Serpiente coral

Serpiente de Coral

Dentro de nuestro estudio de serpientes no podemos dejar afuera a uno de los especimenes más impactantes, nos referimos a las serpientes de coral; las mismas pertenecen a un grupo de víboras venenosas de la familia Elapidae y habitan generalmente en las zonas tropicales.

Reconocemos a una serpiente coral por sus colores característicos (amarillo, rojo y negro); al mismo tiempo debemos decir que existe otra serpiente denominada falsa coral y este nombre se debe a que posee los mismos atributos pero no es venenosa, de todas formas el color que más predomina en esta especie es el blanco y el negro y puede medir hasta 30 cm. La serpiente de coral posee el aspecto de una culebra debido a sus escamas lisas y brillantes y se identifica por sus anillos completos que se sitúan alrededor del cuerpo, su cabeza y sus ojos son pequeños y la cola corta; además de encontrarlas en áreas tropicales, también residen en zonas arenosas y en praderas.

biologia

Una característica de la serpiente de coral es que es ovípara y su naturaleza no es agresiva, aunque sea muy peligrosa; cuando se la molesta no muerde en el primer intento de defenderse, sino que se sacude de manera esporádica y adopta una forma sinuosa en su cuerpo. Algunas especies de la serpiente de coral son semiacuáticas, se alimenta de animales de sangre fría (lagartijas, serpientes, anfibios, etc).

Serpiente

Cada hembra coral pone alrededor de 3 huevos cuando termina el verano, éstos incuban en 10 semanas y cuando las víboras nacen, miden entre 14 y 17 cm. Para diferenciar a la serpiente coral de una falsa coral debemos observar los anillos del cuerpo, en la mayoría de las falsas corales, éstos están incompletos en el vientre, además las verdaderas corales solo tienen dos anillos de colores en su cola. La serpiente de coral se encuentra en el grupo de víboras más peligrosas del planeta, en su especie se conocen como 50 clases más de este reptil, una de las más conocidas es la coral american o coralilla que se sitúa en el sureste de los Estados unidos y noreste de México. Los síntomas de una mordedura de una serpiente de coral recién se manifestarán pasadas las 12 horas del incidente, éstas tienen el aspecto de arañazos por eso será sencillo reconocerlas; cuando nos muerde esta clase de reptil sentiremos debilidad, nuestra visión será borrosa y no podremos articular las palabras, y es probable que suframos convulsiones. Para contrarrestar la mordedura de la serpiente de coral debe elevar el área de la mordida y sin moverla, busque atención médica inmediata para que se le pueda suministrar el antídoto contra el veneno. Existen algunas medidas preventivas que debe saber por si se topa con alguna serpiente de coral; si la observa, deje de caminar, retroceda con rapidez y aléjese por donde vino, al menos 6 metros. Nunca debe meter la mano en un agujero o cueva sin observar lo que hay dentro, estas víboras suelen esconderse allí; cuando vaya d excursión, use pantalones largos y botas para proteger los pies y tobillos, por último, lleve un bastón para caminar por los senderos.

Coral


Falsa Coral



Es conocida como “la falsa coral” o “serpiente de Sinaloa”; las mismas habitan en zonas semi-áridas, llanuras o bosques, al contrario de las víboras de coral, éstas no son venenosas y por ello se las puede tener como mascota, el terrario para un reptil bebé debe ser de aproximadamente 60 cm x 35 cm x 45 cm. Este terrario debe tener una tapa a prueba de escapes ya que las serpientes suelen escabullirse por los huecos menos pensados. Las serpientes falsa coral no pueden vivir en terrarios con grava sino que éstos deben ambientarse con ramas de diferentes alturas para que el reptil pueda trepar; a su vez debemos incluir un escondite.

zoologia

Con respecto a la alimentación de las falsas corales decimos que con brindarles ratones cada 4 o 6 días será suficiente, a medida que el reptil crezca las persas deben aumentar su tamaño, como podemos esta tarea no difiere mucho de la que realizamos con las serpientes de coral tradicionales.

También cabe señalar que luego de una comida hay que evitar tocar o mover al animal al menos un par de días, ya que estará digiriendo y así le evitaremos el estrés. En caso de que seamos amantes de las serpientes de coral y no podamos tenerlas debido a que son altamente venenosas, la mejor alternativa es sin lugar a dudas la falta coral, pero recuerde que un animal recién adquirido necesitará tiempo para su adaptación y es probable que se niegue a comer los primeros días. Si luego de dos semanas persiste esta conducta es conveniente consultar con un profesional.

verdadera

falsa

Fuente: http://www.tiendasmascotas.com/especies-de-serpientes/serpientecoral.html