta un metro con nueve centímetros los machos y un metro las hembras. Se conocen registros de un metro con ochenta y tres centímetros (Pitman 1974). Es una de las especies de la subfamilia de mayor tamaño, más conocidas y peligrosas de África Ecuatorial. Es la única víbora cuyos orificios nasales, relativamente pequeños, se abren en la parte superior, detrás de la punta de la nariz, además de lo cual están vueltos hacia arriba. El aspecto resulta bastante variado. La cabeza y el cuerpo aparecen cubiertos de escamas imbricadas y aquilladas, de dimensiones variadas, en especial antes y después de la muda. En algunos casos presenta color amarillo fuerte, con una banda negra en la región ocular y una serie de manchas oscuras puntiagudas y dirigidas hacia atrás del dorso. En otros casos es de color negruzco con manchas amarillas. Se distingue por emitir, cuando se le molesta o está encolerizado, un fuerte silbido o bufido, por lo que también entre los Bóer se le ha dado el nombre de Víbora bufadora. Para silbar, hincha el cuerpo, que adquiere un volumen doble del normal. Al mismo tiempo, levanta del suelo la cabeza y el cuerpo hasta una altura de treinta centímetros, sigue con atención los movimientos del adversario y espera el momento propicio para el ataque. El veneno es potentísimo. Una rata muere entre unos pocos segundos y unos minutos después de haber sido atacada. En el hombre, la muerte es mucho menos rápida que en el caso de una mordedura de Cobra o de Mamba, "Elápidae", pues la acción neurotóxica del veneno es mucho menos inmediata, y por ello el efecto de disolución en la sangre es aún más espantoso. Una descarga completa del veneno, es casi con seguridad fatal, a menos de disponer de antídoto. Se alimenta de roedores del tamaño de una rata doméstica, ardillas y otros animales como aves, saurios y anfibios, siendo la forma de alimentarse típica de las víboras y de las Serpientes de fosas, "Crotalinae". El ataque a la presa se realiza hincando los largos y erguidos colmillos por medio de un golpe de rapidez fulminante, después de lo cual se deja que la presa huya para morir. Tras un intervalo de unos minutos, sigue la pista del moribundo, para lo cual tienta repetidamente el suelo con las puntas de la lengua, que después de cada movimiento retira e introduce en las fosas del órgano de Jacobson, situado en el paladar. Utiliza sus larguísimos colmillos de una manera curiosa e inesperada. Los emplea para sujetar en la boca al animal que va a devorar hasta que está ya lo suficientemente introducido para que los músculos de la garganta puedan comenzar su poderosa acción para tragarlo. El número de las crías que nacen puede llegar a ser de setenta, o incluso más. Se dispersa por República de Sudáfrica, Swazilandia, Namibia, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Malawi, Zambia, Angola, República Democrática de Congo, excepto en el centro, Congo, Gabón, Burkina Faso, Guinea Ecuatorial, Camerún, Tanzania, Burundi, Rwanda, Uganda, Kenya, República Centroafricana, Nigeria, Benin, Togo, Ghana, Costa de Marfil, Liberia, Sierra Leone, Eritrea, Etiopia, Somalia, Guinea, Guinea-Bissau, Gambia, Senegal, Mauritania, Sahara del oeste, Malí, Argelia, Moruecos, sudoeste de Arabia Saudita, Omán. Posee dos subespecies (Bitis arietans arietans y Bitis arietans somalica).
Serpientes Africanas
mamba negra
Mamba Verde

Víbora Rinoceronte (Bitis nasicornis): Su longitud aproximada es de un metro con treinta centímetros. Es de una coloración aún más brillante que el de la Víbora de Gabón, y comparte con éste su hábitat de la selva. El morado y el azul ocupan mayor superficie, y presenta además en los costados unos triángulos verdes, bordeados de negro y azul. La vívida coloración y los vistosos dibujos coloreados, hacen pensar inmediatamente que pueda tratarse de una coloración protectora, para evitar que los animales mayores los pisen, o que los más pequeños lo molesten. Pero en realidad, la observación que han realizado en las selvas nativas, así como el sencillo experimento consistente en colocar un ejemplar cautivo sobre un fondo de tierra vegetal, muestran que, en realidad, aquella muestra coloreada, quebrada y angular, se confunde de manera asombrosa con las hojas verdes y secas del suelo de la selva. Tanto los nombres comunes como científico hacen referencia a unas escamas eréctiles largas y puntiagudas que presenta en la punta del hocico. Se encuentra validada por ITIS "Integrated Taxonomic Information System". Se dispersa por el sur de Sudan, oeste de Kenya, Uganda, Angola, oeste, centro y este de República Democrática de Congo, Congo, Gabón, Camerún, Guinea Ecuatorial, Nigeria, Benin, Togo, Ghana, Costa de Marfil, Liberia, Sierra Leone, Guinea, República Centroafricana, Tanzania, África.
Víbora de Gabón
Cobra Escupidora
Cobra Egipcia.

Víbora Nocturna Común (Causus rhombeatus): Llegan a medir hasta ochenta y tres centímetros los machos y sesenta y ocho centímetros las hembras. Se encuentran registros de noventa y tres centímetros de longitud (Pitman 1974). Las partes superiores son de color gris aceituna o pardo, con una serie de grandes manchas oscuras a lo largo de la línea vertebral del tronco. En la cabeza se distingue siempre una mancha negruzca en forma de “V” invertida. La cabeza está cubierta de anchas placas simétricas. Los ojos son de tamaño mediano provistos de pupila redonda. El cuerpo, relativamente robusto, está cubierto de escamas dorsales débilmente carenadas. Tiene 17-19 (21) hileras de escamas dorsales en la mitad del cuerpo. 134-155 escamas ventrales y 20-33 subcaudales en pares o dividida. Escama anal entera. Habita las selvas, bosques húmedos, orillas arboladas de pantanos y cursos de agua. Es preferentemente terrestre. Permanece activo exclusivamente en horas nocturnas y pasa el día oculto bajo piedras y troncos caídos. Se alimenta de sapos y pequeños roedores a los que mata inoculándoles su poderoso veneno. Tiene grandes y alargadas glándulas productoras de veneno. Es de movimientos lentos, pero cuando es molestado, toma la típica posición amenazadora: hinchando considerablemente su cuerpo, aplanando su cuello y emitiendo agudos silbidos. Se encuentra validada por ITIS "Integrated Taxonomic Information System". Se dispersa Angola, República Sudafricana, Natal, Swazilandia, República Democrática de Congo, Sudán, Etiopia, Somalia, Botswana, Zambia, Zimbabwe, Mozambique, Tanzania, Rwanda, Burundi, Kenya, Congo, Gabón, Camerún, República Centroafricana, Guinea Ecuatorial, Nigeria, Benin, Togo, Ghana, Costa de Marfil, Liberia, Sierra Leone, Guinea, Guinea-Bissau, Senegal, Mauritania, Gambia, África.
Serpientes Africanas
mamba negra
Mamba Verde

Cobra Escupidora (Hemachatus haemachatus): Llegan a medir hasta un metro con ocho centímetros los machos y un metro con quince centímetros las hembras. En ciudad de El Cabo, Sudáfrica, se encontró uno que medía un metro con cincuenta y dos centímetros de longitud. Se lo conoce también bajo el nombre de Cobra de Ringhal y Cobra anillada. Se alimenta principalmente de pequeños roedores y, en general, de mamíferos de pequeña talla aunque no desprecia sapos, lagartos y serpientes. Presenta 19 raramente (17) hileras de escamas en la mitad del cuerpo. 116-150 escamas ventrales y 30-47 escamas subcaudales o en pares. Escama anal entera. Es de reproducción ovovivípara y tiene entre veinte y sesenta neonatos. Puede escupir el veneno a considerable distancia, dos o tres metros. En el caso de todas las escupidoras o esputantes, los labios, por ser rígidos, no intervienen en la acción. Esto es posible por una adaptación de los dientes inoculadores anteriores del maxilar. Debido a que el orificio perforado de los dientes inoculadores se encuentran abajo y al frente del mismo. Cuando la serpiente levanta la cabeza realiza una proyección horizontal del veneno debido a la presión de los músculos del cuello sobre las glándulas de veneno. Puede llegar a realizar tres o cuatro escupidas seguidas. Si un hombre recibe la saliva en los ojos, aparte del dolor intenso, le produce inflamaciones serias en la córnea y en la conjuntiva, pudiendo ocasionarle una ceguera temporaria o permanente. También los animales afectados pueden volverse ciegos. Posee un veneno de acción neurotóxica sumamente activo. Tiene la costumbre de hacerse el muerto cuando se siente en peligro. Se dispersa por República de Sudáfrica, Zimbabwe, Lesotho, Swazilandia, África.
Víbora de Gabón
Cobra Escupidora
Cobra Egipcia.

Cobra Egipcia (Naja haje): Mide hasta dos metros con sesenta centímetros de longitud. A este Ofidio lo llaman Cobra común, Cobra de África, Serpiente de Cleopatra y Ojo de Ra. Presenta dimensiones superiores a la Cobra asiática. Generalmente es de color amarillo, pardo o azul-negro. El vientre es amarillo con manchas oscuras. En los jóvenes, la banda oscura de la garganta es más marcada. Se lo puede encontrar en los más variados lugares. Lo mismo se establece en llanuras o regiones montañosas que en las zonas de exuberante vegetación o parajes áridos y semidesérticos. El terrario debe ser de tipo tropical seco, tan alto como largo, cuyo suelo está compuesto por una mezcla igual de arena de río y tierra del bosque, algunas grandes piedras planas superpuestas y un tacón hueco que proporcione refugio. Una cubeta, donde la serpiente pueda bañarse, con agua limpia. Iluminación de tipo fluorescente, un cable colocado bajo el suelo y una lámpara de IR con reflector mantienen una temperatura diurna de 28 a 30ºC, por la noche se interrumpe la calefacción de manera total o parcial según el origen de los animales. Por su índole irritable y agresivo, es muy temido en las regiones donde se encuentra. Los habitantes de África meridional y de las costas occidentales del continente están convencidos, incluso en la actualidad, que este Ofidio puede proyectar veneno a distancia. Captura gran variedad de animales, en especial roedores, aves terrícolas y sus crías, saurios y otras serpientes, ranas y sapos. Al igual que las demás especie de Ofidios venenosos, resulta muy útil por la destrucción de animales dañinos que lleva a cabo, pero, supone tal peligro para el hombre que está totalmente justificada la persecución que es objeto. Los encantadores de serpientes, capturan por sí mismo los ejemplares que necesitan para sus espectáculos. Provistos de un largo y fuerte bastón de mimosa, llamado "nabut", recorren los lugares donde habitan e inspeccionan todos los escondites. Cuando se topan con uno, le obligan a salir, y cada vez que amenaza con atacar, le muestran el bastón, en una de sus extremidades han atado unos cuantos trapos. Enfurecido, el animal acaba por morder los trapos, entonces, los cazadores, retirando de pronto el bastón, intentan partir los dientes. A continuación, apretándole con el bastón la cabeza contra el suelo, se aproximan cautelosamente, lo toman por el cuello, le comprimen la nuca, lo aferran de modo que no pueda hacer movimiento alguno y le examinan la boca para comprobar que no existe la posibilidad de envenenamiento. Muchos relatos fantásticos se han tejido sobre el Áspid de Egipto, favorecidos por el destacado lugar que este Ofidio ocupó en la simbología faraónica. Según el más conocido de ellos, un Áspid causó la muerte de Cleopatra, tras la batalla naval de Actium, saldada con el triunfo de Octavio y la derrota de Marco Antonio. Los ejemplares de esta especie son ovíparos. La puesta consta de ocho a veinte huevos de seis centímetros por tres y medio. Los ponen en un agujero del suelo o en un árbol hueco. Las crías miden de veinticinco a treinta centímetros de longitud. Se dispersa por Argelia, Benin, Burkina Faso, Camerún, norte de República Democrática de Congo, Zaire, Chad, Egipto, Eritrea, Etiopia, Ghana, Costa de Marfil, Kenya, Libia, Malí, Mauritania, Marruecos, Níger, Nigeria, Omán, Arabia Saudita, Senegal, Somalia, Sudán, Tanzania, Togo, Uganda, Yemen. Posiblemente se encuentra también en República Centroafricana, Guinea Bissau, Guinea, Liberia, Sierra Leone. Presenta cuatro subespecies (Naja haje anchietae, Naja haje arabica, Naja haje haje, Naja haje legionis).
Serpientes Africanas
mamba negra
Mamba Verde

Culebra Arborícola del Cabo (Dispholidus typus): Llega a medir hasta dos metros con trece centímetros de longitud. Se lo conoce también como Boomslang. Su nombre científico se debe a la diversidad de colores de su cuerpo, los que pueden tornarse azul brillante. Las hembras tienden a una tonalidad pardusca, mientras que los machos a la verdosa. Los jóvenes tienen un característico color gris-ceniza, con numerosas manchas oscuras y claras distribuidas irregularmente. La cabeza es muy diferenciada del cuerpo que es muy aplanado por los lados y muy largo. Está recubierto superiormente por escamas carenadas y oblicuas. Posee grandes ojos que están dotados de pupila redonda. Es un habitante de las sabanas y de los bosques abiertos y de los árboles. Es de costumbres arborícolas, donde se desplaza ágilmente por los troncos y entre los arbustos. Permanece activo, sobre todo, durante el día. Se alimenta de saurios, pájaros, huevos, ranas y especialmente de camaleones. Es uno de las pocas especies peligrosas para el hombre. El estudio que han realizado del veneno de este opistoglifo ha revelado que su toxicidad sobre los pájaros es casi igual a la del veneno de los Elapidae. A esta especie se la consideraba inofensiva hasta que causó la muerte de un herpetólogo de Sudáfrica.
Pese a todo, se suele mostrarse apacible. Soporta muchas molestias antes de hinchar el cuello y adoptar la posición defensiva. Dado el lugar de sus colmillos venenosos, que ocupan una posición más adelantada debido al acortamiento del maxilar, y a su veneno extremadamente tóxico, son responsables de numerosas muertes. Su área de distribución abarca casi todo el continente africano a excepción de las regiones saharianas. Posee tres subespecies (Dispholidus typus kivensis, Dispholidus typus punctatus y Dispholidus typus typus).
Víbora de Gabón
Cobra Escupidora
Cobra Egipcia.